HJC – Capítulo 234-3

Modo Noche

Capítulo 234-3 – ¡Asesinando a un Rey Celestial! El poder del Pequeño Gordito (3)

El aterrador ataque de Atributo Destrucción había sido tan poderoso que ni siquiera los Reyes Celestiales habrían podido tolerarlo. Y, sin embargo, el ataque comenzó a disiparse a una velocidad increíble, revelando la figura ilesa de alguien que debería haber sido quemado. Una deslumbrante luz dorada había formado una membrana alrededor de su cuerpo, impidiendo que cualquiera de los terroríficos poderes destructivos de la detonación del Núcleo Celestial la sobrepasara.

”E-eso es imposible… ” El Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento rugía roncamente. Sus ojos incrédulos estaban a punto de salir de sus órbitas.

La luz plateada brilló. Se escuchó un sonido ligero y violento, seguido de la cabeza del primer (y muy herido) Rey Celestial que fue cortada de su cuello. ¡Corte de Ala del Emperador de Plata!

No había forma de que Zhou Weiqing cometiera ese segundo error dos veces. Eligió comenzar con la muerte del primer Rey Celestial herido, que también estaba en un estado de incredulidad. ¡Ciertamente no podía soportar una segunda detonación del Núcleo Celestial!

La luz ardiente y la luz dorada desaparecieron al mismo tiempo. Zhou Weiqing soltó sus dos alas que habían sido envueltas alrededor de Shangguan Bing’er, y una extraña sonrisa apareció en la comisura de sus labios. Parecía como si su oponente ahora no fuese capaz de defenderse. De hecho, el Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento ya no era capaz de detener su pérdida de sangre.

“Siempre he sido una persona muy amable. Sé que estás muy desconcertado, así que no dejaré que mueras y te convertirás en un fantasma ignorante. Lo que usé para bloquear tu autodetonación fue una técnica defensiva incluida en mi técnica de cultivo que se conoce como el Escudo de la Deidad Inmortal. Nos vemos.” Cuando sus últimas palabras salieron, sin remordimientos golpeó con el martillo de cabeza sonriente y aplastó la cabeza del Rey Celestial.

Shangguan Bing’er contempló la visión horrible delante de ella, con su rostro bastante pálido. Sus ojos, sin embargo, solo estaban llenos de asombro. Se giró para mirar incrédula a Zhou Weiqing: “¿E-eran potencias Rey Celestial?”

No podían culparla por su incredulidad. ¡Hay que recordar que sus recuerdos más importantes eran los del Pequeño Gordito Zhou, que se había convertido recientemente en un Maestro de Joyas junto a ella! En aquel entonces, no sabía nada sobre los Maestros de Joyas y necesitaba que le enseñaran muchas cosas. Pero ahora, solo unos pocos años después, había erradicado dos potencias Rey Celestial con sus Martillos Duales tan fácilmente como cortar repollo. Ni siquiera una explosión del Núcleo Celestial había sido capaz de dañarlo en lo más mínimo. ¿Qué tipo de poder era ese?

Zhou Weiqing jadeó ruidosamente mientras escuchaba su pregunta, un hilo de sangre goteaba de su boca. ¡Estaba tan sorprendido como ella! Antes de esta batalla en ese momento, si alguien le hubiese dicho que podría dominar y vencer a un par de Reyes Celestiales de Nivel Bajo, habría pensado que esa persona estaba loca. Y sin embargo, la verdad estaba justo en frente de ellos. Esos dos Reyes Celestiales de Nivel Bajo ni siquiera le habían dado demasiada presión.

¿Ese era el poder de la Energía Santa? Una sensación de profundo entendimiento lentamente comenzó a crecer en el corazón de Zhou Weiqing mientras una sensación maravillosa inundaba todo su cuerpo. Ignoró los dos cadáveres y gritó: “Bing’er, vámonos. ¡Tú controlas el caballo!”

Shangguan Bing’er inmediatamente lanzó el Caballo Demonio Fantasma. Los dos una vez más montaron el caballo, con Zhou Weiqing entregando el control del caballo a Shangguan Bing’er. Él mismo se aferró a su esbelta cintura, con los ojos cerrados mientras entraba en un estado de meditación.

Esa batalla parecía ser muy rápida y muy simple, con Zhou Weiqing obteniendo una victoria completa, pero en verdad había usado inmediatamente todo su poder desde el principio. Eso le permitió atrapar a sus oponentes con la guardia baja. De lo contrario, no había forma de que hubiese derrotado tan fácilmente a un par de Reyes Celestiales atacando en grupo.

La otra razón de su victoria había sido el Sello del Dragón Silencioso. No había necesitado acumular poder, ni se había manifestado una Imagen de Habilidad Celestial. Y, sin embargo, no sería exagerado decir que su poder se había multiplicado por diez. Los dos Sellos del Dragón Silencioso habían causado que los dos Reyes Celestiales perdieran temporalmente su Equipo Consolidado y sus Habilidades Almacenadas. ¡Esto fue lo que cambió la pelea!

Después de que su Energía Santa pudo formar un bucle continuo, Zhou Weiqing se dio cuenta de que cuando usaba la energía obtenía algunas propiedades diferentes, especialmente cuando activaba técnicas que producían una Imagen de Habilidad Celestial. ¡Correcto! Incluso los miembros del Equipo de Batalla de Dan Dun con el Atributo Destrucción habían podido evitar que sus Imágenes de Habilidades Celestiales chocaran. Lo que estaba usando era Energía Santa. ¡Por supuesto que él podría hacer lo mismo!

Él meditó cuidadosamente sobre todo. Pronto, descubrió que sus poderosas habilidades aparentemente podrían usarse en dos modos diferentes. El primer modo era el antiguo que se podía usar después de acumular energía. ¡El segundo era el modo instantáneo!

El modo instantáneo no era muy potente y estaba más o menos a la par con su nivel anterior de poder, ¡pero su ventaja radicaba en cómo las habilidades se podían usar al instante! Habilidades como el Sello del Dragón Silencioso solo pueden afectar al enemigo durante cinco segundos cuando se lanza al instante, pero eso era más que suficiente para obtener la victoria.

La razón por la cual los dos Reyes Celestiales habían muerto por las manos de Zhou Weiqing fue todo gracias a su Energía Santa. Como un Maestro de Joyas Celestial con nueve Joyas, cuando convertía su Energía Santa  y la usaba para lanzar habilidades, solo había fortalezas y no había debilidades en comparación con los Reyes Celestiales reales. La Energía Santa no entraba en conflicto con ningún atributo al mismo tiempo que reforzaba drásticamente todas las habilidades. Aunque Zhou Weiqing todavía tenía que formar un Núcleo Santo, como un experto de nueve joyas con Energía Santa, podía luchar contra los Reyes Celestiales como iguales. ¡Esta era la razón por la que se describía a la Energía Santa como el tipo de energía más poderosa del mundo!

En cuanto al Núcleo Celestial autodetonante de ese Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento, le había causado bastantes problemas a Zhou Weiqing. Por desgracia, ese ataque se había basado principalmente en fuego, mientras que el propio Zhou Weiqing tenía inmunidad contra ello. Además, esa era la primera vez que se daba cuenta de cuán poderoso era el Escudo de la Deidad Inmortal.

Cuando ganó por primera vez el Escudo de la Deidad Inmortal, sintió que no era más que una técnica defensiva ordinaria. Después de actualizarlo a la segunda etapa, tampoco pareció ser mucho más poderoso. Pero… después de haber dominado completamente el Escudo de la Deidad Inmortal, descubrió que su habilidad defensiva era tan grande que en realidad podía compararse con el Escudo del Conjuntos Ensamblados de Lin TianAo.

Debe recordarse que cuando un Rey Celestial autodetonaba su Núcleo Celestial, incluso otros Reyes Celestiales tendrían que huir del ataque. Zhou Weiqing en realidad había tomado el golpe de frente. Pudo haber sido herido, pero sus heridas eran leves. Poco tiempo después, ya se había recuperado considerablemente. Su cuerpo intrínsecamente fuerte ahora se curaba más rápido que nunca gracias a la Energía Santa.

Zhou Weiqing comenzó a evaluar cuidadosamente su nivel actual de poder. ¡Estaba seguro de que basado en su fuerza actual, en realidad era capaz de compararse con un Rey Celestial de Nivel Medio! De hecho, incluso tenía la oportunidad de luchar contra los Reyes Celestiales de Nivel Alto. ¿No significaba eso que una vez que formara su Núcleo Santo, podría luchar contra los emperadores celestiales?

En este breve lapso de medio año, él realmente había sufrido algunos cambios estremecedores. Fue precisamente porque Shangguan Tianyang vio todo eso que había elegido tan obstinadamente que Zhou Weiqing fuese al Continente Xuantian como su mejor agente.

En verdad, Zhou Weiqing no se dio cuenta de que su poder aterrador tenía una conexión importante con el gran dragón Hui Yao. Si no hubiese sido por el gran dragón que usó su propia Alma de Dragón para mejorar su fuerza espiritual, ¿cómo podría haber mejorado Zhou Weiqing tan rápido? ¡Quizás ni siquiera sería capaz de controlar su energía! Por desgracia, no tuvo tiempo suficiente para consolidar todo el Equipo Consolidado que ahora podía usar. De lo contrario, dado que su fuerza se estaría multiplicando tanto por el Conjunto Legendario Odio a la Tierra Sin Empuñadura, realmente sería capaz de enfrentar a Reye Celestiales de Nivel Alto sin estar en desventaja.

En otras palabras, después de abandonar el Reino Brillo Espacial, Zhou Weiqing ahora podía considerarse una potencia de esta era.

Shangguan Bing’er se apoyó en el cálido abrazo de Zhou Weiqing mientras enviaba al Caballo Demonio Fantasma al galope, con el corazón lleno de serenidad y calidez. Solo un pensamiento estaba en su mente: ¡Mi Pequeño Gordito realmente se había vuelto muy poderoso!

Durante el siguiente medio mes de viaje, los dos rara vez desmontaron para descansar. Todo era gracias a la resistencia del Caballo Demonio Fantasma, por lo que podían continuar viajando al galope por períodos muy largos de tiempo. Durante ese medio mes, Zhou Weiqing pasó la mayor parte de su tiempo en un estado aturdido mientras continuaba reflexionando y meditando. Shangguan Bing’er no lo molestó, simplemente asegurándose de que estuviese alimentado y vestido apropiadamente. Lo que la hizo no saber si reír o llorar era el hecho de que, aunque pasaba todos sus días en un estado meditativo, todas las noches se volvía tan activo y ansioso como un dragón lujurioso o un tigre animado…

Descarga:
<