HJC – Capítulo 187-1

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Comandante de la Legión Jonatan Bautista!

Capítulo 187-1 – ¡Visitando Fei Li! (1)

Lin TianAo asintió. Aunque la misión que Zhou Weiqing le había dado no era fácil, él no evitó hacerla. Después de todo, mientras estuvieran dispuestos a gastar el dinero, no era imposible completarlo. Además, también podrían requisar algunos del departamento de logística del Ejército del Noroeste.

Para las especificaciones de esas armaduras pesadas, no tenían miedo de filtrarlas. La razón era simple: no eran equipos que los humanos ordinarios pudieran usar fácilmente, ni siquiera un Maestro de Joyas elegiría usar tales equipos pesados. Solo las Tribus Cuervo de Oro y Berserker con su inmensa fuerza física innata eran adecuadas para usarlas. Aún más, sin monturas robustas y poderosas como sus Bestias Celestiales Unicornio, ¡Ningún caballo de guerra podría cargarlas en la batalla!

Lin TianAo continuó: “Con respecto a nuestro Equipo Consolidado, la situación está yendo bien. Actualmente, los cinco mil arqueros de nuestro Batallón Inigualable ya tienen sus Arcos Consolidados. En cuanto a las Alas Consolidadas, ya tenemos mil setecientos hombres que han tenido éxito en Consolidarlas. De hecho, tengo algunas muy buenas noticias para informar sobre nuestro equipo de Maestros de Equipos Consolidados, incluso mientras continúan su progreso en la creación de los Pergaminos de Equipos Consolidados. Yun Li logró oficialmente llegar a la Etapa de Maestro de Equipos Consolidados de nivel Gran Maestro, y la Pequeña Señorita Muddle también rompió al nivel Zong. Ambas velocidades en la creación de Pergaminos han aumentado drásticamente. Además, actualmente contamos con cinco Maestros de Equipos Consolidados, todos presentados por el Senior Duan Tianlang; ellos son sus discípulos con siete Maestros de Equipos Consolidados en funcionamiento, incluso con un cálculo conservador, debería haber suficientes Alas Consolidadas para todas nuestras tropas de arqueros. Por supuesto, eso no incluye nuestras dos compañías principales de caballería.”

Al escuchar las palabras de Lin TianAo, Zhou Weiqing se llenó de alegría. ¡Las Alas Consolidadas no solo significaba poder de vuelo, sino que también implicaba que todos los soldados del Batallón Inigualable habrían alcanzado al menos la Etapa de tres Joyas! El Batallón Inigualable había sido creado hace no mucho tiempo, y no se sorprendió con toda la inversión que hicieron para que todos ellos se convirtiesen Maestros de Joyas, pero que todos ellos llegaran a la Etapa de Tres Joyas era un asunto completamente diferente. ¡Tal fuerza unida sería una fuerza realmente aterradora! En verdad, él no había esperado que en tan corto período de tiempo, su sueño de completar todas sus Alas Consolidadas realmente tuviera la posibilidad de tener éxito.

Zhou Weiqing asintió repetidamente con satisfacción antes de dirigirse a Wei Feng, diciendo: “Vice Comandante Wei, después de esta reunión, envíe un mensaje con mi orden de que todos trabajen duro para cultivar, para llegar a la Etapa de Tres Joyas lo más rápido posible. Aunque los Pergaminos de las Alas Consolidadas podrían completarse pronto, todavía hay una gran brecha en el nivel de cultivo de todos. Nuestro objetivo es que dentro de los próximos uno o dos años, nuestros arqueros del Batallón Inigualable puedan tomar vuelo.”

Wei Feng estaba sonriendo alegremente, y él estuvo de acuerdo. Tampoco había soñado nunca que algún día lideraría un ejército tan poderoso. Estaba empezando a arrepentirse de haber completado su Equipo Consolidado tan temprano, perdiendo la oportunidad de tener su propio conjunto de Alas Consolidadas.

Zhou Weiqing dijo solemnemente: “En el próximo medio año, nos quedaremos aquí. Este tiempo restante es nuestro empujón final en la acumulación de fuerza. Bro Lin, ayúdame a decirles a Yun Li y a los demás que, una vez que se completen los Pergaminos de Alas Consolidadas, comiencen a elaborar Pergaminos a la medida para las tropas. Concéntrese en los miembros de las Tribus Berserker y Cuervo de Oro. No ahorren dinero o recursos, eso tiene que ser de extrema prioridad.”

Lin TianAo asintió con la cabeza, antes de volver a su posición.

Al ver la tienda llena de varios talentos, Zhou Weiqing no pudo evitar suspirar sentimentalmente para sus adentros, una sensación de logro lo venció. No hace mucho, era un tipo solitario cuyo Imperio había sido destruido, un hombre sin hogar, sin amigos. Sin embargo, hoy, pocos días después, tenía una poderosa tropa bajo su mando, que incluso podía influir en los resultados de las guerras fronterizas del norte. Todo parecía encajar tan bien, pero Zhou Weiqing sabía cuánto esfuerzo y corazón había tomado para que todo esto sucediera.

Justo en ese momento, Zhou Weiqing pensó en Zang Lang y los otros graduados que se habían separado de ellos antes de todo esto. Después de la reunión del Batallón Inigualable, llamó a Lin TianAo y le dio una serie de instrucciones sobre ellos.

De acuerdo con el plan original de Zhou Weiqing, cuando envió por primera vez a Zang Lang y a los demás, era para que se convirtieran en oficiales del ejército y poder atraer a unos pocos soldados de élite de confianza, para que pudieran ir con él hasta el final al Imperio Arco Celestial. Sin embargo, con la situación actual, ya no era necesario. Además, empujar el carro y llevar a más soldados de elite inevitablemente provocaría el descontento del Imperio ZhongTian, ​​un problema que era innecesario, e incluso podría causar que Zang Lang y los demás sean considerados delincuentes o reciban un castigo.

Como tal, le dio a Lin TianAo la instrucción de contactar a Zang Lang sobre el cambio en los planes. Al mismo tiempo, ordenó a Wei Feng que registrara una lista de nombres para pedirle al Imperio ZhongTian que transfiriera a Zang Lang y la otra docena al Batallón Inigualable, para que se convirtieran en oficiales centrales de nivel medio.

De hecho, era hora de regresar pronto. Medio año, solo medio año más de fuerza acumulada, para crecer completamente, entonces sería el momento de regresar al Imperio Arco Celestial y luchar para recuperarlo. Mientras pensaba en eso, no pudo evitar pensar en sus padres y en su padrino, y su corazón se calentó mientras sus manos se apretaban en puños.

Padre, espérame, ¡Tú Pequeño Gordito definitivamente los rescatará a todos!

El resto de los oficiales ya se habían ido, y actualmente permanecían en la carpa principal los Arqueros Divinos de la Unidad Arco Celestial, Shangguan Xue’er y Lin TianAo.

Bajo la observación de Shangguan Xue’er, Zhou Weiqing sin darse cuenta terminó el cuenco de sopa caliente durante la reunión. Ahora, miró hacia Hua Feng y dijo: “Maestro Hua Feng, es hora de que empecemos a planificar nuestro regreso.”

Hua Feng asintió y dijo: “Sí, es hora de planificarnos correctamente. Por qué no me dices tus pensamientos primero, creo que ya deberías tener el borrador de un plan.”

Zhou Weiqing se rio con ganas y dijo: “Solo un esquema muy simple, en cuanto a los detalles, aún necesito discutirlo con todos ustedes. Que tengamos éxito en revivir nuestro Imperio, no será una tarea fácil, o rápida, pero no es imposible. Después de todo, nuestro Imperio Arco Celestial no ha estado ocupado por mucho tiempo por el Imperio de Kalise y Bai Da. Desde la perspectiva del Imperio Bai Da, el único atractivo que nuestro Imperio tiene para ellos es la Madera Estrella. Como tal, la ocupación principal de nuestras tierras debería ser por el Imperio Kalise, y el Imperio Bai Da debería tener a lo sumo unas pocas tropas del ejército para ayudar a defenderse contra el Imperio Fei Li.”

“Nuestro Imperio y el Imperio Kalise han estado luchando unos contra otros durante muchos años, y la enemistad entre nuestros imperios significa que es muy poco probable que nuestros ciudadanos del Imperio Arco Celestial se sometan fácilmente al Imperio Kalise. Como tal, lo primero que debemos hacer es regresar a nuestro país e instalar una base de operaciones. Podemos comenzar a establecer ese punto de apoyo, antes de comenzar a llamar a los ciudadanos a levantarse contra los ocupantes. Aunque la fuerza de combate de nuestro Batallón Inigualable es extremadamente alta, nuestros números son demasiado bajos. Dependiendo solo de nosotros mismos para ganar una guerra, será lento y poco probable… por lo que definitivamente se necesita un proceso así.”

Al escuchar la descripción detallada de Zhou Weiqing, Hua Feng y los demás asintieron con la cabeza, y sus ojos se llenaron de aprobación.

Hua Feng sonrió y dijo: “Weiqing, para que puedas pensar en esas cosas, eso es muy bueno. Estoy feliz de que no estés cegado por la fuerza de nuestro Batallón Inigualable y empieces a extralimitarnos más allá de nuestros medios. De acuerdo, en ese caso, ¿Dónde crees que será el mejor lugar para establecer un punto de apoyo?”

Sin vacilación, Zhou Weiqing respondió: “Ese es uno de los detalles en los que aún no he pensado. Sin embargo, definitivamente tiene que estar cerca de la frontera del Imperio Fei Li. De esa forma, siempre que podamos obtener el apoyo del Imperio Fei Li, no solo podremos tener una avenida de suministros y logística, al mismo tiempo podemos asegurar que un frente será relativamente seguro. Lo cual será un gran paso hacia el éxito.”

Luo Ke Di no pudo evitar decir: “Pequeño mocoso, ¿Estás tan seguro de que el Imperio Fei Li no se opondrá a nosotros? No olvides cómo te trataron la última vez que estuviste allí.”

Zhou Weiqing se rió con ganas y dijo: “El yo actual no es el mismo que en el pasado. Ya no estoy solo. En ese momento, sacrificarme era lo mejor que podía hacer por ellos políticamente. Ahora, tendrán que considerar si vale la pena para ellos. Aún más importante, nuestro objetivo es el Imperio Kalise, y posiblemente el Imperio Bai Da. Al Imperio Fei Li, eso no les perjudica, y solo podría ser beneficioso. ¿Qué razón tendrían para atacarnos en su lugar? En la política, no hay un amigo o enemigo perpetuo. Por supuesto, al mismo tiempo, el Imperio Fei Li es de gran importancia para nosotros, y esa es una visita que tenemos que hacer. Es un trampolín importante para que regresemos al Imperio Arco Celestial.”

Mu En preguntó: “¿Quieres visitar personalmente el Imperio Fei Li?”

Zhou Weiqing asintió sin vacilar y dijo: “Tengo que ir. En el Imperio Fei Li, todavía hay una clase de mis hermanos. Esta vez, los traeré conmigo. Nuestro Imperio solía ser tan débil porque carecíamos de los talentos, especialmente en términos de Maestros de Joyas y talento militar. Aún más importante, también necesitaré asegurarme de que tenemos una buena posición para lanzar nuestro contraataque y comenzar la restauración de nuestro Imperio.”

Hua Feng pensó por un momento, y luego preguntó: “¿Vas como representante de nuestro Imperio en una visita oficial al Imperio Fei Li? Eso podría no ser muy apropiado. Aunque eres el hijo del Almirante Zhou, aún no puedes representar por completo el Imperio Arco Celestial.”

Zhou Weiqing se rió con ganas y dijo: “Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que he visto a la princesa Difuya, me pregunto cómo le va a Su Alteza en la Ciudad TianBei.”

Al escuchar las palabras de Zhou Weiqing, los ojos del resto se iluminaron. De hecho, el estado de Zhou Weiqing podría no ser suficiente, pero la Princesa Difuya definitivamente tenía suficiente estatus. Además de la Familia Real restante Sellada en la Ciudad Arco Celestial, era la única miembro de la realeza del Imperio Arco Celestial que aún estaba viva y activa en el exterior. Si ella fuera parte del equipo de su delegación, eso sería suficiente para representar al Imperio Arco Celestial.

Hua Feng pensó por un momento, y luego preguntó: “¿Cuándo te moverás?”

Zhou Weiqing dijo: “Tan pronto como sea posible. Planeo llevar simplemente a la Primera Compañía Principal y a nuestra Instructora en Jefa. El resto de ustedes se quedará atrás y continuará entrenando a las tropas restantes. Tan pronto como llegue a un acuerdo con el Imperio Fei Li, les enviaré un mensaje de vuelta, y podremos unirnos directamente en el Imperio Fei Li como un buen trampolín para regresar a nuestro Imperio Arco Celestial. Instructora en Jefa, tendré que molestarte para que envíes una carta al Imperio ZhongTian, ​​hay algunas cosas en las que podríamos necesitar su ayuda.”

Shangguan Xue’er miró a Zhou Weiqing, sintiendo como si esta era la primera vez que realmente lo conocía. Esta también era la primera vez que ella había estado trabajando junto con Zhou Weiqing, y aunque él era el más joven de todos los reunidos aquí, había estado a la cabeza de la reunión, tomando las riendas sin problemas, arreglando todo diestramente y en el orden correcto. ¡La luz de la sabiduría en sus ojos era mucho más suave que su habitual desvergüenza!

Durante todo este tiempo, Shangguan Xue’er siempre pensó que la mayoría de la formación y el éxito del Batallón Inigualable se debían a su hermana, pero Fei’er siempre había alabado a Zhou Weiqing. En este momento, solo entonces se dio cuenta de que los elogios de su hermana no se debían a su amor por él, sino que realmente tenía sus propias habilidades genuinas.

Shangguan Xue’er asintió levemente, expresando su acuerdo.

Al verla asentir, un destello de felicidad apareció en los ojos de Zhou Weiqing. El estado de Shangguan Xue’er era diferente al de Fei’er. Como la futura heredera del Palacio, su palabra y autoridad eran mucho mayores que las de su hermana, y podía influir tanto en el Imperio ZhongTian como en el Palacio Extensión del Cielo. En el plan de Zhou Weiqing, ambos tenían una importancia extrema que no se podía descuidar.

Mientras tuvieran el apoyo del Palacio Extensión del Cielo, no habría ningún peligro en visitar el Imperio Fei Li. Al mismo tiempo, también le permitiría al Batallón Inigualable dejar las fronteras del norte sin problemas en medio año, comenzando su regreso al Imperio Arco Celestial.

 

Descarga: