HJC – Capítulo 183-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Infernal Marcos!

Capítulo 183-3 – ¡Ups! (3)

Como Comandante del Batallón, la gran carpa de Zhou Weiqing fue una de las primeras en completarse. Tian’er estaba a su lado, y mientras ella escuchaba esa voz, soltó una risita y dijo: “Alguien está rompiendo un tarro entero de vinagre. Pequeño Gordito, esa no debería ser Shangguan Bing’er, ¡Tú puedes hacerlo!”

Con una expresión de vergüenza en su rostro, se inclinó humildemente hacia Tian’er y dijo: “Voy a echar un vistazo primero.” Con un rápido movimiento de la solapa de su tienda, desapareció.

Shangguan Fei’er estaba de pie no muy lejos de la tienda, y al ver a Zhou Weiqing salir, lo miró con frialdad. Un frio instinto asesino causó que la piel de gallina apareciera sobre la piel de Zhou Weiqing.

“Fei’er, escucha mi explicación… Te lo he mencionado antes…” Zhou Weiqing se acercó con una sonrisa de disculpa en su rostro.

Shangguan Fei’er dio un gruñido frío y dijo: “Basta de tonterías, ven conmigo.” Mientras decía eso, voló en el aire hacia las afueras del campamento.

Zhou Weiqing no se atrevió a retrasarse, y en un instante él la había perseguido. ¡Tenía que explicar las cosas claramente ahora! Por supuesto, si él tendría éxito o no era otro asunto.

Shangguan Fei’er se movía muy rápidamente, y cada vez que sus pies tocaban el suelo, se movía casi diez yardas hacia adelante. Sin usar el Estado de Cambio Demoníaco o la Transformación Tigre-Dragón, Zhou Weiqing necesitó bastante esfuerzo para seguirla.

Dentro del tiempo de algunas respiraciones, los dos ya habían abandonado el campamento. En los ojos de Zhou Weiqing, Shangguan Fei’er no quería discutir con él delante de todos, dándole un poco de cara. Tal pensamiento también lo tranquilizó, ya que ella estaba dispuesta a cuidar su cara, eso significaba que no estaba completamente enojada.

¿Qué debería hacer entonces? Mientras Zhou Weiqing seguía detrás de Shangguan Fei’er, sus ojos se movieron en sus órbitas en profunda reflexión. Él estaba lleno de culpa. Fei’er se había quedado aquí para ayudarlo a encargarse de todo, e incluso a luchar por él, pero se había escapado para buscar a Tian’er. Esto de hecho no era nada de lo que estar orgulloso. Sin embargo, al mismo tiempo, ¿Cómo no iba a buscar a Tian’er en ese momento? ¡También era imposible!

No había una buena razón para todo, y cuando estaba equivocado, no tenía sentido tratar de razonar o convencer a Shangguan Fei’er… ¡Entonces la única opción era ser desvergonzado!

Pensando hasta ese punto, Zhou Weiqing ya había ideado un plan. Con un súbito brillo violeta en sus ojos, había entrado silenciosamente en la Transformación Tigre-Dragón. Las alas detrás de su espalda se desplegaron mientras una nueva fuerza lo llenaba. Con una velocidad inigualable, todo su cuerpo voló como una flecha hacia Shangguan Fei’er.

En ese momento, ambos ya habían abandonado el campamento del Batallón Inigualable por una gran distancia, y el área era bastante amplia y desolada. Justo cuando Zhou Weiqing hizo su movimiento, Shangguan Fei’er también pensó que ese era un lugar lo suficientemente bueno, por lo que había desacelerado y comenzado a dar la vuelta.

Tan pronto como se giró, una cara violeta apareció abruptamente frente a ella. No importaba lo fuerte que fuese, Shangguan Fei’er todavía era una joven dama, y ​​al ser sorprendida así por un rostro tan extraño de color púrpura, le dio un susto y gritó en voz alta.

Justo en ese momento, el dueño de la cara violeta le dio un beso justo en sus labios, con los brazos apretados alrededor de su cintura mientras un par de enormes alas los rodeaban y cubrían.

Sus brazos eran tan fuertes, y los labios la invadían con un calor tan ardiente. Shangguan Fei’er solo sintió como si su cabeza estuviera mareada antes de que el cuerpo musculoso la empujara hacia abajo, ahora encima de ella.

“Wuuu, ¡No!”

Un grito indistinto vino de Shangguan Fei’er mientras luchaba con todas sus fuerzas. Sin embargo, bajo la embestida de esos labios ardientes, su cuerpo se sentía suave e incapaz de usar toda su fuerza. Especialmente porque de esos poderosos brazos que la sostenían, una mano estaba en el Punto de Acupuntura en su espalda, lo que también hacía que no pudiera usar toda su fuerza.

Zhou Weiqing no tuvo más remedio que mantener a Shangguan Fei’er en su lugar primero; de lo contrario, con su ira y su terrorífico poder de combate cuerpo a cuerpo, sabía que no sería capaz de enfrentarla con facilidad.

Bajo la Transformación Tigre-Dragón, Zhou Weiqing era ligero, veloz y con una fuerza enorme. Desde que se había acercado sigilosamente a ella, Shangguan Fei’er no se había dado cuenta hasta ahora, ¡Y ya era demasiado tarde para luchar!

¿Cómo era ser un desvergonzado? Por supuesto, era oscurecer las aguas antes de cualquier discusión. Tanto él como Shangguan Fei’er se amaban, y aunque habían tenido intimidad entre ellos, no habían cruzado la línea final. En ese instante, Zhou Weiqing había decidido que las acciones eran mucho más fuertes que las palabras, seamos íntimos primero, incluso si Fei’er lo culpaba, ella no lo golpearía demasiado, ¿Verdad? Je je.

De acuerdo con el plan original de Zhou Weiqing, él quería intimar con Shangguan Fei’er por un tiempo, para hacerla feliz y tranquilizarla antes de que lentamente explicara las cosas. Sin embargo, cuando besó los suaves y deliciosos labios de Shangguan Fei’er, no pudo controlarse.

Esos labios eran como la mejor droga milagrosa en el mundo, tan suaves y cómodos.

Especialmente ahora que parecía que los besos de Shangguan Fei’er se habían vuelto más incómodos. Zhou Weiqing finalmente había pasado de los dientes para encontrar esa suave y pequeña lengua suya. Una mano suya todavía estaba reprimiendo el Punto de Acupuntura de su espalda para evitar que corriera, mientras que la otra se movía a lo largo de la suave curva de su espalda. El fuego en su sangre se elevó, y una fuerte lujuria animal hizo que su respiración se profundizara.

Si uno tuviese que señalar una desventaja de la Transformación Tigre-Dragón, ésta sería la situación. No importaba si era el Dios Demonio Tigre Oscuro o los Dragones, ambas eran bestias lujuriosas por naturaleza. Con las dos líneas de sangre combinadas, eso empeoró las cosas, y en términos de ‘necesidades físicas’ básicas, Zhou Weiqing ahora superaba a cualquier humano común. Viajando todo el camino junto a Tian’er, incluso con su poderoso físico casi no había podido mantener el ritmo.

Actualmente, Shangguan Fei’er se sentía extremadamente caliente. Ya que Zhou Weiqing presionando sobre ella era como un gran horno, tratando de derretir todo su cuerpo, y sus defensas lentamente fueron erosionándose poco a poco por ese intenso calor.

El beso de Zhou Weiqing se había movido hacia su cuello, y todavía estaba murmurando: “Fei’er, te amo.”

Al escuchar esas palabras, el cuerpo de Shangguan Fei’er se estremeció en silencio, sus ojos aturdidos repentinamente recuperaron la conciencia. Y una vez más, gritó: “Déjame ir, déjame ir ahora.”

“No, no voy a dejarte ir nunca más, ¿Y si te escapas?” Zhou Weiqing soltó una risita impotente, ‘ayudándose’  en uno de los abundantes montículos en el frente, acariciándolo suavemente.

“¡Suéltame!” La voz de Shangguan Fei’er temblaba y las lágrimas comenzaron a caer de sus ojos.

Zhou Weiqing vio sus lágrimas y su lujuria al instante disminuyó enormemente mientras la miraba, sorprendido. No había imaginado que Shangguan Fei’er tendría una reacción tan grande. Rápidamente limpió las lágrimas en sus mejillas y dijo: “Fei’er, no llores. Es mi culpa, es todo mi culpa. He extendido demasiado mi amor, pero realmente no puedo vivir sin todas y cada una de ustedes. Si no hubiera ido a buscar a Tian’er, ella ya estaría muerta. No puedo fallarle, ni puedo fallarte. ¿Puedes entender mi corazón? Sé que soy demasiado codicioso, pero… así soy yo, un alma codiciosa. Quiero abrazarte fuerte y nunca soltarte.”

“Tu… tu bastardo…” Dijo Shangguan Fei’er con voz temblorosa.

Al ver sus labios enojados y temblorosos, Zhou Weiqing se llenó de amor. Una vez más, él capturó sus labios. Bastardo seré. En ese instante, decidió ‘cocinar el arroz primero’. ¡De esa forma, Fei’er no podría escapar!

Tan pronto como ese pensamiento entró en su mente, las acciones de Zhou Weiqing se emocionaron aún más. Esta vez, él no soltaría sus labios tan fácilmente. ¡Aprovechar ahora, e incluso si me golpean más tarde, ya sería una victoria! Además, ¿Soportaría Fei’er darle una paliza más tarde?

La ropa de Shangguan Fei’er disminuyó una tras otra, y la expresión nerviosa en sus ojos se hizo más fuerte. Sin embargo, la mano de Zhou Weiqing sobre su espalda mantuvo el control sobre ella, sin permitir que su poderosa Energía Celestial explotara. Después de todo, anteriormente ella no tenía ninguna precaución contra él.

Aún más, Shangguan Fei’er no podía controlar su cuerpo. Bajo los toques invasivos y experimentados de Zhou Weiqing, incluso su alma temblaba mientras caían las defensas de su corazón.

¡No, no, no! Shangguan Fei’er estaba lamentando sus acciones, lamentando no haber hablado claramente cuando tuvo la oportunidad justo ahora. Sin embargo, parecía que ya era demasiado tarde…

Las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos, ya que su mirada era complicada. Ira, tristeza, dolor… y desesperación.

Zhou Weiqing había estado completamente inmerso en su disfrute, y su mano ya estaba en los pantalones de Shangguan Fei’er, sosteniéndole las nalgas redondas y suaves, casi a punto de bajarlos. De repente, las lágrimas húmedas tocaron su rostro, él inconscientemente abrió los ojos, y su mirada se encontró con la de ella.

Desesperación. Bruscamente, Zhou Weiqing vio esa gran desesperación en los ojos de Shangguan Fei’er.

Un escalofrío le recorrió la espalda. Aunque había querido hacer de Fei’er su propia mujer en este momento antes de ‘escuchar la música’, ahora que veía esa desesperación en el fondo de sus ojos, su corazón se contrajo de dolor y empujó con fuerza hacia abajo el rugiente fuego de la lujuria en su sangre.

Levantando la cabeza inconscientemente, sus manos se detuvieron por completo. “Fei’er, tú…”

Las lágrimas de Shangguan Fei’er cayeron aún más. “Tu… tu bastardo. No soy Fei’er.”

No soy Fei’er. Esas palabras, en los oídos de Zhou Weiqing, fueron como una explosión, haciendo volar su mente en pedazos.

¿No es Fei’er? ¿Entonces quién? No podría ser Bing’er… con la personalidad de Bing’er, especialmente dado que ella ya conocía a Tian’er y a él hace mucho tiempo, ¿Cómo podía tener esa mirada de desesperación? Si no era Bing’er o Fei’er… entonces solo podría ser…

Ella… Ella era…

Todo el cuerpo de Zhou Weiqing voló hacia atrás como si hubiera sido electrocutado, tambaleándose a casi una docena de yardas mientras sus ojos se abrían en estado de shock, una cierta ‘carpa malvada’ debajo aún estaba de pie.

“¿Tú… tú… ¡Eres Shangguan Xue’er?!”

________________________________________________________________________________

NT: Uf, no fue un capítulo fácil para traducir. De todos modos, el título original de este capítulo era ‘Un gran error’, pero pensé que ‘¡Uy!’ parecía más apto.

 

 

Descarga:
<