ED – Capítulo 235

Modo Noche
Capítulo 235: Un Huevo de Piedra Nace (1)

Li Qiye se sintió muy impotente en este momento. Si pudiera obtener este enorme estanque de Agua Estrellada, entonces simplemente sería la persona más rica de este mundo; sería suficiente para él despilfarrar locamente. En ese punto, sería difícil para él no gobernar el mundo.

Sin embargo, no tenía nada que pudiera almacenar un estanque tan grande de Agua Estrellada, así que Li Qiye solo pudo soltar una sonrisa seca mientras suspiraba.

Por último, Li Qiye renunció a la idea de obtener este estanque de agua. Su mirada se posó sobre el Metal Prístino Mundano. Este metal tesoro podría ser considerado el metal número uno desde las edades ah.

Li Qiye tomó una respiración profunda y alcanzó el metal por encima de la fuente, pero no importa cómo trató de agarrarlo, ¡no se movería!

—«¡Muévete…!» Li Qiye gritó y ejerció su máxima fuerza para agarrar este pedazo de metal, pero aun así permaneció inmóvil. Su esfuerzo máximo no fue suficiente para mover este metal en absoluto.

«Bang–bang–banngg.» Li Qiye se irritó y decidió usar su cuerpo para embestirlo, una espada para cortarlo y un tesoro para golpearlo. Nada era capaz de sacudir esta pieza de Metal Prístino Mundano.

Al final, Li Qiye se volvió un poco desanimado y enojado. Finalmente golpeó la tableta de piedra hacia adelante mientras maldecía: —«Maldita cosa…»

«¡Boom!» La tableta de piedra golpeo el metal volando lejos. Afortunadamente, la reacción de Li Qiye fue lo suficientemente rápida para capturar inmediatamente el metal en vuelo.

—«Por favor, no te vayas, mi pequeño tesoro.» Li Qiye no pudo evitar exclamar con entusiasmo después de cogerlo.

—«Rumblee–grummblee—» Un sonido de tragar apareció justo cuando Li Qiye capturó el metal debido a que la tableta de piedra se hundió en el estanque. Bloqueó la fuente rebosante, y sucedió algo increíble. ¡La tableta de piedra tragó locamente el agua dentro del estanque mientras el agua empezaba a desaparecer a un ritmo rápido!

—«Qué diablos…» Li Qiye estaba estupefacto mientras miraba la tableta de piedra aspirando el Agua Estrellada. Su Caldero Celestial Miríada tenía un origen aterrador, pero no pudo manejar beber el agua, pero esta tableta de piedra fue capaz de absorberla locamente. Estaba bebiendo el Agua Estrellada como si fuera agua corriente que podía ser bebida sin ninguna dificultad.

—«Por favor, deja un poco para mí. ¡Todavía quiero tratar de ver si mi cuerpo puede manejar algo de Agua Estrellada o no!» Li Qiye sacudió su cuerpo un poco y recuperó su ingenio como inmediatamente gritó.

«Xsshh…» Pero en este momento, la tableta de piedra ya había bebido toda el agua, dejando atrás un estanque seco.

Li Qiye quiso llorar después de ver esta escena; Agua Estrellada ah. Por no hablar de un estanque entero, incluso una taza por sí sola sería suficiente para conducir a los Nueve Mundos a la locura, ¡incluso los Dioses Verdaderos saldrían de sus tumbas! Sin embargo, esta piedra rota — al final — de hecho, ¡tragó toda el agua en el estanque!

—«Maldita sea, desde las edades, siempre me he considerado el hombre más pródigo y el gastador más extravagante. ¡No esperaba que una piedra rota como tú fuera diez mil veces más derrochador que yo!» Li Qiye miró el estanque seco y quiso llorar.

Saltó hacia el estanque y dio una patada a la tableta de piedra mientras maldecía: —«Vete al diablo, no bloquee esta fuente. Quiero ver si hay más Agua Estrellada fluyendo.»

Sin embargo, la patada de Li Qiye no golpeó la piedra; en su lugar, un sonido de “crank crack” apareció. La tableta de piedra se rompió por todo el piso, revelando un huevo de piedra. Este huevo de piedra era sólo un poco más pequeño que la tableta de piedra. Era completamente sombrío y apagado y era aparentemente barato a primera vista.

—«Huevo…» Viendo la piedra agrietada revelando un huevo, Li Qiye también ensanchó sus ojos en sorpresa por este huevo aparentemente insignificante.

—«¿Fuiste tú quien absorbió toda el Agua Estrellada?» Li Qiye estaba un poco sorprendido como murmuró: —«¡Realmente estoy encontrando tantas cosas extrañas hoy!»

Después de calmarse y contemplar el huevo de piedra delante de él, dijo con asombro: —«Asumí que la apertura de la piedra divina me daría vida eterna. Esta piedra destrozada me da un huevo de piedra en su lugar. ¡Esto es demasiado extraño, no soy una gallina!»

A pesar de que Li Qiye se quejaba, sabía que este huevo de piedra que era capaz de devorar todo el Agua Estrellada era absolutamente inimaginable.

Li Qiye abrazó el huevo con ambas manos y gritó fuerte: —«¡Abre para mí…!»

«¡Boom!» Con una fuerte explosión, el huevo de piedra era como una bala de cañón mientras se lanzaba hacia el espacio, llevando a Li Qiye junto con él.

—«Oh, mi madre, ¡¿a dónde me estas llevando?!» Al ser repentinamente cogido sorprendió a Li Qiye mientras se aferraba firmemente al huevo.

***

Hoy en día, Ciudad Cielo Antiguo estaba muy tranquilo debido a que muchas grandes potencias habían comenzado a abandonar la ciudad después del final del evento de los Barcos del Inframundo. No muchos optaron por quedarse atrás.

Una atmósfera deprimida se detuvo en la Gruta Celestial de la Nine Saint Demon Gate, dentro de la ciudad. El grupo de Li Shuangyan, junto con la gente de Chi Yun, eran ambos infelices.

Habían pasado veinte días desde que Li Qiye partió con el Barco del Inframundo, y no ha habido noticias. Por supuesto, huelga decir que Li Shuangyan y Chen Baojiao estaban muy preocupadas mientras rezaban por Li Qiye. Esperaban que Li Qiye pudiera crear otro milagro y regresar con seguridad. A pesar de que tenían gran confianza en él, todavía había inquietud en sus corazones.

Al final del día, este fue el Barco del Inframundo ah. Desde las edades, muy pocas personas regresaron de los Barcos del Inframundo con vida, a menos que estuvieran moribundos y escogieran los barcos salvavidas correctos. Sin embargo, este no fue el caso de Li Qiye.

En cuanto al grupo de Tu Buyu, fueron primero sorprendidos cuando oyeron que Li Qiye subió al barco. Esta fue la cosa más loca que habían escuchado en toda su vida.

—«¡El hermano mayor está seguro de regresar triunfalmente!» ¡Nan Huairen juró con esta frase como su confianza en Li Qiye explotó! Sin embargo, después de veinte días pasados, Li Qiye todavía no había vuelto. Por no hablar de los otros discípulos, incluso Nan Huairen — quien tenía una confianza inquebrantable en Li Qiye — comenzó a preocuparse.

Entre ellos, el más tranquilo fue Niu Fen. Niu Fen había estado en la parte más profunda del cementerio en una expedición, por lo que murmuró: —«¡Ni siquiera el Antiguo Cementerio Celestial podrá detener el regreso del Joven Señor!»

En cuanto a los ancianos de la Nine Saint Demon Gate y Chi Yun, estaban aún más preocupados, ¡pero su preocupación no era simplemente por la seguridad de Li Qiye!

Su Nine Saint Demon Gate garantizó el éxito del Templo Dios de Guerra. A pesar de que Li Qiye fue quien dirigió el negocio con el Templo Dios de Guerra durante el entierro en el Barco del Inframundo, su Nine Saint Demon Gate también pagó un enorme precio como garantía. Incluso su Rey Demonio tuvo que quedarse dentro del Templo Dios de Guerra. ¡Si Li Qiye realmente no regresó, entonces sería un gran problema!

Incluso algunos ancianos del Templo Dios de Guerra no se fueron. Eligieron quedarse atrás en Ciudad Cielo Antiguo para esperar noticias sobre Li Qiye porque querían ver si podía volver vivo. Si pudiera, entonces su confianza en este comercio sería mucho mayor.

—«¡Han pasado veinte días!» Dentro de la mansión, Chen Baojiao se sentó junto a la ventana con la barbilla apoyada en sus manos mientras miraba el cielo. Chen Baojiao podía ser considerada una cultivadora enloquecida, aunque fuera una belleza suprema. ¡Ella locamente entrenó más duro y puso más esfuerzo que cualquier persona! ¡No importaba la ocasión, ella no perdería el tiempo en sentarse como una idiota sin cultivar!

Pero en los últimos veinte días, Chen Baojiao estaba bastante inquieta y no tenía ningún deseo de comer o cultivar. Día a día, esperaba a que su Joven Noble volviera. Sin embargo, a medida que pasaban los días, se preocupaba cada vez más por la ausencia de su Joven Noble.

—«El volverá. ¡Él es aún más poderoso que nuestra imaginación!» Li Shuangyan se sentó a un lado con su actitud fría y distante. Sin embargo, en este momento, había un dolor persistente indescifrable en medio de sus hermosas cejas.

A pesar de que Li Shuangyan decía esas cosas, su corazón seguía sin saber qué hacer. ¡Al final, este era el Barco del Inframundo del que estaban hablando, y veinte días habían pasado también!

Li Qiye les dijo que, si no volvía en medio mes, tendrían que irse y llevar a los jóvenes de regreso a la Antigua Secta Incienso de Purificación. Sin embargo, habían pasado veinte días y no estaban dispuestos a marcharse. Todavía esperaban que su Joven Noble regresara.

Hoy, Ciudad Cielo Antiguo estaba soleada con un cielo sin nubes — este fue un buen día.

«Xshhh—» En este momento, en el vasto cielo sin nubes, hubo una súbita y aguda perforación de ruido como una estrella pasó por Ciudad Cielo Antiguo.

—«Un meteoro…» Mucha gente levantó la vista y dijo: —«¡No, no es un meteoro, es una persona!»

Una persona volaba a través del cielo con una velocidad extrema — como un meteorito ardiente — mientras todo su cuerpo estallaba en llamas.

—«¡Es Li Qiye…!» A pesar de que la velocidad era muy rápida, todavía había un Noble Real con una visión aguda y fue capaz de discernir a la persona que arde con fuego furioso en un instante.

Habiendo escuchado esto, varios cultivadores presentes estuvieron sorprendidos. Un gran personaje perdió su voz en exclamación: —«¡Imposible, lo vi claramente subir en un Barco del Inframundo, fluyendo lejos!»

—«¡Realmente es Li Qiye!» En este momento, más de una persona reconoció que el hombre en fuego era verdaderamente Li Qiye.

¡Momentáneamente, muchos grandes personajes se sorprendieron de que Li Qiye volvió vivo!

—«¡Este chico es realmente demasiado aterrador!» No importa si eran señores reales o maestros de secta de las generaciones anteriores, o incluso algunas eternos aislados, todos ellos estaban muy alarmados.

—«Ser capaz de volver vivo después de subir el Barco del Inframundo, ¡esto es extremadamente diabólico!» En sólo un segundo, innumerables personas se miraron el uno al otro y sintieron que este asunto era imposible.

«¡Boom!» Con un golpe fuerte, la Gruta Celestial de la Nine Saint Demon Gate fue atravesada, asustando a todo el mundo dentro.

«Que sucedió…» El grupo de Chi Yun se sorprendió porque, después del ataque de la Secta Dios Celestial la última vez, la Nine Saint Demon Gate se hizo más vigilante. Innumerables discípulos se precipitaron a la escena de la ocurrencia.