HJC – Capítulo 188-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 188-3 – ¡Poderosos Setecientos Inigualables! (3)

Hacia las próximas conversaciones y negociaciones, Zhou Weiqing no estaba demasiado preocupado. Con el apoyo del Imperio ZhongTian, ​​así como el beneficio que podrían aportar al Imperio Fei Li, confiaba en que esta visita diplomática al Imperio Fei Li solo podría tener éxito. Lo único por lo que tenían que luchar era exactamente por cuánto apoyo podían obtener de ellos.

Las guerras fronterizas acababan de terminar. Debido al hecho de que la región del noroeste de ZhongTian había tomado una gran cantidad de las fuerzas del Imperio WanShou de este año, incluso las fronteras del Imperio Fei Li tenían mucha menos presión de lo normal.

Imperio Fei Li.

Cai Cai se sentó en su asiento en la oficina de la directora de la Academia Militar Fei Li de la Familia Real, echándose hacia atrás con el ceño fruncido mientras se perdía en sus pensamientos. En su escritorio, había un archivo. Estaba etiquetado como alto secreto, y solo el escalón superior del Imperio Fei Li tenía acceso a él. Si Cai Cai no tuviese el estatus de Princesa, incluso su posición como Vice Comandante de los Ejércitos no le permitía tener acceso a este archivo tan rápidamente.

“El Imperio Arco Celestial viene para una visita diplomática… ¿Princesa Difuya?” Cai Cai murmuró para sí misma. Ella sintió algo extraño de todo eso. Después de todo, el Imperio Arco Celestial había sido destruido hace bastante tiempo. Durante ese período, el Imperio Fei Li había recibido noticias de algunas pequeñas resistencias y rebeliones, pero generalmente eran sofocados rápidamente por el Imperio Kalise con la ayuda del Imperio Bai Da. Sin embargo, ahora estaban enviando a un emisario del Imperio ZhongTian, ​​¿Cómo podría no sorprender al Imperio Fei Li?

¿Podría ser que el Imperio Arco Celestial tuviera una fuerza oculta en el Imperio ZhongTian? Pero nunca antes habían escuchado ninguna pista sobre tales noticias.

No era de extrañar que Cai Cai tuviera tales sospechas. Después de todo, el Imperio Arco Celestial era un Imperio tan pequeño, ¿Cómo podrían atraer la atención del Imperio ZhongTian? Sin embargo, esta era una misiva que había sido enviada desde los canales oficiales del Imperio ZhongTian, ​​llegando incluso a insinuar que apoyaban por completo al Imperio Arco Celestial.

Si uno tuviera en cuenta la relación pasada entre el Imperio Arco Celestial y el Imperio Fei Li, sería como un estado vasallo. En comparación, aunque el Imperio Fei Li no era un estado vasallo del Imperio ZhongTian, ​​seguían dependiendo mucho de ellos para muchas cosas. Como tal, a pesar de que el Imperio Fei Li era un Imperio muy poderoso, todavía tenían que dar mucha importancia a las misivas oficiales y las conformaciones del Imperio ZhongTian.

Después de mucha discusión en los escalones superiores del Imperio Fei Li, la decisión final fue que la Princesa Cai Cai, que representaba al Vice Comandante del Ejército Fei Li, estuviera a cargo de recibir al grupo diplomático. En cuanto a la escala de la recepción, sería de acuerdo con la orientación anterior hacia el Imperio Arco Celestial. Aunque tenían que dar la cara al Imperio ZhongTian, ​​aún no habían decidido un veredicto final con respecto a esta visita diplomática. Después de todo, el Imperio Fei Li no estaba muy claro sobre de qué se trataba la visita. La misiva del Imperio ZhongTian solo describía vagamente que esperaban que el Imperio Fei Li pudiera ayudar a ayudar y apoyar al Imperio Arco Celestial en la restauración de su patria.

Después de mucha discusión, el Imperio Fei Li había decidido que además de enviar tropas, Cai Cai tendría la última palabra sobre cuánta ayuda adicional le darían. En cuanto a la cantidad real, tendrían que esperar y ver cómo era el grupo diplomático y cómo iba la discusión.

De repente, un nombre repentinamente surgió en la mente de Cai Cai. “¿Zhou Weiqing?” Exclamó Cai Cai bruscamente cuando el nombre escapó de sus labios.

Justo en ese momento, una voz perezosa sonó desde afuera de su oficina. “¿También has pensado en ese mocoso?”

Una figura alta empujó la puerta y entró. Con la identidad, el estado y la posición de Cai Cai, era casi imposible encontrar a alguien que entrara a su oficina sin llamar a la puerta. Sin embargo, este joven vestido de negro simplemente se paseó casualmente, como si entrara a su propia casa. Aun así, Cai Cai no mostró ningún signo de molestia o enojo.

Al verlo, Cai Cai sonrió hermosamente, poniéndose de pie y caminando hacia el frente de su escritorio, apoyándose en él mientras decía: “Es bueno que estés aquí, justo a tiempo. Ven y ayúdame a analizar esto. ¿Podría ser realmente que ese mocoso de Zhou Weiqing haya provocado algo?”

El joven asintió, con una leve sonrisa en su rostro mientras decía: “Si no lo he adivinado mal, debería ser ese pequeño bribón. Si yo fuera tú, esta vez deberías usar la mejor recepción para recibir al Imperio Arco Celestial…”

“¿Ohh? ¿Por qué dices eso? ¿Solo por un pequeño Zhou Weiqing…?” Cai Cai miró al joven vestido de negro con curiosidad. “La única razón por la que pensé en él fue porque esa Difuya fue llevada anteriormente por él … ¿Y tú? ¿Cómo supusiste que esta vez esta visita diplomática lo tiene a él en segundo plano?”

El joven vestido de negro sonrió y dijo: “Tengo una prueba real.”

“¿De verdad crees que solo Zhou Weiqing no garantiza un grupo de bienvenida? Si realmente piensas eso, entonces debo decirte que estás muy equivocada. Incluso si no hubiera un grupo diplomático, y solo Zhou Weiqing estuviese de visita en solitario, por el bien del Imperio Fei Li, te recomiendo que lo recibas con los honores más altos posibles, y además, repares las relaciones desgarradas de cuando dejó el Imperio Fei Li.”

“Ming Yu, ¡Ese no es tu yo arrogante habitual! Es realmente la primera vez que escucho que tienes a alguien en tal estima. Además, si no recuerdo mal, solo te has encontrado con Zhou Weiqing personalmente una vez, ¿Verdad? “Aunque Cai Cai estaba bastante sorprendida, su discurso seguía siendo elegante y equilibrado.

El hombre que estaba frente a ella era el famoso, o incluso notorio, El General Divino de Fei Li, que acababa de regresar del frente de sus guerras fronterizas con el Imperio WanShou, llevando al Imperio Fei Li a la victoria una vez más.

Todos estos años, Ming Yu había acumulado muchas victorias y condecoraciones militares, y ahora se había elevado al rango de Mayor General. En el Ejército Fei Li, su rango y estado era inquebrantable. Enfrentado a enemigos tan poderosos como el Imperio WanShou, incluso si siempre había sido censurado y criticado por los métodos que utilizaba, un genio militar como él no podía permanecer sin usar, a menos que la Familia Real Fei Li fuera imbécil.

Mirando a Cai Cai, Ming Yu dio un suave suspiro y dijo: “Si no hubiera recibido noticias de fuentes confiables, tampoco estaría dispuesto a creer que Zhou Weiqing realmente se volvería tan poderoso en tan corto período de tiempo. Todo lo que puedo decir es una línea simple, pero eso debería ser suficiente para que te des cuenta de por qué lo tengo en gran estima. Zhou Weiqing tiene una potencia de la Etapa Emperador Celestial respaldándolo…”

“¿Qué?” Cai Cai no pudo evitar exclamar en estado de shock, su gracia y educación habitual desaparecieron en ese momento mientras miraba sorprendida a Ming Yu. Su voz casi temblaba mientras decía: “¿Estás seguro de lo que dices? ¿Cómo es posible que Zhou Weiqing tenga una potencia de la Etapa Emperador Celestial detrás de él? ”

Ming Yu sonrió amargamente y dijo: “Eso no es lo único. ¿Todavía recuerdas a Shangguan Bing’er que ingresó a la academia junto con él? Esa niña tiene un fondo extraordinario después de todo… ¡Ella es en realidad la tercera hija perdida del Segundo Maestro del Palacio Extensión del Cielo, Shangguan Tianyue! Tú y yo conocemos muy bien su conexión con Zhou Weiqing… y es indudable que el apoyo del Imperio ZhongTian, ​​o incluso del Palacio Extensión del Cielo, a Zhou Weiqing podría muy bien originarse a partir de eso.”

Las noticias de Ming Yu, ni hablar de Cai Cai, eran realmente noticias de suma importancia para todo el Imperio Fei Li. En ese momento, la expresión de Cai Cai cambió varias veces. Ella entendió que sus planes para recibir al grupo diplomático del Imperio Arco Celestial tenían que cambiar drásticamente.

“¿Por qué no informaste eso a la estructura de mando?” Cai Cai miró a Ming Yu, con un toque de culpa en sus ojos.

Ming Yu apretó los labios, avanzó un paso y sostuvo las manos de Cai Cai, tirándola bruscamente en su abrazo. “¿Por qué debería informarlo? Si no fuera por el hecho de que me lo contaron, ¿Sabría siquiera sobre ese grupo diplomático? Qué mierda es ser el General Divino del Imperio Fei Li… A los ojos de tu Familia Real, solo soy un simple perro que actualmente es útil.”

La cara de Cai Cai se congeló, pero ella permitió que él continuara abrazándola. Una mirada de disculpa apareció en sus ojos mientras decía en voz baja: “Lo siento, Ming Yu… Como sabes, también estamos bajo mucha presión. Tu estilo de lucha es demasiado único… y no todos pueden aceptarlo.”

Ming Yu dijo pasivamente: “Basta, ¿No sé lo suficiente acerca de lo que tu Familia Real piensa de mí? Si realmente me diesen alguna importancia, ya me habrían permitido casarme contigo. ¿Todavía tendrías que esperar hasta hoy para permanecer soltera a la edad de cuarenta años? No es necesario que discutamos más esto… Como ya te dije una vez… Si algún día tengo que abandonar el Imperio Fei Li de repente, no te sorprendas.”

Cai Cai respiró hondo, repentinamente abrazando a Ming Yu con todas sus fuerzas. En un tono bajo, ella rogó: “No, no te dejaré ir. Por mi bien, ¿Por favor no puedes quedarte?”

Ming Yu suspiró suavemente y dijo: “…Si no fuera por ti, ya me habría ido hace mucho tiempo. Nunca te escondí mi trasfondo… porque confío en ti. Sin embargo, después de todo, tú perteneces a la Familia Real, y hay demasiadas cosas que no puedes dejar. Puedes ocultar mis antecedentes, pero cuando te encuentres enfrentando una elección entre los intereses de la Familia Real, al final no estarás parada a mi lado.”

Cai Cai guardó silencio. Ella sabía lo que Ming Yu decía que era verdad. Por un lado, estaba el hombre al que amaba… y en el otro estaba su familia, su patria, su Imperio… Realmente era demasiado difícil para ella tomar una decisión.

“Voy a escuchar tu sugerencia y trataré al grupo diplomático del Imperio Arco Celestial con suma importancia. ¿Tienes alguna otra noticia sobre Zhou Weiqing? Tendré que informar que tiene el apoyo de Shangguan Tianyue del Palacio Extensión del Cielo.”

Ming Yu de repente se rió, apartándose un poco de Cai Cai. “¿De verdad crees que la potencia de la Etapa Emperador Celestial a la que me refería anteriormente era Shangguan Tianyue? No, estás equivocada. El Palacio Extensión del Cielo y el Imperio ZhongTian de hecho apoyan a Zhou Weiqing, pero el Emperador Celestial que apoya a Zhou Weiqing es alguien más.”

“¿Alguien más?” Esta vez, a Cai Cai le resultó imposible de creer. Ella recordaba a ese joven de aspecto honesto que había sido tan astuto… ¿Cómo podría él ser una ‘propiedad deseada’ ahora?

Ming Yu asintió y dijo: “No estoy tratando de asustarte. Esa persona que respalda a Zhou Weiqing… incluso todo el Imperio Fei Li no puede permitirse ofenderlo. Pase lo que pase, no intentes arruinar la relación con el Imperio Arco Celestial… de lo contrario, no podrás adivinar las posibles nefastas consecuencias.”

La cara de Cai Cai se convirtió en una vista interesante. “¿Sabes quién es realmente esa persona detrás de él?”

Ming Yu negó con la cabeza y dijo: “Sí, lo sé, pero no puedo decírtelo. Debes entender la fuente de las noticias…”

Cai Cai inclinó levemente la cabeza y dijo: “Gracias por decirme todo esto. Sin embargo, ¿Por qué siento que tu corazón me abandona poco a poco?”

Ming Yu la miró profundamente, con una mirada complicada en sus ojos. Finalmente, suspiró y dijo: “Tal vez… el Imperio Fei Li no es realmente adecuado para mí.”

Quince días después. Amanecer.

La Puerta Este de la Ciudad Fei Li estaba abierta de par en par temprano en la mañana, con más de mil soldados reunidos allí para mantener el orden. Las calles habían sido lavadas y limpiadas, y actualmente la Caballería de la Familia Real estaba en formación perfecta, con un aspecto impresionante.

Bajo el amparo de las sombrillas de seda, la Princesa Real de Fei Li, directora de la Academia Militar Fei Li, Cai Cai, encabezó un contingente de funcionarios del Imperio Fei Li de pie en la puerta, esperando personalmente para recibir a la parte entrante.

 

 

Descarga:
<