HJC – Capítulo 150-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por Mi el puto amo de la vida :v y Jean Paul!

Capítulo 150-2 – ¡Rabia! (2)

En el bando del Batallón Inigualable, había por lo menos de cuarenta a cincuenta con lesiones, mientras que en el lado del Decimosexto Regimiento casi trescientos resultaron heridos. Además de la guardia personal de Shen Bu que había venido con ella, casi todos los demás tuvieron alguna forma de lesión, o al menos parecía descuidados y fatigados. Realmente, esto también se debía al hecho de que muchos de los soldados del Batallón Inigualable estaban durmiendo o bebidos, de lo contrario, con todo el Batallón Inigualable siendo Maestros de Joyas, definitivamente estarían en una gran ventaja.

“¿Qué tipo de explicación quieres?” Zhou Weiqing gruñó fríamente a Shen Bu, sus ojos se volvieron de sangre en su furia.

Shen Bu no percibió nada mal, y continuó airadamente: “Ustedes montones de rufianes y sinvergüenzas… acaban de acampar y ya están causando problemas, atreviéndose a beber e ir de parranda en el campo del ejército, incluso atreviéndose a golpear a mis hombres. Es mejor que renuncies a todos los hombres que golpearon a mis soldados en este momento y me dejes tratar con ellos, luego átate y ven conmigo a ver al Comandante de la Legión para recibir el castigo.”

“¿Recibir castigo? ¡Castiga tu cabeza!” Zhou Weiqing perdió el control y gritó en pura rabia. “SOLDADOS DEL BATALLÓN INIGUALABLE, TODOS PÓNGANSE SUS ARMADAURAS Y DIBUJEN SUS ARCOS. Aguarden mis órdenes.”

“¡YES, SIR!” El Batallón Inigualable entero rugió en respuesta. Su peor temor era que Zhou Weiqing se sometiera, y su mayor esperanza era que actuara y continuara. Después de todo, ¿Desde cuándo a los rufianes les importaban las reglas o la razón? En primer lugar, antes de que hablara de lo bueno o lo malo, Lobo Verde se estaba muriendo frente a ellos y los soldados del Batallón Inigualable, especialmente los de su Compañía… si no fuera porque Wei Feng y los otros Líderes de Compañía los retenían, ya se habrían precipitado para matar a sus enemigos.

Si en este momento Zhou Weiqing no se hacía cargo y estaba de su lado, con la personalidad de estos rufianes, podría haber una alta probabilidad de motín.

Los soldados del Batallón Inigualable se dieron la vuelta y regresaron corriendo a sus tiendas. No sólo tenían que buscar su armadura de malla y obtener sus arcos, sino que también necesitaban  despertar a sus compañeros dormidos. ¿Qué era el Decimosexto Regimiento después de todo? ¿Podrían incluso compararse con el Regimiento Lobo Rápido? Ya habían derribado al Regimiento Lobo Rápido, ¿Cómo podrían temer al Decimosexto Regimiento? ¡Ahora que tenían la orden de su Comandante del Batallón, ellos se pararían y lucharían!

“Bastardo, Zhou Weiqing, ¿Qué estás haciendo?” Shen Bu se puso pálida de miedo. Ella no esperaba que su reacción fuera tan intensa, deseando luchar. Después de todo, eran aliados… si las dos partes luchaban, como Comandante del Regimiento no podría evitar la responsabilidad, e incluso Shen Ji no podría salvarla.

Zhou Weiqing dijo fríamente: “¿Qué estoy haciendo? Shen Bu, deja que Tu Padre, yo, te lo diga ahora. No me importa que razones tengas… todo lo que veo ahora es que mi hermano se está muriendo. Ahora te doy dos opciones. Primera opción: entregas a los dos asesinos que se atrevieron a golpear a mi hermano para que yo lidie con ellos, y también que los que golpearon a mis hombres se corten un dedo. Segunda opción: llevaré a mis hombres a matar a todo tu Decimosexto Regimiento.”

“¡Bastardo, estás soñando… estás loco!” En este momento, Shen Bu estaba en pánico. Podía ver claramente que Zhou Weiqing era totalmente serio, no sólo tratando de asustarla. No esperaba que las cosas hubieran progresado hasta tal punto.

Zhou Weiqing continuó fríamente: “Tienes razón, estoy loco. Mis hermanos no sufrieron heridas ni pérdidas cuando enfrentaron a los ejércitos de Imperio WanShou en el campo de batalla, ¿Quién mierda crees que eres para atreverte a herirlos? Déjame que te diga una cosa… si no fuera por el hecho de que el Comandante de la Legión Shen Ji ha sido educado, ni siquiera te daría esa primera opción. De lo contrario, ¿Crees que Tu Padre, yo, perdería el tiempo hablando contigo?”

“¿Y quién te crees que eres, un mero Comandante de Batallón y te atreves a hablar así a nuestra Comandante del Regimiento? ¿No sabes lo que es el respeto?” En el otro lado, un hombre robusto se adelantó detrás de Shen Bu, vestido con una pesada armadura de placa y su casco adornado con la pluma anaranjada que mostraba su rango como Comandante de Batallón.

El Comandante de Batallón de la Caballería Pesada. En cualquier Regimiento, eso era de gran importancia. Una gruesa aura de Energía Celestial salió de su cuerpo, revelando sus cinco conjuntos de Joyas Celestiales. ¡Él era realmente un Maestro de Joyas Celestiales de la Etapa Zun de Nivel Medio!

Al ver que alguien salía del otro lado, Zhou Weiqing ni siquiera se molestó en decir algo más. Con un pisoteo de su pie derecho, antes de que Shen Bu pudiera incluso hablar para detener a los dos, ya había cargado adelante.

Todo su cuerpo salió volando como una flecha, con el puño primero mientras golpeaba hacia el pecho del Comandante del Batallón.

Ese Comandante de Batallón no era definitivamente ninguna persona ordinaria, pues él era realmente el Vice Comandante de Regimiento del Decimosexto Regimiento. Al ver que Zhou Weiqing cargaba tan arrogantemente, había dado un paso adelante para enseñarle una lección. A sus ojos, el llamado Batallón Inigualable era sólo una mera tropa de inoperantes, un puñado de rufianes inútiles. Zhou Weiqing también era, después de todo, un Comandante de Batallón, y en términos de comparación de rango, estaba incluso medio paso más bajo que él mismo como Vice Comandante.

Desde que Zhou Weiqing había tomado medidas en primer lugar, también dio un grito de ira y avanzó un paso para recibir el golpe con uno de los suyos. Por supuesto, él ejercitó algo de restricción, al menos no sacó su arma, y ​​su puño derecho también voló hacia el puño entrante de Zhou Weiqing.

“¡No!” Gritó Shen Bu en voz alta. Incluso una Maestra de Joyas Celestiales con seis Joyas como ella se había visto en desventaja frente a Zhou Weiqing, ¿Cómo podría su subordinado, en la etapa de cinco Joyas, ser un partido para él?

Por desgracia, su grito fue demasiado tarde y no pudo detener el choque; ella no esperaba que Zhou Weiqing tomara medidas tan de repente.

Para convertirse en un Comandante de Batallón de la Caballería Pesada, la Joya Física de ese soldado era, sin lugar a dudas, de Atributo Fuerza. Después de todo, las tropas de la Caballería Pesada no requerían mucho control fino, sino una fuerza masiva. La fuerza absoluta haría de ellos una fortaleza de metal que apuntaría a sus enemigos, una de las raras unidades que en realidad podrían enfrentarse a los ejércitos del Imperio WanShou.

Por desgracia, la fuerza de Zhou Weiqing también fue su mayor ventaja. En la misma etapa, sobre todo con el Conjunto Legendario ‘Odio a la Tierra Sin Empuñadura’, se podría decir que su fuerza era incomparable.

Aunque este Comandante de Batallón delante de él era una joya más alta, Zhou Weiqing estaba sólo una única etapa de Energía Celestial por debajo a él, y la diferencia no era tan grande. Con su linaje de Dios Demonio Tigre Oscuro y la evolución de su físico, ¿Cómo podría compararse él a cualquier Maestro ordinario de Joyas Celestiales de Atributo Fuerza?

*BANG*

Ambos lados se enfrentaron con fuerza. En la superficie, el Comandante de Batallón de la Caballería Pesada debió tener la ventaja. Después de todo, estaba vestido con la armadura completa de placas, y su puño estaba protegido por sus guanteletes, mientras que Zhou Weiqing estaba usando sus puños desnudos.

