ED – Capítulo 307

Modo Noche

Capítulo 307: Como Un Tigre Acechando A Su Presa

No hay ninguna pared que pueda bloquear el viento completamente y ningún papel que pueda envolver un fuego completamente. Cuando muchos estudiantes con una educación humilde del Salón Era Grande y el Salón Era Idle querían irse, algunos de ellos escucharon algunos rumores.

Algunos estudiantes excelentes del Salón Era Zenith no sabían lo que estaba pasando antes, pero después de enterarse, decidieron quedarse en la academia.

Algunos discípulos de la Era Grande y de la Era Idle también decidieron quedarse después de ponerse al día con más noticias.

El portal de las leyendas había sido introducido por muchas personas desde el principio de los tiempos, y el más famoso entre ellos fue el Emperador Inmortal Hao Hai de la Puerta de los Mil Emperadores. La leyenda dice que él también era un estudiante de la academia, y que había entrado en el portal. Otro rumor indicaba que tenía una de las nueve Escrituras Celestiales míticas.

Después, un cuento alabado que todos llegaron a conocer a través de las generaciones circuló alrededor. ¡El Emperador Inmortal Hao Hai se convirtió en un Emperador invencible y cargó con la Voluntad del Cielo para gobernar el universo! La parte más aterradora fue que estableció la Puerta de los Mil Emperadores; cuatro Emperadores Inmortales todos originaron de este lugar —un milagro sin precedente a través de las edades.

Se rumorea que estos logros tuvieron mucho que ver con su aventura dentro del portal.

Con la apertura del portal, ¿cómo podrían los estudiantes no emocionarse mientras sus corazones comenzaban a latir más rápido? ¿Quién en este mundo no quería convertirse en el segundo Emperador Inmortal Hao Hai?

Algunos de los estudiantes de la Era Grande y de la Era Idle decidieron quedarse para la fortuna dentro del portal. La mayoría de los estudiantes de la Era Zenith también hicieron lo mismo.

Era más difícil saber por qué los genios diabólicos del Salón Zenith eligieron quedarse. Vinieron de las grandes potencias y linajes por lo que sabían más información privilegiada.

¡BOOM! ¡BOOM! ¡BOOM! Pasaban los días, y la agitación dentro de la academia se hizo más violenta. Los abismos en el suelo comenzaron a extenderse. Si no fuera por el fundamento de emperador bajo el terreno de la academia, entonces esta parte del mundo se habría desgarrado. Sin embargo, la situación se deterioró hacia una fatalidad inevitable.

—¿Podría ser ésta la señal antes de la apertura del portal? Aquellos que no estaban al tanto de cierta información estaban muy horrorizados. Tal poder capaz de desgarrar todo aparte… Si esta energía existiera dentro del portal, ¿podrían realmente ganar algo de él? Quizá, en el interior, sólo la muerte les esperaba.

Sin embargo, para los estudiantes más informados, se emocionaron, aunque no se mostrara en sus caras.

—La academia desaparecerá en esta generación, ¡y este cielo ancestral y vena de la tierra finalmente cambiarán de dueño! Un discípulo de la Era Sagrada no pudo contener su excitación y exclamó en la oscuridad.

Los estudiantes promedio anhelaban fortuna y aventuras; si pudieran obtener lo mismo que el Emperador Inmortal Hao Hai obtuvo, entonces podrían ascender al cielo con un solo paso y alcanzar el ápice.

Sin embargo, en cuanto a los que vinieron de grandes linajes, era un asunto diferente. Ellos ya tenían grandes recursos con Leyes de Emperador y tesoros y armas interminables; incluso tenían Tesoros Verdaderos de Emperador Inmortal o ítems divinos. Para ellos, las aventuras dentro del portal eran sólo flores de costura sobre seda fina. Para ellos y sus sectas, el cielo ancestral y la vena de la tierra debajo de la academia era la cosa que hacía a sus corazones acelerar.

Ciertos genios diabólicos vinieron a la academia por esta razón. El portal era sólo secundario para ganar la vena celestial para sus sectas. Sin mencionar, después de millones de años de acumulación, la academia debe poseer una cantidad inimaginable de tesoros divinos, suficiente para hacer salivar a todas las sectas de este mundo.

—¡Última advertencia! La academia se enfrenta a un gran desastre. ¡Estudiantes, por favor, salgan rápidamente! La división del cielo y la tierra se hizo más severa y la academia dio una severa advertencia por última vez.

En este momento, una persona salió y se comprometió a permanecer en la academia: —La Academia de Dao Celestial se enfrenta a un momento difícil; como sus estudiantes, debemos unirnos para superar esta ardua prueba. A pesar de que nuestros cultivos son superficiales, pero estimados ancianos, por favor, ¡confíen en que incluso podemos contribuir con un poco de ayuda! Un joven descendió del cielo como el gran dao comenzó a cantar alabanzas por su aura magnífica como si él era el único gobernante de este mundo.

Al ver a este majestuoso joven, la expresión de un discípulo de la Era Sagrada se decoloró: —¡Deidad Jikong Wudi! ¡Finalmente salió del Salón Era Emperador!

Deidad Jikong Wudi, con su triple talento Santo, era inigualable; él era el número uno entre la generación más joven. Sin embargo, si había alguien a ser mencionado, sería solamente la Diosa Mei Suyao con su Hueso de Alma Inmortal.

Después de su declaración, innumerables genios diabólicos también siguieron su ejemplo: —Así es, el Hermano Jikong tiene razón. Venimos de la academia; ¡como sus estudiantes, debemos trabajar juntos para superar esta tribulación!

