HJC – Capítulo 255-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Dios Celestial de Nivel Bajo Francisco!

Capítulo 255-2 – ¡No me hagas Bañar el Castillo Xuantian en Sangre! (2)

Dong Fang y los ancianos guardaron silencio después de escuchar las palabras de Dongfang Hanyue.

“Zhou Weiqing no me ocultó nada. También expresé mis sospechas y le pregunté por qué lo hizo. Dijo que no sabía por qué… pero que no tenía remordimientos.”

Tomó otra respiración profunda, brillantes lágrimas aparecieron en sus ojos, “Ancianos, sus preocupaciones eran correctas. Zhou Weiqing vino con un objetivo en mente, la gema de teletransportación espacial. Sin embargo, ¿ha hecho algo para dañar nuestro palacio? No, por el contrario, nos salvó a todos. ¿Y nosotros? Sospechamos e incluso actuamos en su contra. No puedo aceptar algo como eso… y ya le he dado la gema.”

Los cuatro Grandes Ancianos se horrorizaron después de escuchar la última oración. Dong Fang exclamó: “¿Qué? ¿De verdad le diste la gema? Hanyue, ¿cómo pudiste hacer eso?”

Dongfang Hanyue respondió con calma: “¿Por qué no puedo? Por lo menos, todavía soy el Maestro del Palacio en este momento. De acuerdo con las reglas, el Maestro puede usar todos los recursos del palacio. Piénselo, ¿cuántos años tiene Zhou Weiqing en este momento? Además, él no es como yo, que confió en heredar un legado para obtener poder. Él confió solo en sus propios talentos de cultivación. Sí, él es del Continente Sin Límites y seguramente regresará allí. Pero, ¿no es mejor hacerse amigo de alguien a quien casi se garantiza que alcanzará la Etapa Dios Celestial en el futuro que mantener una gema que no se puede usar muchas veces más? Espero ser amigo de él. ¿Quién sabe qué tipo de apoyo nos dará en el futuro? Al elegir capturar a Bing’er, arruinaron todos mis sacrificios y planes. Tal vez no pueda convencer a todos aquí, pero tampoco pueden convencerme. Puedo aceptar que ya no soy el Maestro del Palacio Xuantian, pero si desean actuar contra Zhou Weiqing, me niego rotundamente a participar.”

Sus ojos se volvieron bastante feroces mientras agregaba: “Una última cosa. Zhou Weiqing no recibió la gema gratis. Me dio una parte de su Energía Santa, y puedo sentir que con su poder mágico, el cuello de botella de la herencia del padre ya no debería ser un problema.”

Con eso, se levantó y se fue con decisión para encontrar y hablar con Shangguan Bing’er.

Las caras de las cinco personas restantes se volvieron feas después de verla irse.

Dong Fang suspiró y dijo: “¡El corazón de una niña finalmente se va de casa! Esa tonta, ¿no sabe que no pueden convertirse en pareja?”

El Anciano de Agua sonrió irónicamente, “Parece que tenemos que considerar cuidadosamente las palabras de nuestro Maestro del Palacio. No podemos perder nuestra relación con ella por un extraño. Además, ¡no es como si ella no tuviese ningún sentido! Tal vez ella es la que tiene una mejor visión del panorama.”

Un brillo meditabundo apareció en los ojos de Dong Fang. “Si Hanyue realmente pudiese alcanzar la Etapa Dios celestial, sería mucho más valioso que una gema de teletransportación espacial.”

Zhou Weiqing, naturalmente, no sabía lo que sucedía en el palacio, y utilizó su velocidad más rápida para regresar.

Ya podía ver la distante cadena montañosa donde se encontraba el Palacio Xuantian, y su furia ardía más y más. Intentó comunicarse con Bing’er en repetidas ocasiones sin resultados. Esa semilla de ansiedad se transformó en furia ardiente. Por su amor, no le importaría luchar contra el mundo entero.

Pero, sin importar su estado de ánimo actual, simplemente no podía encontrar en él las ganas de enojarse con Dongfang Hanyue. ¿Qué iba a hacer ahora? ¿Entrar sigilosamente en el Castillo? No, eso era virtualmente imposible.

Si la gente del palacio hubiese capturado a Bing’er, esperarían que fuese a rescatarla secretamente. Con su ventaja numérica y el Dragón Demonio Tenebroso, un rescate secreto sería imposible. Si ese es el caso, entonces también podría actuar un poco más descaradamente.

Habiendo pensado en ese punto, Zhou Weiqing no disminuyó la velocidad y siguió volando hacia el Castillo. La Energía Santa parecía estar hirviendo dentro de su cuerpo. Con su cultivo actual, volar largas distancias en la Transformación Tigre-Dragón no era una gran carga para su cuerpo. La Energía Santa permaneció ‘llena’ de principio a fin.

El castillo finalmente apareció en su vista. Justo en ese momento, gritaron, y más de un centenar de sombras se precipitaron hacia los cielos para detener a Zhou Weiqing.

No tenía muy claro cuán poderoso era el Palacio Xuantian en combate, pero como la única Gran Tierra Santa en el Continente Xuantian, ¿cómo podrían no ser fuertes?

Se detuvo en el cielo y miró hacia abajo con cuidado. Los que estaban volando no solo eran Maestros de Joyas Celestiales, también montaban Bestias Celestiales. El cultivo de las bestias variaba, pero todas eran poderosas criaturas voladoras. La más débil estaba alrededor de la Etapa Zun, mientras que los maestros estaban todos en el nivel de cinco Joyas o más. Claramente, se habían precipitado inmediatamente después de detectar a Weiqing.

Flotó tranquilamente allí y dejó que ese ‘ejército’ aéreo lo rodeara sin moverse. Gritó hacia la dirección de la ciudadela, “Dongfang Hanyue, ven aquí o no me culpes por no mostrar misericordia.”

La energía provino de su DanTian para potenciar ese grito. Con su Energía Santa y el cultivo de nueve Joyas, las bestias voladoras frente a él fueron lanzadas hacia atrás, una tras otra. La voz autoritaria y furiosa resonó en todo el valle y retumbó.

Estos Maestros de Joyas Celestiales todavía no lo habían atacado… porque algunos de ellos lo reconocieron.

Cuando se unió al palacio, Zhou Weiqing había revelado su brillantez durante su banquete de bienvenida y sorprendió a todos los miembros del escalón superior. Esos comandantes del ejército aéreo también habían participado en ese banquete, por lo que naturalmente lo reconocían como el Consagrado Zhou.

El palacio había mantenido el secreto de la cuestión de Shangguan Bing’er, por lo que esa gente no sabía lo que sucedía entre Zhou Weiqing y su secta.

“Consagrado Zhou, ¿qué estás diciendo? Por favor, cálmate primero.” Un Maestro de nueve Joyas controló su montura y voló ante Weiqing. Él respetuosamente lo saludó y sonrió. Al mismo tiempo, sus ojos estaban llenos de asombro.

Las grandes alas detrás de la Transformación Tigre-Dragón se extendían ampliamente, y su piel estaba cubierta de runas draconianas violetas que retumbaban con un poder dominante. Más importante aún, Zhou Weiqing ya no ocultaba su número de Joyas. ¡Tenía nueve joyas en cada mano! Esa era una diferencia inmensa en comparación con las cinco Joyas que tenía en el banquete. ¿Cómo podrían esos expertos no sentirse conmocionados?

Zhou Weiqing sonrió con calma. “Este no es tu problema. Mientras no me ataques, no te lastimaré.”

El comandante se sintió un poco mudo. No pudo evitar pensar: “Tenemos más de cien hombres además del apoyo de las Bestias celestiales. Incluso si ese tipo es tan fuerte como nueve bueyes, ¿cómo podría lastimarnos?”

A pesar de pensar eso, no se atrevió a emitir un comando para atacar. ¿Quién sabía por qué estaba haciendo eso? ¿Qué pasaba si solo era un malentendido? Si lastimaban al Consagrado Zhou, ¿cómo iban a informar eso a sus superiores? Además, también era un Maestro de Equipos Consolidados de Nivel Dios. ¡Todos querían estar de su lado positivo para obtener más beneficios!

El fuerte grito de Zhou Weiqing fue efectivo. Dentro del Castillo, salieron al menos otros diez Maestros de Joyas Celestiales. Entre ese grupo se encontraban Dong Fang y los cuatro Grandes Ancianos.

La expresión de Zhou Weiqing se hundió después de ver eso. Su ira aumentó aún más. ¿Dongfang Hanyue todavía no vendrá a verme? ¿Se siente culpable?

“Consagrado Zhou, por favor baja y habla.” La enmascarada Dong Fang hizo una seña a Weiqing.

Rodeado por el ejército aéreo, Zhou Weiqing descendió lentamente. Miró al otro lado del abismo, mirando hacia Dong Fang y los demás. Él dijo con frialdad: “¿Eres el Maestro del Palacio falso o el real? La única persona con la que quiero hablar es con la persona que está a cargo.”

Dong Fang frunció el ceño ligeramente. “Consagrado Zhou, cálmate primero. Estamos muy agradecidos por su ayuda durante los momentos cruciales del desastre. ¿Qué estás tratando de hacer en este momento?”

Zhou Weiqing sonrió alegremente. ”¿Agradecidos? ¿De verdad? Entonces, ¿dónde está mi esposa? ¿Tu forma de pagarme es capturarla? Te haré saber que, si falta un mechón de pelo de Bing’er, bañaré el Castillo Xuantian con sangre y borraré tu palacio de este continente.”

Esa respuesta enfureció a Dong Fang. Originalmente había discutido eso con los cuatro Grandes Ancianos anteriormente y decidió reparar sus relaciones con Zhou Weiqing por el bien de su hija. Además, pensaban que la perspectiva de Hanyue también tenía sentido. La gema de teletransportación espacial ya estaba en su poder. Si él realmente decidiera abandonar Shangguan Bing’er, no solo lo perderían, sino que también se convertirían en un enemigo de ese joven, que definitivamente se convertiría en una potencia inigualable en el futuro. Por lo tanto, era más simple devolverle a Bing’er para mejorar su relación y dejarlo irse rápidamente. Tenía que regresar al Continente Sin Límites de todos modos, por lo que incluso si causaba problemas, no sería aquí en el Continente Xuantian.

Por desgracia, nadie esperaba que Weiqing actuara tan arrogante en ese momento. Puede que Dong Fang no sea el verdadero Maestro del Palacio, pero dada su posición, solo estaba debajo de una persona y sobre todas las demás en el palacio. Dado su prestigio, nadie le había gritado tan agresivamente. ¡Ni siquiera Hanyue se atrevería a hacerlo!

A pesar de que su corazón se había enfriado después de darse cuenta de que Zhou Weiqing sabía que habían puesto a Shangguan Bing’er bajo arresto domiciliario, también estaba furiosa por su comportamiento.

Incluso si tienes un potencial increíble, todavía es solo potencial. Mocoso, ni siquiera eres un Rey Celestial. ¿Te atreves a alardear sobre bañar al Palacio Xuantian en sangre?

 

 

 

Descarga:
<