EIF – Capítulo 06

Modo Noche

 

Capítulo 6: La luna sólo crece para menguar

 

¡Paso Jaula del Tigre!

 

“¡Dang! Dang! Dang! Dang!…………….”

 

El sonido de una campana que ordenaba una retirada sonó fuera del Paso Jaula del Tigre.

El Paso Jaula del Tigre tiene una enorme torre en la puerta de la ciudad que está situada entre acantilados escarpados. En ese momento, tanto si estaba en el interior de la torre como en el exterior del Paso Jaula del Tigre, se veía un mar de cuerpos, innumerables flechas de fuego y mucho humo. En el lado opuesto a la torre de la entrada de la ciudad, había muchas escaleras que estaban siendo quemadas por un gran incendio.

Gu Qin, que se había teñido el cabello de blanco, estaba en la entrada de la torre situada en la puerta de la ciudad, observando el gran número de soldados del Gran Canto que se retiraban.

Detrás de Gu Qin estaban Chen Tianshan y Chen Liangyi.

“*Siseos*… ¡Qué cerca estuvo eso!  Quien iba a saber que la noticia que recibimos antes, de que Gao Xianzhi estaba aterrorizado por Gu Hai y detuvo todo su avance, era en realidad falsa. Al contrario avanzó aún más rápido de lo que pensamos, además, todos ellos eran soldados de élite. Menos mal que te habías preparado para ello……. ¡El Paso Jaula del Tigre estaba a punto de ser destruido!” La cara de Chen Tianshan aún mostraba algo de temor.

Chen Liangyi asintió resueltamente con la cabeza: “Menos mal que preparaste kerosene y lo usaste para quemar las escaleras por donde estaban subiendo. De lo contrario, ¡Sería demasiado horrible pensar en ello…. demasiado horrible pensar en ello! De hecho, eran soldados de élite y aunque sólo uno hubiera llegado hasta aquí, ¡Habría igualado a cinco de nuestros soldados, esto, esto…!” Chen Liangyi se mostró también nervioso.

Gu Qin no miró a las dos personas, en cambio miró hacia la distancia, y dijo en voz baja “Ustedes dos, sin importar la situación, no dejen que se les escape el gato de la bolsa, recuerden, ahora, soy Gu Hai.”.

En este momento, el cabello de Gu Qin estaba teñido de blanco, y en su rostro había una gran cantidad de arrugas. Aunque no era muy parecido a Gu Hai, la gente que había conocido a Gu Hai personalmente podía ser contada con los dedos, y este año las personas que habían visto a Gu Qin también eran muy pocas. Además, la apariencia actual de Gu Qin había cambiado mucho, y una persona normal tendría dificultades para reconocerlo. Incluso los ayudantes más confiables de la Mansión Gu no serían capaces de ver a través de él.

Chen Tianshan y Cheng Liangyi miraron a Gu Qin, y asintieron solemnemente con la cabeza.

Cuando Gu Hai había organizado esto en un principio, Chen Tianshan no estaba de acuerdo. Él estaba preocupado de que hubiera ocurrido un percance, pero en este momento no tenía ninguna queja, al menos, Gu Hai se anticipó a los movimientos del enemigo, y hace poco el ataque consecutivo de cinco horas había sido inesperadamente resistido, haciendo que Gao Xianzhi regresara con las manos vacías.

“¡Obedeceré todo lo que digas, no importa la forma en que desees hacer algo, será la forma en que se hará, siempre y cuando pueda bloquear a Gao Xianzhi!” Dijo con determinación Chen Liangyi.

“Experto Inmortal Chen, padre adoptivo quiere usar el método más rápido para derrotar por completo al Reino Gran Canto. Por lo tanto, con el fin de evitar cualquier accidente, por favor no revele los movimientos de mi padre adoptivo a nadie”. Gu Qin Solemnemente dijo.

Chen Tianshan asintió con la cabeza: “Lo mantendré en secreto. Pero en la batalla anterior, hemos perdido tres mil soldados buenos. A pesar de que Gao Xianzhi también ha perdido tres mil hombres, eso es sólo una pequeña parte de su ejército. Cuando todo su ejército llegue y se reúna en el Paso Jaula del Tigre, ¿cómo vas a defenderte?”

“Relájese, confío en mi padre adoptivo, ¡Él se ocupará de ellos muy pronto!!” Dijo Gu Qin tras permanecer un momento en silencio.

“¿Oh?”

“El que ataco el Paso fue el Comandante de la Vanguardia de Gao Xianzhi, se llama Lin Chong. Es un hombre muy valiente, tenemos que prestarle mucha atención. Hay que volver y hacer que un artista dibuje su rostro y lo coloque por todas partes para que los soldados lo vean, siempre que vean a esta persona acercarse, ataquen con todas sus fuerzas.”. Dijo Gu Qin.

“¡Sí!” Contestó Chen Liangyi.

 

————-

Fuera del Paso de la Jaula del Tigre.

 

Dentro de un gran pabellón en un cuartel.

Un hombre erudito de aproximadamente cuarenta años de edad, vestido de rojo, en este momento sostenía una taza de té caliente en sus manos, mirando cuidadosamente un enorme diorama. Encima de este diorama había una descripción detallada del terreno fuera del Paso Jaula del Tigre.

A su lado había un grupo de guardaespaldas imperiales que estaban completamente callados, nadie se atrevía a interrumpir a este erudito que sostenía una taza de té.

El hombre era claramente apuesto, el espacio entre sus cejas parecía estar lleno de un inexplicable espíritu heroico, haciendo que la gente que lo mirara experimentara un temblor en su mente.

Después de tomar un sorbo de té, usó sus manos para hacer unos cambios en el diorama.

“¡Informe!”

 

De repente, un majestuoso hombre empapado de sangre corrió hacia el pabellón.

 

*¡Pu Tong!*

 

El majestuoso hombre se arrodilló en el suelo, con el rostro lleno de culpa.

 

El hombre erudito agarrando la taza de té sin embargo le dio la espalda, continuando mirando el diorama.

“General, Lin Chong es incompetente, no pudimos derribar el Paso Jaula del Tigre. El General del Paso Jaula del Tigre parecía saber que íbamos a ir y preparó kerosene con anticipación. Hemos sufrido muchas bajas, tres mil soldados han muerto y dos mil soldados han resultado gravemente heridos. Este subordinado es incompetente, causando una gran pérdida, ¡Por favor castígame!” El majestuoso hombre permaneció arrodillado declarándose culpable.

“¡Por favor, castígame, este subordinado es incompetente, es incapaz de derrotar a la torre de la puerta principal de la ciudad!” El majestuoso Lin Chong golpeó su cabeza contra el suelo.

 

“Tu incapacidad para atacar la torre de la entrada de la ciudad es normal. “¡Si hubieras podido derribar la torre de la entrada de la ciudad, eso se habría considerado extraño!” El General que agarraba la taza de té inexpresivamente abrió la boca para hablar.

“¿Ah?” Lin Chong miró al General sin comprender nada.

Este hombre no era otro que el General de la expedición contra el Reino Chen, Gao Xianzhi!

Gao Xianzhi agarró la taza de té mientras giraba lentamente su cabeza hacia Lin Chong, sonriendo levemente mientras hablaba, “No tenía ninguna esperanza de que pudieras ser capaz de hacer un ataque con éxito al Paso Jaula de Tigre. Sólo usé las tropas de vanguardia para probar la fuerza de Paso Jaula del Tigre. No tienes que culparte a ti mismo, la gente que defiende esa ciudad, no es gente a la que seas capaz de enfrentarte”

“General, ¿no me culpará?” Ling Chong dijo conmocionado.

Gao Xianzhi tomó otro sorbo de té y asintió con la cabeza: “Ya he enviado gente a investigar el terreno de los alrededores del Paso Jaula del Tigre. Gu Hai hace honor a su nombre, su defensa es impenetrable. ¡Incluso los puertos escarpados han sido destruidos, bloqueando nuestras rutas de ataque!”

 

“¡Pero, pero nuestros tres mil camaradas…! “Mientras hablaba, el rostro de Lin Chong se volvió feo.

“Está bien, naturalmente habrá muertes en una batalla. Este Gu Hai es diferente de todos los que conocimos, nunca debes despreciarlo. Debes tratarlo como un oponente extremadamente fuerte, recuerda, ¡Él es aún más fuerte que yo!” Dijo Gao Xianzhi sombríamente.

 

“¿Ah? ¿Cómo puede ser? General, dentro del Reino Gran Canto, ¡Sólo le admiro a usted!” dijo incrédulo Lin Chong.

 

“¡Pero bajo los cielos, sólo lo admiro a él!” Dijo fríamente Gao Xianzhi.

 

“¿Ah? ¿Qué?” dijo Lin Chong asombrado.

 

“Aunque lo admiro, aun así debo derrotarlo. ¡Por lo tanto, todos ustedes tienen que ser cuidadosos!” dijo solemnemente Gao Xianzhi.

 

“¡Sí!”

“Cuando Gu Hai dirige un ejército, resulta imposible defenderse contra él, además tiene muchas estrategias poco ortodoxas que no podrás comprender. De ahora en adelante, ¡Incluso si no sucede nada en el campo de batalla, repórtenme de inmediato cualquier acontecimiento extraño!!” Dijo Gao Xianzhi en tono solemne.

“¡Sí!”

 

“Ataquen por otros tres días, aunque mueran más, no importa. Por la muerte de cada soldado, en el Paso Jaula de Tigre una cantidad similar de soldados también morirán. Cuando las tropas basura del Paso Jaula de Tigre vean morir a sus camaradas uno a uno, sus corazones se verán definitivamente afectados. Después de tres días, las tropas retrocederán y esperaremos unos días. Y cuando envíe algunas tropas a invadir la ciudad, se desmoronarán solos”. Dijo con frialdad Gao Xianzhi y dio su último sorbo de té.

 

“¡Sí!”

 

———

 

Después de tres días.

 

Sobre una torre en la entrada de la ciudad, en el Paso Jaula del Tigre.

 

“¡Retiraron sus tropas, finalmente retiraron sus tropas!” En este momento, los ojos de Chen Liangyi estaban llenos con lágrimas de emoción.

“¡Pero en estos tres días, hemos perdido 10 mil hombres!” Chen Tianshan mostró una fea expresión.

Apenas había un total de 100 mil soldados de rango inferior, ahora que 10 mil estaban muertos, este golpe psicológico afectó su moral de una manera sumamente aterradora. Además, el oponente todavía tiene 700 o 800 mil soldados rodeando las fronteras.

“¿Te preocupa que los soldados empiecen a impacientarse?” Gu Qin sonrió levemente.

 

“¿No lo harían?” Preguntó preocupado Chen Liangyi.

 

“¡Lo harán!” Gu Qin tenía una expresión muy segura.

 

“¿Ah?”

 

“Gao Xianzhi aprendió de mi padre lo que es la guerra psicológica, lo que él sabe, ¿Acaso mi padre no lo sabría? Relájate y deja que yo me haga cargo. Si modificamos la manera de anunciar esto, la muerte de estos diez mil soldados no los asustaría, por el contrario, ¡Despertaría su naturaleza feroz, provocando que no tengan miedo a la muerte!”. Gu Qin sonrió.

 

“¿Ah?”

———————

 

Gao Xianzhi cabalgaba sobre un gran caballo negro, liderando a diez mil soldados heridos, que lentamente se dirigían hacia una gran cuidad lejana.

Aunque no habían derrotado al Paso Jaula del Tigre, pero para Gao Xianzhi, eso ya era suficiente porque ya había plantado una semilla de terror en los corazones de los soldados que quedaban en el Reino Chen del Paso  Jaula del Tigre.

El ejército del Paso de la Jaula del Tigre había perdido diez mil hombres, y quizás eso podría despertar su naturaleza despiadada, pero ¿De qué les serviría eso? En los próximos días, con el ataque de 800 mil soldados, florecerán las semillas del terror dentro de los corazones de los soldados y rápidamente se debilitará su feroz carácter.

Justo ante ellos se encontraba la mayor fortaleza de los 800.000 soldados. También era la ciudad más grande del Reino Chen a las afueras de la capital imperial, conocida también como la “Ciudad Mercantil”, de ahí provenía el comerciante más rico de 6 países.

En la actualidad, ya había sido conquistada hace mucho tiempo, y ahora se la consideraba una fortaleza militar, en la cual había enviado a sus tropas a conquistar ciudades en las cuatro direcciones.

“¡El General ha vuelto!” Desde muy lejos venían soldados para darle la bienvenida.

“Dentro de la Ciudad Mercantil, ¿Hubo algún comerciante que actuase de manera extraña?” Preguntó Gao Xianzhi.

 

“No, general, puede tranquilizarse, ya nos ordenó hace tiempo que los vigiláramos. No solamente a la Ciudad Mercantil, sino también otras ciudades. ¡No hay comerciantes que se atrevan a comportarse de forma inapropiada!!” El soldado principal informó.

 

“¡En!” Gao Xianzhi asintió con la cabeza.

El ejército lentamente se adentró en la ciudad, en dirección a un enorme campo de entrenamiento en el centro de la ciudad. Los campos de entrenamiento era también el lugar de reunión del ejército. Sin contar los que fueron enviados a las batallas, al menos 300 mil soldados se encontraban aquí.

Estaban todavía a una gran distancia de los campos de entrenamiento cuando se oyó el sonido de petardos procedentes de dichos campos. Gao Xianzhi frunció repentinamente el ceño.

“¡Pi Li Pa La!”

 

Los petardos estallaban sin parar, ¡Era un sonido incomparablemente fuerte!

 

“¿Qué está pasando?” Gao Xianzhi frunció el ceño.

 

“General, son algunos de los comerciantes más adinerados de las ciudades de nuestro Reino Gran Canto, ¡Están aquí para mostrar su agradecimiento a nuestro ejército!” informó el soldado.

 

“¿Qué? ¿Comerciantes adinerados?” La expresión del rostro de Gao Xianzhi cambió.

 

En una fracción de segundo se acordó del hombre más rico de seis países, Gu Hai.

 

“¡Arre!”

 

Gao Xianzhi azotó las nalgas de su caballo e inmediatamente el caballo negro aceleró.

Muy rápidamente llegó al campo de entrenamiento militar. En ese momento, un grupo de personas vestidas con trajes de colores brillantes estaban saludando muy respetuosamente a un hombre de mediana edad con un traje florido.

“El Príncipe Heredero nos está elogiando demasiado, nosotros los comerciantes somos incompetentes, todo lo que podemos hacer es expresarle nuestro aprecio, esto en realidad no es nada, es sólo una muestra de nuestro aprecio. El hecho de que el Reino Gran Canto se fortalezca nos hace felices, por lo que la Asociación de Comerciantes de nuestra ciudad decidió enviar mercancías para el ejército, para impedir que Gu Hai del Reino Chen se salga con la suya”. Un hombre corpulento de mediana edad, vestido con una túnica de brocado, encabezaba el grupo y era excesivamente respetuoso mientras hablaba.

Enfrente del hombre de mediana edad que vestía una túnica de brocado estaba el Príncipe Heredero del Reino Gran Canto, el cual estaba de pie frente a una multitud de ricos comerciantes, y en sus ojos se veía una expresión de satisfacción.

 

“¡El General ha vuelto!” De repente, un soldado de bajo rango gritó.

 

“¡Wish! ¡Wish! ¡Wish!”

 

Desde todas partes, sin importar si eran oficiales, el Príncipe Heredero, los mercaderes o empleados, todos voltearon la cabeza.

 

Vieron a Gao Xianzhi montando un gran caballo, que en ese momento llegaba a la entrada.

 

Desde algún lugar cercano, estallaron petardos. Sin embargo, en sus ojos había un brillo frío.

“¡Saludos al General!” El Príncipe heredero del Gran Canto sonrió mientras hablaba.

 

“¡Presentando mis respetos al General!” El grupo de ricos comerciantes le rindió sus respetos con entusiasmo.

 

“¿Qué está pasando?” Gao Xianzhi habló fríamente.

 

“Oh, esta es la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Peng del Reino Gran Canto. Han escuchado que usted ordenó que todos los almacenes de comida y de medicinas fueran vigilados para evitar que Gu Hai provocara destrozos y escasez. ¡Por lo tanto, la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Peng se unió y envió grandes cantidades de alimento y medicinas, para hacer su parte por el reino, y apoyar a nuestro ejército!”. El Príncipe heredero se rio.

 

“¿Oh?” Gao Xianzhi estaba algo sorprendido.

Después de que Gao Xianzhi se enteró de que Gu Hai estaba al mando del ejército, su primera reacción fue que Gu Hai podría hacer uso de sus conexiones comerciales para cortar los suministros, así que hizo los preparativos. Quien iba a imaginar que la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Peng del Reino Gran Canto actuaría por iniciativa propia.

El jefe de los mercaderes sonreía mientras decía: “Felicidades General, el ejército está muy motivado, incluso ha derrotado al Rey Chen. Cuando recibí la noticia, mi corazón palpitó, estoy totalmente satisfecho con sus habilidades. Por lo tanto, traje algunos suministros para el ejército para mostrar mi respeto, como también para felicitarlo de todo corazón. Ojalá el general pueda aceptarlo”.

 

Sin embargo, Gao Xianzhi miró sospechosamente a este grupo de mercaderes. Debido a que Gao Xianzhi era muy cuidadoso, lo primero que pensó fue que  se trataba de espías enviados por Gu Hai. ¿Y si era una trampa? Pero al ver los alimentos y la medicina, Gao Xianzhi estaba desconcertado. ¡No parecía una trampa!

Si en realidad estaban aquí para darle felicitaciones y para proporcionarle recursos, entonces no había necesidad de tomar medidas.

“Entonces, yo, en nombre de todo el ejército, ¡Les doy las gracias a todos! Este General ha viajado desde muy lejos y está un poco cansado, ¡No seré capaz de recibirlos apropiadamente!!” Dijo Gao Xianzhi.

 

“¡Eso es normal, Eso es normal!” El grupo de ricos comerciantes sonrieron inmediatamente al hablar.

 

“¡General, vaya a descansar, todavía estoy aquí!” El Príncipe heredero sonrió.

 

Gao Xianzhi asintió con la cabeza.

 

——

 

Al caer la noche, Lin Chong entró en la gran tienda de campaña de Gao Xianzhi.

“Comandante, ya inspeccioné todos los alimentos, medicinas, y no hay ningún problema con ellos; ¡Son de la mejor calidad! ¡Parece que este grupo de ricos comerciantes no tiene relación con Gu Hai!!”

 

“¿Todos son de la mejor calidad?” Gao Xianzhi frunció el ceño.

 

“Sí, este grupo de comerciantes son realmente muy amables, llegando tan lejos como para organizarnos un espectáculo de fuegos artificiales, ¡Felicitándonos por nuestros logros!” Lin Chong se rio.

 

“¡Envía a algunos hombres para que vigilen a ese grupo de mercaderes!” Dijo Gao Xianzhi en voz baja,

 

“General, he oído que mañana al amanecer se irán, ¿por qué…?”

 

“Todavía tengo un mal presentimiento. De todas formas, ¡Manténgalos bien vigilados!” Dijo seriamente Gao Xianzhi.

“¡Sí!”

 

—–

 

Al día siguiente, Gao Xianzhi se levantó de la cama y se lavó la cara.

 

“¡Pi Li Pa La!”

 

Fuera del cuartel, una vez más vino el sonido de los petardos.

 

“¿Eh? ¡Lin Chong!” Gritó con frialdad Gao Xianzhi.

 

“¡Aqui!” Lin Chong entró rápidamente en la gran tienda de campaña.

 

“¿No te dije que vigilaras a los comerciantes de la Ciudad Peng? ¿Algo salió mal?” Dijo en un tono grave Gao Xianzhi.

 

“No hay nada malo, ellos ya se han ido esta mañana. Pero hoy los mercaderes de Ciudad Yun están aquí para recompensar al ejército. Los petardos fueron lanzados desde las afueras de la ciudad hacia los cuarteles del centro de la ciudad. También trajeron grandes cantidades de medicinas y alimentos. ¡Tampoco parece que tengan algo malo!!” Lon Chong sonrió.

 

“¿Comerciantes ricos de la ciudad de Yun?” Gao Xianzhi estaba un poco asombrado.

“Sí, los alimentos y la medicina son de la mejor calidad, y también he enviado a alguien a revisarlo. ¡Jaja! ¡A este paso ya no tendremos que preocuparnos de que Gu Hai se interponga en nuestro camino!!” Lin Chong se rio.

 

En el rostro de Gai Xianzhi apareció una expresión de sospecha.

———–

 

La capital del Reino Gran Canto, Ciudad El Canto. La Mansión Tian.

Delante de Gu Hai había una tabla de Weiqi, parecía estar jugando consigo mismo y, de pie a su lado, estaba su hijo adoptivo, Gu Han.

“Padre adoptivo, de acuerdo a sus deseos, Las Asociaciones de Comerciantes de la Ciudad Peng, de la Ciudad Yun y de la Ciudad  Hui han visitado de forma continua la Ciudad Mercantil y han enviado grandes cantidades de alimento y medicinas. Cada una de las Asociaciones de Comerciantes ha continuado mandando gente siguiendo nuestras indicaciones, pero, ¿Cuál es la finalidad de enviarles tanto alimento y medicinas?” Preguntó desconcertado Gu Han.

 

Gu Hai colocó una pieza blanca en el tablero de Weiqi, revelando una sonrisa frívola: “Sí, ¿Cuál es la finalidad? Gu Han, ¿Puedes imaginar cuál es la respuesta?”

La expresión de Gu Han cambió: “Oh, lo tengo. Como Gao Xianzhi estaba haciendo preparativos contra nosotros, ya ha preparado suficiente alimento y medicinas. Por lo tanto, cuando enviamos alimentos e ingredientes medicinales, prácticamente no los necesita. Si los suministros de alimentos y medicamentos estuvieran reducidos, lo apreciarían mucho. Sin embargo, si hay suficientes alimentos, incluso si tuvieran más, no les serviría de nada, por lo que sólo pueden almacenarlos en algún lugar, dejando que alguien se encargue de ellos y los traslade. Al tener tanto, es mejor para ellos obtener beneficios materiales como el dinero, por lo menos pueden dar dinero al ejército, estimulando así su moral. Pero, recompensar a los soldados con alimento durante la guerra no es tarea fácil. Si lo distribuyeran, su ejército no se lo podría llevar con ellos, así que los suministros de comida y medicinas son equivalentes a la basura. ¡Esta es realmente una buena manera de engañar a la gente!”.

 

“Ese fenómeno se conoce como “La luna sólo crece para menguar”. ¡Todos los extremos, no sólo no tienen ningún beneficio, sino también tiene consecuencias negativas!” Dijo Gu Hai en voz baja.

 

“Efectivamente, esos oficiales y soldados cuando vean como estos regalos llegan al cuartel sin recibir nada en absoluto, se sentirán frustrados en sus corazones”. Gu Han se río.

 

“¿Qué más?” Gu Hai colocó una vez más una pieza negra de Weiqi mientras hablaba.

Gu Han sabía que Gu Hai le estaba enseñando, por lo que analizó con gran esfuerzo, permaneciendo en silencio por un momento. Los ojos de Gu Han se iluminaron repentinamente, y dentro de ellos apareció un leve rastro con una expresión de asombro.

“¿Los petardos y los fuegos artificiales?” Gu Han dijo asombrado.

 

Gu Han sonrió débilmente: ” ¿Cómo es eso relevante?”

 

“Dentro de la Ciudad Mercantil hay 300 mil soldados desplegados allí, además hay 500 mil tropas adicionales, atacando incesantemente ciudades de otros lugares. En la Ciudad Mercantil es donde se encuentra el cuartel general, y también es un lugar para los soldados se recuperen de sus heridas. Los soldados de élite están siendo enviados constantemente al exterior, mientras que los soldados heridos son transportados de vuelta a la Ciudad Mercantil para su recuperación. Si alguien tiene los brazos o las piernas fracturados, o tiene heridas por todo el cuerpo, sus corazones estarán lógicamente, incomparablemente afligidos. Las personas con cuerpos discapacitados tienen un pensamiento desesperanzador hacia su futuro. Pero en este momento, cuando otras personas festejan, por todas partes se escucha el sonido de los petardos, que cantan y bailan. La moral de los soldados heridos disminuirá en gran medida,  esto es prácticamente poner sal en sus heridas, causándoles daño psicológico”. Gu Han explicó.

 

“¡Continúa!”

 

“Los fuegos artificiales en la noche se ven hermosos y deslumbrantes, pero para los soldados heridos es casi como si se estuvieran burlando de sus discapacidades. Añadiendo la gran cantidad de alimentos e ingredientes medicinales que se están enviando allí, no es distribuido uniformemente entre todos, por lo que ese grupo de soldados heridos se sentirá discriminados en sus corazones; ¿Por qué otros experimentan una victoria fructífera, mientras que yo sólo puedo recibir un futuro sin esperanza…?” Gu Han dijo.

Gu Hai asintió con la cabeza: “¿Algo más?”

 

Gu Han reflexionó profundamente durante un rato, hasta que su expresión finalmente cambió.

 

“Padre, ¿estás hablando de los ciudadanos de la Ciudad Mercantil?” Gu Han habló asombrado.

Gu Hai se detuvo mientras colocaba una pieza y asintió con la cabeza mientras decía: ” De hecho, Gao Xianzhi mató a 600 mil soldados Chen, estas 600 mil personas representan el pilar de apoyo de muchos ciudadanos. Ellos podrían ser hijos, esposos o padres. Ellos representan el apoyo mental de cada familia, después de su muerte, muchas familias se encuentran afligidas, con una perspectiva sombría de su futuro. Sin embargo, no tienen forma de resistirse a los invasores. Sin embargo, en este momento, estos invasores están celebrando y riendo cada día, intentando integrarse con ellos. ¡Aunque están indefensos, pero en sus corazones, más y más odio está ardiendo!”

 

“Un día, cuando este odio alcance su punto máximo, ¿Se convertirá en una fuerza aterradora?” Gu Han respiró hondo.

 

“Recuerda, no importa quién sea, serán incapaces de resistir el mar de furia de la gente; cuando las olas de furia comienzan a engullir todo, es similar a la caída del cielo y el desgarramiento de la tierra, ¡Algo contra lo que es imposible defenderse!!” Gu Hai habló profundamente.

 

*Siseos* Gu Han absorbió una bocanada de aire frío.

“Padre adoptivo, tu hijo nunca hubiera podido imaginar que esos petardos y fuegos artificiales tan insignificantes ocultarían inesperadamente este tipo de peligro, ¡Pudiendo cambiar imprevistamente la voluntad de la gente!”

 

“¡La voluntad del pueblo es la fortaleza más formidable!, ¡Del mismo modo, la voluntad del pueblo es también la fuerza más débil! ¡Ponga atención, esto apenas está empezando!”

 

Cuando terminó de hablar, Gu Hai volvió a colocar una pieza en el tablero de Weiqi.

 

Nota del Traductor al inglés:

El título, “La luna solo crece para menguar”, es la primera parte de una expresión china (月满则亏, 水满则溢) que se traduce como: “La luna solo crece para menguar, el rio sólo fluye para desbordarse”. Esto significa básicamente que todo extremo es una falla.

Descarga:
<