HJC – Capítulo 149-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro del Palacio Jean Paul!

Capítulo 149-2 – ¡El Maestro de Equipos Consolidados de Nivel Dios se une! (2)

Hizo una pausa por un momento, luego alzó la voz y dijo: “Ahora, proclamaré una nueva regla. Todo el mundo escuche con atención. A partir de ahora, sin mis órdenes, nadie puede salir de nuestro campamento, de lo contrario serán castigados en consecuencia. Sin embargo, si alguien viene a nuestro territorio a causar problemas, no importa quién sea, sólo golpéenlo. Si pierden, estarán lanzando la cara del Batallón Inigualable, y es mejor que vayan a buscar a la Entrenadora Shangguan para recibir su castigo. Muy bien, ahora, vayan a montar el campamento, y una vez hecho eso beberemos.”

Una vez que se enteraron de la bebida, los aullidos entraron en erupción, y la fatiga huyó del Batallón Inigualable mientras todo el mundo rápidamente estallaba en movimiento para despejar el campamento y comenzaron a alzar las tiendas de campaña. En cuanto a la basura, una vez que la habían recogido, no estaban sesgados en lo absoluto, lanzando cada mitad al 16º y 17º Regimiento.

Long Shiya miró con una extraña expresión en su rostro antes de que se volteara hacia Zhou Weiqing y dijo: “Pequeño Gordito, ¿A tu tropa se le permite beber vino?”

Zhou Weiqing sonrió y dijo: “Heh heh, mi Batallón Inigualable es muy diferente de cualquier tropa de ejército ordinario, y la forma en que controlamos y enseñamos es muy diferente también. Maestro, permítame arreglar primero las dos mejores tiendas para que tú y el tío mayor descansen.”

Long Shiya también sonrió y dijo: “Deja que el Viejo Duan descanse, ¿Por qué tu Padre, yo, necesito descansar? ¡También quiero ir a beber! Oh, bien, arregla que alguien me traiga un conjunto de uniforme del ejército, de lo contrario podría destacar demasiado. ”

“Maestro, eso no es demasiado bueno, ¿Verdad?” Dijo Zhou Weiqing, sorprendido.

Long Shiya sonrió y dijo: “No hay problema, ¿Me importa todavía cosas tan triviales? Beber con algunos soldados es una experiencia muy interesante.”

El tamaño de Long Shiya era realmente impresionante, incluso el uniforme de mayor tamaño seguiría siendo apretado sobre él, y la longitud de las mangas y los pantalones debían cortarse ligeramente para adaptarse a él.

El vino fino era quizás una de las mayores atracciones para estos soldados del Batallón Inigualable que no lo habían probado en tantos años, y en su fervor, el campo se estableció rápidamente en aproximadamente una hora. Poco después, se abrieron frascos de vino y la fuerte fragancia se extendió por todo el Batallón Inigualable.

A pesar de que Zhou Weiqing había preparado una gran cantidad de bebida, todavía dio la orden de compartir un frasco entre tres y cuatro personas, con un reparto igual, y nadie debía beber demasiado. Después de todo, luego de tantos años de no beber, no haría bien si alguien tuviese una intoxicación por alcohol.

“Fei’er, Fei’er, ¡Vamos a beber también!” Zhou Weiqing se volteó rápidamente hacia Shangguan Fei’er, que no estaba muy lejos de él.

Ella puso los ojos en blanco y dijo: “¿Por qué debo beber contigo?” Aunque dijo eso, siguió caminando hacia el lado de Zhou Weiqing. Los soldados cercanos que presenciaron esto ocultaron sus sonrisas; en sus ojos, su Comandante de Batallón y su Maestra de Entrenamiento (Amante) ya era un par a juego.

Cuando Shangguan Fei’er se acercó a él, Zhou Weiqing agarró con aspereza sus manos y la arrastró a su tienda.

La carpa estaba tan sencillamente decorada como antes, y había cuatro simples platos de carne sobre la mesa. Zhou Weiqing la empujó hacia la mesa para sentarse, pero no soltó su mano.

“¿Qué estás haciendo?” Shangguan Fei’er claramente podía sentir su cara ardiendo mientras luchaba un poco, tratando de retirar su mano.

Sin embargo, en términos de fuerza, naturalmente ella no era partido para Zhou Weiqing, y era incapaz de hacerlo.

Zhou Weiqing no emitió ningún sonido, sólo mirándola directamente, su expresión era una mezcla de asombro y anhelo mientras su mirada ardiente se fijaba en ella, haciendo que estuviera nerviosa.

“Tú… ¿Estás pensando en Bing’er cuando me miras?” Shangguan Fei’er bajó la cabeza, sin querer mirarlo directamente.

Él se sorprendió momentáneamente, pero después de un rato asintió ligeramente. “Un poco, echo de menos a Bing’er.” Shangguan Bing’er fue su primer y más grande amor, su suave y recatado rostro siempre era calmante para él.

Los ojos de Shangguan Fei’er se aguaron ligeramente, aunque su cabeza bajada no permitía a Zhou Weiqing ver esto.

“Fei’er, no vamos a huir nunca más de la verdad. Me gustas mucho, y desde hace tiempo me he enamorado de ti.” En ese momento, las sorprendentes palabras resonaron en las orejas de Shangguan Fei’er.

“¿Ahh?” Ella alzó la cabeza sorprendida.

Zhou Weiqing la miró profundamente a los ojos. “Cuando te gusta alguien es un amor ligero, el amor es un gusto profundo. En ese momento, cuando corría un grave peligro, soportaste todo ese dolor y sufrimiento y sin embargo no estabas dispuesta a dejarme ir, sin importar si significaba o no tu muerte. En ese instante, me enamoré de ti con todo mi corazón. Sé que soy un idiota, cayendo por tantas, pero si renuncio a ti, sé que no seré feliz por el resto de mi vida. No permitiré que tal cosa suceda. Fei’er, te amo, y siempre seré como ahora, aferrándome a ti y no dejándote escapar.”

Shangguan Fei’er no esperaba que Zhou Weiqing profesara su amor en tal momento, y no tenía ninguna preparación en su corazón en lo absoluto. Mirándolo, la normalmente excéntrica Pequeña Chica Demoniaca del Palacio Extensión del Cielo era de pronto como cualquier chica normal, con su corazón acelerado mientras se mordía ligeramente el labio inferior.

“Pero… ya tienes Bing’er. Si fuera cualquier otra persona, la golpearía lejos… pero definitivamente no a Bing’er. La hemos perdido durante tantos años, y finalmente la encontramos… ¿Cómo podría robarle a su hombre?”

Zhou Weiqing suspiró y sonrió amargamente. “En verdad, tengo un dolor de cabeza más grande que tú… ese es el precio de ser una persona con tantos amores. Sin embargo, sin importar qué, no voy a dejar ir a cualquiera de ustedes tan fácilmente, definitivamente no; de lo contrario lo lamentaré por el resto de mi vida. Yo sé, soy muy codicioso, pero no importa qué, no importa cómo todos me miren, incluso si tengo que obligarme a mí mismo, no voy a dejar que ninguna de ustedes se vaya… Soy originalmente un pícaro, un sinvergüenza, así que no importa lo desvergonzado que tenga que ser, todas ustedes no se desharán de mí tan fácilmente.”

Cuando dijo eso, Zhou Weiqing tiró de repente de su mano, envolviéndola fuertemente en su abrazo, sus emociones también estaban en flujo.

“Fei’er, ¿Sabes? Cuando te vi morir justo delante de mis ojos, en ese momento mi corazón casi murió al mismo tiempo. Si no hubiera sido capaz de revivirte, te habría seguido hasta la muerte. Por favor, no me dejes… en verdad… Amo profundamente a Bing’er, tal vez más, pero también te amo. Todas las dificultades, las responsabilidades, por favor, déjame llevarlas. Mientras no me dejes… ¿De acuerdo?”

Shangguan Fei’er podía percibir claramente el calor que emanaba del cuerpo de Zhou Weiqing, y aún más, el ardiente núcleo caliente dentro de su corazón. Ella no podía hablar… aunque la lógica le decía que, si los dos trataran de estar juntos, tendrían que enfrentarse a dificultades y pruebas incalculables, en este momento, ella realmente no podía rehusarse. Después de todo, en su corazón, él ya se había impreso profundamente, casi irreemplazablemente.

Shangguan Fei’er asintió ligeramente, su hermoso rostro era tan rojo como una manzana fresca, como si fuera capaz de exprimir el jugo de ella.

Zhou Weiqing no pudo contenerse más, y sus labios calientes la buscaron estremeciéndose en un profundo beso.

En estos pocos meses, había estado en cultivo a puertas cerradas, entrenando con todas sus fuerzas la Manipulación de las Seis Artes Supremas, su corazón no había estado en paz, pensando constantemente en él y en Shangguan Fei’er. Las preocupaciones que ella tenía… naturalmente también había pensado en ellas. También había hecho todo lo posible por olvidarse de ella; después de todo, todavía no había ocurrido nada entre los dos. Sin embargo, Zhou Weiqing encontró que no podía hacerlo. Shangguan Fei’er estaba dispuesta a morir por él… esa imagen había sido grabada en su mente y corazón, muy vívido. Desde entonces, la posición de Fei’er en su corazón no era menor que la de Bing’er o Tian’er, ¿Cómo podía renunciar tan fácilmente?

Finalmente, Zhou Weiqing había establecido su resolución… él preferiría tener más amores que ser desleal a sus amores y a su corazón. Incluso si otros lo llamaban un sinvergüenza y un desvergonzado… él no renunciaría tan fácilmente a ellas. Como tal, esta escena había pasado debido a esa decisión.

Los labios de Shangguan Fei’er comenzaron a temblar, pero eso fue rápidamente reemplazado por el calor. Ella era, después de todo, la Pequeña Chica Demoniaca del Palacio Expansión del Cielo, y una vez que lentamente abrió su corazón bajo el ataque de Zhou Weiqing, empezó a replicar locamente. ¿Acaso no se había estado reprimiendo durante todo este tiempo? Una vez que los grilletes en su corazón fueron desbloqueados, sus emociones y sentimientos reprimidos estallaron, quizás incluso más grandes que los de él.

Las manos de Zhou Weiqing de alguna manera se habían metido en su ropa, sintiendo la piel suave y su ligero temblor, era como si un demonio se hubiera apoderado de su corazón.

Fuera, se escuchaban alegrías, risas y el sonido del hablar, pero en la tienda, sólo se extendía el silencio de la primavera.

Justo mientras Zhou Weiqing había levantado a Shangguan Fei’er y se dirigía a la cama, de repente, un ‘humph’ frío resonó.

Los sentidos de Zhou Weiqing eran extremadamente agudos, e incluso en tal estado inmerso en sus emociones, eso seguía siendo cierto. Ese brusco y frío ‘humph’ era demasiado repentino, como una explosión en sus oídos, y tanto él como Shangguan Fei’er sintieron como si de repente fuesen sacudidos, estremeciéndose.

Sólo entonces Shangguan Fei’er se dio cuenta de que sus manos también estaban en la camisa de Zhou Weiqing, acariciándole el pecho, mientras que las manos de él eran aún más desvergonzadas, sujetándola por las nalgas, casi deslizándose en sus pantalones.

“¿Quién está ahí?” Gritó Zhou Weiqing enojado. Para que alguien sea interrumpido en tal momento, ¿Quién podría estar de buen humor?

No hubo respuesta… ningún sonido en lo absoluto. Ambos permanecieron en la misma posición, con su Energía Celestial liberada sondeando el área en busca de un signo de cualquier cosa. Zhou Weiqing incluso desató el Tacto de la Oscuridad, aumentando sus sentidos, extendiéndose hacia fuera en su radio máximo de cuarenta yardas. No importa cuán fuerte fuese un enemigo, mientras estuviera en la zona, técnicamente debería ser descubierto por él.

Sin embargo, para su sorpresa, a pesar de todos sus esfuerzos, no podía sentir a nadie en las inmediaciones.

Los dos compartieron una mirada, viendo el shock en sus ojos, y naturalmente sabían que el otro tampoco había encontrado ningún rastro de nadie.

“¿Que está pasando? ¿Me imagino cosas?” Preguntó Zhou Weiqing.

Shangguan Fei’er puso los ojos en blanco y dijo exasperadamente: “¿Crees que ambos imaginamos lo mismo a la vez? Tiene que haber alguien… ¿Podría ser tu maestro? De lo contrario, ¿Cómo no podríamos encontrar a alguien?”

Zhou Weiqing sintió el calor en sus manos y sonrió, acariciando con audacia algo más mientras decía: “¿Quién se preocupa por él? Continuemos.”

“¡Continúa tu cabeza!” La cara de Shangguan Fei’er estaba totalmente roja. Anteriormente, se había perdido en sus emociones, pero ahora que se había calmado, con él acariciando sus nalgas, ¿Cómo podría una joven virgen como ella tomarlo? La mano en su pecho empujó hacia fuera, y su cuerpo flexible se deslizó fuera de la maléfica mano de Zhou Weiqing.