EOT – Capítulo 13

Modo Noche

Capítulo 13 – Limite de Compras

Luo Yuan fue despertado por la bocina de un coche publicitario. Era temprano en la mañana y el sol aún no había subido en el horizonte.

“¡Mis queridos ciudadanos! Habrá una cantidad específica de alimentos y agua disponible para la compra con el fin de mantener la armonía y suprimir el precio de los bienes. El comité del consejo de la ciudad ha establecido unos pocos mostradores de suministro en un gran mercado húmedo y todos los ciudadanos son bienvenidos a hacer compras mostrando su cédula de identidad, repito, es sólo un suministro limitado.”

“¡Mis queridos ciudadanos! ¡Mis queridos ciudadanos!” Los altavoces seguían repitiendo la misma cosa hasta que su somnolencia casi desapareció. Se levantó, se puso la ropa y abrió la puerta.

“¿Qué está pasando afuera?” Preguntó Zhao Yali con un bostezo mientras salía de su dormitorio en pijama.

“El gobierno ha tomado algunas medidas. Podemos obtener una cantidad específica de alimentos y agua.” Respondió Luo Yuan felizmente. Aunque había almacenado algo de comida seca, no había podido encontrar verduras ni carne fresca. Siempre estaban agotadas. Además, tarde o temprano esa comida se acabaría también. Sin embargo, no necesitaban preocuparse más. Eso era definitivamente una buena noticia. Al fin y al cabo, a nadie le gustaba la agitación, salvo a los ambiciosos y los locos.

“Déjame comprobar y ver si podemos conseguir algunos.” Dijo Luo Yuan.

“Vamos juntos, ¿tal vez podríamos conseguir el doble?” Zhao Yali sugirió.

“Suena como una buena idea, ve y cámbiate, debemos ir tan pronto como sea posible, creo que no es necesario cepillarte los dientes primero.” Le recordó Luo Yuan.

“¡Oh no!” Sólo entonces Zhao se dio cuenta de que todavía llevaba su pijama. Su rostro se puso rojo. Rápidamente cerró la puerta y se fue a cambiar. Fueron 10 minutos más tarde que salió de su habitación de nuevo. Parecía que se había maquillado ligeramente. Luo Yuan se sintió incómodo mientras salían de la casa. Se sorprendió al ver lo que estaba sucediendo afuera.

El distrito estaba extremadamente lleno. Nunca se había dado cuenta de que había tantos residentes en la zona. Todas esas personas parecían atraídas por algo y las colas humanas que formaban habían causado tráfico. Aquellos que poseían un coche privado no dejaban de tocar la bocina mientras se quedaban atrapados en el tráfico humano. Algunos salieron de sus coches porque no se habían movido en lo absoluto. La gente había traído sus cestas de compra y cestas de ropa, algunos habían traído incluso sus bolsas del equipaje. Sin embargo, la mayoría de ellos se habían ido con las manos desnudas, al igual que Luo Yuan. Cuando llegaron a la calle principal, se dieron cuenta de que lo que habían visto antes no era nada comparado con la multitud delante de ellos. Las calles estaban llenas de gente y el tráfico había empeorado. Ambos se estrecharon entre la multitud, sin tener que hacer ningún esfuerzo mientras la gente seguía empujándolos hacia adelante. Esto era algo más allá de la imaginación de Luo Yuan. Por lo general sólo veía esos fenómenos en la televisión.

“¡Guau! Esto realmente está sucediendo, ¿eh?” Zhao Yali parecía emocionada de ver a toda esa multitud. Ella dijo: “Solía ​​pensar que la gente en esta ciudad era fría entre sí, y eso hacía que la gente se sintiera sola. No puedo creer que esto esté sucediendo. Es como lo que mi madre solía decirme.”

Luo Yuan sacudió la cabeza, sin comprenderla. “Veremos,” replicó, “No habría venido aquí si hubiese sabido que habría tanta gente, no tengo ni idea de cuánto tiempo tendremos que esperar en la fila.” Ya lo lamentaba.

“Tal vez sea porque me voy pronto, siempre pensé que pasaría el resto de mi vida en esta ciudad, que me casaría y tendría hijos, y sin embargo me voy.” Parecía deprimida y tenía lágrimas en los ojos.

“Oye, tienes que dejar esas cosas tristes atrás, en realidad, las aldeas ya no son seguras para permanecer ahí. ¿Por qué no convencer a tus padres de mudarse a la ciudad? Hay muchos animales mutados allí. Estarían más seguros si se mudaran aquí.” Sugirió Luo Yuan, tratando de consolarla.

“Bueno. De todos modos, realmente quiero darte las gracias. No habría podido continuar con mi vida sin tu apoyo.” Le dijo Zhao Yali con sinceridad.

“No hice nada. Estás siendo muy amable. ¿Olvidaste que llevamos mucho tiempo en casa?” Dijo Luo Yuan.

“De todos modos, por favor mantente en contacto.” Dijo Zhao Yali seriamente.

“Oh, no es el fin del mundo. Te acompañaré mañana. Puedes darme las gracias cuando llegues a casa,” Luo Yuan la interrumpió. Por último, llegaron al gran mercado húmedo más cercano para los suministros de alimentos.

Había dos líneas de policías totalmente armados que estaban de pie sosteniendo rifles automáticos. Su trabajo era controlar la situación y mantener el orden. Su disuasión causó un leve alboroto entre la multitud, pero la situación se estabilizó. Luo Yuan y Zhao Yali corrieron en el mercado húmedo, siguiendo el flujo de la multitud. Muchas instalaciones habían sido retiradas del mercado y reemplazadas por grandes cantidades de alimentos. Había una cuerda amarilla colocada alrededor de la zona vigilada, y los policías estaban de pie en un radio de un metro de los mostradores de comercio. Aunque había aproximadamente de 400 a 500 cajeros, las colas todavía se movían muy lentamente. Hacía calor y la humedad era alta. Ambos estaban sudando después de 10 minutos. Luo Yuan se sintió bien porque era físicamente fuerte y estaba en forma desde que había conseguido el súper poder, y se recuperaba de las enfermedades y lesiones más rápido que las personas promedio. Zhao Yali era más débil, sin embargo, probablemente sufriría un golpe de calor antes de que pudieran llegar al mostrador.

“¿Qué tal si vamos al frente e intentamos colarnos?” Sugirió Luo Yuan.

“No creo que eso funcione.” Dijo Zhao Yali mientras se abanicaba con las manos.

“Intentemos. Simplemente sostén mi mano.” Dijo Luo Yuan.

Luo Yuan no esperó a que ella respondiera. Él sólo agarró su mano y se apretó entre la multitud. Era muy fuerte, su fuerza era 1,5 veces mayor que la de una persona normal. Ambos se movieron entre los huecos de la multitud, oyendo algunas quejas alrededor de ellos. Sin embargo, no eran las únicas personas que lo hacían. Era algo muy común para el pueblo chino. De hecho, la mayoría de los adultos trabajadores lo hacían todos los días cuando tomaban el tren o el autobús para trabajar. Después de un tiempo, llegaron al mostrador 1.

“¿Por qué sólo obtengo esto? ¡Es mucho menos de lo que los otros están recibiendo!” Decía una anciana.

“Porque no eres de la zona, por favor revisa el aviso en la pizarra de afuera.” Respondió impaciente la joven del mostrador. “Por favor, abran paso a la siguiente persona. ¡Siguiente!”

La anciana fue empujada lejos por la multitud.

“Quiero de todo, dame la porción más grande.” Dijo un tipo calvo con un gran collar de oro, sacudiendo una pila de dinero.

“Cada persona sólo puede comprar suministros durante tres días usando su tarjeta de identidad. Sólo puedes regresar después de tres días.”

“¿No puedes hacer un arreglo especial? Tengo más que suficiente dinero.” Le preguntó el hombre calvo de una manera irrespetuosa.

“Lo siento, no puedo hacer eso. Esa es la política. ¡Total 200 Yuans, por favor!” Dijo el empleado después de explicar.

“Parece que sólo puedo comprar comida del mercado negro entonces.” Murmuró el hombre calvo mientras pagaba y tomaba sus provisiones.

Finalmente, Luo Yuan se acercó al cajero. Le pasó su tarjeta de identidad junto con 200 Yuans.

El cajero le preguntó: “Tres días ¿verdad?” Luego pasó a registrar todos los detalles en su computadora, mientras que otro miembro del personal entregaba a Luo Yuan las provisiones. Ellos compraron y rápidamente salieron de la multitud.

“¡Dios, qué calor hacía allí!” Zhao Yali dijo mientras soltaba el brazo de Luo Yuan y miraba a la multitud. “Veamos qué hay dentro de la bolsa.”

“Una bolsa de 2,5 kg de arroz blanco, 500 gramos de carne, 1 kg de vegetales, tres manzanas y 2,5 litros de agua potable. Ah, además de tres trozos de chocolate y un pequeño paquete de leche y azúcar.” Dijo Luo Yuan después de comprobarlo.

Zhao Yali parecía sorprendida. “Eso fue demasiado dinero pagado por estas pequeñas cosas. Solían costar sólo 50 Yuans. ¡El  dinero está perdiendo su valor!”

“Esto se considera barato en estos días, ¿qué esperabas? En cualquier caso, es mucho más barato que en el mercado negro.” Le dijo Luo Yuan.

Sabía que los alimentos secos en el mercado negro costaba alrededor de 25 CNY por 500 gramos, y la carne se vendía por CNY 100 por cada 500 gramos. Por lo tanto, CNY 200 para las cosas que acababan de comprar en el mostrador era barato en comparación.

“Sin embargo, esos son suministrados por el gobierno. ¿Cómo pueden seguir siendo tan caros? ¿Están locos? Ugh, gracias a Dios que me voy pronto, de lo contrario no creo que yo fuese capaz de sobrevivir en esta ciudad.” Dijo con enojo. Ella solía trabajar en una compañía de inversión extranjera y su salario había estado por debajo de 3.000 CNY. Ella no habría sido capaz de sobrevivir, incluso si su empresa no hubiese cerrado.

“¡Es verdad!” Dijo Luo Yuan con una sonrisa.

En realidad, los pueblos no parecían estar mejor que la ciudad. El Capitán Chen de la comisaría de Gaotang le había dado a Luo Yuan una llamada hace unos días para recordarle que debía guardar algo de comida para emergencias. No había dicho mucho, pero Luo Yuan podía percibir lo crítica que era la situación, y había decidido ir a comprobarlo. Cuando llegó a Gaotang, todo parecía estar bien. El gobierno había quemado la mayor parte de las tierras de cultivo y sacado muchos árboles grandes. Sin embargo, cuando había llegado a un pequeño cruce, se había dado cuenta de que las nuevas cosechas en el arrozal no estaban creciendo en esta cálida temperatura inusual de diciembre. De hecho, él veía las malas hierbas que crecían más y más arriba que esos arrozales jóvenes. Esas hierbas habían ocupado todos los espacios entre el arrozal, impidiendo que el arroz absorbiera la luz solar para la fotosíntesis.

Un viejo agricultor le dijo que esas malas hierbas eran difíciles de eliminar usando pesticidas, y la única otra forma de eliminarlas era sacándolas. Sin embargo, había demasiadas serpientes venenosas en el arrozal ahora, y nadie era lo suficientemente valiente como para hacerlo. Luo Yuan se sorprendió por la situación en el pueblo. Ni siquiera pensaba en volver a casa. Todo lo que sabía era que el mundo estaba a punto de cambiar.

La tarde siguiente, Luo Yuan y Zhao Yali estaban listos para partir. Luo Yuan llevó dos piezas de equipaje y llamó a un taxi para conducir a la estación de tren.

“¿Por qué llevas esa caja de madera?” Preguntó Zhao Yali, mirando la caja en sus manos.

“Oh, es una obra de arte.” Respondió Luo Yuan con una sonrisa.

“En realidad, no necesitas comprar nada para mis padres, podrían tener una idea equivocada.” Dijo ella sin poder hacer nada. Al parecer, había malentendido a Luo Yuan. Si llevase consigo un regalo, sabía que sus padres no creerían en ninguna explicación que les diera.

“Usted es la que tiene una idea equivocada. Esto no es un regalo, me olvidé de comprar un regalo, ¡podemos comprar algo en la estación de tren!” Dijo con una sonrisa.

“Por favor, no, nunca escucharé el final de eso.” Se apresuró a detenerlo.

“¿Vas a ir a casa a ver a tus padres?, ¿y el arroz?, estoy seguro de que a tu futura suegra le gustará.” El taxista se unió a la conversación para divertirse.

Las mejillas de Zhao Yali se pusieron rosadas.

“En realidad sólo somos amigos. Por eso estaba preocupada.” Explicó Luo Yuan cuando vio el color en sus mejillas.

“Oh ya veo. Mi esposa y yo estábamos así, y nos casamos al final. De todos modos, ¿a dónde se dirigen? Quiero decir, ¿cuál es su destino final?” Preguntó el conductor.

“¡Ciudad Yushui!” Dijo Luo Yuan en voz alta. Estaba un poco loca.

“¿Hay un lugar allí llamado Yushan?” Preguntó de repente el conductor.

“¡Sí! Yushan se encuentra en la región norte de la ciudad de Yushui. Es una atracción turística famosa. ¿Ha estado allí?” Preguntó Zhao Yali al conductor. Parecía emocionada de estar hablando de su ciudad natal.

“Hmmm, en realidad no lo he hecho, pero he oído de mi amigo que muchas personas han muerto recientemente en la aldea, incluso vehículos blindados llegaron un día y bombardearon el lugar.” Dijo seriamente el conductor.

Zhao Yali parecía asustada.

Luo Yuan le dio unos golpecitos en el hombro para tranquilizarla antes de preguntarle al conductor: “¿Es en serio?”

