ED – Capítulo 454

Modo Noche

Capítulo 454: Huang Jiaofu

Sin embargo, sus hábitos como jefa la hacían estar siempre alerta, por lo que se volvió más cautelosa.

Li Qiye miró al joven frente a él y sonrió: “Realmente viniste antes de que fuera a buscarte. Interesante, interesante… ”

El fantasma en la túnica amarilla sonrió alegremente: “Jeje, me gusta proporcionar buenos servicios a los clientes. Este humilde solo hace pequeños negocios para proveer a la familia día a día, así que por supuesto que este humilde tendrá que satisfacer a todos los posibles clientes”.

Li Qiye lo miró y dijo: “¿Desde cuándo Huang Jiaofu, alguien que tiene tantas historias pintorescas, se convierte en un pequeño hombre de negocios y necesita mantener a su familia día tras día? No, tengo que llamarte un fantasma de negocios”

“Eso, por supuesto, depende del cliente”. Al joven de túnica amarilla no le importó el sarcasmo de Li Qiye y sonrió alegremente: “Mis coloridos cuentos son impresionantes para los clientes comunes. Escuché que el Señor pudo ingresar al Flujo Ancestral como un huésped respetado. Ante el Señor, que es como un inmortal de los nueve cielos que descendió al mundo mortal, no soy más que un personaje insignificante”.

“Ah, entiendo, quieres establecer conexiones con el Flujo Ancestral”. Li Qiye dijo sonriente: “Huang Jiaofu, ¡ah Huang Jiaofu!, tu astuto corazón todavía no ha cambiado”.

“¿Entonces este cliente conoce a este insignificante?” Huang Jiaofu siguió y de inmediato trató de establecer una relación amistosa con Li Qiye.

“Huang Jiaofu, ¿cuántas veces has muerto?”, Preguntó Li Qiye con una sonrisa mientras miraba seriamente al joven.

Huang Jiaofu se sorprendió. Se rascó la cabeza antes de contestar: “Estimado cliente, no sé de qué está hablando. Estoy en la flor de mi juventud y según la edad de los que están en Necrópolis, puedo vivir de 10.000 a 20.000 años más sin problemas”.

Li Qiye se rió y sacudió la cabeza para decir: ”Huang Jiaofu, realmente no has cambiado. Volvamos al tema, tengo algo para lo que te necesito”.

”¿Qué necesita este cliente? Te garantizo que puedo satisfacer todos tus deseos o encontrar lo que necesites al instante. Huang Jiaofu se calmó e inmediatamente respondió.

Li Qiye dijo con una amplia sonrisa: ”No necesito muchas cosas, solo manuales, Leyes de Destino, técnicas de Longevidad y técnicas de Necrópolis, un poco de todo alrededor del nivel de un Paragón Virtuoso, el tipo digno de obtener la investidura divina”.

”Eso es un poco difícil”. Huang Jiaofu sonrió incondicionalmente y se frotó las manos.

Li Qiye lo fulminó con la mirada y dijo: “¡Te arrojaré al Mar Nocturno! Si hay cosas que Huang Jiaofu no puede encontrar en Necrópolis, tampoco muchas otras podrán”.

“Jajaja, el Señor, es muy amable”. Huang Jiaofu seguía sonriendo. Entonces, dijo vergonzosamente: “El señor debería saber el precio del mercado. Los que mueren en Necrópolis generalmente tienen sus cadáveres hundidos en el río. Aunque muchos ancianos mueren felizmente aquí en Necrópolis cada año, sus cuerpos raramente se encuentran”.

Li Qiye agitó su mano y dijo despectivamente: ‘Bien, Huang Jiaofu, no vayas en círculos, no tengo tiempo para perderlo contigo. Encuentra los manuales para mí y solo pon el nombre del precio en Peces Nocturnos Yang”.

