GDW – Capítulo 26

Modo Noche

Capítulo 26 – Matones.

Yue mirando a Ji QingWu, preguntó: “Ji QingWu, quiero ir a la comisaría para obtener algunas armas, ¿vienes?”

Es una relación de colaboración entre Yue y Ji QingWu. Los 2 ya han trabajado juntos para salvar a Chi Yang. Ji QingWu ya no le debía nada.

Aunque Yue ha conseguido ser mucho más fuerte, sin embargo, las armas de fuego son armas necesarias para él. Independientemente de si los enemigos son zombis o personas, las armas de fuego son muy eficaces.

“Yo voy”, dijo Ji QingWu, luego se volvió y miró a Chen Yao, dijo: “Yao Yao, también debe ir.”

Chen Yao inconsistente con su apariencia débil, asintió con astucia “Sí!”

Yue rápidamente dijo: “Wang Shuang, Wen Wen, y Chi Yang, vamos!”

Al mismo tiempo, Zhang Xuan sacó el valor de decir: “¡Quiero ir!”

Yue miró a Zhang Xuan, pensando por un momento, luego dijo: “Debes quedarte aquí. Para esta operación, no podemos llevarte.”

La operación esta vez es conseguir armas de fuego y equipos, así que debe ser breve. Zhang Xuan no tiene habilidades, por lo que sólo sería una carga.

Escuchando las palabras de Yue, Zhang Xuan sintió una punzada de decepción, volvió silenciosamente a su asiento.

El grupo de Yue rápidamente subió al autobús escolar, y aceleró hacia la estación de policía.

Cuando el autobús escolar viajó por el camino durante un tiempo, Yue vio más de una docena de individuos extravagantes, montando motocicletas modificadas, machete y un bate de béisbol en la mano. Su cabello teñido de amarillo gritando en la calle.

Cuando el mundo cambió en la tarde fue cuando el tráfico en este camino era poco, por lo que no hay muchos zombis. En este camino, Yue no vio ningún zombi.

Aquellas docenas de hombres vieron el autobús, inmediatamente condujeron sus motocicletas después del autobús.

Varias motocicletas modificadas pronto se apresuraron delante del autobús escolar, bloqueando el camino.

“¡Detenerse! Les dije que se detuvieran!” Una motocicleta conducía a lo largo del lado del autobús con un bate de béisbol y machete, mientras constantemente golpeaba y juraba a los lados del autobús escolar.

Yue viendo a Chen Dao frenando el autobús escolar, frunció el ceño y gritó: “No se detenga, golpearlos. ¡Golpéalos!”

Chen Yao replico en voz alta: “¡No! ¡Alguien va a morir! ¡Todavía están vivos, no son zombis! ¡No quiero convertirme en un asesino!” Diciendo esto, Chen Yao pisó los frenos y detuvo el autobús.

Han pasado sólo 2 días desde el fin del mundo, la ideología de Chen Yao no ha cambiado. Aún no ha experimentado la crueldad de este mundo, ni ha comprendido, que el viejo orden se ha derrumbado. Ella no vaciló en atropellar a los zombis, pero no puede correr sobre humanos auténticamente vivos.

Al ver a Chen Yao detener el autobús, Yue frunció el ceño. Con una idea, cubrió a White Bones con un gran lienzo.

Cuando el autobús escolar se detuvo, esas motocicletas también se detuvieron y se estacionaron junto al autobús escolar. Entonces llegaron 7 jóvenes armados con machetes.

“¡Jefe! Estas 3 pollitas están buenas.” Un chico de cabello amarillo teñido, con anillos en la nariz, de unos 10 años de edad, y muy rebelde, vio a Lu Wen, Ji QingWu y Chen Yao. En sus ojos brilló una pizca de lascividad. Dijo y se lamió los labios al lado de un hombre de 1,8 metros de altura, gordo y armado con machetes.

El tipo que parecía ser el líder miró a todos, en una voz profunda dijo: “Yo soy el mayor de los motociclistas, Wang Zhiguang! Guarden sus armas y salgan de inmediato, tengo algo que decirles.”

Chi yang y Yue, se miraron, luego miraron a Chen Yao, ambos tranquilamente pusieron sus armas en su mochila.

Yue y Chi Yang, ambos protegiendo a Lu Wen, bajaron del autobús.

Chen Yao y Ji QingWu también salieron.

Saliendo del autobús escolar, más de 10 pandilleros en motocicletas rodearon al grupo de 6 de Yue.

En este momento llegó el sonido rugiente de las motocicletas. Aquellos motociclistas sólo miraron al grupo de Yue, mientras reían.

“¡Esa chica esta buena!”

“Parece que podremos tener un tiempo bueno y placentero. Maldita sea, la empleada de oficina no fue divertida ayer, no tuve suficiente diversión antes de que ella saltara.”

“Las tres chicas, ¿cuál prefieres?”

“¡Esa pequeña! ¡La piel delicada y la carne suave son más satisfactorias para jugar!”

“…”

Los motociclistas continuaron echando un vistazo a las 3 chicas sin restricción. Llevando escalofríos a Chen Yao y Lu Wen. Lu Wen puede sentir la malicia en los ojos de estos motociclistas. Tenía miedo y se escondió detrás de Yue. Aunque ella es traviesa, pero ella sabe la severidad de una docena de matones armados con machetes. Luchar contra matones con armas no es fácil.

Yue Zhong y Chi Yang se miran el uno al otro, y simplemente se quedaron mirando tranquilamente la situación.

“¿Qué quieres?” Yue y Chi Yang no dijeron nada. Esta clase de presión silenciosa hacía difícil que Chen Yao respirara, por lo que no pudo evitar decir en voz alta.

Un motorista se ríe y dijo: “¡Quiero que lamas al hermano mayor!”

“¡JAJA!”

“¡JAJA!”

Las palabras de aquel motociclista apenas se habían apagado, siguió un sonido de risa desenfrenada.

Chen Yao con una cara enrojecida gruño en voz alta: “¡Sinvergüenza!”

“¡Somos canallas! Espere un poco, el hermano mayor le permitirá saber los beneficios de hermano mayor! Verás si es o no!” Un motociclista se rio en voz alta.

“¡Sí! ¡Los hermanos se turnarán para que pruebes los beneficios! O con 4 personas juntas. ¡JAJAJA!”

Esos motociclistas continúan diciendo obscenidades a Chen Yao. El orden ha colapsado, no hay policía para arrestarlos, y pueden entregarse a su oscuridad interior.

Yue fríamente miró a Chen Yao: “Mira, esas son las personas que quieres proteger”

Chen Yao culpada por Yue, su corazón se llenó de dolores, sus ojos rojos, las lágrimas cayeron al suelo como perlas.

Wang Zhiguang con la lujuria brillando en sus ojos, gritó en voz alta: “¡Ustedes 3 chicas! ¡Ahora quítense la ropa!”

“Quítatela!”

“Quítatela!”

Aquella banda de matones de motociclistas uno a uno, con los ojos cubiertos de una capa de locura, gritaron en voz alta.

Bajo el rugido de la multitud de motociclistas que los rodeaban, Lu Wen y el corazon de Chen Yao están llenos de miedo. Lu Wen apretó la ropa de Yue. Desde su niñez, nunca ha visto a gente tan enloquecida.

“¿Se la van a quitar o no? ¡Si no estamos contentos, cuando estamos cansados de ustedes, les cortaremos las manos y los pies para alimentar a los zombis!” Un chico joven con ojos carmesí, cara torcida, opresivamente dijo.

Estas bandas de matones de motociclistas han tomado algunas vidas, y en el colapso del orden en el mundo, que han comenzado a irse salvajemente y cruelmente.

“¡Gran hermano Yue!” Lu Wen tenía miedo y se puso tras la ropa de Yue. Los matones eran violentos y la asustaban.

Yue dio una palmadita en Lu Wen con comodidad y dijo: “No te preocupes por eso. Estoy aquí, no podrán poner un dedo en tu cabello.”

  • Alex Petrov

    A ver si esos mamones se agarran a huesoputazos con White Bones xD