GDW – Capítulo 226

Modo Noche

Capítulo 226 – ¡Furia!

Incluso aquellos estudiantes que estaban llenos de odio o celos hacia Yue Zhong no se atrevieron a abandonar el campamento. Sin la protección de Wang Jian, ni siquiera durarían 3 días fuera, ya sea por hambre o por zombis.

Yue Zhong observó a la gente que se había reunido otra vez, antes de continuar diciendo,

“Ya que nadie ha decidido irse, lo tomaré como que ustedes han acordado ser mis ciudadanos. Vengan a reportar su nombre y su ocupación antes del apocalipsis, junto con su fuerza actual. Si tienes algún talento para empezar, incluso puedes conseguir mejores comidas.”

Después de eso, lanzó una cantidad enorme de intensión de matar cuando él dijo fríamente,

“Ahora, déjenme dejarlo claro antes de que empiecen a hacer una fila. Quien se atreva a meterse en la fila será arrastrado a recibir 20 latigazos. Si alguien se atreve a asaltar a alguien más, será ejecutado en el acto “.

Al oír esas palabras, todos los supervivientes comenzaron a temblar y bajo las atentas miradas de los soldados, formaron obedientemente 20 largas filas. Ni una sola persona se atrevió a causar problemas, lo que milagrosamente disipó la noción habitual de que los chinos causan problemas en las filas.

Los cinco policías, Gu Manzi, Zhuo Yatong y Chen Ming procedieron a registrar los datos de cada superviviente, con la ayuda de los 20 finos asistentes de la villa.

Yue Zhong permaneció en la cima del podio, mirando a los sobrevivientes de abajo. Para evitar cualquier accidente, Yun Caiwei y Tong Xiaoyun estaban
sentadas a ambos lados de él, masajeando sus hombros y piernas para mantenerse ocupadas.

Todo el campamento estaba ocupado todo el momento hasta la noche; Sólo entonces se registraron todos los datos de cada superviviente.

En algún momento durante la noche, Xiong Zheng parecía reflexionar sobre algo. Se acercó a Yue Zhong y dijo:

“Jefe Yue, por favor, ven conmigo por un momento.”

Yue Zhong frunció el ceño al responder: “¿Qué pasa?”

Xiong Zheng vaciló antes de responder con gran dificultad, “Necesito tu guía, ¿cómo debemos lidiar con la fábrica? Todavía hay una docena de mujeres y unas cuantas toneladas de carne dentro.”

Yue Zhong reflexionó durante un rato antes de responder, “Llévame allí para echar un vistazo.”

“No me sigan esta vez”. Yue Zhong dijo a las 4 damas a su lado.

“Quiero comprobarlo.”

“Yo también.”

Gu Manzi y Tong Xiaoyun exclamaron en voz alta. Querían probarse a sí mismas, para permitir que Yue Zhong sepa que no eran mujeres que sólo estaban preocupadas por la rivalidad entre unas y otras.

Zhuo Yatong tenía un rostro pálido porque podía adivinar para qué era la fábrica; Ella sostuvo a la pequeña loli Yun Caiwei firmemente en sus brazos, quería ir a ver también.

Yue Zhong miró a Gu Manzi y Tong Xiaoyun, y no habló más.

Con las indicaciones de Xiong Zheng, el grupo de Yue Zhong llegó a una fábrica situada en la esquina del barrio de la villa.

En el momento en que entraron en la fábrica, Gu Manzi y Tong Xiaoyun vieron una escena que nunca olvidarían en toda su vida. Las cabezas de las mujeres estaban colgadas en filas, cuerpos decapitados estaban colgados en el aire, sus entrañas colgaban de ganchos metálicos y toda la fábrica estaba llena del olor nauseabundo de sangre.

Gu Manzi y Tong Xiaoyun cubrieron sus bocas, antes de salir corriendo de la fábrica y vomitar justo afuera. Habían supuesto que ya habían visto lo peor de la humanidad en términos de crueldad y locura, pero lo que vieron en la fábrica fue mucho más allá de su creencia. En ese momento, sabían que realmente habían sido muy afortunadas.

“¡Maldita sea, Lie Tianyang, definitivamente te mataré!”

Yue Zhong también había pensado que estaba mentalmente preparado, pero incluso él había luchado contra el vómito que se elevaba en su garganta. Comenzó a albergar una fuerte intención de matar asía Lie Tianyang, cuya depravación era más allá de lo humano. Si aparecía de nuevo frente a Yue Zhong, Yue Zhong ciertamente no dudaría en darlo todo y deshacerse de esa bestia.

Dentro de la fábrica de procesamiento, había unas pocas docenas de cuerpos femeninos que colgaban. Al mismo tiempo, Yue Zhong y su equipo encontraron una enorme jaula detrás de la fábrica, dentro de la cual había 20 mujeres llenas
de miedo e inquietud. Un gran número de ellas incluso parecía haber perdido sus mentes.

“¿Qué hacemos? ¿Vamos a matarlas, jefe Yue?” Xiong Zheng preguntó con gran dificultad.

El campo del viento claro no tenía amplias raciones para empezar, por lo tanto, Xiong Zheng no estaba dispuesto a retener a estas 20 mujeres para repartir en las raciones. Para él, estas mujeres claramente desafortunadas no tenían ningún valor y cuidarlas requeriría más recursos.

Yue Zhong miró a esas mujeres desnudas con cuerpos sucios, algunas de las cuales podrían haberse vuelto locas, y rechazó la propuesta de Xiong Zheng,

“No, traerlas de vuelta y cuidar bien de ellas. Son mujeres, así que todavía pueden ayudar a dar a luz.”

Xiong Zheng vaciló un momento, antes de señalar hacia una instalación de almacenamiento y preguntar:

“¿Qué hay de eso?”

Dentro de la instalación de almacenamiento, había unas pocas toneladas de salchichas de carne humana. Durante los periodos de escasez de alimentos, si Yue Zhong y Xiong Zheng se hicieran los tontos y distribuyeran las salchichas, nadie lo sabría. Incluso si lo descubrieran, fingirían ignorancia. Sin carne, no era como si murieran de hambre, pero no tendrían mucha energía.

Lie Tianyang quería mantener la energía de sus tropas de élite y así les alimentaba constantemente con las salchichas humanas. Por supuesto, había miembros de las tropas que no podían aceptar o tolerar tales actos viles, y preferirían permanecer débiles y hambrientos que comer carne humana.

Yue Zhong dijo en una voz profunda, “Enterrarlos a todos”.

“Sí.” Xiong Zheng también lanzó un suspiro de alivio y llevó a sus hombres con él para enterrar esas cosas repugnantes.

En el momento en que Yue Zhong abandonó la fábrica que estaba llena de maldad, Gu Manzi y Tong Xiaoyun inmediatamente se agarraron de cualquiera de sus brazos, con sus caras pálidas. Sólo por hacerlo fueron capaces de ganar un poco de su valor de vuelta. Yue Zhong acarició suavemente sus espaldas para consolarlas, antes de dar grandes pasos para salir del lugar.

El segundo día, Yue Zhong comenzó a reclutar combatientes de los supervivientes.

Después del apocalipsis, los combatientes recibieron el mejor tratamiento y también poseían las habilidades de batalla más fuertes. En el momento en que Yue Zhong abrió el reclutamiento, muchos sobrevivientes lucharon entre sí para ser voluntarios primero.

Entre los 2000 sobrevivientes, había aproximadamente 1200 varones, 1000 de los cuales eran hombres completamente crecidos. Lie Tianyang no era un idiota y ya había seleccionado un buen número de hombres fuertes y aptos para ser sus subordinados o miembros de su Monte de los Lobos Verdes. La mayoría de los hombres que quedaban estaban desnutridos, débiles o carentes de estatura.

Yue Zhong fue muy cuidadoso con su selección y logró escoger unos 450 hombres con gran dificultad. Un total de 400 personas, junto con Liu Erhei, Zhang Niujiang y Xiong Zheng, formaron uno de sus batallones.

Liu Erhei, Zhang Niujiang y Xiong Zheng eran Comandantes, mientras que Yue Zhong actuó como Líder de la Compañía Directa.

Los otros 50 hombres fueron entregados a Wang Jian para su entrenamiento para que pudieran convertirse en policías calificados. Wang Jian era una persona recta y moral, por lo que Yue Zhong le asignó para ser el Jefe de la Policía del campo del viento claro.

Con la mente abierta y moralmente erguida Wang Jian como el jefe de la policía, los policías entrenados por él al menos harían que Yue Zhong se sintiera un poco más tranquilo.

Debido a la escasez de mano de obra, el inteligente y meticuloso Chen Ming fue promovido a convertirse en el Oficial de Asuntos Internos dentro del campo. Fue responsable de la gestión de los asuntos internos, la organización del personal, la distribución general de los recursos y una serie de otros puestos de trabajo.

En cuanto al palacio mismo y también los asuntos de las mujeres, Yue Zhong lo dejó todo a Zhuo Yatong. Después de todo, era una mujer fuerte que había manejado su propio negocio antes del apocalipsis, por lo tanto, manejar los asuntos del palacio* naturalmente no sería un problema para ella.

(* en este caso, el “palacio” también puede interpretarse como el “harén”, sólo piense en él como todos los asuntos relacionados con la villa y las mujeres)

Bajo las órdenes de Yue Zhong, Chen Ming dividió a los supervivientes restantes en grupos para fortalecer las defensas del campo; Al mismo tiempo, los supervivientes cavaron pozos alrededor del perímetro del campamento.

Todos los que estaban dispuestos a participar en la excavación podría llenar sus estómagos. Bajo esas condiciones atractivas, un gran número de sobrevivientes se unieron a las tropas excavadores. Fuera del campo del viento claro, aparte de las carreteras principales, se estaban excavando pozos enormes por todo el lugar.

Cuando Yue Zhong estaba en el condado de Qing Yuan, Chen Jianfeng había hecho uso de esta táctica con gran efecto. En ese momento, había al menos unos cuantos miles de zombis que habían caído en las fosas profundas, para nunca más levantarse. Contra los seres humanos inteligentes, los hoyos eran inútiles, pero eran extremadamente eficaces contra los zombis.

En el proceso de excavación de los pozos, los supervivientes se dedicaban a la actividad física extenuante, junto con las comidas saciantes, era una forma de entrenamiento para sus cuerpos también.

Yue Zhong estaba construyendo un batallón de soldados y se adhirió completamente a las reglas militares para su entrenamiento. Al mismo tiempo, estableció niveles increíblemente altos para su entrenamiento, lo que hizo que todos se sintieran bastante desdichados, excepto por el hecho de que el propio Yue Zhong tomó la iniciativa de entrenar seis veces más difícil todos los días. Además del hecho de que podían comer hasta llenarse e incluso consumir alguna de la deliciosa carne de jabalí negro de escamas negras, no habrían podido continuar.

Aunque la carne de jabalí mutante de tipo 2 no podía transformarlos repentinamente en potenciadores fuertes, fue capaz de permitirles recuperar rápidamente su vitalidad, que había disminuido considerablemente por el hambre y el agotamiento. Esto dio a sus rostros un poco más de color e incluso sus cuerpos comenzaron a recuperar su fuerza original.

Después del entrenamiento de alta intensidad que duró 10 días, los soldados del batallón habían recuperado completamente su vitalidad original e incluso tuvieron un pequeño aumento en la fuerza física en comparación con lo que tenían antes del fin del mundo. Después de esto, la intensidad del entrenamiento se redujo a un nivel normal, con el foco ahora en la formación de tropas y en la atención permanente.

No era que Yue Zhong no quisiera seguir con el entrenamiento intenso y agitar hacia fuera algunas tropas de la élite. La razón era que había la cuestión de las raciones. Después de continuar con el entrenamiento de alta intensidad durante casi 10 días, las 20 toneladas originales de carne guardadas en el anillo de
almacenamiento de Yue Zhong se habían reducido en 4 toneladas. Esto fue hecho sólo por ese batallón.

Además de eso, con un gran número de sobrevivientes participando en la excavación de pozos o las reparaciones del campo del viento claro, la cantidad original de raciones en el campamento del viento claro se estaba agotando rápidamente como la corriente de agua.

Lie Tianyang no había elegido a todos los hombres para unirse a sus tropas por la misma razón. No era que no quisiera, sino que no tenía suficientes raciones para apoyar el consumo de alimentos del ejército. Después de crear la elite de los lobos verdes e incluso usar carne humana como fuente de alimento, se podía ver que el problema de la comida estaba comenzando a preocuparle.

“Si mantenemos esta tasa de consumo, en un mes, nuestra fuente de alimentos estará completamente agotada.” Chen Ming estaba sosteniendo un documento en sus manos mientras se paraba delante de Yue Zhong y presentó su informe.

A continuación, sugirió a Yue Zhong, “Maestro, ¿debemos detener las obras de excavación y reparación? De esta manera, nuestros alimentos pueden ser conservados por un período más largo de tiempo. ”

Yue Zhong reflexionó un rato antes de decir a Chen Ming, “Traer a Xiong Zheng al terminar.”

Chen Ming se retiró y trajo a Xiong Zheng muy rápidamente.

Xiong Zheng, cuya piel se había vuelto más oscura debido a las largas horas que había pasado bajo el sol, fue dirigido por Chen Ming hasta Yue Zhong. Inmediatamente le preguntó de manera bulliciosa,

“Jefe Yue, ¿me querías para algo?”

A pesar de que Yue Zhong quería moldear estas tropas en soldados apropiados, en tan poco tiempo, en realidad era bastante difícil erradicar sus hábitos anteriores. Después de todo, toda la tropa estaba llena de “bandidos”. Incluso el propio Yue Zhong, el Comandante del Batallón, no había recibido ningún entrenamiento militar completo y riguroso antes.

Yue Zhong miró a Xiong Zheng y preguntó directamente,

“¿Dónde está el granero más cercano?”

Al oír la palabra “granero”, Xiong Zheng rio amargamente cuando él respondió,

“Jefe Yue, usted está pensando en abrir algunos de los graneros para aliviar la cuestión de los alimentos, ¿verdad? Lie Tianyang tenía la misma idea antes, por lo que todos los graneros en las proximidades del campo del viento claro ya han sido abiertos por nosotros. Aparte de quizás ropa, líquido para lavar platos, detergente para la ropa y otras malditas cosas como esas, no queda ni un solo grano de arroz en esos graneros.”

“¿Los graneros no tienen comida dentro?”

Cuando Yue Zhong oyó esto, se sorprendió por un momento, pero luego pensó en los graneros que había abierto en el condado de Shanglin; También había habido unos cuantos graneros vacíos, lo que hizo que Yue Zhong finalmente entendiera el problema. La comida dentro de los graneros debe haber sido completamente vendida hace mucho por los funcionarios responsables de ellos, que luego había alquilado los depósitos vacíos para algunos ingresos adicionales.

Yue Zhong miró fijamente a Xiong Zheng y dijo pesadamente,

“Debería haber una Reserva Nacional de Granos cercana para usarla en tiempos de guerra. Debería haber comida allí.”
“Hay de hecho 2 enormes graneros aquí, uno de los cuales está situado hacia el norte. Se encuentra aproximadamente a 100 millas en el mismo condado de Xia Qi, que ya ha sido ocupado por las fuerzas del condado de SY. Hay otro que está situado en el este, en el condado de Ning Guang, a unas 50 millas de distancia, que actualmente está ocupado por una fuerza que se llama a sí misma los Feroces Tigres “.

“Después de que los Feroces Tigres obtuvieran este granero, montaron un campamento militar con el equipo de un batallón. Tienen 2 Vehículos de Combate de Infantería e innumerables ametralladoras. Al mismo tiempo, que controlan una gran cantidad de los bienes, por lo que un montón de sobrevivientes están dispuestos a tirar sus vidas en favor de ellos. Hay alrededor de 10.000 sobrevivientes allí y he oído que sólo el número de sus fuerzas armadas es más de 2000. Esta es una de las fuerzas militares más grandes que hay fuera del ejército chino actualmente.”

Las palabras de Xiong Zheng hicieron que Yue Zhong frunciera las cejas. Los Feroces Tigres tenían 2000 militantes y un batallón entero con el equipo estándar del PLA (Ejército Popular de Liberación), no era de extrañar que Lie Tianyang no se atreviera a provocarlos.

Aunque Yue Zhong había logrado reclutar a 400 militantes, sólo habían pasado 10 días de entrenamiento hasta ahora. No habían experimentado la guerra ni presenciado derramamiento de sangre, y sólo estaban equipados con rifles antiguos de los anteriores miembros del monte de los lobos verdes. En promedio, cada luchador sólo tenía un par de granadas y si iban a ser bombardeados, su moral definitivamente se iría por el desagüe.

Yue Zhong acababa de comenzar a formar este batallón: si se enfrentara a una fuerza como la que había criado en el condado de Qing Yuan, sus fuerzas quedarían completamente destruidas. En términos de conocimiento de batalla, experiencia y habilidades de combate, su actual batallón era simplemente incomparable para los demás.

Yue Zhong abrió un mapa, apuntando hacia un área en el noreste que había sido tachada y diciendo:
“¿Qué lugares en esta área no han abiertos todavía?”

Descarga:
<