HJC – Capítulo 190-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 190-3 – ¿Tres de cinco? (3)

De repente, Shen Wang sintió que su cuerpo se sentía más ligero. ¡Inmediatamente, entendió que la restricción en su Equipo Consolidado y Habilidades Almacenadas estaba por terminar!

Había aguantado tanto tiempo solo por esa oportunidad, y aunque su Energía Celestial estaba gastada en más del setenta por ciento, la oportunidad finalmente había llegado. En sus ojos, aunque Zhou Weiqing estaba actualmente en una posición ventajosa, para un Maestro de seis Joyas Celestiales que atacara continuamente durante tanto tiempo, su Energía Celestial debería agotarse igual o incluso más que la suya. ¡Pudo haber sido humillado previamente, pero la oportunidad de ganar había llegado!

De hecho, cuando Shen Wang sintió que la presión sobre él disminuía, era porque todas las Perlas Relampagueantes que lo atacaban se habían detenido por un momento. Sin embargo, una parada temporal no significaba que habían desaparecido.

La duración del Sello del Dragón Silencioso era de un minuto, y en ese momento, ¿Cómo podría Zhou Weiqing cometer un error?

La esperanza había despertado en Shen Wang, pero cuando vio lo que tenía delante, su corazón se hundió en la desesperación.

La detención de los ataques de las Perlas Relampagueantes se debía a que en realidad se estaban uniendo, presionando una cerca de la otra. En ese corto período de tiempo, otros cientos de Perlas Relampagueantes se habían unido. Esta vez, en comparación con todos los ataques anteriores, todas las perlas se aglomeraron como una, atacando cada porción de su cuerpo a la vez en un ataque final simultáneo.

Otra explosión masiva. El cuerpo de Shen Wang se estremeció violentamente y se convirtió a un color negro como el carbón quemado. Originalmente, la hermosa armadura de plata había sido guardada cuando él había lanzado su Equipo Consolidado, y no había tenido tiempo de volver a ponérsela. Actualmente, su ropa estaba hecha jirones, y sus hermosos mechones de cabello dorado estaban retorcidos y quemados. En la masa de explosiones, fue derribado casi cinco metros antes de aterrizar pesadamente en el suelo.

Zhou Weiqing no continuó atacando, girando los Martillos Legendarios Duales en sus manos antes de girar en un movimiento delicado y suave. ¡Actuando realmente genial!

Comparado con la genial actuación de Zhou Weiqing, actualmente la expresión de la princesa Cai Cai era muy interesante. No estaba molesta o deprimida en lo absoluto; ella no era tan superficial, y este pequeño revés no era nada en sus ojos. En cambio, lo que estaba en sus ojos era puro shock. De hecho, un shock completo.

Nueve Joyas contra seis Joyas, pero era como si él no tuviera ninguna posibilidad, perdiendo antes de que pudiera mostrar su propia fuerza. Era realmente una pérdida humillante, ya que ni siquiera fue capaz de forzar a su oponente a dar un solo paso. ¿Qué clase de brecha de poder era esa?

Zhou Weiqing se sentía cada vez familiarizado con su propia técnica ‘Relámpagos Voladores Divinos’, especialmente a medida que se familiarizaba más con su uso en combate. Desde que luchó con Shangguan Xue’er, más le gustaba la idea de enfocarse en entrenar una Habilidad al máximo. Con su Formación de Luz Divina Seis Suprema, él fácilmente podría imitar cualquier Habilidad y transmutar energía entre la Energía Celestial de cada atributo. Sin embargo, todos y cada uno de los atributos tenían sus propias características únicas, y definitivamente había diferencias en su manipulación. Para aumentar su capacidad de combate actual, y mejorar su control, decidió dejar de practicar temporalmente su control de los otros cinco atributos mientras estaba en la Formación, concentrándose por completo en la técnica ‘Relámpagos Voladores Divinos’.

En verdad, ya había estado en ese camino incluso antes de luchar contra Shangguan Xue’er, pero acababa de afirmar sus ideas. Después de todo, incluso si en el futuro tuviese más Energía Celestial para comenzar a fusionar sus propias Habilidades de Atributos Múltiples, al entrenar su control en la técnica ‘Relámpagos Voladores Divinos’, también ayudaría en su control futuro (siempre que el Atributo Relámpago fuese parte de la fusión).

El silencio era ensordecedor. Quizás más exactamente, era que toda la audiencia quedó estupefacta, especialmente el grupo de funcionarios del Imperio Fei Li que estaban mirando boquiabiertos.

Zhou Weiqing caminó lentamente hacia Shen Wang, que yacía en el suelo. En ese momento, la voz de Cai Cai sonó con urgencia: “Comandante Zhou, por favor, perdónelo.”