Otros estudiantes empezaron a gritar: —¡Queremos vivir y morir juntos con la Academia de Dao Celestial! En un corto período de tiempo, muchos discípulos que no conocían las verdaderas intrincadas detrás del acto comenzaron a gritar. Realmente poseían tal heroísmo de sangre caliente mientras había quienes querían aprovecharse de las aguas fangosas.

—¡Los ancianos deben abrir el territorio de la academia para que nosotros y nuestros tíos podamos luchar juntos para cambiar las mareas! Un estudiante de la Era Sagrada usó esta oportunidad para hacer esta petición.

La academia no respondió a la solicitud del estudiante y el territorio permaneció cerrado. Aunque todavía había grandes expertos de la academia presidiendo dentro de los cinco salones, los otros maestros no se presentaron como si estuvieran demasiado ocupados tratando con el desastre.

A pesar de la falta de respuesta, Deidad Jikong Wudi todavía no se fue y juró sufrir estos tiempos difíciles con la academia. —¡No importa qué, todos los estudiantes tienen una responsabilidad cuando la academia está enfrentando problemas!

Su iniciativa fue muy bien recibida. Podría decirse que esta vez, sus palabras fueron el decreto de los estudiantes; era un rey sin corona entre la generación más joven.

—Este grupo es realmente bueno en la actuación. Bing Yuxia sonrió mientras sostenía su abanico de papel: —Sólo dios sabe lo que realmente están pensando.

Sikong Toutian también se rió entre dientes y añadió: —Los discípulos de la Era Grande no tienen experiencia; sin embargo, son entusiastas y de sangre caliente. En cuanto a los discípulos del Salón Era Idle… Es más difícil de decir. Pero en cuanto al Salón Era Sagrada y esos genios con grandes orígenes, todos lo saben dentro de sus corazones.

Li Qiye sonrió y dijo: —Aquellos que realmente quieren ayudar a la academia durante este difícil momento serán evidentes muy pronto. En cuanto a los leales y traicioneros… Unos días más y todo saldrá a la luz.

Sikong Toutian sonrió y habló: —Ignora estos asuntos absurdos. Después de que el portal se abra, debemos entrar enseguida a tu orden.

—No tenemos prisa. El tranquilo Li Qiye dijo lentamente: —Vamos a ver la obra, primero.

—Ya sea que entremos o no, escucharé todas tus órdenes en ese momento, pase lo que pase, aunque me digas que entre en un mar de fuego. Sikong Toutian palmeó su pecho para mostrar su lealtad.

Pequeño Otoño lo miró y dijo: —Yo, ¿no es demasiado tarde para chupar ahora? Heh, mi Joven Noble no carece de esbirros.

Sikong Toutian lo ignoró por completo y continuó riéndose.

—Ustedes pueden seguir haciendo su espectáculo. Bing Yuxia cerró su abanico y dijo con una delicadeza sin precedentes: —Tengo una cita con una señorita para mirar juntos la luna. Me voy ahora, así que avísenme cuando quieran entrar. Bing Yuxia era una chica, pero todavía quería coquetear con otras señoritas. El grupo de Sikong Toutian no se atrevió a comentar sobre ello porque sabían que su estallido no sería fácilmente apaciguado.

—Niña, ¿no puedes cambiar tu manera? Li Qiye la miró con un ojo y preguntó: —Una chica que se viste de chico todo el día, ¿no estás cansada de eso? Empieza a vestirte de nuevo como una señorita agradable y encuentra a alguien para casarte.

Bing Yuxia no se preocupó por ello y fríamente dijo: —¿Oh? ¿Estás celoso? ¿Celoso de que me aman las mujeres? ¿O celoso de que tengo tres mil bellezas en mi harén?

Li Qiye la miró tranquilamente y dijo: —Las chicas a tu lado no son malas, y algunas de ellas pueden ser consideradas bellezas nacionales. Sin embargo, nunca me han faltado mujeres, así que ¿por qué necesito estar celoso de ti?

¡Un tono tan grande! Bing Yuxia lo miró y le preguntó: —¿Necesitas que te presente a una buena chica? Tal vez incluso podría encantarte. ¿Qué hay de la princesa de la Escuela de Loto Puro? Ella es inteligente y elegante —tan suave como el agua. Si la conoces, tal vez te pierdas en el dulce aroma de una belleza sin escapatoria.

Bing Yuxia jugó el papel de casamentero y lo animó a ir a una cita.

Li Qiye la miró perezosamente y contestó: —Incluso la diosa de los nueve cielos tendría dificultades para encantarme. No necesitas perder el tiempo. En mi opinión, deberías quedarte para ser mi sirvienta. Entonces, tal vez incluso te diré los verdaderos misterios de la Tableta Corte del Cielo.

Desde tiempos inmemoriales, Li Qiye había conocido a innumerables mujeres. En el pasado, la diosa de la espada suprema a su lado resplandeció brillantemente durante millones de años; su belleza, dulzura y talento eran excepcionales.

—Pfft, olvídalo. Tomaré mi tiempo para desentrañar los misterios de la tableta. Con un sonido chillón, Bing Yuxia abrió su abanico y se alejó.

—¡Hmph! Esta chica acaba de perder una gran oportunidad. He estado deseando ser el sirviente de Joven Noble desde los tiempos antiguos hasta ahora… Pequeño Otoño frunció el ceño y dijo.

Li Qiye lo fulminó con la mirada, provocando un abrupto silencio. Casi se olvidó de que Chi Xiaodie y Sikong Toutian también estaban alrededor.

  • HubertLayle

    Metio la pata el gusanito xD