“Yo no bromearía sobre algo como eso, y no conseguiría nada de eso de todos modos. Mis amigos son de la Ciudad Yushui, pero trabajan en la Ciudad Donghu, consiguieron mover a sus padres aquí porque la Ciudad Donghu parece estar más segura. En cualquier otro lugar que vayas hay desastre y caos.” Dijo el conductor.

“¿Hace cuánto tiempo que oíste sobre eso?” Preguntó Luo Yuan.

“Hace unos tres días. Debería estar bien ahora. De todos modos, nunca se puede ser demasiado cuidadoso.” Explicó el conductor.

“Gracias, es una suerte que nos hayas dicho eso, realmente lo apreciamos.” Dijo Luo Yuan rápidamente al conductor.

“Ni lo digas, todo el mundo está teniendo dificultades, se siente como si el fin del mundo estuviese llegando, y el gobierno sigue siendo estricto con nosotros. Si me preguntas, todo el mundo debería tener un arma para la autodefensa.” El conductor se quejó.

“Yuan, ¿qué debo hacer? Estoy preocupada por mis padres.” Dijo Zhao Yali ansiosamente.

“Pensé que los habías llamado anoche, ¿podrías llamarlos de nuevo?” Luo Yuan sugirió.

“Sí, sí.” Rápidamente sacó su teléfono y marcó.

“Hola, mamá, ¿tú y papá están bien? Oh, nada especial, solo comprobaba. Tomaré el tren de las 1:30 pm. Yo debería estar allí antes de las 4 pm. Tengo un colega viniendo, es un chico, pero no es lo que estás pensando. Oh, mamá, ¿sucedió algo en la Ciudad Yushui?, ¿un ataque de roedores?, muy bien, entonces estoy colgando.” Zhao Yali colgó el teléfono, parecía aliviada. “Ambos están seguros. Un ataque de roedores, no es nada, ¿verdad?” Preguntó Zhao Yali.

“¿Sólo roedores?” Luo Yuan pensó en silencio. Tenía un mal presentimiento. Sabía que una Misión de Nivel F + no sería tan fácil de manejar.

Los dos llegaron a la estación de tren, pero el Zhanmadao no fue permitido por el puesto de control. Luo Yuan necesitaba arreglar un envío express y asegurarse de que llegara al mismo tiempo que lo harían ellos. No estaba seguro de poder completar la misión sin el cuchillo. La estación de tren estaba muy concurrida ya que la temporada del Año Nuevo Chino se acercaba. Todo el mundo parecía deprimido y ansioso por el futuro. Zhao Yali y Luo Yuan se mantuvieron a un lado y esperaron porque no pudieron encontrar un asiento. Luo Yuan se dio cuenta de que muchos trenes se retrasaron al mismo tiempo. El tren que iba a la Ciudad Yushui se retrasó también ya que ya eran alrededor de las 13:30. Parecía que algo había sucedido a los trenes en el camino a la estación.

“Nuestro tren también se retrasó. Eso no es puntual en lo absoluto.” Zhao Yali se quejó.

“Está bien. Lo importante es que lleguemos a nuestro destino.” Luo Yuan la consoló.

Afortunadamente, no había habido ningún accidente, y el tren llegó después de 30 minutos.

Luo Yuan validó su boleto y entró en la plataforma. Todos a su alrededor parecían sorprendidos. Algunas personas incluso estaban gritando. El exterior del tren estaba cubierto de sangre y también había plumas en algunos lugares. Luo Yuan se inclinó y recogió una pluma gris. Utilizó su súper poder para identificarlo.

[Una pluma de gorrión.] [Funciones: material.] [Rareza: Blanca.] [Peso: 10 gramos.] [Comentarios: Esta es una pluma de un gorrión mutado.]

¿Un gorrión mutado? ¿Había sido atacado por los gorriones? A juzgar por el tamaño de la pluma, suponía que los gorriones debían de tener un pie de altura. Si las aves también hubiesen mutado, eso sería realmente una mala noticia para el transporte aéreo. Incluso podrían tener que cerrar por completo. Lo peor de las aves era que podían ir mucho más alto que otras bestias, haciendo más difícil cualquier defensa contra ellas.

No pudieron evitar la llegada de animales mutados, incluso si el gobierno cortaba los árboles y quemaba los bosques. Luo Yuan se sintió frío al pensar en miles de grandes pájaros volando sobre el cielo de la ciudad. “Espero que eso no suceda en mi ciudad.” trató de consolarse. Con el gobierno quemando bosques a gran escala, esos animales hambrientos tendrían que atrapar a los humanos para llenar sus estómagos vacíos.

“No tengo ni idea de cómo sucedió eso.” Dijo Zhao Yali. Ella seguía temblando mientras sostenía el brazo de Luo Yuan.

Luo Yuan no sabía cómo consolarla, así que simplemente dijo: “Vamos a subir al tren, de lo contrario lo vamos a perder.”

Descarga: