ED – Capítulo 111

Modo Noche

Capítulo 111: Sky Shouldering Ape (1)

«Ocho Vendavales de Hojas—»

En este momento, Li Qiye pronunció un largo sonido y voceó:

«¡Prueben la técnica favorita del Mocoso Min Ren!»

Terminado sus palabras, la sombra de las Espadas Dobles Invisibles se volvió más rápida y ocho bordes de hoja barrieron todas las direcciones. Repentinamente, hubo una lluvia visceral de sangre.

Li Qiye alboroto en medio de los lobos y los mató de la manera más vívida. No mucho después, había montañas de cadáveres mientras la sangre fluía como los ríos. El hedor de la sangre perforó la nariz, causando una sensación de náuseas.

Li Qiye desató siete hojas después de siete pasos, y los bordes de las hojas se dispararon. Las Espadas Dobles Invisibles eran extremadamente formidables. A pesar que fueron hechas de acero mortal, después de agregar la esencia del Emperador Inmortal Min Ren, no eran menos que cualquier Tesoro de Vida.

Durante un corto período de tiempo, Li Qiye había matado a tantos lobos que había perdido la cuenta.

«Rawrr —» Finalmente, el Monarca Lobo Terrestre, a los tres mil años de edad, dejó escapar un triste bramido. Una hoja cortó inmediatamente su cuello.

La cabeza del Monarca Lobo era como el metal dorado. Sus garras eran agudas como el acero frío, y sus colmillos podrían incluso rasgar a través de la armadura a una velocidad como el relámpago. Sin embargo, bajo la presencia de las Espadas Dobles Invisibles, su cuello sólo podía ser instantáneamente cortado.

Cuando su cabeza cayó al suelo, Li Qiye, con sus dos manos cruzadas a la espalda, repentinamente desató un revés de hoja, como una mariposa jugando con las flores, directamente a través de sus costillas.

La sangre fresca se disparó y la figura detrás de Li Qiye se congeló. Las hojas dobles cortaron la figura en dos mitades.

No era un lobo, sino un extraño monstruo. Tenía el cuerpo de un tejón, con dos alas sobresaliendo de sus costillas. Había una vieja rama de árbol encima de su cabeza. Este monstruo era una bestia de cuatro patas o un Espíritu de Longevidad.

«Donde hay Lobos Terrestres, habrá Espíritus de Plantas Miserables que chupan sangre. Desafortunadamente, te había notado antes.»

Li Qiye envainó sus hojas y sonrió tranquilamente al tiempo que miraba al monstruo caído.

Este monstruo tenía el ojo abierto porque estaba preparando un ataque furtivo. Sin embargo, no tuvo oportunidad de hacer un movimiento antes de que fuese cortado por Li Qiye. Pensó que podría matar a Li Qiye con un ataque sorpresa, pero Li Qiye fue más rápido.

Los Espíritus de Longevidad eran existencias feroces que eran bien conocidas, al igual que las Bestias Celestiales, en este mundo. Sin embargo, los Espíritus de Longevidad eran aún más aterradores que las Bestias Celestiales.

Las Bestias Celestiales y los Espíritus de Longevidad eran dos razas completamente diferentes. Las Bestias Celestiales en las leyendas que surgieron al principio, durante la era de los dioses, eran conocidas como algunas de las criaturas más antiguas. Lo más aterrador de las Bestias Celestiales fue que poseían un cuerpo extremadamente fuerte que era capaz de detener los Tesoros de Vida y los Tesoros Verdaderos. Sus garras incluso fueron capaces de romper los Tesoros de Vida y las armaduras divinas.

En cuanto a los Espíritus de Longevidad, había dos afirmaciones diferentes sobre su origen. Uno creía que era un tipo de monstruo alzado por el mundo. La otra afirmación supuso que eran demonios con la sangre de los demonios inmortales. Sin embargo, en cuanto a que linaje de los demonios inmortales eran, nadie sabía con seguridad. A pesar de todo, la mayoría de la gente creía en la segunda afirmación y consideraban que los Espíritus de Longevidad eran una criatura malvada.

La misma vida útil de las Bestiales Celestiales y los Espíritus de Longevidad estaban cerca en poder, pero para los cultivadores, los Espíritus de Longevidad eran más aterradores.

La razón era muy simple. Para una Bestia Celestial, cuando había gente invadiendo su territorio, aparecía y luchaba, e incluso comía a los humanos.

Sin embargo, los Espíritus de Longevidad eran diferentes. Cuando la gente estaba en el desierto, podrían ser atacados sin saberlo por un Espíritu de Longevidad. Una vez elegido, sería muy difícil escapar.

Los Espíritus de Longevidad eran como los fantasmas en la oscuridad. A menudo iban y venían sin echar una sola sombra. No poseían cuerpos duros e incomparables como las Bestias Celestiales, ni tenían garras afiladas, pero los Espíritus de Longevidad podían tomar prestado el poder del cielo y la tierra y usar el gran Dao para matar al enemigo.

Una vez que un Espíritu de Longevidad tomó acción, normalmente sería una muerte de un golpe. No harían un movimiento a menos que estuviesen seguros, también chuparían la sangre seca de su presa.

Así, hubo un dicho entre los cultivadores: Encontrarse con una Bestia Celestial, habría una oportunidad para sobrevivir; encontrarse con un Espíritu de Longevidad, a menos que esté muerto, ¡estarás muerto!

Aun así, los Espíritus de Longevidad eran tan valiosos como las Bestias Celestiales. La sangre de los Espíritus de Longevidad era el principal ingrediente medicinal de los medicamentos de sangre. Además, los anillos de vida de estos espíritus fueron utilizados por los cultivadores para crear Tesoros de Longevidad.

Había una cosa especial sobre los Espíritus de Longevidad. Eran como los árboles, y tenían anillos de vida, un año sería equivalente a un anillo.

Viendo los cuerpos de los lobos esparcidos por el suelo, Li Qiye no pudo evitar sacudir la cabeza con una sensación de impotencia. Con tantos cuerpos, tomaría mucho tiempo reunir las médulas y los huesos de ellos, pero no había otra opción. Por el momento, la fundación de la secta era todavía superficial y carente de recursos. Los nuevos discípulos necesitaban absolutamente estas médulas y huesos.

Li Qiye mató a muchas bestias y espíritus en su camino hacia el oeste. Las bestias y los espíritus se hicieron más fuertes. Al principio, fue capaz de salir ileso, pero más tarde, utilizando todos sus medios para matar a los monstruos poderosos, fue herido en muchos lugares.

A pesar de esto, Li Qiye se volvió más feroz y sanguinario cuanto más peleaba. Inadvertidamente, su cuerpo llevaba una presencia feroz y tenía un aura asesina. Esta aura se volvió aún más corpórea. La mirada de Li Qiye hizo que otros se sintiesen como si hubiese una bestia feroz observándolos, dando lugar a la piel de gallina.

La lucha cruel y despiadada fue la mejor prueba para Li Qiye, el mejor tipo de entrenamiento infernal. Luchar en un lugar tan peligroso era la mejor manera para que Li Qiye recuperara la sensación de ese año, cuando conspiró contra el mundo entero — una sensación de volar libremente en lo alto del cielo y bucear profundamente en el mar.

«¡Morid! —»

Li Qiye rugió y apareció la Transformación del Espacio Oscuro. El mundo ya no tenía una brecha espacial. Apareció inmediatamente ante un Espíritu de Longevidad y lo cortó por detrás.

Esta Planta Ave Siniestra tenía cincuenta mil años. De debajo de su hoja, repentinamente desapareció — Li Qiye sabía que era una mala señal y sentía dolor de su espalda. Inclusive a su máxima velocidad, todavía fue cortado por las runas Dao de la Planta Ave Siniestra, y su sangre comenzó a brotar de la herida.

Un Espíritu de Longevidad de cincuenta mil años era una existencia aterradora. Incluso los cultivadores en el nivel de Héroe Nombrado estarían fatigados de ellos. El ganador entre los dos no estaría claro.

La sombra de Li Qiye instantáneamente destelló y su cuerpo saltó alto. El momento en que su sombra reapareció, ya estaba a mil zhang de distancia. Desapareció y reapareció una y otra vez.

Las Seis Variantes del Kun Peng, Transformación del Espacio Oscuro — ¡el espacio pertenecía a mi voluntad! Li Qiye había dominado las profundas verdades de las Seis Variantes del Kun Peng, pero su cultivo seguía siendo superficial. De lo contrario, con la Transformación del Espacio Oscuro, podría viajar fácilmente mil millas con un solo paso.

La Planta Ave Siniestra también persiguió después de Li Qiye, quien escapó repentinamente. Parpadeó y desapareció hacia la dirección de Li Qiye.

Li Qiye corrió hacia el espeso bosque y finalmente terminó en un pico. La velocidad de la Planta Ave Siniestra también era aterradora y seguía persiguiendo a Li Qiye. Sin embargo, después de alcanzar este pico, la figura destellante de Li Qiye desapareció por completo.

Una vez encerrado en una presa, la Planta Ave Siniestra nunca lo dejaría ir, por lo que inmediatamente se cernió en el aire para encontrar a Li Qiye.

Pero repentinamente, Li Qiye apareció detrás de él con la Transformación del Espacio Oscuro. ¡No había distancia entre los dos!

La Planta Ave Siniestra destello, deseando escapar. Esta fue la razón por la cual los Espíritus de Longevidad eran tan molestos de tratar. Eran como fantasmas y no lucharían directamente. Después de perder un ataque, se esconden y esperan otra oportunidad.

«Es demasiado tarde, Ave Siniestra, este anciano está harto de ti.»

Li Qiye rugió. Apuntó con el dedo al cielo y voceó:

«Ten una prueba de la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo.»

«BOOM —»

Con un dedo desafiando los cielos, el pecho de Li Qiye repentinamente se volvió tan brillante como el cielo. La Planta Ave Siniestra perdió su color cuando una poderosa aura descendió del cielo. El dedo de Li Qiye, en un instante, se convirtió en la voluntad del cielo.

Quien no se atrevió a seguir la voluntad de los cielos. Este dedo se convertiría en la voluntad del cielo, acompañado de esplendores; un dedo llevaba el poder de diez mil Daos.

«¡Nooo! —»

El espíritu gritó, deseando escapar, pero no tuvo ninguna oportunidad. Como un Espíritu de Longevidad, podía canalizar el gran Dao, pero bajo la voluntad del cielo, no podía comunicarse con el gran Dao. Bajo la voluntad del cielo, ¿cómo podrían compararse las luciérnagas con el brillo de la luna?

«Chiii —»

La sangre explotó junto con las plumas flotantes. Bajo este dedo, la Planta Ave Siniestra se convirtió en cenizas y humo disperso.

La Ley Secreta de la Voluntad del Cielo era extremadamente aterradora. ¡Todas las Leyes de Merito de Emperador, no importa cuán poderosas, palidecerían en comparación! Sólo la voluntad del cielo gobernaba todos los diez mil Daos. ¡Bajo el Dao del cielo, el poder de los diez mil Daos parecía insignificante!

Esta fue la razón por la cual, cada vez que los cultivadores luchaban contra sus enemigos, su peor temor era cumplir con la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo. Este fue el mayor logro de un Emperador Inmortal después de obtener la Voluntad del Cielo. ¡Nada podía exceder la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo!

«La Ley Secreta de la Voluntad del Cielo del Mocoso Min Ren es realmente increíble.»

Li Qiye murmuró. Luego cubrió la abertura de su herida. El dolor era tan terrible que incluso Li Qiye tenía que apretar los dientes para resistir la sensación.

Li Qiye tomó prestada la Ley de Merito del Cielo de la Luz del Día para ayudar a la Antigua Secta Incienso de Purificación a encontrar el Secreto Inmortal de la Luz del Cielo, pero también lo practicó cuando era conveniente. Por supuesto, sabía sobre el poder aterrador de la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo, pero hizo todo lo posible para no usarla. Esta Ley Secreta de la Voluntad del Cielo haría que otros babearan. La secta no querría que otros lo supiesen en este momento; de lo contrario, muchas sectas y naciones extremadamente poderosas se volverían envidiosas con la codicia.

Li Qiye también no quería confiar demasiado en la Ley Secreta de la Voluntad del Cielo, tenía muchos otros medios. Cuando no era necesario, no la usaría.

Después de matar a la Planta Ave Siniestra, Li Qiye desapareció y continuó hacia el oeste.

Lejos en el barranco y dentro de una cueva profunda, Li Qiye estaba agachado y canalizó la “Ley de Merito del Creciente Sol Rotatorio” También activó su sangre para formar las “Seis Variantes del Kun Peng” mientras devoraba la energía del cielo y la tierra.

  • Ecle-chan

    Venos mal que su cultivo es superficial… mi madre… si es así ahora cuando suba de nivel… creo que ni Min Ren podría ganarle.