ED – Capítulo 327

Modo Noche

Capítulo 327: Gran Calamidad

Dummm— En este momento, el Martillo Imperial Violeta y la Barra de Tortuga Negra resonaron en las manos de Li Qiye. Su Poder Emperador surgió cada vez más alto; eran aún más poderosos que cuando Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan vertieron su Sangre de Longevidad.

—¡¡Imposible!! Al ver esta escena, Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan se asustaron y gritaron.

—¡No es bueno! Un viejo eterno oculto en la oscuridad del cielo perdió sus colores y exclamó.

El grupo de viejos eternos se alarmó cuando las dos Armas de Emperador cayeron en las manos de Li Qiye. Inicialmente, el Bloqueo de Emperador les habría permitido tomar las armas de regreso de Li Qiye cuando quisieran. Sin embargo, la situación había cambiado; Li Qiye fue capaz de desbloquear los sellos. ¡Esto significaba que la conexión entre las armas y los descendientes de Linajes de Emperador fue cortada!

Un Bloqueo de Emperador servía para atar las armas a sus respectivos linajes. Mientras los linajes continuaran existiendo, entonces no importa a donde fueron las armas, hubo una oportunidad para que los linajes las recuperaran.

Sin embargo, una vez que el bloqueo fue relevado, esto significó que, a partir de entonces, el arma pertenecía a otra persona, y los linajes y descendientes ya no eran capaces de controlarlas.

Los evacuados de la academia, que estaban viendo desde un lugar lejano, exclamaron en shock: —¡Imposible!

Incluso un Paragon Virtuoso no sería capaz de deshacer un Bloqueo de Emperador, y mucho menos un joven como Li Qiye usando sólo su Sangre de Longevidad. Esto era simplemente una fantasía — una cosa imposible.

Sin embargo, esta cosa imposible ocurrió justo ante los ojos de todos. Li Qiye usó dos gotas de Sangre de Longevidad para abrir dos Bloqueos de Emperador y fácilmente se apodero del Martillo Imperial Violeta y la Barra de Tortuga Negra.

En medio del asombro y el horror de la multitud, no sabían que había algo escondido en las dos gotas de Sangre de Longevidad. Las dos gotas parecían ser la sangre de Li Qiye, pero un poco antes de que él tomara acción, usó una porción de Agua Estrellada y la mezcló con su sangre. Era sólo una pequeña cantidad, ni siquiera una gota.

Sin embargo, una sola gota de Agua Estrellada era una cosa que incluso los Emperadores Inmortales anhelaban, así que no era un asunto difícil desbloquear los sellos cuando se combinaban con las dos gotas de Sangre de Longevidad de Li Qiye. El resultado sorprendió a todos los presentes.

—¡Como habéis dicho, es hora de acabar con esto! Li Qiye señaló sus armas desbloqueadas hacia Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan.

Zu Huangwu y el Príncipe Celestial se recuperaron de su aturdimiento y rápidamente se dieron la vuelta para correr con horror después de ver la pose de Li Qiye.

¡BOOM! Una gran cantidad de Poder Emperador salió de las dos armas. Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan usaron todas sus leyes de mérito y sus tesoros, pero no pudieron detener el ataque.

—¡Joven! ¡¡¿te atreves?!! En este momento, un furioso rugido descendió del cielo. Una mano monstruosa cayo, dando escalofríos a todos los cultivadores espectadores; se sentían como hormigas bajo su poder. Sólo se podía imaginar lo aterrador y poderoso que debe ser el dueño de esta mano.

¡BOOM! Esta mano monstruosa que cayo no pudo llegar a la academia porque varias capas defensivas se levantaron para detener esta mano en el cielo.

—¡¡AHH!! Gruñidos miserables de repente aparecieron. Eran de Zu Huangwu y el Príncipe Celestial. Ellos estaban muy poco dispuestos a aceptar su destino de ser convertidos en cenizas por las Armas de Emperador, ya que no tenían ninguna posibilidad de bloquear este ataque.

Este resultado estaba fuera de las predicciones de todos. Zu Huangwu y Qing Xuan eran genios orgullosos de esta generación con artes de emperador duales, pero en realidad murieron por sus propias armas.

¡Rumble! El cielo y la tierra temblaron, seguido por un sonido de colapso. El vasto territorio de la academia empezó a agrietarse cuando las montañas y los ríos comenzaron a dividirse. Los halls divinos y los templos antiguos comenzaron a caer. En apenas una fracción de segundo, fue como si un cataclismo hubiese caído en este lugar.

—¡¿Esto se debe al ataque de las Armas de Emperador?! Los espectadores, que estaban perplejos debido a las muertes de Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan, repentinamente gritaron de miedo.

—No, la catástrofe de la academia se acerca. Todo finalmente empieza a dividirse.

—¡Es hora! En la parte más profunda y oscura del horizonte, una voz antigua y fría declaró.

¡BOOM! El cielo se separó repentinamente cuando se acercó un aura invencible. Era como si los Dioses Verdaderos desgarraran los firmamentos para descender al mundo de los mortales, para poner fin a la academia.

—Tu Academia de Dao Celestial ignoró a los estudiantes, permitiéndoles matar y robar los Tesoros de la Vida de Emperador Inmortal de otros — ¿cuál es este delito? Una voz antigua y autoritaria vino del cielo.

Los cultivadores que escaparon de la academia oyeron el golpeteo de sus corazones. Muchos cultivadores más viejos se miraron y sabían que esta declaración era sólo una excusa. La catástrofe ha llegado, y muchas personas fueron finalmente tentadas a maniobrar para apoderarse de la academia.

Habiendo oído esto, muchos estudiantes de la Gran Era se sintieron indignados. Todo el mundo vio —con sus propios ojos— que Zu Huangwu y el Príncipe Celestial Qing Xuan querían matar a Li Qiye, ¡pero este personaje en el cielo ahora estaba torciendo blanco y negro!

—Señores y Compañeros Daoístas, por favor regresen de donde ustedes vinieron. En este punto, el Maestro del Hall de la Era Sagrada apareció y dijo seriamente: —La academia manejará sus propios asuntos.

—¿Manejar? ¿Esta es tu manera de manejar las cosas? La voz del cielo sonó de nuevo: —Si tu academia no da una explicación aceptable hoy, ¡entonces este asunto no será descartado!

—¡Si los Compañeros Daoistas no se van, entonces no culpes a nuestra academia por levantar nuestras hojas! El Maestro del Hall de la Era Sagrada respondió gravemente.

En las Cien Ciudades del Este, el estatus de la academia no era menos que el de la Escuela del Río Eterno. Había superado innumerables vientos y olas; ¿desde cuándo había sido amenazado por otros?

—Así que su Academia de Dao Celestial ha sucumbido de hecho al camino del mal. Una voz sin emoción y vengativa habló: —¡Hoy, borraremos este mal para las Cien Ciudades del Este!

¡BOOM! En este momento, el cielo se desgarró. Un altar divino apareció por encima de la Academia de Dao Celestial. Era extremadamente místico y bloqueaba incluso la divinidad celestial. Incluso los expertos más fuertes que abrieron sus ojos celestiales sólo pudieron ver a personas que estaban de pie sobre el altar, y no era sólo una persona. Lo más aterrador era que todos manejaban armas invencibles con el aire más asesino.

—¡Armas de Emperador! A pesar de que el altar divino eludía los ojos del cielo, no podían esconder completamente sus auras cuando todos los antiguos y viejos eternos sostenían armas invencibles.

—No, no solo hay Armas de Emperador, sino también Tesoros de Emperadores Inmortales. Los que huían se pusieron pálidos mientras todos huían lo más lejos posible de este campo de batalla.

El altar divino desató una cantidad interminable de aura sagrada como las olas del pisoteo de un Emperador Inmortal.

¡Slam! ¡Slam! ¡BOOM! Las capas defensivas de la academia no podían detener el poder sagrado del altar divino y comenzaron a colapsar.

En este minuto, incluso aquellos lejanos fueron suprimidos por el aura invencible del altar. Los Santos Antiguos, los Soberanos Celestiales e incluso los Reyes Celestiales fueron suprimidos hasta el suelo por esta inigualable presencia imparable. Su poder era explosivo como el regreso de un Emperador Inmortal o un Dios Verdadero. Las capas defensivas de la academia que habían resistido numerosos ataques en el pasado se despedazaron como trozos de papel.

¡BOOM! Al final, un último ataque golpeó ferozmente el terreno de la academia. Cien mil millas fueron aniquiladas al instante. Incluso innumerables leyes universales gigantescas y bloqueos de la tierra debajo de la academia fueron destruidas por este ataque invencible.

Estos ataques no sólo hicieron que la academia estuviera impotente, sino que incluso todas las Cien Ciudades del Este fueron sacudidas. Bajo esta ofensiva sin par, ¡las Cien Ciudades del Este eran como un bote minúsculo en medio de una tormenta torrencial y podrían volcar en cualquier segundo!

Hoy en día, innumerables existencias se encogieron de miedo y se postraron en el suelo. Varios Tesoros de la Vida de Emperador Inmortal salieron volando, y no sólo un Tesoro Verdadero de Emperador Inmortal fue convocado. Esto fue una señal de la destrucción del cielo y la tierra.

—¿Es este el fin de la Academia de Dao Celestial? Un viejo eterno en las Cien Ciudades del Este, que era reacio a entrar en estas aguas fangosas, exclamó horrorizado con los ojos abiertos.

—¡No sólo un Tesoro de la Vida, y no sólo un Tesoro Verdadero! Viendo esta escena, muchos cultivadores que se habían retirado de la academia se asustaron en un estupor.

Esto era demasiado horrible; un Tesoro de la Vida era ya bastante poderoso, pero los Tesoros Verdaderos eran aún más aterrorizantes. Este era un arma destino capaz de ejercer la destreza de batalla de un Emperador Inmortal.

Sin embargo, estas armas siempre habían sido los tesoros protectores de la secta de los Linajes de Emperador Inmortal; no serían convocados fácilmente. ¡Hoy en día, había más de uno aquí, lo que indicaba claramente que alguien quería destruir la academia!

Ommm— Una puerta se abrió en el altar que flotaba en el cielo mientras las sombras saltaban a la academia. Estas sombras se esconden de la divinidad del cielo por lo que nadie podía ver sus verdaderas apariencias ni sus antecedentes.

Cuando bajaron a la tierra, inmediatamente corrieron a los rincones más profundos de la academia donde se escondieron la mayor cantidad de tesoros y manuales.

—¡Defiendan! Los ancianos, ancianos superiores y los maestros de halls que habían estado guardando silencio de repente parecían proteger los halls divinos de la tierra ancestral de la academia.

¡BOOM! ¡BOOM! ¡BOOM! Las explosiones llegaron en olas mientras los halls que contenían los manuales y tesoros más preciosos de la academia erigían sus propias líneas defensivas y leyes universales para sellar el cielo.