EOT – Capítulo 10

Modo Noche

Capítulo 10 – Parque Donghu

Luo Yuan masajeó sus músculos antes de salir del gimnasio. Se sentían un poco hinchados. Miró la hora y se dio cuenta de que era alrededor del mediodía. Decidió almorzar antes de caminar tranquilamente de vuelta a casa.

Zhao Yali había salido temprano por la mañana, así que no había llegado a verla. Ella debe haber ido a hacer arreglos para el funeral. Como Chen Weiqiang no era de la zona y sus padres no habían llegado aún, la responsabilidad para manejar todas esas cosas había caído a Zhao Yali.

El teléfono de Luo Yuan sonó. Vio que era uno de sus colegas llamando y contesto.

“Hola, Luo yuan. Ven aquí ahora. Vamos a tener una barbacoa en el Parque Donghu. Es el regalo de Xie Chao. Lou Jieying está aquí también.” Era la secretaria de la compañía, Wang Xiaguang. Había sido contratada alrededor de al mismo tiempo que Luo Yuan. Era una persona caótica, y tal vez por eso se llevaba bien con todos.

“Acabo de almorzar, ¿por qué no lo dijiste antes?” Dijo Luo Yuan con una sonrisa. Realmente no tenía ganas de ir.

“De ninguna manera, tienes que venir. Necesitamos que alguien recoja el cheque cuando vayamos al karaoke más tarde.” Dijo Wang Xiaguang sombríamente.

“Oh, es mi cartera la que echas de menos. Bien, voy a tomar un taxi hacia allá ahora mismo. Estás hablando de la zona de barbacoa al aire libre en el Parque Donghu, ¿no?” Dijo Luo Yuan. Se dio cuenta de que tal vez no volvería a ver a sus colegas. Después de todo, iba a renunciar.

“Sí, el mismo lugar al que solíamos ir. Date prisa, o no quedará nada.”

Luo Yuan colgó el teléfono, cogió un taxi y se dirigió directamente al Parque Donghu.

El Parque Donghu era un área escénica bien conocida en la provincia de Jiangnan. Era la mejor ubicación para las citas, y actividades recreativas y divertidas. Era increíble ir allí en cada temporada. Primavera, verano, otoño e Invierno; era hermoso todo el año y atraía a muchos turistas. Debido al reciente cambio climático, el lago Donghu se había vuelto aún más limpio, parecía un zafiro caído en medio del parque. Los lirios acuáticos en el lago florecieron inusualmente, así, haciendo que el paisaje fuese impresionante.

Era un sábado, así que el Parque Donghu estaba lleno de gente. Las parejas se podían ver por todas partes en el prado. Luo Yuan salió del taxi y corrió hacia la zona de barbacoa al aire libre junto a la orilla del lago.

No tardó mucho en encontrarlos.

Al parecer, acababan de instalarse. Xie Chao estaba preparando el cordero, cepillando el aceite hábilmente en las piezas mientras conversaba con Lou Jieying. Mientras tanto, Wang Xiaguang estaba sosteniendo una berenjena, añadiendo algo de pimienta.

Lou Jieying estaba a cargo de las finanzas de la compañía. Tenía la piel clara, el rostro ovalado y los ojos grandes. Era una de las mujeres más hermosas de la compañía. Sin embargo, ella era un poco arrogante. Ella tenía una buena relación con sus compañeras de trabajo, pero era fría con todos los hombres.

Luo Yuan no salía con ella mucho, y no sabía cómo Xie Chao había conseguido que ella se uniese a ellos.

“Debería haber venido más tarde. Esto me está resultando tentador.” Dijo Luo Yuan cuando se acercó a ellos.

Wang Xiaguang tenía un rostro regordete con las cejas altas. En sus mejillas se formaba un hoyuelo cada vez que sonreía, lo que la hacía linda. Aunque no había preguntado acerca de sus antecedentes familiares, tenían que estar bien juzgandola por su atuendo. Cuando vio a Luo Yuan, sus cejas ligeramente arrugadas se enderezaron y ella sonrió “No te invité aquí. Lo único que necesitaba era tu cartera.”

“Esa es la realidad de nuestra sociedad hambrienta de dinero. Está tan oscuro. Debería comer más. ¡Quizá me vaya a morir!”

Xie Chao y Luo Yuan trabajaban en el departamento de marketing. Aunque estaba familiarizado con él, no eran tan cercanos. Saludó a Xie Chao y a Lou Jieying, e hizo una pequeña charla cortés antes de tomar un ala de pollo y ponerla en la parrilla de la barbacoa.

“¿Por qué no fuiste a trabajar ayer?” Preguntó Wang Xiaguang.