Zhou Weiqing levantó su cabeza para mirar a Cai Cai en el escenario VIP antes de sonreír mientras decía: “Su Alteza, por favor no se preocupe. Como ya he acordado que es solo un duelo, naturalmente no lo mataré. Además, todavía estoy esperando su disculpa. Tian’er.”

Al instante, Tian’er entendió a qué se refería, y una tenue luz dorada brilló alrededor de sus manos. Desde su asiento hasta donde Shen Wang estaba acostado, había por lo menos cuarenta yardas de distancia, pero la luz dorada simplemente voló sin problemas, aterrizando con precisión sobre él. Una gruesa aura divina formó un círculo de luz alrededor del cuerpo de Shen Wang, y su cuerpo inconsciente comenzó a crisparse antes de realmente levantarse.

Shen Wang era, después de todo, un Maestro de nueve Joyas Celestiales de la Etapa Zong. Aunque sus defensas habían sido violadas y abrumadas por las explosiones masivas de las numerosas Perlas Relampagueantes, sus músculos internos y huesos eran robustos, y sus heridas no eran demasiado profundas. Era solo que su Energía Celestial había sido agotada, y no pudo seguir luchando por más tiempo.

Tan pronto como se despertó, Shen Wang inmediatamente vio a Zhou Weiqing de pie justo en frente de él.

*Waah* Shen Wang vomitó un bocado de sangre; no por una lesión, sino porque estaba totalmente humillado y avergonzado, deseando que un pozo se abriera en el suelo y se lo tragara.

Frente a su diosa que amaba secretamente, frente a todos esos oficiales, incluso frente a tantos de sus subordinados… en realidad había perdido contra Zhou Weiqing, un simple Maestro de seis Joyas Celestiales. Aún más, había perdido tan terriblemente, y su oponente ni siquiera se movió un paso antes de ganar. La palabra ‘vergüenza’ no era suficiente para describir sus sentimientos actuales.

Zhou Weiqing no dijo ninguna palabra, sino que señaló la bandera que tenía detrás antes de mirar a Shen Wang. Su significado era claro: ‘Has perdido, cumple tu promesa’.

Shen Wang apretó los dientes, soportando el dolor masivo en su cuerpo mientras lentamente se ponía de pie, mirando a Zhou Weiqing mientras su rostro se crispaba. Finalmente, suspiró, levantando su mano derecha, reuniendo los últimos restos de su Energía Celestial en su palma, y ​​en un instante golpeó su palma contra su propia cabeza.

Como Vice Comandante de la Tropa de Caballería de la Familia Real, representaba el honor y la dignidad de su propio Imperio Fei Li. Si se arrodillara y se doblegara ante la bandera del Imperio Arco Celestial como en la apuesta, no sería una mera representación de sí mismo, sino de todo el Imperio Fei Li. Como tal, preferiría elegir morir por su Imperio que arrodillarse.

Justo en ese momento, el cuerpo de Shen Wang se congeló en su lugar. Su mano ya había llegado a su cabeza, pero finalmente no logró aterrizar. Escuchó a Zhou Weiqing riéndose a un lado antes de decir: “El Hermano Shen es un hombre acérrimo con una gran moralidad, un hombre de sentimientos y emociones.”

“Sin embargo, no es necesario morir por tu Imperio. Después de todo, nuestro Imperio Arco Celestial sigue siendo un aliado amistoso del Imperio Fei Li, fue solo porque el Hermano Shen insultó a mi Imperio antes que no tuve más remedio que luchar por el honor. En cuanto a la apuesta, vamos a suspenderla, pero espero que el Hermano Shen pueda elegir sus palabras con más cuidado la próxima vez.” Dijo Zhou Weiqing generosamente mientras retiraba la mano de Shen Wang de su propia cabeza; al mismo tiempo, usó Devorar para drenar la última parte de su Energía Celestial.

Shen Wang no pudo evitar apretar los dientes mientras miraba la cara sonriente de Zhou Weiqing. Ese tipo había actuado como el malo, luego el bueno. ¡Ahora, incluso parecía que él era el causante de los problemas, y Zhou Weiqing era el hombre generoso que lo perdonó!

En este punto, Cai Cai ya había bajado personalmente de la tribuna VIP, lo que llevó al grupo de oficiales a presentarse rápidamente ante Zhou Weiqing. Actualmente, su expresión había retomado su calma habitual; no solo no estaba enojada, sino que tenía una expresión de gratitud en su rostro. Sonriendo suavemente a Zhou Weiqing, dijo: “Muchas gracias al Comandante Zhou por mostrar misericordia. De hecho, hemos perdido esta ronda, y represento al General Shen para disculparme por sus comentarios previos hacia su Imperio.” Mientras decía eso, se inclinó levemente hacia la bandera del Imperio Arco Celestial.

“¡Su Alteza!” Shen Wang se arrodilló en un sonido fuerte y ruidoso ante Cai Cai, su rostro lleno de vergüenza.

Cai Cai se rio con ganas, y lo sostuvo mientras decía: “General, su pérdida no se debe a su propio nivel de cultivo. Por favor, no hagas perder la luz de tu propia vida en el futuro, nuestro Imperio aún necesita depender del General para defendernos.”

Zhou Weiqing estaba de pie frente a Cai Cai, y mientras miraba a esta princesa, no pudo evitar sentir su corazón apretarse fuertemente. Con solo unas pocas palabras, Cai Cai había invertido totalmente la terrible situación en la que se encontraban. No solo no perdió ningún orgullo por esto, sino que mostró la generosidad de su Imperio, sellando también otras posibles avenidas para que Zhou Weiqing continuase en esas líneas. Aún más, había aprovechado la oportunidad para afirmar aún más la lealtad de Shen Wang. ¡Podría decirse que ella había matado a muchos pájaros con una sola piedra!

Como se esperaba, la cara de Shen Wang estaba llena de gratitud, su mirada hacia Cai Cai era casi fanática, como si estuviera dispuesto a morir por ella en cualquier momento.

Princesa Cai Cai, ¡Ella es verdaderamente formidable! Zhou Weiqing no pudo evitar elogiarla en su corazón, pero también se sintió cauteloso al mismo tiempo.

Shen Wang se retiró a un lado, y la mirada de Cai Cai naturalmente aterrizó sobre Zhou Weiqing mientras decía en alabanza: “Nunca esperé que el Comandante Zhou me diera una sorpresa tan buena después de más de un año. Hoy, hemos sido precipitados y apresurados. Bueno, ¿Estaría interesado el Comandante Zhou en hacer una apuesta conmigo?”

Zhou Weiqing se sorprendió momentáneamente. Todo el tiempo, siempre había sido él quien les pedía a otros que apostaran con él, y esta vez, fue ella quien tomó la iniciativa de hacerlo. Junto con la serie de acciones anteriores de Cai Cai, no pudo evitar estar en guardia.

“Su Alteza, ¿Qué tipo de apuesta está buscando hacer?”

Cai Cai sonrió débilmente y dijo: “No importa si es la relación entre los humanos o entre los Imperios, el poder siempre ha sido un factor importante. Qué tal si nuestros dos Imperios tienen una competencia amistosa simple, cinco rondas, y quien gane tres rondas será el vencedor. Justo ahora, esto se consideraría la primera ronda, y has ganado. Si al final, el vencedor es el Imperio Arco Celestial, entonces regresaré de inmediato al Palacio y pediré a Su Majestad que reciba al grupo diplomático de su Imperio con los más altos honores. Sin embargo, si tenemos la suerte de ganar, entonces invitaría al Comandante Zhou a tomar la difícil tarea de invitar a la Princesa Difuya a entrar en la Ciudad Fei Li junto conmigo. Comandante Zhou, ¿Qué piensas?”

Las palabras de Cai Cai eran realmente hábiles. En la superficie, para el Imperio Arco Celestial, sin importar si ganaban o perdían, no había una pérdida real para ellos. Si ganaban, incluso podían ganar más honor, y si perdían, no parecía una gran pérdida. Esta apuesta mostraba completamente la generosidad de Cai Cai y la gran exhibición del Imperio Fei Li como uno de los grandes Imperios.

Sin embargo, en verdad, si realmente perdieran esta apuesta, entonces en esta visita diplomática y en las próximas negociaciones, el Imperio Arco Celestial estaría en una gran desventaja. En tal caso, sin importar lo que Cai Cai estuviese discutiendo con Zhou Weiqing, ella podría desempeñar un papel principal. Al mismo tiempo, podría usar esta competencia de ‘tres de cinco’ para borrar los sentimientos abatidos que cualquier miembro de su bando estuviese sintiendo, y aprovechar la oportunidad para reprimir al Imperio Arco Celestial.

Zhou Weiqing preguntó impasible: “¿Qué y cómo serían las siguientes cuatro rondas, Su Alteza?”

Cai Cai se rió con ganas y dijo: “Muy simple, el lado perdedor de la ronda actual propondrá las reglas de la siguiente ronda, y así sucesivamente, hasta que un lado gane tres.”

Si no fuese por las sutiles y actuales relaciones entre ambas partes, Zhou Weiqing realmente quería darle un gran aprobado a Cai Cai. ¡Ella era realmente impresionante! Con solo unas pocas palabras, no solo convirtió una situación desventajosa en una gran oportunidad para que su lado obtuviera la ventaja, reduciendo en gran medida la victoria que Zhou Weiqing ya había ganado. Esta princesa era realmente extraordinaria, no era de extrañar que hubiera ascendido a su rango y estatus dentro del resto de la Familia Real.

Después de un momento de reflexión, Zhou Weiqing asintió, sonriendo a Cai Cai, y dijo: “Muy bien, lo haremos como dice Su Alteza. Por favor, planifique cómo será la próxima ronda.”

Descarga: