EOT – Capítulo 5

Modo Noche

Capítulo 5 – El Camino de la Serpiente

“¡Bang! ¡Bang!”

Comenzaron a disparar. Una sombra oscura se precipitó y dio un gran salto, saltando sobre el Capitán Chen y agarrando su cuello. El Capitán Chen se sorprendió cuando vio al gato salvaje. Todo su cuerpo se tensó hasta que no pudo moverse. Luo Yuan inmediatamente aceleró sus pasos y corrió hacia el Capitán Chen. Utilizó su hombro para golpear al gato salvaje. El animal voló en el aire gracias al impulso repentino de Luo Yuan. Aterrizó en el suelo y rodó durante unos segundos antes de levantarse. Sacudió la cabeza. Al parecer, todavía estaba mareado por el golpe. Luo Yuan inmediatamente cortó su cuerpo antes de que tuviese tiempo suficiente para superar su mareo.

Aunque no era lo suficientemente afilado, el machete seguía siendo bueno en cortar y matar.

“¡Crack!”

La espina dorsal del gato salvaje se agrietó y se rompió, su cuerpo se dividió en dos pedazos. El animal gimió de dolor. Siguió luchando, sus miembros todavía se movían como si estuviese tratando de arrastrarse. Sus órganos internos salieron de su cuerpo, arrastrándose por todo el suelo. El aire olía a sangre.

“¡Bang! ¡Bang!”

Zhao Qiang rápidamente disparó dos veces más para asegurarse de que el gato salvaje estuviese muerto.

“¡Gato sangriento!”

Le disparó al gato salvaje en la cabeza hasta que dejó de luchar.

Huang Jiahui no podía soportar la escena sangrienta o el olor asqueroso. Ella caminó a un lado y vomitó en los arbustos.

Luo Yuan tampoco se sentía bien. No había tenido tiempo suficiente para pensar en ello. Acababa de precipitarse y matar al gato salvaje. Su mano seguía temblando por el ataque inesperado, y también lo estaba el resto de su cuerpo. ¿Desde cuándo se había vuelto tan valiente? No tenía ni idea.

Wang Fei cubrió su cara y se arrastró fuera de los arbustos. “Capitán, esto ya es demasiado peligroso. No tenemos la mano de obra para manejar una situación como esta. Si un gato salvaje puede lesionarnos así, entonces no puedo imaginar lo que vamos a encontrar si continuamos más adelante. Pienso que es suficiente. ¡No podemos encontrar a las personas que han desaparecido!”

Todo el mundo parecía cansado después de escuchar las palabras de Wang Fei. Lo peor había pasado.

Luo Yuan, que ya se sentía molesto, dijo: “¡No creo que mi cuñado esté muerto hasta que encuentre su cadáver! ¡Lo menos que podemos hacer es ir a comprobar!”

“¡No tienes derecho a hablar! ¡Puedes seguir si quieres morir, pero no puedes arrastrarnos!” Explicó Wang Fei, gritando a Luo Yuan.

Luo Yuan miró a Wang Fei, preguntándose por qué había lanzado una rabieta. No lo había ofendido antes, pero ahora estaba cabreado. “Puedes irte si tienes miedo. De todos modos has sido completamente inútil.”

Sus palabras desencadenaron la ira de Wang Fei. Se sintió insultado y de repente sacó su arma y apuntó a Luo Yuan. “¡Hijo de puta! ¡Dilo de nuevo!” Dijo, con una expresión de locura.

“¡No!” Gritó Huang Jiahui. Nunca se imaginó que Wang Fei haría algo como eso. Siempre había sido introvertido, pero ahora parecía haber actuado por impulso.

“¡Wang Fei! ¡Baja tu arma ahora!” Le ordenó el Capitán Chen, con expresión muy seria.

Wang Fei se sintió mal. Dudó cuando el Capitán Chen le gritó. Su ego lo hizo seguir adelante. Alzó la voz y dijo: “¡Capitán, no tengo intención de desobedecer sus órdenes, pero quiero que se disculpe!”

En ese momento, Luo Yuan estaba pensando en muchas cosas. Habría estado mintiendo si dijese que no tenía miedo. El latido de su corazón había acelerado más rápido cuando había mirado el cañón de la pistola apuntándole, su cerebro había dejado de funcionar, y había sentido la presencia de la Muerte cerca de él. Casi se arrodilló y pidió perdón. Sin embargo, no lo había hecho. No se inclinaría ante alguien con una pistola. ¡Eso era un insulto!

Todos esos pensamientos pasaron por su mente mientras él se calmaba lentamente y se daba cuenta de que las cosas no eran tan malas como él había pensado. No creía que Wang Fei dispararía delante de todos. No si tenía algún sentido común. Además, la distancia entre Wang Fei y él solo era de unos dos metros. Podría romperle los brazos o incluso matar a Wang Fei si actuaba más rápido y con más decisión. Por supuesto, no habría sido lo mejor que se podía hacer y sólo habría empeorado las cosas.

“Baja tu arma si quieres que me disculpe,” dijo. “Ya estarías muerto si el Capitán Chen no hubiese reaccionado con la suficiente rapidez como para salvarte. No importa si tienes miedo ahora. Estoy siguiendo al Capitán Chen. Si quiere que volvamos, no diré una palabra.”

Estas palabras eran un poco complicadas. Había evitado a Wang Fei, pero también había insinuado su esfuerzo en rescatar al Capitán para que los policías no se unieran contra él. La expresión facial del Capitán Chen se hizo seria. Estaba pensando en cómo Luo Yuan lo había rescatado del gato salvaje. Si no hubiese sido por él, ahora estaría muerto. Sabía que debía mostrar gratitud a cambio.

“Wang Fei, ¡quiero que bajes tu arma ahora! ¿Me oyes?” Le gritó.

“Capitán… Capitán…” Wang Fei trató de discutir, pero parecía asustado.

“¡Hey, solo baja tu arma!” Le dijo Zhao Qiang. A él tampoco le gustaba Wang Fei.

Wang Fei miró a Luo Yuan, pero decidió bajar su arma.

Luo Yuan no se molestó en mirarlo. Caminó hacia el Capitán Chen y le dijo sinceramente: “Mis disculpas, Capitán. Sé que dije algunas cosas con cólera. Por favor acepte mis disculpas.”

El Capitán Chen se calmó y respondió: “Está bien. Entiendo cómo te sientes. No es fácil para ti y creo que cualquiera se sentiría de la misma manera en tu posición. Sin embargo, aquí es peligroso. Si no los hemos encontrado antes de que lleguemos al pico, tendremos que regresar. ¿Qué piensas?”

Tenían que encontrar a la gente desaparecida. De lo contrario, no sería lo mismo.

“Trato.” Luo Yuan respondió antes de añadir, “Sé que las posibilidades son bajas, pero al menos todavía hay alguna esperanza. Si nos damos por vencidos, entonces no tendrán esperanza.” A nadie le importaba que se disculpase con Wang Fei ya.

Huang Jiahui se acercó a Luo Yuan y trató de consolarlo. “¿Estás bien? Wang Fei sigue siendo nuevo en el trabajo. Tiene que entrenar más. No lo tomes en serio.”

Luo Yuan respondió: “Estoy bien, no te preocupes.”

“¿Cómo es ser amenazado con una pistola?” Preguntó Zhao Qiang con una sonrisa mientras caminaba.

“Todavía no puedo sentir mis piernas.” Dijo Luo Yuan con una sonrisa incómoda.

Zhao Qiang le dio un pulgar hacia arriba, expresando su respeto de esa manera. Había visto muchos tipos diferentes de personas que tenían varias reacciones cuando tenían una pistola apuntando a su cabeza. La mayoría se arrodillaba inmediatamente y pedía perdón. Otros se orinaban o cagaban sus pantalones. Esa era la primera vez que había visto a alguien reaccionar como Luo Yuan. Nadie se había molestado en hablar con Wang Fei, que estaba de pie en algún lugar cercano, sintiéndose insatisfecho y celoso.

No habían estado allí mucho tiempo, pero ahora podían oír muchos sonidos extraños. Una rata grande escapó de los arbustos. Los miró, luego miró el cadáver. Pareció vacilar un momento.

El Capitán Chen se puso inmediatamente alerta y se levantó del suelo. “Vamos, no podemos quedarnos más aquí, la sangre atraerá a otros animales.” Le dijo al equipo.

“Capitán Chen, ¿Qué tal si gritamos los nombres de las víctimas ya que ya estamos a mitad de camino?” Respondió Huang Jiahui.

“De acuerdo, pero dejemos esta área primero. Gritar podría molestar a los animales que están cerca.” Respondió el Capitán Chen.

Aunque Luo Yuan estaba agotado, se sintió un poco mejor después de tomar un breve descanso. Siguió removiendo plantas y ramas mientras seguía avanzando. Se encontraron con muchos animales en el camino. Todos se sentían atraídos por el olor de la sangre, pero ninguno de ellos los atacó.

Cuando estaban a 10 metros de distancia, comenzaron a gritar por las víctimas. No obtuvieron respuesta. Luo Yuan estaba cada vez más preocupado. Sospechaba que Chen Weiqiang estaba muerto.

“¡Mira! ¿Es una camisa eso de por allá?” Gritó Huang Jiahui mientras señalaba un objeto en algún lugar por delante.

Luo Yuan de repente se sintió energizado y corrió hacia la dirección donde Huang Jiahui había señalado.

“Parece que ¡Hay un sendero! Tal vez, lo usaron para llegar hasta aquí. Capitán, ¿podemos ir a comprobar?” Sugirió Luo Yuan.

“¡Muy bien, vamos!” Respondió el Capitán Chen.

Unos 10 minutos más tarde, estaban allí.

El sendero era estrecho y todas las plantas alrededor de él estaban torcidas y dañadas. Una manga manchada de sangre colgaba de una rama.

“La sangre parece fresca, probablemente de menos de dos días, podría ser el alcalde o alguien más del grupo.” Dijo el Capitán Chen.

Luego se agachó para comprobar sus alrededores.

“Hay sangre en el suelo, probablemente fueron atacados por una bestia, deben haber corrido cuesta abajo para escapar, ¡vamos a encontrarlos!”

Luo Yuan asintió y salió rápidamente. Todo el mundo actuó muy rápido, pero las manchas de sangre se detuvieron después de unos 10 metros. Se encontraron con un sendero serpenteante lleno de ramas. El sendero era de un pie de ancho y parecía muy extraño. Cada curva se veía similar y todas parecían haber sido medidas con precisión.

Luo Yuan parecía perdido en sus pensamientos mientras estudiaba el sinuoso sendero.

De repente, gritó: “¿Qué demonios es ese camino de serpientes?”

Zhao Qiang levantó inmediatamente su pistola en estado de alerta antes de decir: “Si su camino es tan grande, no puedo imaginar lo grande que es la serpiente.”

Luo Yuan vio a Wang Fei retirarse en silencio y estar detrás de todo el mundo. Estaba seguro de que se habría escapado si no se preocupase por su seguridad.

“Es tu elección, Luo Yuan. ¿Lo revisaremos o regresaremos a casa?” El Capitán Chen dejó la decisión a Luo Yuan.

Huang Jiahui dijo rápidamente: “Volvamos, no creo que tu cuñado siga vivo.”

Luo Yuan permaneció en silencio por un momento. Luego dijo: “Capitán Chen, puedo regresar a casa ahora mismo y asumir que mi cuñado ha muerto.” Vaciló durante unos segundos antes de continuar: “Puedo irme, pero tú no puedes… Esa serpiente ya es muy grande, y crecerá aún más si el tiempo continúa así… Cuando llegue el momento en que su apetito no pueda ser satisfecho por los animales del bosque, llegará a la aldea, y luego a la ciudad, para encontrar comida. Todos ustedes son policías. Eventualmente, ustedes son los que van a tener que luchar contra ella. ¡No puedes huir de ella!”

“¿No crees que sería más fácil matar a una serpiente que acaba de tener un gran banquete y es demasiado pesada para moverse, en lugar de luchar contra una gigantesca serpiente hambrienta?” Preguntó Luo Yuan.

“¿Cómo sabes que no se puede mover?” Wang Fei aprovechó la oportunidad para desafiarlo.

Luo Yuan lo miraba como si fuese estúpido. Él respondió: “No importa cuán grande sea una serpiente, necesita al menos unos días para digerir después de haber tragado a varias personas. No se moverá mucho durante ese tiempo porque su movimiento estaría limitado por su cuerpo pesado. Por lo tanto, sería un poco menos peligrosa de atacar.”

Luo Yuan miró al Capitán Chen y esperó su decisión. No podía hacer nada más. Sólo podía aceptar su fracaso si el Capitán Chen se rendía. No estaba preparado para luchar solo contra la serpiente. Además, su miedo a las serpientes no le permitiría utilizar plenamente sus talentos.

Después de una larga consideración, el Capitán Chen miró a Luo Yuan y dijo: “Esperemos que lo que acabas de decir sea cierto. ¡Hagamos esto por el pueblo!”

Todavía conservaba cierto sentido de la justicia. Sabía que era el mejor momento para matar a la serpiente y que las cosas sólo empeorarían si no lo hacían. Incluso Wang Fei había mantenido la boca cerrada.

Se sentía opresivo caminar por el camino de la serpiente. Podrían estimar su fuerza y ​​tamaño mirando los árboles torcidos y las ramas a lo largo del camino. Sólo la cola de la serpiente sería suficiente para lisiarlos si accidentalmente los golpeaba.

Luo Yuan se sintió realmente preocupado. Sus palmas estaban sudorosas y el sudor goteaba en el mango de su cuchillo y lo hacía resbaladizo. No sabía qué pensarían de él si supiesen lo asustado que estaba. Todo el mundo estaba en alerta y caminaba con mucho cuidado. Todos estaban sudando después de un tiempo.

Alrededor de 30 minutos más tarde, llegaron al final del sendero. Ante ellos estaba una árida tierra desierta con ramas secas y torcidas. El lugar estaba más allá de cualquier imaginación. Inmediatamente se pusieron en el suelo para recuperar el aliento. Aparentemente, eso parecía igual al hábitat de una serpiente.

“Wang Fei, ve y compruébalo. ¡Sin embargo, no la molestes!” El Capitán Chen le ordenó suavemente.

Quería que Luo Yuan fuese, pero había estado ayudando mucho durante el viaje, mientras que sus propios subordinados no habían contribuido mucho en comparación. Se sentía avergonzado de dejar que Luo Yuan asumiese el riesgo.

Wang Fei se puso pálido al instante. Miró a sus colegas, luego a Luo Yuan. Luo Yuan lo miró y sonrió sarcásticamente. Parecía estar desafiándolo.

Wang Fei se enojó y dijo: “Bien, ¡iré!”

Lo lamentó en cuanto lo dijo. Sin embargo, no podía recuperar sus palabras. Lentamente sacó su pistola y avanzó como si estuviese caminando hacia su propia ejecución. Sólo había estado caminando unos 10 minutos cuando sintió que sus piernas se entumecían y se desplomaba contra el suelo. Estaba demasiado asustado para ir más lejos.

La expresión facial del Capitán Chen cambió instantáneamente. “¡Estás avergonzando a toda la policía!”

Zhao Qiang se rió entre dientes y dijo: “Entonces yo iré.”

Luo Yuan rió en silencio. No podía creer que Wang Fei se hubiese atrevido a apuntarle un arma porque se había sentido insultado y, sin embargo, no podía afrontar sus propios temores a pesar de estar armado.

El Capitán Chen asintió, aceptando la sugerencia de Zhao Qiang.

Zhao Qiang solía estar en el ejército antes, por lo que se puso en el suelo y se arrastró hacia adelante rápidamente. Al cabo de unos minutos, llegó al lugar donde estaba Wang Fei. Tomó su arma y la metió en su propio bolsillo. Siguió avanzando, sin siquiera molestarse en revisar a Wang Fei.

Un momento después, Zhao Qiang regresó. Sin embargo, su cólera había desaparecido. Y estaba tan blanco como una sábana.

_____________________________________________________________________

Teniendo la misma mecanica que en HJC con 10 comentarios se desbloquea otro capítulo

Descarga: