EOT – Capítulo 14

Modo Noche

Capítulo 14 – Ciudad Yushui

Los dos entraron en el tren. El asiento al lado de Zhao Yali estaba ocupado, así que Luo Yuan pidió intercambiar asientos con la persona sentada allí. La ayudó  a arreglar su equipaje y luego se sentó a su lado. Había dos chicas y un chico sentado frente a ellos, y  naturalmente le prestó más atención a las chicas. Parecían haber estado llorando. Sus ojos estaban rojos y parecían asustadas. El tipo era alto y flaco, con muchas espinillas en la cara. Él estaba consolando a las chicas suavemente. Los tres parecían muy cercanos entre sí, y Luo Yuan suponía que estaban estudiando juntos en la universidad.

“¿Qué le pasó al tren? ¿Por qué hay tanta sangre?” Luo Yuan golpeó suavemente el posabrazos, preguntándole al tipo.

El chico miró a Luo Yuan antes de explicar: “Un gran grupo de pájaros estaba volando hacia nosotros y golpeó el tren de la nada. Fue una suerte que las cabinas hayan sido gruesas y lo suficientemente resistentes, y que las ventanas son a prueba de balas. De lo contrario, todos habríamos sido heridos.”

“¿Un gran grupo? ¿Qué tan grande?” Preguntó Luo Yuan. Parecía dudoso.

Un tipo con un traje de negocios sentado junto a él se unió a la conversación: “No está exagerando en lo absoluto. El cielo de pronto se oscureció, y cuando levanté la vista, había pájaros que cubrían el sol. Pronto hubo algunos sonidos extraños que venían de las ventanas, y el tren entero estaba tambaleándose y al final el tren se detuvo durante más de 10 minutos hasta que los pájaros se fueron. Mira, todavía hay manchas de sangre en las ventanas mientras hablo. Frente a nosotros, fue aterrador. Por suerte, este es un tren y no un avión, de lo contrario nos habríamos estrellado y todo el mundo habría muerto.”

El hombre de negocios sacudió la cabeza. Parecía asustado.

Luo Yuan comprobó la ventana cuidadosamente y encontró que había también seis impresiones blancas a un lado de las manchas de sangre. Al parecer, habían sido causadas ​​por los picos de las aves durante la colisión.

“Gracias a Dios pudimos coger el tren a tiempo, o habríamos estado terriblemente asustados.” Dijo Luo Yuan, sonriendo.

El hombre de negocios prosiguió: “Las cosas están empeorando y no podemos predecir el futuro, China ha sido reportada como el país más estable en este momento. África prácticamente ha perdido el contacto y  en Europa y los EE.UU. Bueno, he oído decir que muchas bestias gigantes han aparecido.” Dijo con un suspiro.

“China tiene una población muy grande y una pequeña área forestal, que no es comparable a la de otros países.” El joven de la universidad se unió a la conversación.

“Todavía estás en la universidad, ¿verdad? ¿Ya terminaste tus clases?” Preguntó Zhao Yali cuando se recuperó del shock.

“Unas pocas personas han muerto en el campus, y las clases se vieron obligadas a detenerse, estamos tratándolo como un descanso de invierno, pero no creo que vayamos a volver.” Dijo el joven, impotente, mirando a Zhao Yali.

Ella le hizo más preguntas, “¿Qué pasa con sus estudios? ¿Es una causa perdida?”

Las dos chicas empezaron a llorar de nuevo.

“¿A quién le importa nuestro título ahora? No habría puestos de trabajo disponibles, aunque tuviésemos un título.” Dijo el joven. Zhao Yali se quedó sin habla, con la boca ligeramente abierta.

El tren se movía lentamente y se iba haciendo cada vez más rápido. Todos los picos de las montañas del camino habían sido quemados, pero ya había nuevos brotes. Tal vez habría un nuevo bosque en poco tiempo. Una hora y media más tarde, finalmente llegaron a la Ciudad Yushui. El tren se movió lentamente en las vías, y la puerta se abrió cuando llegó a la plataforma. Luo Yuan y Zhao Yali desembarcaron, siguiendo a los otros pasajeros. Fue hasta el mostrador de servicio de mensajería para recoger su caja de madera. Abrió la caja en silencio, aliviado al ver el cuchillo dentro. Él abrió su tablero de atributos y asignó los cinco puntos restantes a sus habilidades de cuchillo.

Cerró los ojos y se sintió instantáneamente enérgico. Los abrió de nuevo lentamente y dijo: “¡Vámonos!”

“Está bien.” Zhao Yali respondió y comenzó a caminar. Después de un rato, ella preguntó: “¿Qué te pasó ahora? Parecías aterrador.”

“¿Aterrador? ¿Segura que viste bien?” Preguntó Luo Yuan.

“No estoy segura, pero se sentía raro. Quizá mis ojos me engañaron.” Zhao Yali miró a Luo Yuan, dudando de sí misma. Luo Yuan se preguntó si había algo malo en él.

Recordó las diferencias y pronto sintió los cambios. Aparte de ganar una comprensión más profunda de la habilidad de cuchillo, él también estaba más sensible y alerta al mundo exterior. Además, podía concentrar su mente muy fácilmente ahora. Se preguntó si actualizar la habilidad de cuchillo también podría afectar su comportamiento psicológico. De repente, se dio la vuelta y miró a Zhao Yali en serio “¿Me veía así ahora?” Preguntó.

Zhao Yali lo miró a los ojos durante unos segundos antes de apartar la vista rápidamente. Parecía estresada y se cubría los ojos. Ella le pegó una vez, diciendo con enojo: “¡No intentes asustarme de nuevo!”

“Muy bien, de acuerdo.” Dijo Luo Yuan, sonriendo. Estaba encantado.

Aunque era un efecto complementario de mejorar la habilidad de cuchillo, todavía era eficaz. La gente se asustaría de él incluso antes de que comenzaran a luchar.

“¿Cómo lo hiciste?” Preguntó Zhao Yali.

“Yo solía practicar artes marciales antes, cuando estaba en la universidad, tal vez también afectó mi mentalidad, de todos modos, la gente suele tener miedo de mí cuando me mira a los ojos.” Dijo Luo Yuan con calma.

“Así que debes ser muy poderoso ¿verdad?” Zhao Yali estaba sorprendida y curiosa.

“Depende de quién sea mi oponente. La gente normal no suele ser rival para mí.”

Luo Yuan no estaba tratando de ser humilde. Sabía que Zhao Yali carecía de determinación y necesitaba aumentar su confianza. Esta misión sería un desafío, y les esperaba un viaje peligroso e impredecible. Pensó que sería bueno prepararla psicológicamente para tal situación, y así evitar distracciones mientras luchaba.

“Wow, ¡no lo sabría si no me lo dijeras!, seguro que sabes mantener un secreto.” Zhao Yali sonaba como si le estuviese regañando. Se sintió aliviada y pensó que no había nada de que temer mientras ella se quedara con él.

Los dos hablaron mientras caminaban hacia la estación de autobuses cercana. Luo Yuan notó que los coches allí eran extraños comparados a los coches en otros lugares. Había barrotes instalados en sus parabrisas y ventanas, y había gruesas placas de hierro alrededor de los coches que también cubrían los neumáticos. Parecían monstruos de hierro. Zhao Yali estaba atónita. Ella podía adivinar lo mal que estaba la situación en la Ciudad Yushui sólo mirando los coches modificados.

“Vamos, no lo pienses ¿qué autobús debemos tomar para ir a tu casa? Tu dime.” Dijo Luo Yuan mientras la alejaba.

“No hay una línea de autobús directo a mi aldea, tenemos que tomar el autobús 203 hasta la Estación Este y luego transbordar a otro.” Dijo mientras se recuperaba del shock y señalaba hacia el autobús. Subieron al autobús y se sentaron. El autobús partió después de un rato.

La Ciudad Yushui parecía desolada. Había pocas personas caminando por las calles y la mayoría de las tiendas estaban cerradas. Los pocos locales que todavía estaban abiertos tenían sus puertas y cortinas medio abiertas. Nadie parecía estar limpiando las calles. Había basura por todas partes y manchas de sangre roja oscura todavía eran visibles en el asfalto. Al parecer, debe haber habido algún tipo de incidente allí no hace mucho tiempo. Varios jeeps armados pasaron transportando soldados completamente armados. El sonido de los disparos se oía en la distancia, poniéndolos incómodos. Algunos pasajeros que desembarcaban del autobús vieron la escena y se asustaron. Sus rostros se pusieron pálidos. Se preguntaban cómo había terminado la ciudad así.

Zhao Yali miró por la ventana y permaneció en silencio. Luo Yuan tocó su mano y ella agarró su brazo antes de que pudiera tirar de ella. Todo el mundo parecía deprimido y se quedó en silencio. Afortunadamente, nada ocurrió en el camino a la Estación Este. La estación estaba desierta. Casi no había gente caminando, y unas cuantas bolsas de plástico estaban siendo llevadas por el viento. El área se volvió más viva cuando una docena de pasajeros desembarcaron del autobús.

“Tomaremos el autobús a Shuimen. Está a unos 30 minutos de nuestro destino.” Dijo Zhao Yali mientras lo guiaba por el camino. Sólo había un autobús a Shuimen, y parecía un poco diferente. Había manchas de sangre y carne aplastada en su frente, y agujeros a lo largo del resto. Parecía tétrico.

Luo Yuan de repente pregunto “¿El autobús pasa por Yushan?”

Zhao Yali parecía sorprendida mientras contestaba: “Sí, pasará por una pequeña distancia de unos 3 o 4 km.”

Luo Yuan entró en el autobús mientras pensaba en algo. Zhao Yali introdujo cuatro monedas en el buzón y se sentaron en la parte de atrás. Sólo había ocho pasajeros en el autobús. El conductor parecía frustrado y seguía revisando su teléfono. Salió a hacer una llamada. Nadie podía oír lo que decía, pero volvió después de un minuto con los ojos rojos. Luo Yuan notó que había un hacha dentro del compartimiento del conductor. Después de unos cinco minutos, dos chicas entraron en el autobús y se sentaron frente a Luo Yuan. Tuvieron una pequeña charla y luego dejaron de hablar por completo.

Un momento después, sonó un teléfono. El conductor revisó su teléfono, pero no atendió la llamada. Encendió el motor y se alejó de la estación de autobuses. Luo Yuan pensó que el autobús estaba mal ventilado y trató de abrir la ventana.

Una de las chicas de enfrente gritó de repente “¡No abras la ventana!”

El conductor pisó los frenos muy fuerte y le gritó en un dialecto. Aunque Luo Yuan no entendía lo que había dicho, sabía que no era algo bueno. Rápidamente se disculpó y cerró la ventana. El conductor siguió mirándolo durante un rato antes de que avanzara de nuevo.

Luo Yuan estaba confundido y se dio la vuelta para preguntarle a Zhao Yali: “¿Qué dijo ahora?”

Zhao Yali se mordió el labio mientras explicaba: “Él te dijo que no abras la ventana porque eso atraería a las ratas.”

Luo Yuan estaba aterrorizado. Rápidamente miró por la ventana. Había una montaña en la distancia rodeada de niebla. Había un montón de agujeros en el centro de la montaña que exponía la piedra gris-amarillenta dentro. Había incluso humo en algunos lugares. Eso tenía que ser de las bombas. Recordó los rumores sobre la entrada de camiones armados en la ciudad. De pronto se sorprendió. Se preguntó por qué Yushan estaba siendo bombardeado. Luego conectó los puntos que unían a Yushan, los ataques de roedores y los camiones armados. Yushan tenía que ser de dónde venían las ratas.

 

Descarga: