HJC – Capítulo 253-1

Modo Noche

¡Capítulo Patocinado Por el Dios Celestial de Nivel Bajo Francisco!

Capítulo 253-1 – Deja que la Tormenta Ruja aún Más (1)

“Ya me he recuperado por completo.” Dongfang Hanyue se levantó lentamente al decir estas palabras heladas, y la impresionante presencia de un Emperador Celestial apareció instantáneamente para aplastar a Zhou Weiqing.

Se podría decir que Zhou Weiqing había sido atrapado completamente desprevenido. Nunca hubiese imaginado que Dongfang Hanyue actuaría repentinamente contra él en un momento como ese. Mientras charlaban, ella ya había recuperado por completo su Energía Celestial.

Zhou Weiqing continuó sentado allí, sin moverse en lo más mínimo. Podía sentir claramente que si hacía un movimiento mínimo, la respuesta sería un ataque brutal y tempestuoso por parte de Dongfang Hanyue.

Un rastro de una sonrisa amarga jugó en sus labios mientras la miraba. “¿Esto cuenta como recompensa de bondad con traición?”

Dongfang Hanyue resopló. “¿Me has mostrado bondad? E incluso si estoy pagando bondad con traición, ¿y qué? Esta es una isla desierta. ¿Quién lo vería?”

Zhou Weiqing dijo con voz ofendida y lamentada: “¡Ay! Ser un buen tipo realmente no es fácil. Aun así… ¿supongo que esto cuenta como si tuviese una oportunidad y una excusa para apoderarme de la gema de teletransportación espacial?”

Dongfang Hanyue lo miró, bastante sorprendida. “Pareces bastante seguro de ti mismo.”

Zhou Weiqing se rió. “Siempre que tengas confianza en ti mismo, siempre tendrás una oportunidad. Si ni siquiera tienes confianza, ¿cómo se supone que debes seguir viviendo?”

Una poderosa intención de matar estalló instantáneamente del cuerpo de Dongfang Hanyue. La aterradora presión en realidad causó que el cuerpo de Zhou Weiqing se hundiese lentamente en la arena.

Cuando las potencias Emperador Celestial liberaban todo su poder, eran bastante aterradoras. Sin embargo. Zhou Weiqing ya no mantenía la farsa del cultivo de seis Joyas. Simplemente se sentó allí ante la presión de Dongfang Hanyue, mirándola con compostura. No tenía la menor enemistad en su mirada, la que en realidad se volvió extremadamente amable. Era como si estuviese viendo a su esposa lanzar una pequeña rabieta.

”¡Voy a atacar!” Dijo Dongfang Hanyue con rabia, dando un paso adelante mientras su aura se volvía aún más amenazante.

“Adelante.” Zhou Weiqing extendió sus brazos, con una sonrisa en su rostro. Era como si fuese un mártir que daba la bienvenida a la muerte.

“¿Realmente no tienes miedo a morir?” Dongfang Hanyue levantó lentamente su mano derecha mientras miraba a Zhou Weiqing. Densas energías Tenebrosas estaban parpadeando en su mano. Un ataque de fuerza completa de un Emperador Celestial podría destruir completamente esa playa con facilidad.

“Por supuesto que le tengo miedo a la muerte. ¡Estoy aterrorizado de la muerte! ¿Quién no ? Todavía no he tenido suficiente en la vida, y hay muchas mujeres hermosas esperándome. Peeeeeero.. no me matarás. No puedes soportarlo.” Zhou Weiqing sonrió alegremente mientras miraba a Dongfang Hanyue.

Ella tomó un profundo y agudo aliento. Las emociones complejas parpadearon a través de sus ojos, y ella lentamente retractó su mano levantada para presionarla contra su propio pecho mientras mordisqueaba sus labios inferiores.

Justo en ese momento, las oscuras nubes de tormenta en el cielo se separaron de repente. La deslumbrante luna estaba en lo alto del cielo, arrojando su suave luz sobre el mundo. Cuando la luz de la luna brilló sobre el vasto mar, la mirada de Zhou Weiqing al instante se volvió aturdida.

Una luna brillante sobre el océano… una doncella de cuentos hadas de pie en la arena… esa era una imagen conmovedora que hacía que su corazón comenzara a latir con fuerza.

Dongfang Hanyue una vez más dio un paso adelante. Finalmente, ella hizo su movimiento… excepto que no era en contra de Zhou Weiqing.

¡Riiiip! El sonido agudo de la tela rasgada no era desagradable en lo absoluto de escuchar. En cambio, era como si algún tipo de barrera que separaba a esas dos personas hubiese sido destrozada instantáneamente.

Lo que ahora apareció frente a Zhou Weiqing, bañado en la luz prístina de la luna, era un cuerpo que parecía haber sido forjado con jade de alabastro. Era impecable y hermoso, y parecía estar bañado en luz sagrada.

Ella dio otro paso adelante

El Pequeño Gordito Zhou tragó saliva. Incluso él mismo sintió que eso no era real. Él murmuró, ”No juegues tan duro, ¿está bien?”

Dongfang Hanyue lo miró con odio. “¡No está bien!”

Ella tiró hacia afuera con sus dos manos, haciendo que el sonido de la tela que se rasga apareciese una vez más. Esta vez, se reveló un pecho bronceado que parecía tan robusto como una pared de acero. Sus labios casi frenéticamente la buscaban.

Cuando sus labios se unieron, pudo sentir claramente que sus labios helados temblaban. Eso probablemente representaba sus emociones genuinas en ese momento. Sus acciones habían sido bastante salvajes. Ella había empujado a Zhou Weiqing a la arena, luego le había agarrado las manos y las había sujetado… pero para una mano vieja como él, su beso le mostró que en realidad era extremadamente tímida e inexperta.

Ese era un beso absolutamente impresionante. Sentía como si el beso duraría hasta que los mares se secaran y las piedras se convirtieran en polvo, y causaría sentimientos bestiales al bombear a través de las venas de alguien. No fue hasta que los dos finalmente tuvieron que respirar que el beso temporalmente llegó a su fin.

El ágil cuerpo de Dongfang Hanyue presionó contra Zhou Weiqing. Ella era suave y frágil, pero increíblemente ágil y flexible, causando que alguien casi dejara escapar un gemido.

Ambos estaban jadeando por falta de aliento. Debido a los jadeos, ciertas partes se presionaron aún más fuertemente una contra la otra.

Después de jadear un rato, Dongfang Hanyue dejó de moverse y guardó silencio. Cierto alguien que estaba lleno de instintos bestiales ya no podía contenerse. Ser presionada así era muy divertido, pero que se detuviera a mitad de camino lo dejó un poco sin palabras.

”Eh… entonces, ¿deberíamos continuar?” Preguntó el Pequeño Gordito Zhou inquisitivamente.

Dongfang Hanyue se agarró con fuerza a su pecho, todavía jadeando levemente. “¿No me dijiste que no jugara duro?”

“Um…” Zhou Weiqing se rió entre dientes. “En realidad, lo que realmente quería decir era, ‘deja que la tormenta se ruja aún más’.” De repente levantó la cabeza, solo para ver que la hermosa cara de Dongfang Hanyue se había vuelto roja como una manzana. Ella lo miró fijamente, bastante perdida, luego dijo en un susurro, “P-pero no estoy segura de qué hacer…” Mientras decía eso, aflojó ligeramente su fuerte agarre sobre Zhou Weiqing.

¿No era así exactamente como se despertaban los instintos bestiales de un hombre? Zhou Weiqing no sabía cómo reaccionarían los demás, pero él mismo sentía que realmente se había transformado en un Dios Demonio Tigre Oscuro.

En el instante siguiente, las posiciones de ‘atacante’ y ‘defensor’ se revirtieron repentinamente. La hembra Demonia Draconiana finalmente se convirtió en la ‘defensora’, mientras que el Dios Demonio Tigre Oscuro actuó como si acabara de atrapar un delicioso corderito para deleitarse. Lluvia, truenos, relámpagos… la tormenta de hecho rugió.

Los oscuros nubarrones se desplazaron a través de la tímida luna, oscureciendo los mares. Las únicas cosas en la oscuridad eran los mares, la isla, la arena, y una mezcla absolutamente conmovedora de gemidos draconianos y gruñidos de tigres.

A pesar de que tenía veintinueve años de edad, esa era la primera vez que estaba con un hombre. Ese fue el primer hombre que ingresó tanto en su corazón como en su cuerpo.

Le debo esto. Perdí la apuesta. Al principio, Dongfang Hanyue repetidamente se dijo a sí misma esa excusa, pero cuando el cuerpo fuerte, musculoso y abrasador de cierta persona tomó el control de ella, perdió por completo la capacidad de pensamiento racional. Lo único que quedaba eran sus gritos, que variaban entre agudos y temblorosos, entre fuertes y suaves.

Él dijo que no se arrepentía. ¿Qué hay de ella? Ella tampoco se arrepentía. Incluso si ella sabía que no tenían un futuro juntos, y que de hecho podría perder a ese hombre de inmediato, todavía no dudaba en entregarse a él.

Tal vez eso era una locura… pero el recuerdo más hermoso en toda la vida de Dongfang Hanxue fue esa noche de locura. A veces, no necesitabas un final perfecto para la historia. Disfrutar de la historia en sí y obtener un recuerdo inolvidable e indeleble a veces era aún más hermoso que encontrar un final feliz.

Dongfang Hanyue nunca había imaginado que podría volverse tan suave y débil. Se sentía como si fuese un pequeño bote que estaba siendo sacudido por las olas, que subía y bajaba y luego volvía a levantarse.

La noche de locura solo llegó a un final gradual cuando salió el sol. Dongfang Hanyue dormía profundamente, su cabeza apoyada contra los firmes hombros de Zhou Weiqing. Estaba completamente agotada, pero su cara esbelta y hermosa tenía una sonrisa dulce e inquebrantable.

Zhou Weiqing no pudo conciliar el sueño. Debajo de ellos había una manta muy suave, que Zhou Weiqing había preparado originalmente para él y Shangguan Bing’er para usar mientras atravesaban el mar hacia el Continente Xuantian a través del Vehículo del Emperador del Mar. No esperaba que se pusiera en uso en un momento como ese.

Todo su cuerpo se sentía increíblemente cómodo, incluso después de mostrar la ferocidad de un tigre y el espíritu de un dragón. Aun así, tenía una mirada bastante perpleja en su rostro. ¿Cómo no podría? Había venido a este lugar por el bien de la gema de teletransportación espacial. Se podría decir que era un enemigo del Palacio Xuantian… pero de alguna manera, el Maestro del Palacio Xuantian estaba acurrucado en el hueco de su brazo.

En adición, las energías de esa hermosa Emperadora Celestial habían causado que la Energía Santa dentro de su propio cuerpo avanzara dramáticamente. Dongfang Hanyue tenía cuatro Atributos y era increíblemente poderosa, como se puede ver por cómo ella había trabajado junto con el Dragón Demonio Tenebroso para someter al Dragón Marino del Terror. La base de cultivo de Zhou Weiqing se vio dramáticamente aumentada después de que él tomase su virginidad y ganase su esencia vital Yin. De hecho, ¿cómo no podría? Ahora estaba realmente a punto de romper a la trigésimo octava etapa. Normalmente hablando, a pesar de que la Energía Santa tenía la poderosa habilidad de asimilar energías otros de Atributos, no había forma de que hubiese podido abrirse paso sin otro medio año.

Aun así, Dongfang Hanyue se había beneficiado aún más de Zhou Weiqing. Ella solo había resucitado para convertirse en un Emperador Celestial debido a la Energía Celestial de su padre, lo que significaba que su propio cuello de botella era mucho mayor que el de cualquier Emperador Celestial ordinario. Después de que Zhou Weiqing la sanase y luego entrelazase su espíritu y su carne con la de ella, ella había sido bautizada por la Energía Santa y su cuello de botella invisible había disminuido significativamente. Incluso ella misma nunca se hubiese imaginado eso.

“Mm…” Dongfang Hanyue dejó escapar un gemido bajo, casi poniendo fuego en el cuerpo de Zhou Weiqing una vez más. Ella se acurrucó en sus brazos, tratando de encontrar una posición más cómoda.

“¿Eh? ¿Qué es esto?” De repente, Zhou Weiqing descubrió que algo estaba presionando contra su brazo. Inconscientemente miró hacia abajo, solo para ver que era un pequeño colgante.

La esbelta cuerda estaba hecha de un metal blanco plateado, y estaba unida a una gran joya en forma de diamante que colgaba alrededor del esbelto cuello de Dongfang Hanyue.

 

Descarga:
<