HJC – Capítulo 193-1

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Emperador Celestial Juan!

Capítulo 193-1 – ¡Competir en la Creación de Pergaminos de Equipos Consolidados! (1)

Convulsiones. Todo el cuerpo y el corazón de Ming Yu estaban convulsionando.

“No… imposible… yo… no lo creo.” Ming Yu miró fijamente a Zhou Weiqing a los ojos, como si intentara leer algo dentro.

Por desgracia, no podía ver nada, ni siquiera algún dato.

En la actualidad, la expresión de la princesa Cai Cai era bastante fea mientras llevaba a los oficiales de vuelta al campo de entrenamiento.

Originalmente, ella había pensado que cuando ganaran esta ronda, ella ‘invitaría’ a Zhou Weiqing a las gradas. Por desgracia, con la situación actual, ella tendría que bajar personalmente.

Ming Yu volteó la cabeza para mirar a Cai Cai que entraba, y respiró profundamente. En un tono bajo, le dijo a Zhou Weiqing: “Te buscaré más tarde.” Después de decir eso, caminó de regreso hacia Cai Cai, diciendo unas líneas antes de voltearse con una mirada avergonzada hacia su Guardia Personal. No iba a ser una tarea fácil o tomaría poco tiempo para que su Guardia Personal recuperase la efectividad en combate, y lo más importante, recuperasen su moral. Para una tropa que siempre había vivido con la victoria, era un gran golpe para ellos sufrir una pérdida tan grande. Ming Yu tenía que regresar personalmente con ellos para tratarlos y consolarlos, y también guiarlos para iluminarlos.

Cai Cai estabilizó sus propias emociones antes de dirigirse hacia Zhou Weiqing una vez más. En sus ojos, además de conmoción y asombro, había un atisbo de miedo. Ella sabía que aunque había varios miles de soldados de Caballería de la Familia Real aquí con ellos, si Zhou Weiqing realmente quería hacer una movida contra ellos, con el poder que él había desplegado, no tendrían ninguna posibilidad en lo absoluto.

Como espectador, tal vez la princesa Cai Cai podía ver muchas más cosas que Ming Yu. A pesar de que él era el comandante, también estaba inmerso en la pelea, después de todo. Si se viese obligada a usar una oración para describir esa pelea, bastarían unas simples palabras: “¡Es demasiado aterrador!”

De hecho, lo único que la pelea le dio fue una sensación de absoluto terror.

Cai Cai nunca había visto un ejército tan aterrador en su vida. Aunque nunca había estado en el campo de batalla y visto a los ejércitos del Imperio WanShou con sus propios ojos, estaba segura de que ni siquiera ellos tenían guerreros tan terribles.

Setecientos hombres, solo setecientos hombres. Sin embargo, cuando explotaban con todas sus fuerzas, la sensación sofocante que daba su presencia era como la de un inmenso ejército de un millón de hombres. Sus capacidades de combate eran demasiado aterradoras.

Todos ellos eran Maestros de Joyas. Esa única cosa estaba clara en el corazón de Cai Cai. Entre los setecientos, además de los doscientos soldados de caballería pesada que ella no había podido percibir claramente, el resto de los quinientos soldados de caballería eran definitivamente Maestros de Joyas. En cuanto a esos doscientos que ella no podía ver claramente, el poder que desataron en el campo de batalla parecía aún más aterrador que el de cualquier Maestro de Joyas. ¡Una aplastante victoria sobre la tropa más fuerte y de elitista de todo el Imperio Fei Li! Enfrentando tal fuerza absoluta, no había ninguna posibilidad… ¡justo como cuando Shen Wang se enfrentó a Zhou Weiqing!

Tal tropa de setecientos… si aparecieran en cualquier campo de batalla, definitivamente traería una gran victoria. ¿Cómo podría el Imperio ZhongTian posiblemente estar dispuesto a pasar tal tropa a Zhou Weiqing? ¿Podría ser una tropa central directa del Palacio Extensión del Cielo?

Actualmente, el corazón de Cai Cai estaba en un lío, y su compostura habitual había sido desechada. Finalmente entendió por qué Zhou Weiqing había tenido tanta confianza como para provocarla tan fácilmente. Si estos setecientos soldados realmente pertenecían al Imperio Arco Celestial, definitivamente tenía derecho a hacerlo.

Aunque estos setecientos no eran suficientes para permitir que el Imperio Arco Celestial restaurara su Imperio, su existencia equivalía a que el Imperio Arco Celestial tuviese la llave para hacerlo. Sin mencionar el Imperio Kalise, estaba segura de que incluso el Imperio Bai Da no tendría ninguna tropa que pudiera bloquear a estos setecientos sin una ventaja numérica masiva.

Zhou Weiqing sonrió débilmente mientras recibía a Cai Cai, diciendo: “Su Alteza, esta tercera ronda debería considerarse nuestra victoria ¿verdad?”

Cai Cai fue rápidamente sacada de sus pensamientos. Dando una mirada complicada a Zhou Weiqing, dijo: “Esta tropa tuya… ¿te acompañarán todo el camino para revivir tu Imperio?”

Zhou Weiqing se rió: “Por supuesto, esta es mi propia tropa después de todo. Su Alteza, ¿ha olvidado mi auto introducción? Soy el Comandante del Regimiento Inigualable, Zhou Weiqing. Hermanos, díganle a Su Alteza, ¿cuál es nuestro lema?”

Un rugido ensordecedor como un el rugido de millones de leones resonó al instante: “¡INIGUALABLES EN EL MUNDO!”

Si hubiese sido antes de esa batalla, tal lema habría causado que todos los funcionarios del Imperio Fei Li se burlaran despectivamente. Sin embargo, las cuatro palabras ahora simplemente enviaron una onda de choque a sus corazones.

Inigualables en el mundo. Palabras tan orgullosas y arrogantes… sin embargo, realmente tenían el poder para respaldarlo. Al menos, en la memoria de Cai Cai, ella nunca había visto una tropa tan aterradora con tanta destreza en combate.

De repente, todo el cuerpo de Cai Cai se estremeció levemente. Inigualables… ¿Regimiento? ¿Podría ser que… él tuviese un Regimiento entero de tales guerreros? Pero… si eso fuese cierto…

Al ver esa mirada divertida en los ojos de Zhou Weiqing, Cai Cai obligó a su respiración a calmarse. Finalmente, ella sonrió con su gracia habitual. Aunque parecía un poco forzada, al menos no había perdido la compostura.

“Si el Comandante Zhou realmente tiene un Regimiento completo lleno de tales guerreros, las esperanzas de resurrección de su Imperio son verdaderamente elevadas.”

Zhou Weiqing no pretendió ser modesto, asintiendo con la cabeza mientras decía: “Yo también lo creo.”En cualquier caso, ya que esta tercera ronda se considera nuestra victoria, ¿puede Su Alteza, por favor, presentar el tema de la siguiente ronda?”

La mente de Cai Cai entró en un lio. Originalmente, ella había planeado que si Ming Yu ganaba la tercera ronda, invitaría nuevamente a la potencia de la Etapa Rey Celestial para ganar la ronda final. Después de todo, no habían establecido ninguna regla previamente contra la repetición del tema de una ronda. En ese caso, ella podría haber logrado la victoria final con relativa facilidad. Lamentablemente, la situación actual no le permitía usar ese plan por más tiempo. Incluso si ganaran así, entonces, en la quinta y última ronda, Zhou Weiqing también podría hacer lo mismo y solicitar otra pelea de setecientos contra setecientos. ¿Quién podría enfrentarse a los soldados del Regimiento Inigualable?

Mordiéndose el labio ligeramente, Cai Cai pensó por un momento antes de decir: “Comandante Zhou, previamente nuestra apuesta tenía tener algunas restricciones que olvidé mencionar. Para esos temas en los que ya hemos competido, ¿no los repetiremos bien?”

En la actualidad, se podría decir que Zhou Weiqing poseía la perla de la victoria. Habiendo ganado la tercera ronda, tenía una ventaja absoluta. Incluso si fallase en esta próxima cuarta ronda, era una gran posibilidad de que aún pudiera ganar la quinta porque podía controlar el tema. Como tal, no le importaban los pequeños trucos de Cai Cai como ese, asintiendo con la cabeza generosamente de acuerdo. Por supuesto, sabía que era porque Cai Cai tenía miedo de sus soldados del Regimiento Inigualable.

Cai Cai dejó escapar un suspiro de alivio antes de sonreír y dijo: “Si mal no recuerdo, el Comandante Zhou debería ser un Maestro de Equipos Consolidados ¿no? En ese caso, ¿debemos establecer que el tema de la cuarta ronda sea crear Pergaminos de Equipos Consolidados? Solo uno, y el lado que cree el Pergamino de mayor calidad será el vencedor. ¿Qué piensas?”

Zhou Weiqing se sorprendió momentáneamente, su boca comenzó a temblar ligeramente mientras su expresión se volvía extraña… “Su Alteza, ¿podría ser que el Imperio Fei Li de alguna manera haya tenido éxito en reclutar a un Maestro de Equipos Consolidados del Nivel de Dios?”

Cai Cai se sonrojó profundamente. Ella pensó que Zhou Weiqing estaba haciendo un comentario sarcástico para burlarse del hecho de que estaba usando todos los recursos de un Imperio para reprimir un pequeño grupo diplomático. Ella pensó para sí misma: Tú eres quien obligó a esta princesa a tal estado, ¿qué otra opción tengo?

“… ¿Cómo podría ser tan fácil reclutar a un Maestro de Equipos Consolidados de Nivel Dios? Sus números son extremadamente limitados en todo el continente, y aunque me gustaría que fuera así, me temo que nuestro Imperio Fei Li actualmente no posee tales habilidades. Sin embargo, todavía tenemos algunos Grandes Maestros en el Palacio Real. Maestro Han Gao, tendré que molestarlo en esta ronda.”

Mientras Cai Cai hablaba, un hombre de mediana edad salió del grupo de oficiales, pareciendo tener alrededor de cuarenta años de edad. Mientras el hombre caminaba al frente para pararse al lado de Cai Cai, el corazón de Zhou Weiqing se apoderó de sorpresa.

La mirada del hombre era pacífica y tranquila, como si no hubiera visto a Zhou Weiqing. Sus ojos parecían estar muy lejos, como sumido en sus pensamientos, aunque nadie sabía en qué estaba pensando. Incluso cuando estaba frente a la princesa Cai Cai, solo le hizo un leve saludo con la cabeza.

En cuanto a su aspecto, Zhou Weiqing realmente no le prestó atención. Por los ojos de ese hombre, él podía sentir claramente… ¡Qué era uno de esos lunáticos obstinados!

Zhou Weiqing había visto esos ojos muchas veces antes, e instantáneamente supo que aquellos que tenían esas miradas eran extremadamente tercos, manteniendo toda su fe y creencias en un solo tema, pasando todas sus vidas trabajando hacia ese único objetivo.

Todo lo demás, podrían ignorarlo. Usar la frase ‘lunáticos obstinados’ era realmente demasiado apropiado. Ese era sin dudas un Maestro de Equipos Consolidados muy talentoso, y su testarudez y resolución definitivamente estaban en esa área. En tal caso, sus habilidades para crear Pergaminos de Equipos Consolidados no deberían ser bajas.

Aunque Zhou Weiqing era un Maestro de Equipos Consolidados por derecho propio, no había dedicado mucho tiempo a ello. En el último año o más, había dedicado todo su tiempo a concentrarse en su entrenamiento y en su cultivo, y cualquier tiempo restante había estado lidiando con los asuntos del Batallón Inigualable. En este punto, incluso Yun Li lo había superado con creces en términos de las habilidades de los Maestro de Equipos Consolidados. Si él personalmente tratase de enfrentar a este hombre de mediana edad frente a él, el resultado no sería muy agradable. En su corazón, sabía que era una pérdida segura.

Cai Cai miró a Zhou Weiqing y dijo: “Comandante Zhou, ¿tomarás personalmente esta cuarta ronda? ¿O alguien más en tu grupo participará?”

Cai Cai de repente se rió. La razón por la que tenía una expresión extraña en su rostro cuando Cai Cai se le ocurrió este cuarto tema era muy simple: ¡en realidad había sido su plan usar ese tema como su quinto tema! En este sentido, tal vez había sido un extraño destino vinculante.

“… Su Alteza, por favor espere un momento.” Mientras decía eso, Zhou Weiqing se dio vuelta y caminó hacia el carruaje de caballos donde estaba sentada la Princesa Difuya.

Mientras caminaba hacia la parte delantera del carruaje de caballos, se inclinó respetuosamente en una reverencia de noventa grados. “Tío mayor, podría por favor molestarte.”

Zhou Weiqing había usado su transferencia de voz con Energía Celestial, por lo que Cai Cai no podía escuchar lo que estaba diciendo. Sin embargo, mientras lo miraba inclinarse, tenía mucha curiosidad. ¿Podría ser que Zhou Weiqing le estaba pidiendo a la Princesa Difuya que saliera? ¿O estaba buscando instrucciones?

Desde el carruaje de caballos, la voz exasperada de Long Shiya sonó en sus oídos. “Pequeño mocoso, ¿cómo puedes molestar a tu tío mayor por un asunto tan trivial?”

La voz perezosa de Duan Tianlang sonó justo después. “Basta de eso Gordito Long, no actúes frente a mí. No creas que no conozco tu personalidad muy bien. Si me niego a ayudar en esta ronda, ¿no irías y competirías en la siguiente ronda? Haiz… Weiqing, tengo que decir que, después de todo, eres el heredero de nuestra Secta del Legado de la Fuerza, el único heredero portador del Conjunto Legendario ‘Odio a la Tierra Sin Empuñadura’. Los diseños del Conjunto Legendarios ‘Odio al Cielo Sin Empuñadura’ de tu tío mayor también planeo impartírtelos en el futuro. Puedo ayudarte ahora, pero espero que puedas dedicar un tiempo para concentrarte en tus Habilidades de Maestro de Equipos Consolidados.”

De hecho, en el gran carruaje de caballos, no era solo estaba la princesa Difuya sentada dentro. Long Shiya y Duan Tianlang también habían venido. Zhou Weiqing solo traía unos pocos cientos de soldados al Imperio Fei Li, y Long Shiya estaba un poco preocupado. Como no tenía nada más que hacer, decidió venir, incluso arrastrando a Duan Tianlang junto con él. Aunque superficialmente había insistido en que no intervendría en el renacimiento del Imperio Arco Celestial, con él, era como si Zhou Weiqing tuviera un guardaespaldas Divino con él. Esta era también la razón por la cual Zhou Weiqing había actuado con tanta arrogancia… ¡ese pequeño bribón tenía absoluta confianza!

 

 

Descarga:
<