GDW – Capítulo 54

Modo Noche

Capítulo 54 – Huyendo de la ciudad Lei Jiang.

Después de llegar de vuelta al apartamento, Yue en voz grave dijo: “Todos empezar inmediatamente a transportar suministros. Mover todos los suministros del apartamento a los camiones.”

Viendo a Yue tan serio, todas las chicas de la habitación estaban nerviosas.

Zhang Li se acercó y preguntó: “Yue, ¿qué pasa?”

Yue dijo en una voz profunda: “Vamos a salir de aquí de inmediato, y vamos al enclave de sobrevivientes de Long Hai.”

Wang Fang dijo a regañadientes: “¿Podemos irnos mañana? Todo el mundo está tan cansado de transportar los suministros hoy.”

Las palabras de Wang Fang también expresaron la voz de la mayoría de las chicas en la habitación. Su cuerpo estaba muy cansado por estar moviendo los suministros de los camiones al apartamento.

Yue frunció el ceño, y fríamente dijo: “La gente que no quiera irse también puede quedarse.”

Viendo que Yue estaba enojado, todas las chicas tenían miedo de decir algo, y de inmediato comenzaron a transportar los suministros.

Zhao Li estaba mirando por la ventana, vio al grupo de Yue transportando los suministros desde el apartamento a los camiones. No pudo evitar sentirse sorprendida: “¿Se están yendo?”

Zhao Li ha estado observando al grupo de Yue en los últimos días y encontró que eran gente de corazón bastante amable, ya que estaban dispuestos a darle comida en este mundo post apocalíptico. Si el grupo de Yue se ha ido, ella realmente no sabía cómo sobreviviría.

Resident Evil es una película clásica, Zhao Li también la ha visto. Estaba muy despejada de lo terrible que era el virus que llevaban los zombis. Con sólo un rasguño, se infectará y se convertirá en un zombi. Si el grupo de Yue se fuera, en esencia, ella no tenía la capacidad de encontrar comida para alimentar a su hijo y a ella misma.

Zhao Li apretó los dientes, luego rápidamente arrastró una maleta de la habitación junto con su hijo y corrió escaleras abajo.

En la planta baja, Yue se sentó allí y en silencio observó a las niñas transportar los suministros. (trabajen esclavas)

Zhao Li con una mano arrastrando la maleta y la otra mano sosteniendo a su hijo, caminó delante de Yue y dijo: “Este, estudiante, soy Zhao Li. ¿Me permite su nombre?”

Yue levantó la vista y dijo ligeramente: “Soy Yue Zhong, ¿hay algo que necesites?”

Lu Wen, que estaba descansando cerca, se acercó y curiosamente preguntó: “hermano mayor Yue, ¿qué quiere esta mujer de ti?”

Lu Wen, Chen Yao, y Ji QingWu pertenecen al grupo que no tuvo que transportar suministros, ya que pueden proporcionar tratamiento médico y contribuyen a la fuerza de combate.

Chen Yao también se acercó al lado de Yue, curiosamente mirando a Zhao Li.

“Yue, por favor, lleve a mi hijo y a mí al enclave de sobrevivientes de Long Hai. Mientras nos lleves contigo, entonces éstos son para ti.” Zhao Li abrió la maleta, revelando pilas ordenadas de Yuan dentro.

Chen Yao miró la maleta, luego a Yue. Ella estimó que había más de un millón de yuanes allí. Su historial familiar es excelente, $1 millón no es nada para ella. Pero $1 millón en efectivo no es un número pequeño, la mayoría de la gente no es capaz de resistir la tentación de $1 millón de yuanes.

Yue echó un vistazo a la maleta llena de dinero y dijo fríamente: “No me interesa el dinero.”

El mundo ha cambiado, lo más útil es la comida. Sin los comerciantes, estos Yuanes son inútiles, incluso demasiado ásperos para usar como papel higiénico.

La cara de Zhao Li estaba palidecida, ella apretó los dientes, luego bajó la maleta de sus brazos. Luego sacó un pequeño estuche y lo abrió, revelando tres barras de oro.

Zhao Li empujó el pequeño estuche delante de Yue, y con una cara suplicante dijo: “También te daré esto. Por favor, sálvanos a los dos. Llévennos al enclave de sobrevivientes en la ciudad de Long Hai. Te pagaré.”

Compra oro en tiempos difíciles y colecciona antigüedades en períodos de prosperidad. El oro es la moneda del mundo, incluso en medio de tiempos difíciles, poseían grandes valores. Zhao Li es una mujer sabia, ella sabía que el Yuan se convertirá en un montón de papeles, pero siempre y cuando hay personas y gobiernos, el oro no perdería su poder adquisitivo. Así que escondió las barras de oro, sólo sacarlas en el último minuto para dárselas a Yue.

Yue dijo fríamente: “No necesito oro.”

Zhao Li inmediatamente se volvió aún más pálido, que el oro era su último recurso. No sabía qué más ofrecerle, ya que ni siquiera quería el oro.

Yue miró a Zhao Li, y dijo ligeramente: “Puedo llevarte a ti y a tu hijo al enclave de sobrevivientes en la ciudad de Long Hai. Para venir con nosotros, tendrá que aceptar algunas condiciones. Primero, antes de llegar al enclave del sobreviviente, debes obedecer mis órdenes, y ninguna acción arbitraria. En segundo lugar, usted debe trabajar y hacer lo que son capaces de hacer. En tercer lugar, le daremos comida, pero no necesariamente lo suficiente para comer. Le daremos comida de acuerdo a sus esfuerzos. Cuarto, intentaré mantenerte a salvo, pero si no puedo evitar el peligro, daré prioridad a proteger a mis otros compañeros sobre vosotros dos. Si puedes aceptar estas cuatro condiciones, puedes venir con nosotros. Si no eres capaz de aceptar, entonces no te obligaré.”

Después de escuchar las cuatro condiciones, Zhao Li asintió inmediatamente: “¡Acepto! ¡Estoy de acuerdo!”

Yue en una voz profunda dijo: “Ir a transportar los suministros. No pierdas el tiempo.”

Zhao Li rápidamente tomó a su hijo y caminó hacia las escaleras. Esta era una oportunidad, una oportunidad para sobrevivir, ella no lo daba por vencida.

Chen Yao observó la desesperación de Zhao Li, con un sentimiento complejo en su mente.

Bajo los esfuerzos combinados de las mujeres, después de dos horas, finalmente transportaron todas las provisiones arriba a los camiones.

“¡Conduce!” ordenó Yue sin titubear.

Wang Shuang pisó el acelerador y los dos grandes camiones inmediatamente se fueron lejos.

Al día siguiente, en el más bullicioso distrito comercial de Lei Jiang, decenas de miles de zombis silenciosamente comenzaron a moverse hacia la ciudad en todas las direcciones.

Los zombis inundaron en todas direcciones, y pronto toda la ciudad de Lei Jiang fue totalmente cubierta por zombis. Al devorar la carne humana, los zombis comenzaron a evolucionar.  Zombis L1, zombis S1, e incluso otros tipos de zombis habían evolucionado.

Ante un pequeño supermercado, cinco zombis dispersos se quedaron quietos.

De un callejón, un sobreviviente se apresuró sosteniendo una espada Tang en su mano. Activó su habilidad de movimiento de alta velocidad, y saltar entre los cinco zombis como un fantasma. Con la luz de la espada destellando, los cinco zombis pronto fueron decapitados.

Después de que cinco bolas de luz blanca volaron en su cuerpo, sus ojos se iluminaron: “¡He sido promovido! Finalmente he sido ascendido al nivel 10.”

Justo cuando el superviviente estaba celebrando, entre una unidad en el edificio, un zombi carmesí abrió su gran boca, y una bola de fuego de la boca del zombi salió como un cohete golpeando al sobreviviente. Sopló la parte superior del cuerpo de ese sobreviviente. Su cuerpo ennegrecido cayó al suelo.

Desde el lado, dos zombis S1 rápidamente saltaron. Aterrizaron sobre el cuerpo del sobreviviente y comenzaron a devorarlo.