Huang Jiaofu se rió y se rascó la cabeza antes de actuar como si acabara de tener una revelación, luego se dio una palmada en el muslo y respondió: “Acabo de recordar que podría tener una caja con algunos manuales adentro”.

Luego sacó una vieja y larga caja de su manga. Se lo entregó a Li Qiye y continuó: “Señor, por favor eche un vistazo y vea si le gustan o no”.

Li Qiye abrió la caja y asintió con la cabeza con aprobación antes de decir: “Pequeño Muchacho, has estado ocultando muchas cosas buenas”.

Li Qiye le dio la caja larga a Qiurong Wanxue y dijo: “Tal vez no sea posible encontrar el manual perdido de la Tribu Sombra de Nieve, pero hay algunos manuales que son adecuados para tu tribu. Estas son seguramente buenas cosas, así que puedes llevártelas”.

“¡Pero…!” Exclamó Qiurong Wanxue en estado de shock. Sentía la nariz cargada porque estaba al borde de las lágrimas, su corazón derretido estaba lleno de emociones. Quería apresurarse hacia los brazos de Li Qiye y llorar, pero hizo todo lo posible por contenerse.

Como jefa, no era una mujer emotiva y siempre tenía una actitud firme y solemne. Pero ahora, ella estaba muy conmovida.

Ella vino a Necrópolis para encontrar un importante manual de su tribu. Ella no tenía expectativas, pero Li Qiye realmente lo recordaba.

¡Estos eran manuales de Paragones Virtuosos que eran capaces de ganar la investidura divina, manuales que todos ansiaban! Sin embargo, Li Qiye todavía se los dio.

Li Qiye podía sentir sus emociones, por lo que sonrió: “Las leyes de mérito de la raza fantasma no son adecuadas para mí, así que deberías quedártelas”.

Qiurong Wanxue trató de no llorar respirando profundamente. Silenciosamente guardó la caja larga, luego agarró su puño y juró seguir todas las órdenes de Li Qiye en el futuro.

Después de que ella aceptara la caja, Li Qiye le preguntó a Huang Jiaofu: “¿Cuántos Peces Nocturnos Yang quieres?”

Huang Jiaofu respondió alegremente: “Es agradable ver al Joven Noble regalando estos objetos a semejante belleza. Este humilde no se atreve a tomar mucho, cien peces es suficiente”.

Qiurong Wanxue estaba asombrada. Cien peces definitivamente no fueron suficientes para comprar tantos manuales.

“Huang Jiaofu, ¿desde cuándo te volviste tan generoso?” Li Qiye entrecerró los ojos y dijo mientras miraba intensamente al hombre: “Muy bien, cien Peces Nocturnos Yang. Ahora, di lo que quieras decir. “Habiendo dicho eso, le entregó cien peces a Huang Jiaofu.

Después de aceptar los peces, Huang Jiaofu sacó cuidadosamente un pergamino antiguo y se lo entregó a Li Qiye con la apariencia de un adulador. Luego dijo: ”Joven Noble, sé que eres un inmortal que visita nuestro mundo, sin duda debes ser un Verdadero Inmortal. Este humilde tiene un libro viejo llamado La Palma que somete al Dragón. Considera esto como una muestra de mi aprecio”.

“¿Palma que somete al Dragón?” Li Qiye dijo conmovedoramente: “Esta técnica es bastante antigua. Recuerdo que no había aparecido por mucho tiempo. Es capaz de tentar incluso a los linajes de emperador”.

Huang Jiaofu inmediatamente sonrió y dijo: “Como dice el proverbio, maquillaje para bellas damas y espadas para grandes héroes. Solo un gran personaje como el Señor está calificado para tener esta antigua técnica, ¿no crees?”

Qiurong Wanxue estaba bastante sorprendida. A pesar de que no sabía lo que era la Palma que somete al Dragón, la capacidad de tentar incluso a los linajes de emperador era indicativa de su valor. Ella entendió que Huang Jiaofu, que le había vendido manuales a Li Qiye antes, apenas estaba empezando a expresar su buena voluntad.

”Huang Jiaofu, ¡ah Huang Jiaofu! …” Li Qiye negó con la cabeza y dijo: ”Si no recuerdo mal, eres notoriamente mezquino, entonces ¿por qué el repentino arranque de generosidad? Solo dilo, no camines en círculos conmigo”.

Huang Jiaofu forzó una sonrisa incómoda mientras frotaba sus palmas juntas. Vaciló por un largo tiempo antes de hablar: ”Tengo… un favor que pedirle al Señor. Quiero que el señor hable con el Dios Antiguo del Flujo Ancestral sobre… este humilde que quiere abandonar Necrópolis”.

Qiurong Wanxue se sorprendió. ¿Abandonar Necrópolis? Esto fue algo imposible. Desde el comienzo de la historia, nadie había oído hablar de fantasmas dejando Necrópolis además de un caso particular.

“¿Hablar con el Maestro del Flujo Ancestral?” Li Qiye lo miró con cara de burla y dijo: “Huang Jiaofu, debes saber que nadie ha salido nunca de Necrópolis. Al menos, tú no podrás”.

“No, Señor, alguien se ha ido antes”. Huang Jiaofu agregó rápidamente: “Se fue con éxito. Aunque no tengo muy claro los detalles, parece que finalmente obtuvo el permiso del Dios Ancestral”.

Qiurong Wanxue luego miró a Li Qiye. De vuelta en el Flujo Ancestral, el maestro efectivamente mencionó algo acerca de cómo Li Qiye engañó a alguien para que abandonara Necrópolis. Esto significaba que su Joven Noble había logrado que un fantasma abandonara la ciudad.

Sin embargo, ¡ella no sabía que la persona que se fue de Necrópolis en el pasado no era un sentimiento!

Qiurong Wanxue no sabía lo que pasó entre Li Qiye y el maestro, pero sentía débilmente que había una brecha en su relación debido a esto.

Li Qiye lo miró y dijo: “Huang Jiaofu, ¡ah Huang Jiaofu¡, realmente no te rindes. Has muerto una y otra vez, pero todavía no te rindes”.

“Jajaja, este humilde no sabe de qué está hablando el Señor”. Huang Jiaofu se rascó la cabeza como un hombre honesto pero confundido.

Li Qiye entrecerró los ojos y habló de una manera seria: “Huang Jiaofu, no eres un humano, eres solo un hilo de sentimiento dentro de Necrópolis. Una vez que salgas de la ciudad, te convertirás en simple humo. Incluso si el Maestro del Flujo Ancestral te permite irte, todavía no podrás salir de este lugar. Tus esfuerzos serán en vano”.

Huang Jiaofu respiró hondo y solemnemente dijo: “Señor, siento que puedo lograrlo. Puedo sentir mi fuerza de vida y el pulso de Necrópolis”.

Los ojos de Li Qiye se pusieron serios al mirar el par de brillantes ojos de Huang Jiaofu que estaban llenos de vida y le preguntaron con gravedad: “Huang Jiaofu, tu cuerpo se ha metamorfoseado ocho veces, ¿no?”

Huang Jiaofu se rascó avergonzadamente la cabeza y respondió: “No sé de qué está hablando el Señor. Sin embargo, siento la vida dentro de mí, probablemente pueda dejar Necrópolis”.

Li Qiye miró fijamente a Huang Jiaofu. En el pasado, el Emperador Inmortal Ming Du había dejado Necrópolis. La verdad es que Li Qiye también tomó nota de Huang Jiaofu en ese momento, pero él era diferente del Emperador Inmortal Ming Du. De hecho, él era diferente de todos los demás. Con tiempo suficiente, podría liberarse de su capullo y convertirse en mariposa.

Sin embargo, este asunto estaba lejos de ser tan simple.

 

Descarga:
<