En este punto, ambos lados ya habían lanzado sus Joyas Celestiales, aunque ninguno había utilizado alguna habilidad. El Comandante de Batallón se había centrado en la muñeca izquierda de Zhou Weiqing, y aunque su manga la cubría y ocultaba sus Atributos, cuando cualquier Maestro de Joyas Celestiales usara sus Habilidades Almacenadas o Equipo Consolidado, su Joya Elemental o Física correspondiente brillaría. Si no había resplandor, estaba claro que no se había utilizado ninguna habilidad.

Al ver que las Joyas Elementales de Zhou Weiqing no tenían resplandor, y fue sólo un choque de fuerza, el Comandante de Batallón estaba muy confiado. Por desgracia, no sabía que se había convertido en el primer sujeto de prueba de la Manipulación de las Seis Artes Supremas en combate real.

De hecho, él no había utilizado sus propias habilidades almacenadas. Sin embargo, había una sutil luz púrpura-azulada rodeando su puño, cubriéndolo como si fuera un guante. Cuando los dos puños se enfrentaron, una violenta explosión resonó, como si estuviera justo en todos sus oídos.

Todo el guantelete del Comandante de Batallón estalló en pedazos, e incluso su mano fue quemada a un color negro. Desde el puño hacia arriba, su brazo entero se rompió en al menos seis lugares, y todo su cuerpo fue enviado volando de la pura fuerza del impacto.

Incluso si fuera sólo un choque de fuerza, no sería rival para Zhou weiqing, y mucho menos ahora que él había utilizado la Manipulación de las Seis Artes Supremas para infundir una capa de Atributo Relámpago alrededor de su puño. Este medio año, había estado entrenando en tal control, y tal vez esto no podría ser de gran utilidad en una batalla total, pero en este tipo de choque de sondeo, definitivamente era un factor sorpresa.

Shen Bu sabía muy bien el poder de Zhou Weiqing, y como resultado, ella ya había estado cargando hacia el par tan pronto como él tomó acción.

Por desgracia, ya era demasiado tarde. Su golpe había sido demasiado rápido.

Casi al mismo tiempo que el doloroso grito estaba a punto de emitirse desde el Comandante de Batallón de la Caballería Pesada, el puño de Zhou Weiqing que le había enviado volando se había extendido una vez más en un golpe de palma, haciendo que el grito fuera cortado inmediatamente.

Shen Bu cargó de inmediato, pero lo que la saludó fue el cuerpo volador de su Comandante de Batallón. Sin opción, sólo pudo detenerse y gritar enojada, preparándose para esquivar a un lado y continuar su carga.

Justo en ese momento, sólo entonces reaccionaron los otros Comandantes de Batallón y los guardias personales del Decimosexto Regimiento. Por desgracia, cuando estaban a punto de avanzar, una repentina masa de chillidos resonó, y filas de brillantes flechas golpearon en el suelo justo delante de ellos, como un muro impenetrable que bloqueaba su camino.

A pesar de que esta élite del Decimosexto Regimiento eran buenos y experimentados guerreros en el campo de batalla, todavía les dio un susto esa fuerte intención de matar.

Al menos más de doscientos soldados del Batallón Inigualable habían regresado, vestidos con su brillante malla de aleación de titanio, resplandeciendo tanto a la luz del sol, que casi cegó a los soldados del Decimosexto Regimiento

En verdad, el Decimosexto Regimiento ya estaba bien equipado, mucho más allá de la mayoría de los Regimientos. Aun así, sólo la Compañía que era la guardia personal que respondía directamente a Shen Bu era capaz de vestirse con una armadura de malla completa. Sin embargo, estos soldados del Batallón Inigualable estaban todos vestidos así, y aún más… aunque los estilos de la armadura parecían similares, era evidente que la calidad de los materiales utilizados era única, incluso superior. El resplandor plateado oscuro daba la extraña sensación de un filo agudo, y aunque los soldados del Decimosexto Regimiento no eran capaces de adivinar qué material era, estaba claro que no era una malla ordinaria.

En la actualidad, los doscientos soldados del Batallón Inigualable estaban allí de pie, con sus arcos dibujados y las brillantes puntas de flecha apuntando directamente hacia ellos.