“Es una larga historia. Casi me muero.” Luo Yuan suspiró, pensando en lo que había sucedido el día anterior.

“Estás mintiendo.” Wang Xiaguang alzó las cejas. Obviamente no le creía.

Luo Yuan estaba relativamente cerca de ella y siempre se divertían juntos. Cuando se dio cuenta de que ella era ajena a todo lo que había estado pasando, quiso advertirle.

“¿Me creerías si dijera que conocí a una serpiente gigante ayer?”

“Quieres decir en un sueño, ¿verdad? Yo no soy estúpida.” Dijo Wang Xiaguang sombríamente. Sabía que no era tan inteligente, pero no le gustaba cuando la gente se burlaba de ella.

Luo Yuan abrió la boca ligeramente. Estaba sin habla.

Xie Chao los interrumpió: “¿Dónde la viste?”

Luo Yuan extendió un poco de aceite en su ala de pollo antes de decir: “En el Monte Zhu en Gaotang. Mi compañero de cuarto había desaparecido, así que fui al Monte Zhu con unos policías de Gaotang y nos encontramos con una serpiente gigante.”

“¿Qué tan grande era?”

“¡Tan gruesa como un balde!” Dijo Luo Yuan.

Xie Chao sonrió. No parecía que lo creyese tampoco. “Ha habido noticias similares en todo el Internet recientemente. Aparentemente las plantas y los animales han estado creciendo como locos. ¿Podría ser que era tan gruesa como un muslo humano, y no tan gruesa como un balde? Debes haberte equivocado.”

Después de que Xie Chao hubiese expresado su opinión, se volteó hacia Lou Jieying y dijo: “¿Te gusta el picante?”

“Sí, pero no demasiado.” Dijo Lou Jieying, mirando a Luo Yuan.

Luo Yuan parecía cabizbajo. Tal vez el hecho de que la gente estuviese leyendo demasiada información peculiar sobre una base diaria los hacía incrédulos.

“¿Es verdad?” Preguntó Wang Xiaguang, tímidamente. Las chicas suelen tener miedo de las serpientes.

Luo Yuan pacientemente dijo: “¿Por qué mentiría? La situación puede empeorar. Mira las plantas por aquí. Se están podando muy a menudo. Si vas a una zona más rural, no creerás lo que ven tus ojos.”

“Yo te creo,” dijo Luo Jieying de repente. Ella parecía preocupada. Vaciló un poco antes de añadir: “Tengo un tío que trabaja para la policía. Muchos mendigos han estado desapareciendo últimamente. Ellos son comidos por las ratas que vienen de los desagües.”

Xie Chao estaba aturdido. “¿Las ratas se comen a los humanos?” Preguntó incrédulo.

Lou Jieying no respondió. Parecía renuente.

Luo Yuan no estaba seguro de cómo sentirse. Por un lado, había confirmado finalmente su hipótesis. Por otro lado, temía lo que el futuro pudiese depararle.

De repente, alguien gritó aterrorizado en la distancia. Había una gran conmoción. La gente estaba gritando y llorando, muchos corriendo desesperadamente en esa dirección.

“¿Qué está pasando?” La cara de Luo Yuan se oscureció mientras se volteaba hacia el lago. Vio las olas del lago cerca de la orilla y el color rojo oscuro de la sangre brotando a la superficie.

De repente apareció una larga línea en la superficie del lago, que la perforó como una espada afilada. La línea de agua se movió rápidamente, alcanzando el punto donde el agua estaba rojo sangre en sólo unos segundos.

Los remolinos se formaban sobre el agua, uno tras otro. Cada uno de ellos tenía un metro de ancho y medio de profundidad. Algunos chocaron entre sí, desapareciendo o formando un remolino más grande.

La multitud corrió salvajemente durante un rato antes de darse cuenta de que el monstruo en el lago no podía salir del agua. Entonces todo el mundo se quedó allí y observó. Algunas personas estaban buscando la causa, mientras que más personas comenzaron a unirse a ellos después de oír la conmoción.

Las noticias se estaban propagando rápidamente.

Una pareja había muerto. Habían estado paseando a orillas del lago. Hacía mucho calor, así que se habían quitado los zapatos y se habían mojado los pies en el agua fría. Nadie se había dado cuenta de cuando las ondulaciones de la superficie del lago habían aparecido por primera vez.

Un pez negro peculiar había saltado de repente fuera del agua y tiró del hombre. Como habían estado abrazados en ese momento, la mujer fue arrastrada bajo la superficie también. Los dos habían muerto juntos.

Los policías llegaron al parque rápidamente después de la tragedia, y el sitio pronto se cerró.

Algunos policías no parecían sorprendidos. Cuando se les dijo lo que había sucedido, e inmediatamente contactaron a su superior.

“Creo que ya no podemos quedarnos aquí. Vamos.” Dijo Lou Jieying. Tenía las manos apretadas y parecía muy pálida. La tragedia debió haberla asustado.

“¡Ok!” Xie Chao de repente se volteó y le preguntó a Luo Yuan “¿Estabas diciendo la verdad sobre esa serpiente?”

Luo Yuan asintió sombríamente antes de decir: “He decidido renunciar. Tú deberías prepararte también. Las cosas podrían empeorar más de lo que te puedas imaginar.”

Mientras salían del parque, unos cuantos coches de policía se detuvieron. El Parque Donghu tendría que cerrar por unos días para asegurarse de que todos los peces extraños en el lago fuesen asesinados.

Habían llegado al cruce cuando Luo Yuan preguntó: “¿Todavía iremos al karaoke?”

“Ustedes vayan si quieren. Ya no estoy de humor. Voy a ir a casa.” Lou Jieying dijo mientras sacudía la cabeza.

“Yo tampoco voy a ir.” Xie Chao había perdido su interés también cuando vio que Lou Jieying no iba a ir.

“Dijiste que renunciarías. ¿Puedo tener tu número?” Preguntó Lou Jieying, mirando a Luo Yuan.

Luo Yuan estaba un poco desconcertado, pero rápidamente dijo: “Por supuesto.”

“¡Mantente en contacto!” Lou Jieying sonrió mientras sacudía su Smartphone “Me voy a casa.”

“¡Te llevaré!” Ofreció Xie Chao.

“No, está bien. Tomaré un taxi.” Se negó Lou Jieying, sacudiendo la cabeza.

Después de intercambiar números, Luo Yuan volvió a poner el teléfono en el bolsillo y miró a Wang Xiaguang, que seguía mirando al vacío. “¿Por qué sigues en estado de shock? No tienes miedo ¿verdad?”

“¡Lo que pasó fue horrible! ¿Por qué no estás reaccionando en lo absoluto?” Dijo Wang Xiaguang, mirándolo extrañamente.

“Los hombres tienden a ser más valientes.” Dijo Luo Yuan a la ligera. En comparación con lo que había ocurrido el día anterior, lo que acababa de ocurrir no le parecía nada. Por eso no tenía miedo.

“Xie Chao no lo es. Creo que está aterrorizado.” Refutó Wang Xiaguang.

“¿Estás buscando excusas?” Luo Yuan no quería chismes, por lo que decidió cambiar el tema “Parece que nadie quiere ir. ¿Todavía iremos?”

“¡Por supuesto que iremos! ¿Por qué no iríamos?” Dijo Wang Xiaguang en voz alta.

“¿Sólo nosotros dos?” Luo Yuan estaba un poco confundido.

“¿Qué, dos personas no pueden cantar juntos?” Wang Xiaguang replicó mientras ella lo miraba.

“Bueno. Sólo quieres hacerme gastar dinero ¿no? “Luo Yuan no podía dejar de reprochar.

Los dos hablaron mientras caminaban hacia el KTV más cercano.

“Dijiste que fuiste ayer al Monte Zhu. ¿Encontraste a tu compañero de cuarto después de todo?” Preguntó Wang Xiaguang con curiosidad.

“Él estaba muerto. No voy a decirte cómo. Te daría pesadillas.” Dijo Luo Yuan con un suspiro.

“¡No me digas que había sido tragado por esa serpiente!” Dijo Wang Xiaguang mientras ella ensanchaba los ojos.

“No dije nada.” Dijo Luo Yuan inocentemente.

“Tu cara lo dice todo, sin embargo. Si tengo pesadillas esta noche, será culpa tuya.” Wang Xiaguang lo regañó.

“La realidad es más terrible. Por lo menos puedes despertar de las pesadillas. Te daré un consejo. Cuando vuelvas a casa, compra mucha comida y víveres. Mientras más, mejor. Me preocupa que las cosas empeoren.” Dijo Luo Yuan.

“En realidad, mi papá ya ha comprado mucho. Incluso ha construido un sótano. Al principio pensé que estaba exagerando. Después de todo, él es muy exagerado. Gastó mucho dinero en construir una nave con sus amigos antes de la profecía del fin del mundo en 2012. Eso nos había hecho reír durante bastante tiempo.” Murmuró Wang Xiaguang.

“Si algo realmente malo pasa, podrías venir a mi casa.” Wang Xiaguang murmuró, bajando la cabeza mientras se sonrojaba.

Luo Yuan se sorprendió. Miró a Wang Xiaguang en silencio durante un rato antes de decir: “Gracias. Si necesito refugio, te buscaré.”

Permanecieron en silencio el resto del camino, ambos inmersos en sus propios pensamientos.

Descarga: