HJC – Capítulo 176-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Perfumista Jean Batiste!

Capítulo 176-3 ¡Bestias Emperador Celestial! (3)

Además, aunque la Energía Celestial de Zhou Weiqing era mucho más baja que la de Gu Yingbing, ¡No se puede olvidar a su Técnica de Deidad Inmortal! Con los veinticuatro Puntos de Acupuntura de la Muerte abiertos y los remolinos de energía, junto con el par de alas a su espalda, su regeneración de energía fue de alguna manera capaz de sostener el uso masivo de su Energía Celestial.

“¡¿Qué… qué clase de línea de sangre es esa?!” El Rey Tigre Xue Aoying finalmente fue incapaz de controlarse, volteándose hacia el Emperador Celestial Seis Supremo a su lado y preguntando.

Long Shiya estaba mirando a su discípulo con una satisfacción engreída y desenfrenada en su rostro. No había nada que ocultar sobre el nombre de la línea de sangre de Zhou Weiqing; después de todo, era solo suya. “Es la Línea de Sangre del Dios Demonio Tigre Oscuro, ¡Una combinación perfecta para tu propia Línea de Sangre del Espíritu Divino del Tigre Celestial! Un tigre negro y un tigre blanco… Es por eso que dije que mi Pequeño Gordito es más adecuado para tu pequeña Tian’er. Qué tal Rey Tigre, mi precioso discípulo no está mal, ¿Eh?”

Xue Aoying sonrió amargamente y dijo: “Bro. Long, si estás dispuesto a dejar que lo tenga como discípulo, ¡Satisfaré cualquier condición que tengas! Incluso hacia este matrimonio, haré todo lo que esté a mi alcance para asegurarme de que suceda.” Habló en voz baja a Long Shiya, aunque no temía que el Rey León escuchara.

Long Shiya dio un gruñido exasperado y dijo: “No sueñes despierto. ¡Incluso si usas todo el Imperio WanShou para intercambiar conmigo, no lo haré! ¡Mi precioso discípulo es único!”

Ambas partes ya se habían estabilizado, pero en comparación, al menos en apariencia externa, Zhou Weiqing estaba un poco mejor. El Señor Mamut de las Nieves frente a él mostraba una pizca de temor hacia su aura, e incluso su poderosa aura ahora parecía un poco más débil que la otra.

Mirando a Gu Yingbing, su expresión era extremadamente fea. Nunca, ni en sus sueños más locos, había imaginado que Zhou Weiqing podría durar hasta esta ronda, y mucho menos tener la ventaja aquí. Podía ver claramente que eso debía ser a que cuando el nivel de cultivo de Zhou Weiqing había llegado a la etapa de seis Joyas, su Estado de Cambio Demoníaco había mutado o evolucionado de alguna manera, con esas alas apareciendo.

Pensando hasta ese punto, Gu Yingbing de repente se calmó, rompiendo su estado de furia y celos. En ese momento, de repente se dio cuenta de que había estado ignorando todo este tiempo un problema serio: el nivel de cultivo de Zhou Weiqing.

Anteriormente, había sido desdeñoso hacia su nivel de seis Joyas. Sin embargo, de repente, mientras pensaba en ello, la última vez que se enfrentó a Zhou Weiqing, ¡Acababa de llegar a la Etapa de cinco Joyas! Sin embargo, ahora, en cuestión de meses, ¡De alguna manera ya había alcanzado las seis Joyas! Eso era algo simplemente imposible de cultivar… algo más debe haber sucedido.

Mientras pensaba en eso, el desprecio y la subestimación de Gu Yingbing hacia Zhou Weiqing se borró. Por último, se dio cuenta de que para que él se atreviera a venir aquí hoy, especialmente desde que fue traído por Long Shiya, tenía que haber estado completamente preparado. Si no hubiese ninguna posibilidad, incluso si él estuviera lo suficientemente loco como para hacerlo, ¿sería el Emperador Celestial Seis Supremos un loco?

Cuando la comprensión cayó sobre él, Gu Yingbing se volvió calmado y fresco. Sabía que si hoy quería derrotar a Zhou Weiqing, no sería una tarea fácil, y no podía permitirse subestimar a su enemigo.

El tiempo pasó, segundo tras segundo, minuto tras minuto. Gu Yingbing y Zhou Weiqing estaban apretando los dientes mientras resistían con todas sus fuerzas. El aura de los Señores Mamuts de las Nieves continuó aumentando hasta cierto punto antes de mantenerse. Después de todo, no podían atacar en realidad, y si elevaban demasiado su presencia, no tendrían más remedio que atacar.

Cinco minutos no se consideraba mucho tiempo, pero tampoco demasiado corto. Para cuando el tiempo terminó, tanto Zhou Weiqing como Gu Yingbing estaban rodeados de niebla, sus cuerpos generaban tanto sudor que luego se evaporaba rápidamente por la gran cantidad de Energía Celestial que los rodeaba.

Los dos jóvenes, quizás el top absoluto de toda su generación, finalmente habían pasado esta ronda. Cuando la presión de los dos Señores Mamut de las Nieves desapareció, los dos se hundieron instantáneamente en el suelo, asumiendo rápidamente una posición de meditación para recuperar su energía.

Esta ronda de pruebas no solo los llevó al límite, sino que también les quitó todo su potencial y talento. Enfrentando a estas poderosas Bestias Celestiales, el gasto había sido mucho más que todas las rondas anteriores sumadas juntas.

Cuando los Señores Mamuts de las Nieves se detuvieron, tanto Zhou Weiqing como Gu Yingbing se habían sentido completamente exhaustos. Después de todo, enfrentar a una Bestia Celestial de la Etapa Emperador Celestial en las mejores condiciones, era muy diferente de los Sellados en los Palacios de Almacenamiento de Habilidades.

“Los dos solo tienen una hora de descanso.” La voz de Xue AoTian sonó, de una manera bastante poco emotiva y casi irracional.

Actualmente, todas las potencias presentes estaban interesadas en descubrir cuál era el límite tanto para Gu Yingbing como para Zhou Weiqing. Todavía quedaban dos rondas más de esta prueba, y como la octava ya era una Bestias de la Etapa Emperador Celestial de Nivel Medio, las dos últimas definitivamente eran más fuertes. ¿Qué tan lejos podrían ir?

Además de Xue AoTian, ​​ni siquiera el Emperador Celestial Seis Supremo podía pretender hacer lo mismo que estos dos jóvenes hacían cuando tenía su edad… ¡Y mucho menos el Rey Tigre y el Rey León! Sin embargo, la emoción más fuerte en su corazón ahora era orgullo. ¡Después de todo, Zhou Weiqing aún no tenía veinte años! Si Long Shiya anteriormente solo tenía alguna esperanza de que él llegaría a la Etapa Dios Celestial, ahora estaba extremadamente seguro de que mientras su precioso discípulo pudiera continuar creciendo y mejorando a su velocidad actual, definitivamente alcanzaría la Etapa Dios Celestial eventualmente.

Una hora pasó rápidamente, y cuando Zhou Wieqing y Gu Yingbing se levantaron una vez más, sus expresiones eran bastante diferentes.

La cara de Gu Yingbing era grave y seria, su rostro todavía pálido. En cuanto a Zhou Weiqing, todavía estaba cubierto con los tatuajes de tigre negro, pero sus ojos eran brillantes y claros. ¡Las potencias presentes podían sentir claramente que el espíritu de Zhou Weiqing y la recuperación de su Energía Celestial no eran menor que la de Gu Yingbing! ¿Era esa una velocidad de recuperación de un Maestro de seis Joyas Celestiales? Especialmente porque todavía mantenía su Estado de Cambio Demoníaco…

La expresión del Rey León Gu Site era bastante fea. No podía creer que ese pequeño mocoso de seis Joyas se estuviera defendiendo contra su hijo. En teoría, eso era realmente imposible.

¿Un Maestro de seis Joyas Celestiales que podía soportar la presión de un Emperador Celestial? Incluso si lo dijeran, ¿Quién podría creerlo?

Antes de que Xue AoTian pudiera convocar al siguiente grupo de Bestias celestiales, Gu Site habló de repente. “Señor de la Montaña, tengo una sugerencia”.

“¿En?” Xue AoTian se volteó hacia él y le dijo pasivamente: “Rey León, ¿Cuál es su sugerencia?”

Gu Site continuó: “Señor de la Montaña, desde cierta perspectiva, podemos ser considerados Bestias Celestiales. Qué tal si, para esta novena ronda, nos deja mí y al Rey Tigre como probadores. El Rey Tigre puede suprimir a Yingbing, mientras yo haré lo mismo con este Zhou Weiqing. Mi nivel de cultivo es casi el mismo que el del Rey Tigre, por lo que es justo. ¿Qué piensas?”

“Jajajaja.” Long Shiya estalló en carcajadas. “Nunca esperé que el Rey León, cabeza de todo un Imperio, fuera tan desvergonzado. ¿Tu Imperio WanShou está tratando de unirse para intimidarnos a mí y a mi discípulo? No rechazo tu sugerencia, pero quien reprima a tu hijo tendré que ser yo para que sea justo.”

“Mierda. ¿Cómo es que eso no es justo? Mi nivel de cultivo es el mismo que el del Rey Tigre, pero tú ya estás en el Nivel Máximo de la Etapa Emperador Celestial, con el impulso de tu técnica. ¡Tú sugerencia es la injusta!” Dijo Gu Site enojado.

Long Shiya dijo con frialdad: “No olvides que tu hijo tiene nueve Joyas, y mi discípulo solo tiene seis. Eso iguala las cosas.”

Xue AoTian los miró a los dos con una mirada seria antes de decir solemnemente: “No necesitan discutir. Esta prueba es principalmente sobre su poder de línea de sangre, y aunque el nivel de cultivo es definitivamente de ayuda, no es tan grande como la diferencia de Joyas. Bro Long, como dije, en esta prueba, Yingbing tendrá algunas ventajas. No necesitan discutir, seguiré con mi prueba original.”

Mientras decía eso, agitó sus manos mientras enviaba una orden. Instantáneamente, todo el aire en la caverna pareció congelarse, mientras dos auras tranquilas, estables e ilimitadas salían de la entrada de la cueva.

Sintiendo las dos auras, incluso la expresión de Long Shiya cambió rápidamente.

Este era el verdadero poder oculto en el fondo de la Montaña Celestial de la Nieve. La Montaña Celestial de la Nieve, quizás no tenía un gran número de potencias como el Palacio Extensión del Cielo, ni su aterradora riqueza y Equipos Consolidados. Sin embargo, ellos tenían muchas Bestias Celestiales poderosas, y muchas de ellas estaban bajo el control y el mando del Señor de la Montaña. Sin lugar a dudas, si Xue AoTian fuera a comandar a esas poderosas Bestias Celestiales del Cielo de las Diez Mil Bestias a la guerra, podría casi aniquilar a toda la humanidad, provocando una guerra santa entre las Bestias Celestiales y los humanos.

Por supuesto, los imperios humanos no temían tal escenario, pero incluso el Imperio WanShou o la Montaña Celestial de la Nieve no querían que algo así sucediera. Después de todo, no había ningún beneficio al hacerlo. La mayoría de las Poderosas Bestias Celestiales ya se habían despojado de su requerimiento de alimento, capaces de obtener su alimento absorbiendo las energías atmosféricas. Como tal, su existencia en el Cielo de las Diez Mil Bestias estaba a salvo, y tampoco temían a la interferencia de los humanos. El mejor de los casos era que ambas partes coexistieran sin interferencia entre ellas. Al mismo tiempo, si las cuatro Grandes Tierras Santas unieran sus fuerzas contra la Montaña Celestial de Nieve, les sería difícil resistir también.

Dos débiles luces doradas se acercaron, y antes de que Zhou Weiqing y Gu Yingbing pudieran ver claramente, sintieron que su visión se nublaba momentáneamente y que había un hombre parado frente a ellos, respectivamente.

En efecto. Un hombre, de mediana edad, con el pelo corto y dorado.

Ambos hombres de mediana edad eran de color dorado, su piel era de un ligero color dorado con un pelo corto de color amarillo dorado. De hecho, todo su cuerpo brillaba con esa tenue luz dorada, e incluso las pupilas de sus ojos eran de ese color. Era como si hubieran sido tallados en oro.

La cara de Long Shiya estaba llena de sorpresa mientras exclamabas: “Viejo Monstruo Xue, incluso has llamado a tus Guardianes de la Montaña Celestial de la Nieve, los dos Simios Titanes de Luz… realmente piensas muy bien de estos dos jóvenes, ¿Eh?”

Los dos hombres de mediana edad se veían exactamente iguales, claramente un par de gemelos idénticos. Al escuchar las palabras de Long Shiya, los dos sonrieron hacia él, asintiendo con la cabeza en saludo mientras decían: “Como el Emperador Celestial Seis Supremo está aquí de visita, ¿Cómo podemos no aparecer?”

De hecho, estos dos hombres de mediana edad eran en realidad los dos Simios Titanes de Luz. Algunas Bestias Celestiales, incluso si se cultivaban hasta la Etapa Dios celestial, aún no podrían tomar forma humana, y algunas podían hacerlo a un bajo nivel de cultivo. Por ejemplo, Tian’er, ella había sido capaz de tomar forma humana a pesar de que su nivel de cultivo no era demasiado alto. Aunque eso no significaba nada para su poder o nivel de cultivo, usualmente significaba que su inteligencia era más alta que aquellos que no podían tomar forma humana.

 

Descarga: