HJC – Capítulo 24-1

Modo Noche

Capítulo 24: Pequeño tigre blanco (1)

 

Después de estar inconsciente por un tiempo desconocido, Shangguan Bing’er finalmente se despertó lentamente. Cuando se despertó, sintió algo palpitar en su rostro.

 

En un estado aturdido de apenas despertar, ella subconscientemente golpeó la barra grande a un lado, pero quien sabría, que apenas pegarle rebotaría de nuevo en su cara.

 

“¿En?”

 

“En—-“

 

Dos voces sonaron a la ligera al mismo tiempo, siendo la primera la de Shangguan Bing’er.

 

En el momento siguiente, cuando su conciencia empezó a despertar, lentamente abrió los ojos. A estas alturas, el amanecer se estaba rompiendo y el primer rayo del sol iluminaba el cielo. La primera cosa que entró en sus ojos fue una fea cosa repugnante presionada contra su pequeña cara. Estaba ardiendo y palpitante, y tenía un color rojizo en la punta.

 

“¿Qué es esa cosa?” Shangguan Bing’er todavía no estaba muy clara en ese momento, y mientras murmuraba para sí misma, lentamente alzó la cabeza. Lo que vio fue los ojos abiertos de Zhou Little Fatty y su expresión indescriptible.

 

Un escalofrío recorrió su espina dorsal, y Shangguan Bing’er rápidamente bajó la mirada de nuevo. Esta vez, estaba completamente despierta.

 

“¡Ahhhhh!”

 

“¡Ahhhhh!”

 

Una vez más dos gritos agudos resonaron simultáneamente, y los dos que habían sido presionados firmemente juntos de repente se separaron como si hubieran sido sorprendidos por un rayo. Shangguan Bing’er voló hacia arriba y lejos, mientras que Zhou Weiqing rodó y revolcó detrás de un árbol grande.

 

Podría sonar como una coincidencia, pero en verdad, Zhou Weiqing había estado así durante bastante tiempo. Anoche, cuando había entrado en el estado de Demonic Change, toda su ropa normal había sido despedazada por la intensa energía y sus músculos agrandados. Su cubierta restante, la armadura interna de aleación de titanio había sido destruida por el Rey lobo. Sin embargo, en ese momento, las cosas habían sido tan agitadas, además de estar en la noche, y el cuerpo de Zhou Weiqing estaba cubierto de tatuajes de tigre negro, por lo que no era obvio. Además, en ese momento, Shangguan Bing’er había estado tan preocupada por su supervivencia, así como los efectos secundarios del cambio demoníaco, que no había notado nada mal.

 

Anoche, mientras Zhou Weiqing había estado intentando reparar la brecha en su punto de Acupuntura de la muerte de Yongquan, había estado sentado con las piernas cruzadas. Con el fin de ayudarle a sellar su Punto de Acupuntura de la Muerte de Yongquan que se había abierto, Shangguan Bing’er naturalmente tenía que estar justo enfrente de él, y cuando se desmayó, cayó justo encima de él. Naturalmente, esto la había hecho caer en esa posición comprometedora, resultando en la escena embarazosa de hace un momento.

 

La cara encantadora de Shangguan Bing’er se puso roja y blanca, y ella dijo enojada: “Pequeño gordito Zhou , ¡Ven aquí ahora!

 

“De ninguna manera.” Zhou Weiqing sacó la cabeza, diciendo en un tono agraviado: “Bing’er, ¡No hice nada! ¡Tú fuiste la que me despertó!

 

Fue precisamente porque Zhou Weiqing no lo hizo a propósito, y todo había sucedido una vez más por casualidad, eso hizo que Shangguan Bing’er tuviera toda esa la cólera almacenada y sin poder expresarla en ninguna parte, ella lo fulminó con la mirada.

 

Zhou Weiqing sonrió y dijo: “­Hey, Bing’er, ¿No deberíamos regresar rápidamente antes de discutir eso? Si quieres golpearme, deberíamos encontrar un lugar más seguro primero, entonces te dejaré golpearme a tu satisfacción.”

 

Shangguan Bing’er comenzó, mirando a sus alrededores, y ella al instante respiró hondo. Por todas partes, el suelo estaba lleno de cadáveres de lobos; Los lobos que habían ido persiguiendo a Bai Jiu y a los otros Maestros de la Joya del Imperio Kalise no se encontraban en ninguna parte. Tal vez simplemente no habían regresado, o se asustaron por el aura de Zhou Weiqing y no se atrevieron a acercarse. Mientras pensaba en los peligros de la noche anterior, su cólera y vergüenza comenzaron a disminuir; Habían conseguido sobrevivir después de todo.

 

“Bien, salgan, salgamos de aquí primero.” El tono de Shangguan Bing’er se hizo más tranquilo.

 

Zhou Weiqing rápidamente miró alrededor y buscó varias piezas de tela relativamente grandes para que rodearan su cintura y cubriesen sus partes privadas antes de salir; Aunque sus nalgas estaban aún a medio reveladas, pero al menos las porciones más embarazosas estaban cubiertas.

 

Shangguan Bing’er se quedó allí torpemente, un rubor en su rostro mientras veía a ese bribón tratando de cubrirse, una extraña cruzó luz en sus ojos. Todo el tiempo, ella había conocido al Pequeño gordito Zhou como una persona muy asustada de la muerte, incluso se podría decir que ‘Seguridad Primero’ era el lema por el que vivía. Sin embargo, anoche, cuando estaban en peligro, no vaciló en cargar del árbol e intentar sacar a todos los lobos del Bosque para salvarla. Al final, incluso había utilizado su propio cuerpo como un escudo para bloquear el ataque del rey de lobo que intentaba acabar con ella. Tal acción de una persona tan asustada de la muerte, era extremadamente encomiable, y definitivamente la había tocado. No importa qué, él era un hombre de verdad, que se atrevió a seguir adelante cuando su mujer estaba en peligro.

 

“¡Cheh Cheh! ¡¿Cuándo me convertí en su mujer?!” Shangguan Bing’er sacudió la cabeza y se ruborizó, pero su mirada a Zhou Weiqing se suavizó, y ella inconscientemente tocó su rostro donde había sido tocada en ese momento, ruborizándose a un rojo aún más profundo.

 

Con mucha dificultad, Zhou Weiqing finalmente encontró unas cuantas piezas de tela para atar alrededor de su cintura, y logró cubrirse relativamente decentemente. Justo cuando estaba a punto de llamar a Shangguan Bing’er para que se fuera, de repente sintió algo peludo cepillarse contra sus pies.

 

Mirando hacia abajo, la mirada de Zhou Weiqing quedó atrapada. Vio una pequeña cosa peluda, un cuerpo totalmente blanco con ligeras marcas azules por todas partes, con su longitud del cuerpo de menos de un pie de largo, que se frotaba contra su pie izquierdo.

 

­“¿Qué es esto?” Zhou Weiqing se agachó, agarrando a la criatura peluda y recogiéndola. “Bing’er, mira, ¿Qué es esto?”

 

Recogiendo al pequeño peluche, Zhou Weiqing finalmente le echó un vistazo, dándose cuenta de que en realidad era un pequeño cachorro de tigre.

 

En la cabecita redonda que tenía, llevaba la palabra ‘King’ crecida con piel de color azul profundo, justo en el centro. Aunque su cuerpo blanco rayado de azul era bastante pequeño, pero sin duda tenía la proporción y la apariencia de un tigre, a excepción de su color de piel que era extremadamente raro. Sus grandes ojos también eran de un azul intenso, y al ser agarrado por el pescuezo de su cuello por Zhou Weiqing, dio varios sonidos descontentos.

 

“¡Wahhh!” Cuando Shangguan Bing’er vio al pequeño tigre, sus ojos se iluminaron y ella caminó rápidamente.

 

Zhou Weiqing parpadeó y dijo: “Esta pequeña cosa, ¿Podría ser una bestia celestial? Pero, ¿Por qué es tan pequeño? ¿Es un recién nacido? “

 

Shangguan Bing’er dijo:”Nunca he visto ni oído hablar de un pequeño tigre blanco, pero estoy segura de que debería ser un tipo de bestia celestial. ¡Pequeño Gordito, has tenido mucha suerte esta vez! Una cría de bestia divina se puede cuidar, y cuando crezca, puede ayudarte a luchar, e incluso te protegerá. Además, los tigres son considerados el rey de las bestias, incluso los tipo tigre más débiles tienen la posibilidad de llegar a la etapa de Zun. Usted realmente debe tener buen cuidado de él ¡Hmmm, pero, ¿Por qué es tan pequeño? ¿Cómo llegó aquí, dónde están sus padres?”

 

Al oír eso, la expresión de Zhou Weiqing cambió. “Corramos, los padres de esta pequeña cosa pueden venir a buscarnos una vez que descubran que su hijo está desaparecido, ¡Entonces estaremos en problemas serios!”

 

El corazón de Shangguan Bing’er también fue golpeado de repente;Aunque ella no sabía qué tipo de bestia celestial era este pequeño tigre blanco, aún podía imaginar cuán fuertes eran sus padres. Sin dudarlo, ambos recogieron sus arcos Púrpuras del Amanecer y salieron a toda velocidad de regreso al campamento del Imperio Celestial.

  • Bakura_Jorr

    Hahahahhaha su “Barra” golpeo la cara de Bing’er (asi me lo imagine)https://uploads.disquscdn.com/images/3eee151c668bfd2983b2c63e498bf9bada1151fd8f5ca8367d6abe4995f03030.png