EOT – Capítulo 6

Modo Noche

Capítulo 6 – Un Escape Cercano

“¡Qué serpiente tan grande!… ¡Era enorme!…” Murmuró Zhao Qiang. Su expresión era una mezcla de miedo y emoción.

“¡Así será más fácil darle!” Dijo el Capitán Chen, interrumpiéndolo.

Zhao Qiang respiró hondo para controlar sus emociones antes de decir: “Su cuerpo era tan grueso como mi cintura, y su estómago era tan grande que parecía que no podía moverse. Está durmiendo en la ladera como un tronco.”

“¡Oh, sí!” Zhao Qiang parecía recordar algo más. “¡Parecía una serpiente ratonera rey!” Agregó.

Sus rostros se oscurecieron.

“¿Estás seguro de que no te equivocas?” Preguntó el Capitán Chen, dudoso.

“¡Claro que no me equivoco! ¿Cómo podría estar equivocado? He capturado serpientes como esa antes.” Dijo Zhao Qiang de manera preocupada.

Luo Yuan sabía todo sobre la ratoneras rey. Solía ​​verlas todo el tiempo cuando era joven y vivía con sus padres en el pueblo. Se suponía que eran aproximadamente de dos a tres metros de largo, y tan gruesos como un brazo humano. Era imposible que una ratonera rey fuese tan gruesa como Zhao Qiang la había descrito.

Aun así, Luo Yuan estaba un poco aliviado. Siempre era menos estresante enfrentar a un animal no venenoso que venenoso.

“Sólo tenemos una oportunidad. Una serpiente que acaba de comer no atacará. Mientras no la provoquemos, deberíamos ser capaces de caminar con seguridad. Luego sacaremos nuestras armas, le dispararemos en la cabeza y correremos. ¿Comprenden?” Preguntó el Capitán con seriedad.

“¡Bien!”

“Todos revisen sus armas otra vez. Zhao Qiang, pasar el arma de Wang Fei a Luo Yuan. Sabes cómo usar una, ¿verdad? El seguro no está puesto, ¡todo lo que necesitas hacer es apretar el gatillo!” Dijo el Capitán Chen después de pensar un segundo. Sería más seguro con más gente cargando un arma. En cuanto a Wang Fei, lo dejarían acostarse allí por el momento. Ayudarlo a volver ahora solo alarmaría a la serpiente.

Luo Yuan tomó el arma. Era la primera vez que tenía un arma. Tal vez fue por la atmósfera deprimente, pero no estaba tan emocionado como pensaba que estaría. Revisó el arma como todos los demás. Wang Fei no había disparado durante todo el viaje, por lo que el arma todavía estaba completamente cargada.

“Bueno… ¡Vamos ahora!” Dijo el Capitán Chen con una voz profunda después de una breve vacilación.

De repente, el corazón de Luo Yuan comenzó a latir rápidamente. Sus piernas parecían flotar en el aire. Se sentía completamente impotente. Sin embargo, siguió sorprendentemente al resto del equipo. No era el último de la fila. Huang Jiahui lo seguía con firmeza, ella se aferraba al borde de la camisa de Luo Yuan. Sus manos temblaban, y Luo Yuan podía sentir sus temblores.

Se dio cuenta de que no era tan valiente como había pensado. Cuando su temor alcanzó cierto nivel, su preocupación se apoderaba completamente de sus emociones. Si hubiese sido cualquier otro animal, podría haber sido más valiente. Sin embargo, desde ese día en la escuela cuando alguien le había jugado una broma poniéndole una serpiente acuática en la espalda, empezó a temer a los animales de sangre fría.

El débil olor a pescado podrido salía de la ladera. Era totalmente repugnante.

Todos se dirigieron a Wang Fei antes de frenar.

“No hables de ahora en adelante. ¡Mira las señales de mi mano antes de actuar!” Dijo el Capitán con voz suave. Luego cruzó la ladera y agitó la mano. Zhao Qiang siguió sin dudarlo.

Luo Yuan respiró hondo y los siguió. En cuanto subió por la ladera, vio la serpiente gigante que yacía allí.

Aunque se había estado preparando mentalmente para ello, todavía sintió un escalofrío por su espina dorsal cuando realmente la vio.

La serpiente tenía más de 10 metros de largo y su enorme cuerpo estaba adornado con relucientes escamas brillantes que daban una impresión metálica. Luo Yuan dudaba que sus escamas no fuesen a prueba de balas. Brillaban bajo la luz del sol produciendo un halo arcoíris. Su estómago estaba abultado y todo su cuerpo parecía un olivo gigante. Era el tipo de criatura que podía causar terror incluso desde lejos.

La zona de alrededor era muy tranquila. La respiración pesada del grupo era el único sonido que se escuchaba.

En la moderna sociedad pacífica de hoy, casi nadie podía mantener la calma al ver a una criatura así. La educación moderna mejoraba el conocimiento de las personas, pero descuidaba su cuerpo; Aumentaba el número de hombres sabios, pero reducía el número de hombres valientes. Por lo tanto, cualquier persona capaz de contener su terror y no gritar en tal situación debía poseer cualidades únicas.

El Capitán Chen los miró y les indicó que lo siguieran mientras comenzaba a dirigirse hacia la cabeza de la serpiente.

El equipo rodeó lentamente el cuerpo de la serpiente, deteniéndose a una distancia de 3 a 4 metros de su cabeza.

Los ojos fríos como el ámbar de la serpiente gigante no se movían y sus pupilas estaban ligeramente dilatadas. Parecía que estaba dormida. Luo Yuan notó que las rayas negras en la parte superior de su cabeza formaban un símbolo. Ese símbolo era una característica clara de su tipo. Era de hecho una ratonera rey.

Todo su cuerpo estaba liberando esa espantosa aura que podía congelar la sangre.

El corazón de Luo Yuan latía a una velocidad tremenda. Sujeto el arma en su mano derecha y sujetó el machete con la mano izquierda. Siguió respirando hondo. Parecía tan pálido como un cadáver.

Huang Jiahui, que estaba justo detrás de él, parecía aún peor. Su cuerpo pronto se sintió como la gelatina y ella se agarró del brazo de Luo Yuan aún más fuerte, mientras que las partes más blandas de su cuerpo estaban presionando contra él. Luo Yuan no tenía tiempo para disfrutar de la sensación de sus senos flexibles, sin embargo, en su lugar, su rostro se oscureció.

Él pensó que podría ser asesinado debido a esa mujer cuando todos comenzaran a disparar y la serpiente luchara por sobrevivir.

El Capitán Chen hizo una señal para atacar y apuntó su arma hacia el ojo de la serpiente.

Luo Yuan luchó ligeramente, pero Huang Jiahui se aferró aún más fuerte. La ansiedad nubló los ojos, pero ya no podía hacer nada más que apuntar el arma hacia la cabeza de la serpiente.

El tiempo pareció detenerse. Cada segundo se sentía como años; el sudor goteaba por la frente de todos cayendo al suelo y salpicando en pequeños cristales.

“¡Fuego!”

Casi al mismo tiempo, cuatro cañones dispararon balas abrasadoras, una tras otra. Nadie podía fallar a tan corta distancia. Incluso Luo Yuan, que nunca había tenido un arma antes, acertó al objetivo.

Gotas de sangre brotaron de la cabeza de la serpiente gigante. Sus ojos de color ámbar fueron destrozados, formando un profundo agujero sangriento en su lugar. La serpiente dormida jamás podría haber esperado una pérdida tan grande.

El dolor la hizo despertar de manera súbita y levantar su enorme cabeza. Se movía tan rápido como un rayo, su sombra era lo único que podía verse. También de alguna manera agito la atmósfera, causando un viento feroz repentino.

Sin embargo, el movimiento duró sólo un segundo antes de que su cabeza volviese a caer al suelo. La serpiente moribunda se retorcía violentamente, con la boca abierta mientras silbaba.

La bala no sólo le había perforado el ojo, sino que también había perforado su cerebro. Debido a que las serpientes eran criaturas fuertes esa no podía morir tan fácilmente.

Destruyó todo a su alrededor, su cola se movía alrededor rápidamente mientras producía un ruido sonoro y estridente. Todos los árboles cercanos se rompieron, y los escombros y la arena fueron empujados hacia fuera en cada dirección como balas, causando que pequeños puntos rojos se formarán en la piel cuando los golpeaba.

Luo Yuan jaló a Huang Jiahui, que aún no lo soltaba, y corrió desesperadamente hacia una zona densamente arbolada. Mientras tanto, oyó un lejano grito de terror. No reconoció quién era.

Maldijo en silencio. Huang Jiahui era una carga para él. Con su velocidad, ya podría haber estado a salvo. Hasta el punto de sentir el impulso de matarla.

Los disparos que recordaban al sonido fuegos artificiales se oyeron continuamente detrás de ellos y el fuerte viento aullante les hizo imaginar sus propias muertes de manera repentina.

Estaba arrastrando a Huang Jiahui, lo que hizo que su energía se drenara rápidamente después de sólo correr una corta distancia. Sus pulmones ardían y no sentía que pudiese correr más. Cuando vio un árbol enorme por delante, corrió desesperadamente usando su energía restante. Llegó a la parte trasera del árbol y apoyó su cuerpo contra el tronco mientras sus piernas temblaban.

Sin embargo, Huang Jiahui no parecía satisfecha y abrazó aún más la cintura de Luo Yuan. Su cuerpo comenzó a temblar.

Luo Yuan ya no tenía energía, así que él solo se dejó abrazar.

Cerró los ojos y sintió que la vida palpitaba dentro de su cuerpo. Podría ser porque estaba enfrentando la muerte, pero de repente sintió la voluntad de vivir.

A medida que pasaba el tiempo, todos los movimientos a su alrededor se reducían gradualmente.

Luo Yuan empujó a Huang Jiahui lejos, queriendo salir y echar un vistazo.

“No lo hagas. ¡Mis piernas todavía están entumecidas!” Huang Jiahui ocultó su cabeza en el pecho de Luo Yuan y lo abrazó más fuerte.

“Por favor, siéntate aquí. Voy a echar un vistazo. ¡Si la serpiente está muerta, podemos irnos!”

“¡Okay!” Huang Jiahui soltó a Luo Yuan, mientras su cuerpo se balanceaba y caía al suelo.

Luo Yuan se acercó para ayudarla. Sin embargo, no había recuperado su fuerza, así que terminó siendo tirado al suelo.

Estaban cara a cara, lo suficientemente cerca para sentir el aliento de cada uno. Sus corazones latían rápidamente. Luo Yuan instintivamente quería ponerse de pie, pero cuando pensó en cómo casi había sido asesinado a causa de ella, de repente se enojó.

Aún podría estar vivo, pero no planeó dejarla ir tan fácil. Él miró sus tiernos y dulces labios, y plantó un beso vengativo en ellos.

No podía predecir su reacción.

Huang Jiahui luchó sólo un poco, y luego comenzó a reaccionar intensamente, besándolo de una manera más impulsiva. Al igual que las chispas aterrizando en el tronco seco junto a ellos, el beso quemó todo y se puso fuera de control.

Descarga: