ED – Capítulo 285

Modo Noche

Capítulo 285: Pequeño Otoño

No había nada dentro cuando Li Qiye abrió el tronco amarillo, y esto hizo que su expresión cambiara.

De repente, una voz perezosa sonó: —¿Estás buscando esto? La aparición de esta persona chocó a Chi Xiaodie. El viejo daoísta que dormía en el santuario dao estaba de pie justo al lado de ellos sin ninguna advertencia.

Sus ojos todavía contenían una somnolencia borrosa y estaban medio abiertos. El viejo daoísta llevaba un cañón de arcilla en la mano. El cañón no era grande, pero parecía muy pesado por su postura.

Li Qiye saltó del barro mientras sus ojos miraban el cañón de arcilla en las manos del viejo daoísta.

El viejo daoísta preguntó perezosamente: —Venir a mi santuario dao para robar cosas no está bien.

Li Qiye lo miró y respondió con indiferencia: —¿Robar? Tú eres el que está robando. Mi antepasado una vez enterró el Gusano de Cruce Espacial en este lugar por generaciones solo para que, un día, pudiera venir y tomarla de regreso en el futuro.

Con sus ojos cansados, el viejo daoísta miró a Li Qiye y preguntó: —¿Tu antepasado? ¿Quién es?

Su pregunta era también algo que Chi Xiaodie quería preguntar, pero ella no quería curiosear.

Li Qiye lentamente bajo el gusano y dijo: —Usted pide demasiadas cosas. Hay algunos asuntos que no se deben preguntar. De lo contrario, uno morirá una muerte desagradable.

—¿Realmente? El viejo daoísta sonrió radiante y dijo: —Este viejo daoísta ha querido morir por un tiempo, pero no es posible. Debido a que cavaste el gusano, deberías dármelo, ¿no? Jeje, la última vez, esta cosa escapó demasiado rápido; de lo contrario, habría sido un plato para acompañar mi vino.

—Viejo Daoísta, no debes tocar tal cosa. Li Qiye habló lentamente: —¿No te lo dijo el Patriarca del Patio Eterno?

Al viejo daoísta soñoliento no le importó, así que sonrió: —Jeje, Pequeño Demonio, no te jactes demasiado, este viejo no cree en tu artimaña.

Li Qiye entrecerró los ojos mientras miraba al viejo daoísta y preguntó: —¿Dónde está Magu? ¡¿A dónde fue Magu?!

De repente, el viejo daoísta se levantó y la somnolencia inicial desapareció por completo. Sus viejos ojos miraban a Li Qiye intensamente; llegaron a ser extremadamente aterradores como si fueran capaces de tragar todas las cosas.

Chi Xiaodie estaba bastante sorprendida. Aunque no había visto a un verdadero experto antes, sabía que este viejo daoísta era muy aterrador. Sin embargo, ella no entendía por qué el viejo daoísta estaba tan alarmado después de oír el nombre, «Magu».

El viejo daoísta estaba horrorizado mientras miraba a Li Qiye. Luego dijo con voz grave: —Tú… ¿Quién eres? El viejo daoísta desencadenó entonces una luz sangrienta. Chi Xiaodie podía sentir el aura supresora que era capaz de destruir todas las cosas. El viejo daoísta intentó esconder su energía de sangre, pero incluso la débil luz de sangre fue suficiente para hacer que Chi Xiaodie se sintiera como si hubiera un dragón delante de ella.

Li Qiye dijo lentamente sin preocuparse por nada: —Viejo Daoísta, es mejor no hacer un movimiento en mi contra. ¡Incluso si Wang Yuan de tu Academia de Dao Celestial se arrastró fuera de su tumba, él no se atrevería a tomar ninguna acción contra mí! ¡De lo contrario, destruiré tu Academia de Dao Celestial!

Chi Xiaodie gritó después de oír el nombre: —¡El Segundo Sabio!

Wang Yuan —este nombre era como un trueno en el oído, especialmente en las Cien Ciudades del Este. Wang Yuan no era un Emperador Inmortal, pero no era menos prestigioso que uno. En una época antigua, una vez revivió la Academia de Dao Celestial, haciendo que la academia caída se levantara una vez más. Debido a esto, su estatus en la academia era el mismo que su progenitor.

Millones de años habían pasado y Wang Yuan había muerto hace mucho tiempo, pero la academia todavía recordaba sus contribuciones por lo que lo llamaron el Segundo Sabio. Sólo Wang Yuan por sí solo llevó este título en la Academia de Dao Celestial.

El viejo daoísta quedó aturdido con los ojos bien abiertos mientras se cerraban en Li Qiye. No se atrevía a tomar acciones imprudentes, así que lentamente convergió su fuerza de sangre.

Li Qiye lo ignoró y golpeó suavemente el tronco amarillo del gusano con un patrón rítmico.

De pronto apareció un ruido: —¡Phooo! Un momento después, el Gusano de Cruce Espacial se despertó y se alejó.

Después de crear algo de distancia, empezó a maldecir: —¡Ai ya! ¡Mi madre ya! ¿Qué bastardo atacó a su padre?

Chi Xiaodie estaba congelada; ella nunca había visto un gusano hablador que sabía maldecir a la gente. Esto fue realmente ir demasiado lejos. Cientos de diferentes flores florecieron en las Cien Ciudades del Este, y Chi Xiaodie había visto muchos grandes demonios, pero ella nunca había visto un gusano cultivar con éxito el dao.

El Gusano de Cruce Espacial vio al viejo daoísta y luego saltó para exclamar: —¡Ai ya, mi madre, es este daoísta maloliente ah!

Viendo al viejo daoísta que llevaba el cañón de arcilla, se enojó y gritó en una rabieta: —¡Daoísta bastardo! ¡Daoísta apestoso! ¡Devuélveme rápidamente mi cañón divino! ¡Si no, este inmortal divino hará explotar tu pequeño santuario!

El viejo daoísta entrecerró los ojos y se echó a reír: —¡Un gusano tan ruidoso! Cuidado o te haré el plato de mi vino.

—¡Mi culo, tus tonterías apestan tan mal! Sólo lograste atacarme furtivamente un par de veces. ¿Con sólo tus habilidades patéticas, todavía te atreves a soñar con robar mi cañón divino? ¡Bah, bah, bah, daoísta apestoso, devuelve mi cañón divino! El gusano amenazó con enojo al viejo daoísta: —De lo contrario, este jefe va a desterrar este lugar, ¡este lugar donde los pollos ni siquiera quieren poner sus huevos a una dimensión diferente! ¡Maldito sea tu antepasado! ¡Si este jefe no prometió no dejar este lugar, entonces ya te habría desterrado y a tu santuario de mierda hace mucho tiempo! ¡Date prisa y devuélveme mi cañón divino!

Chi Xiaodie se sorprendió. No era extraño para una persona maldecir a alguien más así, pero un gusano maldiciendo era una vista increíble.

Li Qiye palmeó la posición a su lado y le dijo al gusano: —Vale, Pequeño Otoño, date prisa y ven aquí, te devolveré tu cañón divino.

El gusano era extremadamente arrogante; miró ferozmente a Li Qiye y regañó: —Mocoso, ¿quién te crees que eres? ¿Te atreves a llamarme Pequeño Otoño? ¡¿Quieres que te envié a una extraña dimensión con un solo tiro de cañón?! ¡Llámame Pequeño Otoño de nuevo y verás si no te voy a desterrar a un reino diferente, para nunca poder volver otra vez!

Li Qiye miró al gusano y lentamente dijo: —Pequeño Otoño, no me hagas volver al Templo Nihility.

El gusano saltó y miró fijamente a Li Qiye con asombro mientras decía: —¿Cómo sabes sobre el Templo Nihility? Él estaba incrédulo y preguntó: —¿Quién eres? El gusano con la boca sucia y viciosa de repente se hizo cauteloso.

Li Qiye respondió tranquilamente: —Incluso conozco al pájaro que te sacó del Templo Nihility. ¡Si sigues moviendo la boca, lo hare comerte!

—¡Mi madre! El Gusano de Cruce Espacial saltó de repente como si hubiera visto un fantasma, y ​​empezó a tartamudear: —¿Esto… estás hablando en serio?

—Tú me dices. Li Qiye arrojó un mantra verdadero, y este mantra verdadero se convirtió en una ley universal ordenada que entró en el cuerpo del gusano.

El gusano entonces tembló y gritó ensordecedor: —¡Oh dios mío! ¡Joven Noble! Joven Noble es invencible en este mundo, en los Nueve Cielos y las Diez Tierras, en las Cinco Desolaciones y en los Seis Dao, en todos los reinos y miríada de dimensiones… ¡Este Pequeño Otoño sabía que nada podía impedir que Joven Noble regresara! El rey ha vuelto para reinar sobre el mundo y todas las existencias en el universo, para crear trescientas mil millones de concubinas imperiales en su harén y casarse con millones y millones de hadas…

El gusano comenzó a lanzar una plétora de alabanzas hacia Li Qiye en apenas un momento. Los ojos de Chi Xiaodie y del viejo daoísta se abrieron de par en par. El gusano arrogante que estaba maldiciendo a todos antes podía actuar como un adulador de esta manera.

Li Qiye le dijo al gusano: —Bueno, si sigues hablando basura, te echaré de vuelta al Templo Nihility.

El Gusano de Cruce Espacial corrió apresuradamente al lado de Li Qiye y vagó alrededor con una apariencia incomparablemente cariñosa; aparentemente quería ganar el favor de Li Qiye. Li Qiye tuvo que golpear el tronco amarillo en su espalda antes de que se quedara a su lado.

Con Li Qiye como su respaldo, el gusano se volvió aún más arrogante: —¡Daoísta apestoso, devuélveme mi cañón divino! Gritó fuertemente al viejo daoísta: —Si no lo devuelves, mi Joven Noble golpeará todos tus dientes al suelo y romperá tu casa, no, ¡él destruirá este templo podrido de tu Academia de Dao Celestial!

Li Qiye volvió a golpear al gusano y dijo: —Bien, deja de hablar tanto. El gusano se calló de inmediato.

Li Qiye miró al viejo daoísta y dijo de manera despreocupada: —El daoísta debería devolver el cañón divino a mi mascota ahora. Li Qiye habló en un tono cortés y formal.

Ya no había rastro de somnolencia en los ojos dormidos del viejo daoísta. Él miró cuidadosamente a Li Qiye y reflexionó un poco antes de forzar una risa: —Sólo estaba bromeando, era sólo una broma con el gusano y su boca podrida. Sólo tomé su cañón divino cuando no estaba preparado, pero no hay maldad detrás de ello.

El viejo daoísta entonces entregó el cañón divino en sus manos a Li Qiye.

Li Qiye entonces colocó el cañón divino en el tronco amarillo en la espalda del gusano.

Sin embargo, el gusano no lo dejó ir tan fácilmente y maldijo: —¿Tu abuela, te atreviste a escabullirte para atacarme antes? Este jefe te dejará ir esta vez, quiero encontrar a Magu… El gusano estaba fuera de control con Li Qiye detrás de él.

El rostro del viejo daoísta se congeló al oír el nombre «Magu».

Li Qiye apaciguó al gusano y dijo: —Vale, el Compañero Daoísta lo ha devuelto, así que déjalo ir. Tú también tomaste prestado la vena del cielo y la tierra de la Academia de Dao Celestial.

—¡Hmph, parece que este daoísta apestoso tiene suerte esta vez! El gusano seguía sintiéndose indignado, pero no tenía otra opción que dejar caer el asunto.

  • Alex Petrov

    XD

  • Kamizama

    XDDDD

  • Ian Denis

    xDDDDD ese gusano me recuerda a Gelatina de ISSTH y un poco a Big Yellow de DMWG jajaja

  • HubertLayle

    El gusano lo conoce! Esto se pone interesante.

  • Ecle-chan

    JAJAJAJAAJ mendigo gusano jajaja