HJC – Capítulo 176-1

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Perfumista Jean Batiste!

Capítulo 176-1 – ¡Bestias Emperador Celestial! (1)

En cuanto al Rey León Gu Site, en el momento en que vio el Estado de Cambio Demoníaco alrededor de Zhou Weiqing, el pensamiento que surgió en mente fue muy diferente. Su mirada sobre él también cambió, volviéndose fría y nublada. Un joven increíblemente talentoso, pero que no podía ser usado por él mismo. Si le doy suficiente tiempo para crecer… eso podría llevar a circunstancias imprevistas e incluso desastrosas…

Solo el Señor de la Montaña Celestial de la Nieve, Xue AoTian, ​​permaneció allí de pie, impasible, con el rostro inexpresivo como si no le importara nada. Sin embargo, si uno lo examinaba de cerca, descubrirían que su mirada también estaba paralizada en Zhou Weiqing.

Desde la perspectiva de Xue AoTian, ​​sentía curiosidad por Zhou Weiqing. Había escuchado muchas noticias sobre este joven de parte de su hija, y en este momento, lo que estaba a punto de hacer era crear una pelea verdaderamente justa, aunque en apariencia superficial estaba ayudando a Gu Yingbing.

Con respecto a ese joven que le había robado el corazón a su hija, los sentimientos de Xue AoTian eran bastante confusos. Sin embargo, sin duda sentía mucha curiosidad por él, especialmente cuando supo que tenía los dos Atributos Santos, Demoníaco y Tiempo, lo que había despertado aún más su interés.

De todas las personas presentes, el que tuvo la mayor impresión sobre el aura y la presencia actual de Zhou Weiqing era naturalmente Xue AoTian. Al igual que su hija hace años, sus propios Atributos Divino y Espiritual, los otros dos Atributos Santos, podían percibir claramente a los Atributos Santos Demoníaco y Tiempo de Zhou Weiqing. Vagamente, los cuatro Atributos Santos resonaban entre sí.

El Rey Tigre Xue Aoying también sintió una extraña conexión con Zhou Weiqing, y esa era la razón del por qué, aunque él no lo sabía. En cuanto al Rey León y el Príncipe León, aunque ambos también tenían los Atributos Divino y Espiritual, en términos de pureza y fortaleza, no eran rivales para la línea de sangre del Espíritu Divino del Tigre Celestial. Además, del hecho de que tenían fuertes sentimientos de enemistad y odio hacia Zhou Weiqing, su ‘conexión’ con él era mucho más débil, incluso insignificante.

Tal vez, una gran parte de por qué Xue AoTian estaba dispuesto a darle una oportunidad justa a Zhou Weiqing era debido a sus dos Atributos Santos.

Después de todo, nunca permitiría que una persona inútil, sin un buen futuro, se convirtiera en su yerno.

Actualmente, todos los sentidos de Xue AoTian estaban enfocados en Zhou Weiqing, y casi tan pronto como él lo desató, sintió algo diferente de su Estado de Cambio Demoníaco.

Como el Señor de la Montaña Celestial de la Nieve, ¿Cómo podría Xue AoTian no tener ningún contacto previo con la Secta Demonio Celestial? Se había enfrentado a muchas de sus potencias en su tiempo, y naturalmente sabía cuán poderoso era el Estado de Cambio Demoníaco. Incluso él mismo, también era cauteloso sobre los poderes únicos del Atributo Demoníaco y sus cambios especiales. Sin embargo, el actual Estado de Cambio Demoníaco de Zhou Weiqing era diferente de cualquier otro que haya visto antes… ¡Tal vez en un estado más elevado que ninguno, incluso más que el del actual Maestro de la Secta Demonio Celestial!

Etapa Dios Celestial. Esa era una etapa terrorífica que podía controlar y dominar completamente toda la energía dentro de su esfera de control. Xue AoTian podía sentir naturalmente cada cambio menor y el flujo detallado en el cuerpo de Zhou Weiqing.

Lo primero que sintió sobre su Estado de Cambio Demoníaco fue el cambio en su espíritu. Para todas las potencias anteriores de la Secta Demonio Celestial que Xue AoTian había conocido, incluso el Maestro de la Secta, cuando entraban en su Estado de Cambio Demoníaco, su espíritu fluctuaría y no se calmaría. Sin embargo, eso no estaba presente en Zhou Weiqing. De hecho, cuando entró en el Estado de Cambio Demoníaco, aunque su aura y su presencia sufrieron un revuelo completo, su espíritu todavía estaba tranquilo y pacífico como un lago. ¿Qué significaba eso? ¡Que ya no era tan simple como un Estado de Cambio Demoníaco controlado!

Lo siguiente fue el poder total dentro de su Línea de Sangre. El Estado de Cambio Demoníaco era originalmente una especie de poder mutado que se unía al poder de línea de sangre con el Atributo Demoníaco. En general, fueron los factores únicos dentro de las líneas de sangre humanas mezcladas con el Atributo Demoníaco, y era exactamente porque el poder dentro del Atributo Demoníaco era mucho mayor que el del linaje humano, por lo que muchos Maestros de Joyas Demoníacas entraban en un estado de locura, perdiendo el control…etcétera, etcétera.

Sin embargo, la situación de Zhou Weiqing era claramente muy diferente. El poder de la línea de sangre que se fusionó con su Atributo Demoníaco no era solo su propia línea de sangre humana, sino también otra línea de sangre que no era más débil… tal vez incluso más fuerte… que su propio linaje del Espíritu Divino del Tigre Celestial. Esa línea de sangre… incluso la potencia más poderosa del mundo, Xue AoTian, ​​quien controlaba a las Bestias Celestiales más fuertes en toda la Montaña Celestial de la Nieve… nunca antes había visto una línea de sangre como esa. De hecho, él ni siquiera había escuchado algo así antes.

Cuando estos dos poderes se fusionaron, causaron que el Estado de Cambio Demoníaco de Zhou Weiqing se volviera mucho más fuerte que todo lo que había visto antes. El aura emitida por él ya estaba más allá de cualquier Estado de Cambio Demoníaco ordinario.

Tian’er le había dicho a Xue AoTian sobre él, y cómo tenía un talento incomparable en abrumar a las Bestias Celestiales. Anteriormente, cuando su nivel de cultivo aún era muy bajo, ya había logrado Almacenar poderosas Habilidades. Esa también era la razón por la cual Xue AoTian había elegido la ruta de abrumar Bestias Celestiales durante esta primera competencia. Después de todo, solo en términos de nivel de cultivo, estaba demasiado lejos de Gu Yingbing, y la diferencia de edad no era insignificante. Para mantener la competencia realmente justa, no quería un choque frontal directo entre los dos jóvenes.

Actualmente, mientras continuaba sintiendo todos los cambios del Estado de Cambio Demoníaco, la cara de Xue AoTian permanecía impasible e inexpresiva. A pesar de eso, su corazón estaba realmente conmocionado. ¿Qué clase de línea de sangre tenía ese Zhou Weiqing? ¿Cómo podría ser tan poderosa?

Además, a medida que pasaba el tiempo, el shock en el corazón de Xue TianAo se hizo más y más fuerte, hasta tal punto que casi podría describirse como tormentas tempestuosas y oleadas turbulentas. Eso era porque descubrió que la Línea de Sangre de Zhou Weiqing también era del tipo Tigre. Aún más importante, ¡Esa Línea de Sangre parecía tener una extraña relación complementaria con su propia Línea de Sangre del Espíritu Divino del Tigre Celestial!

En ese instante, Xue AoTian pudo entender por completo por qué su hija había buscado a Zhou Weiqing para que lo acompañara en un capricho tan fácil. En ese momento, su nivel de cultivo era bajo, y no era capaz de ocultar su presencia o aura.

En ese momento, Tian’er no solo sabía percibido la atracción de los Cuatro Atributos Santos reverberando y recurriendo el uno al otro, sino también, el aura complementaria de sus Líneas de Sangre, lo que fuertemente la había atraído hacia él.

Mientras pensaba hasta ese punto, el latido del corazón de Xue AoTian no pudo evitar acelerarse rápidamente. Incluso como la mejor potencia del mundo, de alguna manera no pudo controlar su propio corazón. Eso era porque en Zhou Weiqing, vio una posibilidad. La posibilidad de romper la decimotercera Joya: ¡el Legendario Cambio Celestial! En ese instante, las escamas de su corazón temblaban.

Por fin, con un sonido lento, el Rey Lobo de las Nieves frente a Gu Yingbing cayó al suelo. Éxito abrumador. Después de todo, los lobos y los leones no estaban en el mismo nivel, y Espíritu Divino del León de Tierra Celestial contrarrestaba perfectamente al Rey Lobo de las Nieves, especialmente porque Gu Yingbing ya estaba en la Etapa de nueve Joyas. Aún más, él había usado su Atributo Espiritual para presionar a la Bestia Celestial. El poder de un Atributo Santo junto con su linaje superior; no era tan difícil abrumar al Rey Lobo de las Nieves. Los Atributos Duales Espíritu y Divino eran una de las técnicas más importantes de la Montaña Celestial de la Nieve al suprimir o controlar Bestias Celestiales, por lo que de alguna manera se podría decir que el Rey Lobo de las Nieves estaba acostumbrado a ser abrumado de esa manera.

Así como Gu Yingbing tuvo éxito, en el otro lado, Zhou Weiqing también tuvo éxito casi al mismo tiempo.

Zhou Weiqing había levantado su pierna derecha demoníaca detrás de él, con sus palmas extendidas. Se podía ver claramente que entre cada ‘pata’, había una bola de humo gris arremolinándose. En cuanto a sus ojos inyectados en sangre, brillaban con una intensidad impactante, con un aura espesa de supresión que de alguna manera lograba aplastar al otro Rey Lobo de las Nieves al mismo tiempo.

Por supuesto, ese Rey Lobo de las Nieves no solo temía al aura del Dios Demonio Tigre Oscuro de Zhou Weiqing, sino también a la Habilidad Devorar en sus manos. Cualquier Bestia Celestial debajo de la Etapa Dios celestial estaría aterrorizada instintivamente por la Habilidad Devorar, y esa era también una de las razones por las que Zhou Weiqing había sido capaz de abrumar a esas poderosas Bestias en el pasado, cuando su nivel de cultivo era mucho menor, permitiéndole el Almacenamiento de Habilidades mucho más allá de su nivel normal.

La razón por la que usó el Estado de Cambio Demoníaco simple en lugar de su recién adquirida Transformación de Tigre-Dragón era porque aún deseaba ocultar su verdadero poder. Después de todo, el Espíritu de Dragón Solidificado no era como su Línea de Sangre del Dios Demonio Tigre Oscuro, que afectaba a todo su cuerpo. Como tal, después de fusionarse con el Espíritu de Dragón Solidificado, ya no podía ingresar en el Estado de Transformación sin ingresar al Estado de Cambio Demoníaco. Por supuesto, todavía podía no activar la Transformación del Tigre-Dragón y solo usar el Estado de Cambio Demoníaco. Además, incluso mientras usaba su Estado de Cambio Demoníaco actual, se centraba principalmente en la presencia y el aura, y no era una gran carga para su Energía Celestial. Incluso podría esconder sus alas, sin permitir que su estado de transformación total se muestre frente a todos los demás. Aun así, había logrado superar al Rey Lobo de las Nieves. Después de todo, abrumar Bestias Celestiales era en lo que destacaba incluso en el pasado, y mucho más ahora que había alcanzado la Etapa de seis Joyas.

Las siguientes Bestias celestiales, de la quinta a la séptima, también estuvieron en la Etapa Rey Celestial, en el Nivel Medio, Nivel Alto y Nivel Máximo, respectivamente.

Hasta ahora, Zhou Weiqing y Gu Yingbing habían usado el mismo método que en la cuarta ronda para completar su sometimiento. Por supuesto, el tiempo tomado también continuó aumentando, pero los dos continuaron teniendo éxito.

Siete de las diez rondas ya se habían completado, y ambos seguían estando totalmente iguales. Originalmente totalmente confiado en su victoria, el odio y el desprecio de Gu Yingbing habían cambiado a la seriedad. Tenía la extraña sensación de que este actual Zhou Weiqing era muy diferente del hombre insignificante que había destrozado fácilmente hace unos meses. Incluso su Estado de Cambio Demoníaco parecía diferente. Puede que no sea tan fácil derrotarlo en términos de abrumar a las Bestias Celestiales.

Para todo el grupo de curiosos, tal vez el más tranquilo era sorprendentemente el Emperador Celestial Seis Supremo. Sabía que Zhou Weiqing ni siquiera había usado la Transformación del Tigre-Dragón, pero ya había completado siete rondas. Aunque ambas partes parecían agotadas, él todavía confiaba en que Zhou Weiqing tenía esto en la bolsa.

“Ambos pueden descansar durante una hora.” Una vez más, Xue AoTian proclamó un tiempo de descanso. Esta vez, Gu Yingbing no habló, y los dos jóvenes se sentaron a la vez, tratando de recuperar su espíritu y energía rápidamente. Podrían haber completado las primeras siete rondas, pero eso no significaba que las tres últimas fueran fáciles para ellos. Sin lugar a dudas, ¡Sería hora de que se encuentren con Bestias Celestiales de la Etapa Emperador Celestial!

Al igual que en los Maestros de Joyas Celestiales, en términos de nivel de cultivo para las Bestias Celestiales, también había una gran brecha entre la Etapa Rey Celestial y la Etapa Emperador Celestial. Tanto Gu Yingbing como Zhou Weiqing no confiaban en seguir teniendo éxito. Después de todo, no importaba cuán fuerte fuese una línea de sangre, había un límite de cuánto podría acortar la brecha en el nivel de cultivo y el poder total. Incluso si la Bestia Emperador Celestial no podía atacarlos, aún era una tarea difícil.

La sensación de superioridad en el corazón de Gu Yingbing se había disipado hace mucho tiempo, pero aún no creía que fuese a perder. Como un Maestro de nueve Joyas Celestiales, confiaba en que su velocidad de recuperación era muy superior a la de Zhou Weiqing, especialmente porque tenía el Atributo Espiritual y mayor Energía Espiritual, por lo que su velocidad de recuperación era definitivamente asombrosa.

 

Descarga:
<