ED – Capítulo 16

Modo Noche

Capítulo 16: Milagro (2)

El Espejo de Hueso Inmortal se reveló; el cristal brillante tenía patrones de flujo inmortales, exudando un aura como un ser vivo. Incluso Yu He estaba en temor de su poder.

El Espejo de Hueso Inmortal brillo sobre el cuerpo de Li Qiye, obligando a que aparezca su Rueda de Vida y Palacio Destino. Su Rueda de Vida giro lentamente, carente de cualquier presión, mientras que su Palacio Destino no había sido abierto.

Yu He concluyó:

“Tiene un Físico Mortal, Rueda de Vida Mortal, y un Palacio Destino Mortal que no ha sido abierto; no ha empezado a cultivar. Además, no hay tesoros escondidos en su cuerpo.”

El nivel más bajo de cultivo es el Nivel de Palacio de Fundación. Una vez que uno comenzó a cultivar, incluso el más bajo de los talentos podría abrir el Palacio Destino en un día si es rápido, diez días si es lento.

Bajo la mirada del Espejo de Hueso Inmortal, Li Qiye no podía esconder nada; todo lo que es el, se revela a los ojos de los espectadores.

“Protector Hua, Protector Yu He, ¿están satisfechos ahora?”

El Protector Mo cuestionó solemnemente. Ser sometido al Espejo de Hueso Inmortal era una vergüenza para la Antigua Secta Incienso de Purificación.

“Nuestras disculpas.”

Yu He era un hombre de carácter. Asintió con la cabeza y dijo cortésmente:

“Li Qiye no hizo trampa.”

Después de escuchar la confirmación de Yu He, la multitud no tenía comentarios que hacer. Todavía no podían creer que un mortal con las peores características fuera capaz de atravesar el bosque.

Xu Hui fue el más devastado de todos.

“Pero ¿¡cómo puede ser esto cierto!?”

Li Qiye lo miro maliciosamente y habló:

“Parece que no estas convencido, pero eso está bien. Voy a hacerlo de modo que se arrastre sin dudar. Es sólo el Bosque del Corazón Caótico; sólo un idiota como tú alcanzaría el séptimo nivel. Abre los ojos para ver a su abuelo ir una vez más.”

Después de su burla, Li Qiye volvió a entrar en el bosque.

Todos los ojos estaban enfocados intensamente en el bosque, no queriendo perderse un solo detalle. Querían llegar a una conclusión que sus mentes pudieran comprender dentro del ámbito de la lógica. Si Li Qiye tenía éxito de nuevo, entonces no tendrán más remedio que cambiar su punto de vista sobre el mundo. Pero, si fallaba, entonces todo estaba bien con el mundo.

“¡Nivel catorce!”

Nan Huairen estaba contando mientras Li Qiye fue a través de los niveles. A pesar de que era la segunda vez, estaba tan sorprendido como la primera.

Yu He realmente entiende ahora. Aunque la aptitud de cultivo y el físico de Li Qiye no podían alcanzar el ápice, poseía una fuerza de voluntad inquebrantable. Un niño de trece años tenía una mente más fuerte que el después de mil años de cultivo.

“Empieza a arrastrarte.”

Li Qiye volvió y maliciosamente extendió las piernas delante de Xu Hui.

“¡Tú!”

Xu Hui pisoteo el suelo con vergüenza, su expresión se volvió blanco. Si tuvo que arrastrarse por debajo de Li Qiye ante todos estos espectadores, entonces perdería toda la cara en el futuro.

“Nuestra Nine Saint Demon Gate tiene nuestro honor. Si pierdes una apuesta, tiene que soportar las consecuencias.”

Yu He asintió con la cabeza.

“Xu Hui, tú eras el que quería esta apuesta en primer lugar. Ahora cumpla su parte del trato.”

Xi Hui casi se desmayó en el acto. Si el Protector Yu había hablado, entonces incluso su maestro no podría salvarlo. Rechino sus dientes y de mala gana se arrodilló ante Li Qiye. Su cuerpo se congeló por un minuto; este fue el suceso más vergonzoso de su vida.

Eventualmente, empezó a arrastrarse por las piernas de Li Qiye. Li Qiye miro hacia abajo y habló:

“Cuando la gente me muestra una pizca de respeto, voy a tratarlos bien, pero si alguien se atreve a desafiarme, entonces les devolveré diez pliegues. ¡Un discípulo genio de la Nine Saint Demon Gate es nada en mis ojos!”

Terminado de hablar, Li Qiye se dio la vuelta y se alejó.

“¡Ugh!”

Xu Hui cayó al suelo; vomitó sangre de la ira y perdió el conocimiento.

“¡Hui’er!”

El Protector Hua agarró rápidamente a Xu Hui y masajeó sus meridianos.

***

Volviendo al pabellón, El Protector Hua y Yu He encontraron sus asientos. Li Qiye ya estaba sentado allí con arrogancia como un rey; hizo que los demás discípulos sintieran la necesidad de darle una paliza.

El Protector Hua miro maliciosamente a Li Qiye, y un gran odio brillo en sus ojos. Cuando un discípulo fue avergonzado, como el maestro, compartían el mismo enemigo. Avergonzando a su discípulo era lo mismo que darle una bofetada en la cara.

Li Qiye juguetonamente golpeo la mesa y dijo:

“La primera prueba se ha completado, vamos a empezar en la segunda.”

Antes, Yu He pensaba que Li Qiye era arrogante por ignorancia; Sin embargo, después de haber pensado en ello de nuevo, tal vez él tenía algunos trucos secretos.

Un mortal sin los fundamentos básicos del cultivo; ¿Cuál era su respaldo que le permitió desafiar la Nine Saint Demon Gate? ¿Podría ser que la Antigua Secta Incienso de Purificación todavía tuviera secretos ocultos aun no revelados?

Yu He rápidamente descartó su último pensamiento. Como el Gran Protector, era plenamente consciente de la posición actual de la Antigua Secta Incienso de Purificación. Si les quedaban secretos ocultos, entonces no estarían sometidos al Reino de la Joya Celestial.

La segunda parte de la información era que Li Qiye sólo se había unido a la secta durante algunos días, y convenientemente uso la Antigua Orden Limpieza de Incienso para convertirse en el Discípulo principal; incluso si los seis ancianos allí no le dieron la bienvenida.

Yu He no tenía idea de qué misterios oculto esta persona podría tener, sin ningún tipo de apoyo.

Volviendo al asunto en cuestión, Yu He dijo claramente:

“En este momento, Xu Hui no está en su mejor condición; Si desea realizar la prueba, entonces vamos a tener que cambiar a su oponente.”

“Honorable Protector, estoy bien.”

Xu Hui, de repente, se puso de pie con la espalda recta. A pesar de su tez pálida, violentamente miro a Li Qiye, y la intención de matar fue vista en sus ojos. Se juró a sí mismo que iba a ser el que mataría a Li Qiye, usando su sangre para lavar su vergüenza.

Utilizó su orgullosa postura para mantenerse de pie y anunciar su confianza; levantó la cabeza en alto y proclamó:

“Protector, ¡todavía puedo luchar!”

Yu He ligeramente frunció el ceño; sabía exactamente lo que Xu Hui estaba pensando. Él habló suavemente:

“Joven Xu, su condición actual no es apta para el combate.”

Esta cuestión fue muy importante dentro de la Nine Saint Demon Gate, y Li Qiye ya había ganado el primer partido.

“Mayor Yu, este chico tiene una voluntad fuerte, un revés no lo disuadirá. Por favor, dale otra oportunidad.”

El Protector Hua trató de apoyar el deseo de su discípulo.

Xu Hui rechino sus dientes, y dijo con extrema determinación:

“Protector, si cometo un solo error, voy a pagar por ello con mi vida.”

Yu He contemplo por un momento. Dentro de los discípulos más jóvenes, Xu Hui había obtenido el Mandato del Cielo y estaba cerca de la Etapa de Guerrero Canopy. Sería difícil encontrar otro que fuera tan fuerte. Además, su cultivo incluye la técnica de Rueda de Vida “Espada Feroz de la Masacre.”

Yu He entiende la fuerza de esta técnica; fue elaborada por un Paragon Virtuoso en la secta. Si Xu Hui utilizo su Rueda de Vida, sin duda alguna, entonces ninguno de sus compañeros podría derrotarlo en una competencia de vida o muerte, salvo los más fuertes. Si Xu Hui no lucha, entonces las opciones seguras serian Li Shuangyan o Leng Shizhi; Sin embargo, esos dos no eran una opción.

Yu He no estaba subestimando a Li Qiye, pero no podía pensar en una manera para que un mortal derrote a un cultivador del Mandato del Cielo con una técnica de Paragon Virtuoso.

“Bueno, ¡lucharas entonces!”

Después de una cuidadosa consideración, estuvo de acuerdo con la elección de Xu Hui.