EOT – Capítulo 20

Modo Noche

Capítulo 20 – Perro Gigantesco

Zhao Yali era físicamente débil por lo que tuvieron que parar varias veces para descansar en el camino. Afortunadamente, no se encontraron con circunstancias más peligrosas.

Finalmente, llegaron a la Aldea Zhao y Zhao Yali parecía calmada por ello. “Esta es mi alma mater, yo solía estudiar aquí. Solía ​​haber muchos niños nadando en el río junto a mi escuela, pero parece haber sido abandonada hace mucho tiempo.” Zhao Yali explico y suspiró.

Una mujer caminó hacia ellos desde la dirección opuesta y saludó a Zhao Yali, “Hola, Lili, ¿estás de vuelta?” Luego miró a Luo Yuan y preguntó: “¿Es este tu novio?”

Zhao Yali se sintió incómoda y dijo: “Oh, no. Sólo me ayudó a venir aquí.”

La mujer no parecía convencida y continuó “¿En serio? Se ve bien y fuiste obediente desde joven. Pero ahora no puedo hablar mucho. Estoy segura de que tus padres te esperan en casa. Deberías ir a verlos. ¡Recuerda venir a mi casa para una comida con tu amigo mañana!”

“Oh, creo que estará bien. Se va hoy.” Zhao Yali rápidamente la rechazó.

“Oh, querida, ¿por qué no te quedas aquí unos días?” Preguntó la mujer. No parecía creer de nuevo a Zhao Yali.

Cuando se marchó, Zhao Yali explicó tímidamente: “Lo siento, es una de mis parientes, está acostumbrada a ser muy apasionada, espero que no te molestara demasiado.”

“No te preocupes.” Respondió Luo Yuan.

Ese pueblo le daba una sensación de paz y tranquilidad. Los aldeanos parecían amigables. Como la gente antes de los acontecimientos recientes. Sin embargo, eso no parecía ser normal, y no estaba seguro de si era real. Por alguna razón, sentía que el área no era completamente segura. Pero finalmente, llegaron al frente de una pequeña casa vieja después del largo viaje.

[¡Bip!] [¡Misión completada!] [Observaciones: Excelente.] [Experiencia básica: 400] [Recompensa del comentario: +200]

Luo Yuan inmediatamente se sintió aliviado y libre cuando oyó ese sonido familiar.

“Por favor, permanece en silencio más tarde para evitar cualquier malentendido. Y si mi padre te pregunta si tienes novia, por favor di que sí.” Le dijo Zhao Yali con un tono de voz bajo.

“Está bien, lo tengo. Prometo que no voy a decir tonterías.” Dijo Luo Yuan fácilmente.

Zhao Yali se sintió aliviada y golpeó la puerta con entusiasmo. “¡Mamá! ¡Mamá! ¡Volví!”

“¡Voy, ya voy!” Podían oír los pasos de la madre de Zhao Yali corriendo hacia la puerta. La rejilla se abrió y una mujer con un delantal salió de la casa. Ella abrazó a Zhao Yali, y las dos derramaron lágrimas de alegrías.

Luo Yuan se dio cuenta de lo parecidas que eran las dos. Estaba de pie a un lado, incómodo. Desde que sus padres habían fallecido en el accidente, no había visto ese tipo de una escena que calentaba el corazón. Después de un tiempo, la madre de Zhao Yali se limpió las lágrimas y soltó a su hija. Ella miró a Luo Yuan y asintió con la cabeza, diciendo “¡Oh querido!, tú eres el amigo de Lili, ¿por qué no lo presentas?”

Era difícil no hablar de la apariencia de Luo Yuan. Era alto y guapo. Además de eso, se había vuelto más estable y maduro después del período de entrenamiento y lucha. En ese momento, podría ser considerado como una persona excepcional.

Los ojos de Zhao Yali estaban llorosos mientras miraba a Luo Yuan por un segundo, luego ella respondió a su madre “No hay mucho que presentar, sólo un amigo normal. Pero mamá, ¿dónde está papi?”

Su madre le reprendió “¿Cómo pudiste decir eso?” Se volteó hacia Luo Yuan. “Espero que no te moleste. Por favor, entra.” Ella se volteó rápidamente hacia su hija. “Lili, ¿puedes ayudarme a preparar té?”

“Está bien, señora, mi nombre es Luo Yuan, pero puede llamarme Yuan, la ayudaré, no se preocupe, gracias por molestarse.” Dijo Luo Yuan.

“Lili, ¿puedes venir a hablar con Luo Yuan?, tu papá y Xiao Huang han ido a la granja desde que supo que llegarías hoy él dijo que quería prepararte algo de carne. Volverán pronto.” Dijo la madre de Zhao Yali Felizmente mientras miraba a Luo Yuan.

Zhao Yali se sorprendió y su cara palideció instantáneamente. “¡Oh no, mamá! ¿Cómo pudiste dejarlo ir solo? ¡Es muy peligroso afuera! ¡Iré a buscarlo!”

Miró a Luo Yuan con los ojos pidiendo ayuda y él asintió.

Sin embargo, su madre no estaba preocupada en lo absoluto y dijo: “No te preocupes, mi chica, él tiene a Lao Huang. Ella es increíble, ninguno de los otros animales puede vencerla.”

La expresión facial de Luo Yuan cambió al instante. ‘¿Es un animal mutado otra vez?’ él se preguntó.

Zhao Yali estaba sentada en la sala de estar junto con Luo Yuan cuando escucharon a alguien tratando de desbloquear el candado fuera de la rejilla. “¡Debe ser mi padre!” Zhao Yali se levantó cuando oyó el sonido.

Un animal gigantesco, de casi dos metros de altura, penetró en la casa una vez que se abrió la puerta. Estaba moviendo la cola felizmente, pero la característica que atraía más la atención era su extraordinario pelaje rojo y esponjoso. Se movía arriba y abajo, mientras el animal saltaba. El pelaje era rojo, y parecían unas llamas ardientes.

Las patas del animal eran muy fuertes y daban una sensación de poder. Incluso si una persona sólo lo miraba desde lejos, se sentirían presionados. Pero extrañamente, había una cadena atada alrededor del cuello del perro, y el extremo lejano estaba sostenido por un hombre. Sin embargo, basándose en el tamaño corporal y la energía del animal, probablemente podría romper fácilmente la cadena si usaba su fuerza.

Zhao Yali se sorprendió y se puso de pie con miedo. Ella no se sentía cómoda mirando a ese perro gigantesco ya que ella lo encontraba irreal.

El cuerpo de Luo Yuan se tensó, y parecía muy serio como si hubiese tropezado con un enemigo muy poderoso. Su mano viajó naturalmente a su cuchillo como en el momento en que estaba a punto de pelear con la gran serpiente.

De repente, un hombre con una mochila de piel de serpiente entró sosteniendo la cadena en su mano. El hombre parecía tener unos 50 años. “¡Oh, hija mía, finalmente has llegado a casa!” Le dijo el hombre

“¿Es ese Lao Huang?” Preguntó Zhao Yali.

El gigantesco perro seguía meneando su cola e hizo algunos sonidos para mostrar lo feliz que estaba cuando vio a Zhao Yali. No se apresuró hacia Zhao Yali, sino que se volteó para mirar a su padre. Él hombre regañó al perro y el pobre gimió, pero se dejó encadenar junto a un gran árbol. Durante todo ese tiempo, siguió mirando a Zhao Yali mientras se quejaba.

Luo Yuan rápidamente se adelantó para estrecharle la mano cuando vio al padre de Zhao Yali caminando hacia él. “Hola, soy Luo Yuan, ¿cómo está?”

El padre de Zhao Yali miró a Luo Yuan y le dijo: “¿Eres el amigo de Lili? no tengas miedo, el perro no muerde y es muy inteligente, generalmente la dejamos ir por la casa.” Notó el cuchillo de Luo Yuan colgado de su cintura y preguntó: “¿Qué tal estuvo el camino a casa?”

Aunque el padre de Zhao Yali se vestía de manera sencilla, no era sólo un granjero normal. Hablaba un mandarín muy fluido y preciso. Debe haber pasado por algo diferente antes de establecerse aquí.

“Oh, no se preocupe. Sólo algunos pequeños problemas, eran manejables. Por suerte, yo tenía un cuchillo.” Respondió Luo Yuan, sonriendo.

Sin embargo, el padre de Zhao Yali ya había notado algunas pequeñas manchas de sangre en el vestido de su hija, y podía entender las experiencias arriesgadas y peligrosas detrás de la simple descripción de Luo Yuan. Parecía un poco asustado y preocupado. “Parece que todo está empeorando más rápido de lo que esperábamos. Pensé que la ciudad sería más segura, de lo contrario, yo habría esperado por ella en la estación. Te estoy muy agradecido ya que estuviste allí con ella en el camino. No puedo imaginar lo que habría sucedido de lo contrario.”

“De nada, tío. Yali solía ayudarme mucho; ella es como mi hermana. Yo sólo hice lo que tenía que hacer.” Respondió Luo Yuan respetuosamente.

Zhao Yali se mantuvo a un lado con una cara enojada. ¿Hay algún hermano menor que se ponga encima de su hermana? Se preguntó en su mente.

Su padre continuó diciendo: “Está bien, entonces no lo mencionaré más. Yo quería que ella regresara en primer lugar, pero pensé que el centro de la ciudad sería más seguro que las aldeas. Es bueno que vuelva ahora, al menos tenemos comida aquí. Además, su madre ya no tendrá que preocuparse por ella y me regañará todos los días.”

De repente, la madre de Zhao Yali llamó a su padre de la cocina. Él sonrió y dijo: “Oh, querido, por favor toma asiento primero, necesito ayudar a su mamá, vamos a beber juntos durante la cena.”

Luo Yuan rápidamente respondió, “Claro, gracias por todo.” Después de entrar en la cocina, Luo Yuan le preguntó a Zhao Yali, “¿Cómo fue mi actuación?”

Zhao Yali lo miró y dijo, “Normal.” Un momento después, le preguntó a Luo Yuan: “¿Cuándo te vas?”

“Nunca he visto a alguien que fuese tan mala con alguien que la ayudó tanto ¿no crees que sería bueno ofrecerme una cena como agradecimiento antes de que me vaya?” Dijo Luo Yuan. De repente, se puso la palma de la mano en la frente como si estuviese recordando algo importante y dijo: “¡Oh! ¿No piensas ponerte unas bragas?”

“¡Tu pervertido, tu mente está llena de pornografía!” Zhao Yali estaba enojada y se sonrojó. Ella estaba tratando de correr hasta el primer piso cuando Luo Yuan la detuvo y le pasó el arma a ella “Por favor, ocúltala correctamente.”

Zhao Yali tomó la pistola cuidadosamente y rápidamente revisó el entorno, luego corrió hacia arriba. Luo Yuan sonrió y salió de la sala de estar. Miró al perro gigantesco. Estaba perezosamente tumbado en el suelo, y para el asombro de Luo Yuan, ella todavía media más de medio metro. Sus oídos se movieron un poco y se enderezaron al instante cuando se dio cuenta de que la gente se acercaba a ella. Abrió los ojos ligeramente y los volvió a cerrar. Luo Yuan se dio cuenta de que eran de color azul claro y cristalino, al igual que los cristales.

Luo Yuan se acercó un poco más a ella y luego se detuvo. Ese perro no era como esas ratas mutadas. Aunque el padre de Zhao Yali la describió como un perro apacible e inteligente, él no tomaría el riesgo de desafiarla. Si lo hacía, sería lanzado de cinco a seis metros por un simple golpe, ya que el tamaño del perro era realmente más allá del de su imaginación. Luo Yuan recibiría algunas lesiones leves, incluso si él era lo suficientemente hábil como para matarla. Sin embargo, no era necesario matarla. Notó unos cuantos pelos rojos en el suelo que tenían unos 20 cm de longitud. Recogió uno y usó su poder de identificación.

[Pelo de un perro gigantesco mutado.] [Función: Recurso] [Rareza: Azul claro] [Peso: 0.01kg] [Comentario: Esa es la piel de un perro mutado que contiene un poco del poder del fuego.]

“¡Es real!” Luo Yuan se sorprendió, pero demostró su propia especulación. Zhao Yali iba a estar a salvo aquí.

Luo Yuan no tenía idea de cuál era el factor que controlaba la velocidad de la mutación, ya que se dio cuenta de que algunos animales estaban mutando más rápido que los demás.

La mayoría de los animales mutados se clasificaban en Grado Blanco, y sólo había algunos animales clasificados en Grado Azul. Aquellos clasificados como azules eran usualmente súper raros y eran tan valiosos como la pluma de un ave fénix o el cuerno de un qilin. Sin embargo, Luo Yuan había visto dos de estos animales raros hasta el momento: la gran serpiente y el gigantesco perro delante de él. Cada uno de ellos podría ser el rey de su hábitat. Tal vez, también había una rata enorme en la comunidad de ratas.

Afortunadamente, no se habían topado con él.

De todos modos, no era de extrañar que el pueblo se viese extraordinariamente pacífico. A medida que la infraestructura y la agricultura de los pueblos se hacían más sofisticadas, las vacas eran expulsadas de las granjas. No había ninguna razón para que los aldeanos se preocuparan, especialmente desde que el perro era considerado el animal grande del área circundante y era suficiente para asustar lejos los animales mutados más pequeños. Lo más importante, ella había sufrido la evolución de grado azul claro que era suficiente para proteger a los aldeanos.

Recordó a la pareja que había matado a su perro en la Aldea Choo y pensó que eran estúpidos, ya que no sabían que un perro era siempre leal a sus dueños, siempre y cuando no abusaran de él. Incluso si el perro mutaba, no cambiaría su lealtad. Además, incluso si el perro sólo se clasificase como blanco, era suficiente para luchar contra la mayoría de las amenazas en este momento. Sin embargo, era extremadamente costoso criar uno si el perro no sabía encontrar su propia comida.

“Ah, pero ¿qué es ese poder de fuego?” Luo Yuan se dio cuenta de los comentarios sobre la piel y se preguntó qué podría ser. “¿Significa eso que este perro puede escupir fuego?” Se frotó el pelaje unas cuantas veces, pero no sintió nada inusual. Luego tiró del pelaje, pero no se rasgó, por lo que aumentó su fuerza y ​​tiró de nuevo. Sólo entonces se rompió en dos partes. El pelaje parecía normal, pero en realidad era muy fuerte, incluso más fuerte que algunos cables.

“¿Qué haces aquí?” Preguntó de pronto Zhao Yali tras él.

Luo Yuan se dio la vuelta y vio a Zhao Yali que se había cambiado su ropa por un largo vestido verde claro que sacaba a relucir la belleza de su piel. También se había puesto un poco de maquillaje ligero que la hacía parecer aún más encantadora.

“Estoy estudiando su pelo para ver lo que podría aprender sobre él.”

“Es un desperdicio que no trabajases como biólogo. ¡Oh, su pelo es tan largo! ¡Solía ​​ser amarillo, pero ahora se puso rojo!” Dijo Zhao Yali, agarrando el pelo de Luo Yuan.

“¡Te estás volviendo más dura ahora!” Observó Luo Yuan, levantándose del suelo. Miró al gigantesco perro que se había levantado y ahora meneaba la cola mientras miraba a Zhao Yali. “¿Por qué no juegas con ella? Sería genial si pudieses ayudarme a conseguir algo de su pelaje, el pelaje de su cuerpo se ve más oscuro.” Dijo Luo Yuan.

“Tengo miedo.” Murmuró Zhao Yali, mirando al perro. Ella parecía estar dispuesta a probar, pero todavía estaba dudando ya que el tamaño del perro era realmente aterrador.

“Ella no te morderá. Recuerda a tu papá. Dijo que ha mutado y se ha vuelto muy inteligente, eso significa que no hará nada que pueda ser peligroso para ti. Pero se sentirá deprimida y decepcionada si te mantienes alejada.”

Basado en sus acciones y actuaciones, el perro era bastante inteligente. Se podría comparar con un niño de 8 años de edad. Si Zhao Yali no podía superar su miedo, el perro comenzaría a alejarse de ella y eventualmente acabaría perjudicándola.

“Muy bien, lo intentaré. Pero no te vayas demasiado lejos.” Dijo Zhao Yali inclinando la cabeza. Se habría sentido entumecida y hubiese palidecido de muerte si se tratase de cualquier otro animal que no fuese Lao Huang. Sin embargo, era un perro casero y era lo suficientemente docil como para hacer que Zhao Yali se sintiera aliviada.

Zhao Yali se sintió animada cuando vio a Luo Yuan asintiendo. Caminó lentamente hacia el perro, mientras su corazón latía vigorosamente y sus palmas sudaban continuamente. El perro meneó la cola a un ritmo más rápido cuando vio que su amo se acercaba a ella. Estaba muy emocionada y se mantenía inclinada, pero no se precipitó hacia adelante.

Finalmente, ladró unas cuantas veces y luego se acostó en el suelo. Volteándose, expuso su vientre suave. Luo Yuan echó un vistazo y se dio cuenta de que era una perra.

Zhao Yali de repente se sintió familiar y superó su miedo. Caminó rápidamente hacia el perro y se inclinó para frotar su vientre. El perro siguió gimiendo de alegría y frotó la cabeza peluda contra las piernas de Zhao Yali con algo de saliva goteando en el borde de su boca. Tal vez ella había pasado un poco de entrenamiento antes, ya que era muy buena en el control de su fuerza.

Zhao Yali se rió entre dientes y dijo: “¡Buena chica!” Entonces se volteó hacia Luo Yuan, que estaba de pie cerca, temiendo acercarse y dijo: “¡Si me hostigas de nuevo, le pediré a Lao Huang que te muerda!” Las orejas se contrajeron de inmediato y levantó los párpados. Parecía que estaba pensando en levantarse.

Luo Yuan estaba sudando y susurró a Zhao Yali: “¿Puedes dejar de bromear? ¿Cuándo te intimidé?”

Zhao Yali tímidamente dijo: “¡Tú sabes de que hablo!”

La madre de Zhao Yali salió de la cocina con un delantal atado a su cintura y les habló a ambos: “Lili, ven con tu amigo a cenar.”

“¡Muy bien!” Zhao Yali respondió. Luego, dio una palmadita en la cabeza del perro y dio una patada a Luo Yuan al pasar.

La cena era buena, con una gran olla de anguilas, ranas y huevos de codorniz. También había unos cuantos platos de verduras y un poco de licor fuerte, licor casero y una botella de vino tradicional. Los padres de Zhao Yali eran muy amables y seguían poniendo comida en el plato de Luo Yuan y vertiendo licor en su tazón.

La cantidad era abrumadora para Luo Yuan. Había bebido tres cuencos de licor fuerte, aunque trató de rechazarlo. Por suerte, era bastante bueno en la bebida y su cuerpo también era más resistente en comparación con el de los demás. Sólo sentía un ligero dolor de cabeza incluso después de beber tanto.

Continuaron charlando un rato después de la cena. Luo Yuan pidió salir con la excusa de tener algunas tareas pendientes en la Ciudad Donghu. Los padres de Zhao Yali le pidieron que pasara la noche, pero Luo Yuan insistió en irse. Luego le pidieron a Zhao Yali que lo acompañara afuera.

Después de que los dos salieran de la habitación, la madre de Zhao Yali preguntó mientras limpiaba la mesa de comedor: “¿Qué piensas de ese hombre?”

“Muy tranquilo y maduro, tiene buenos modales. Me gusta, pero no creo que Lili quiera a nadie ahora. Como sabes Weiqiang acaba de fallecer recientemente. Creo que deberíamos ir con la corriente.” Respondió el padre de Zhao Yali y luego tomó un cigarrillo y comenzó a fumar.

“Siempre eres así, sin prestar suficiente atención a los detalles, a diferencia de ti, entiendo a nuestra hija.” Al parecer, ella no creía que Luo Yuan fuese simplemente un amigo normal. “Ella solía comportarse así cuando trajo a Weiqiang, aparentemente ya habían salido por un tiempo, pero todavía fingían no hacerlo, mientras que hoy la vi mirar a Luo Yuan cuando estábamos cenando.”

“¡Oh querida! ¡Tienes ojos tan penetrantes! ¡Casi me engañó! Pero no sabemos si el hombre lo ha notado o no.” El padre de Zhao Yali se rió.

“¿No ves que él salió deliberadamente de su camino para enviar a nuestra hija a casa incluso aunque esté tan lejos de su meta original? ¿Eso no te dice nada?” Preguntó la madre de Zhao Yali.

“Creo que deberíamos dejar a los dos.” El padre de Zhao Yali continuó fumando y suspiró. “El mundo es cada vez más terrible. No ha habido electricidad por una semana o más. He oído que hubo una gran confusión en la Aldea Zhang hace unos días, y algunas personas murieron repentinamente. Nuestra aldea se considera mejor que el resto, por ahora… Ahora vivirán separados, así que quién sabe si se volverán a ver o no.”

La madre de Zhao Yali parecía preocupada y lentamente se sentó, dejando a un lado el mantel.

Descarga: