HJC – Capítulo 258-3

Modo Noche

Capítulo 258-3 – ¿Núcleo Santo? ¿Núcleo Astral? (3)

El agua que pasaba a su lado se volvió casi ilusoria. Nada de eso parecía real. Salvo por los brumosos cielos azules, no podía ver nada en el mundo exterior en lo absoluto. ¿Qué nivel de velocidad era necesario para algo como eso? Esto era probablemente mucho más rápido que cuando viajaba con su Alas del Dios del Viento.

En verdad, no necesitaba intentar conectarse con el mundo exterior. Con Zhou Weiqing haciéndolo era suficiente. Zhou Weiqing repentinamente se acercó furtivamente a sus pensamientos. Él no estaba usando su propia fuerza ahora mismo.

Su voluntad fue infundida en el Núcleo Astral frente a su pecho, y una extraña fuerza de tracción emanó de su cuerpo. Parecía haberse convertido en una verdadera estrella, causando que las energías del mar se transformaran instantáneamente en sus subordinados. Eran las poderosas energías atmosféricas del mar las que los impulsaban hacia adelante. De lo contrario, ¿cómo podrían ir tan rápido?

Además, gracias a la influencia del Núcleo Astral de Zhou Weiqing, todas las criaturas marinas a menos de mil kilómetros huyeron aterrorizadas. Por lo tanto, nada impediría su camino.

Sin lugar a dudas, el Núcleo Astral era lo que guió a Zhou Weiqing a convertirse en un Rey Celestial. Él mismo no estaba seguro de lo fuerte que era después de haber condensado ese Núcleo Astral Central, pero lo que estaba viendo había probado algunas cosas.

Primero, después de obtener el Núcleo Astral, podía emplear verdaderamente la Energía Celestial Dao para controlar las energías atmosféricas. Sin embargo, él era diferente de otros Reyes Celestiales. Cualquier Maestro de Joyas Celestiales, ya sean Reyes Celestiales, Emperadores Celestiales o incluso Dioses Celestiales, tenían sus propios dominios para los que eran más adecuados. Esos dominios eran determinados por su Atributo.

En pocas palabras, un Maestro de Joyas Celestiales que tenía la Joya Elemental de Fuego definitivamente sería capaz de convocar a las energías atmosféricas si estuviese en un lugar como la boca de un volcán. El mar sería naturalmente más ventajoso para los Maestros de Joyas Celestiales de Atributo Agua, que era la razón por la cual los Dragones Marinos del Terror eran tan poderosos en el océano.

Zhou Weiqing era diferente. No tenía el Atributo Agua, pero cuando desataba el aura de su Núcleo Astral, tenía un control aún mayor sobre el océano que un Rey Celestial que TUVIESE el Atributo Agua.

Eso esencialmente significaba que su Núcleo Astral le permitiría convocar energías atmosféricas en cualquier situación, permitiéndole usarla como si tuviese esa afinidad. En otras palabras, podría usar energías atmosféricas a su antojo. Él siempre estaría en ‘terreno amigable’, sin importar dónde pelease.

Lo que era aún más importante, sin embargo, era que la cantidad de energías atmosféricas que Zhou Weiqing podía invocar estaba entre diez y cien veces más de lo que un Rey Celestial ordinario podía usar. En cuanto a exactamente cuánto, aún no estaba seguro. Lo más aterrador de todo era el hecho de que las energías atmosféricas en realidad podrían convertirse en Energía Santa en el mundo exterior y usarse para lanzar técnicas. Ya no tenía que comprimirla primero y convertirla dentro de su cuerpo.

Eso era la Energía Santa, la verdadera Energía Santa. Después de ganar el Núcleo Astral, el poder de Zhou Weiqing había alcanzado un nivel sin precedentes. Olvídense de los Reyes Celestiales, incluso los Emperadores Celestiales ordinarios no necesariamente serían un rival para él.

La velocidad del Vehículo del Emperador del Mar se elevó a nuevas alturas. En verdad, se movían tan rápido que Zhou Weiqing podía sentir claramente que si aceleraba más, ese artefacto marino divino que había sido creado a partir del núcleo de un Dragón Marino del Terror podría terminar dañado. Por lo tanto, mantuvo la velocidad dentro de una zona manejable en lugar de darle todo de verdad.

Lo que dejó boquiabierto a Shangguan Bing’er era… que mientras cruzaban los mares a una velocidad tan aterradora, Zhou Weiqing todavía tenía estaba de ánimo para ‘intimidarla’. Y… ¡su cuerpo ahora era aún más monstruosamente fuerte que antes! Cada vez, él no dejaba de ‘intimidarla’ hasta que repetidamente pedía misericordia… y a juzgar por la expresión de su rostro, claramente no estaba tan satisfecho.

Por primera vez, Shangguan Bing’er comenzó a pensar que tener unas hermanas más podría no ser malo.

Ese viaje de decenas de miles de kilómetros se completó en solo medio mes. Ahora podían ver los contornos del Continente Sin Límites.

Si alguien le hubiese dicho a Zhou Weiqing anteriormente que podría viajar de un continente a otro en solo medio mes, nunca lo hubiese creído. Ahora, sin embargo, acababa de pasar frente a él.

El Vehículo del Emperador del Mar desaceleró gradualmente. Zhou Weiqing no había estado simplemente intentando viajar rápido, también quería familiarizarse con su Núcleo Astral. Cuanto mejor lo entendía, más aturdido se volvía. Ahora estaba seguro de que, después de obtener el Núcleo Astral, definitivamente estaba entre las potencias del Continente Sin Límites.

Finalmente llegaron a la orilla. Zhou Weiqing envió el Vehículo del Emperador del Mar a la superficie, luego abrió la tapa. Respiró profundamente, inhalando el aire húmedo de la orilla del mar. Ambos espíritus se fortalecieron.

Ese había sido un viaje mucho más corto, y la sensación de soledad no se había establecido tanto. Zhou Weiqing y Shangguan Bing’er saltaron a la arena con su brazo alrededor de sus hombros. Agitó su mano derecha, causando que una ola empujara Vehículo del Emperador del Mar hacia él. Destelló cuando entró en su Anillo Sumeru. Esa sensación de tener un control total sobre el Cielo y la Tierra era absolutamente maravillosa.

Dos bolas de fuego salieron repentinamente del pecho de Zhou Weiqing. Acompañando a las densas Energías de Atributo Fuego estaban los grandes dragones Hui Yao y Duo Si, que aparecieron junto a Zhou Weiqing.

“Realmente no me imaginaba que volveríamos tan pronto. Incluso si volásemos todo el camino, no habríamos sido más rápidos. Weiqing, ¡tú Atributo Santo es realmente maravilloso!”

A pesar del poder de Hui Yao, no pudo evitar soltar un suspiro de felicitación. En su corazón, el estado de Zhou Weiqing se elevó aún más.

Zhou Weiqing se rió. “Anciano, ¿qué piensas hacer ahora?”

Hui Yao dijo: “Estoy extremadamente agradecido porque nos hayas liberado del Reino Brillo Espacial, pero no podemos seguir estando a tu lado. Podemos percibir vagamente dónde están nuestros hijos, y debemos buscarlos. Toma esto.” Hui Yao abrió su boca draconiana, disparando un rayo de luz roja hacia Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing levantó su mano y lo aceptó. Bajó la cabeza, viendo que era una escama de color rojo oscuro.

Hui Yao dijo, “Esa escama contiene el Aura de mi línea de sangre. Así es como lo usas…” Su voz desapareció, en cambio, transmitió mentalmente el método a Zhou Weiqing.

Zhou Weiqing asintió. “Gracias, sénior.”

Hui Yao negó con la cabeza. “Deberíamos ser los que te agradezcan. Bien, vamos a separarnos aquí. Confío en que volvamos a encontrarnos en el futuro.” Después de terminar, envió su gran cuerpo volando hacia los cielos y desapareció.

Duo Si asintió con la cabeza hacia Zhou Weiqing y Shangguan Bing’er, luego voló tras su marido.

Zhou Weiqing vio como los dos dragones desaparecían, y luego dijo: “Bing’er, vámonos.”

Shangguan Bing’er dijo: “¿A dónde deberíamos ir primero?”

Zhou Weiqing dijo: “Naturalmente, primero tenemos que regresar a tu Palacio Extensión Cielo. Tenemos que contarle a mi suegro las buenas noticias, que ya hemos convocado a los grandes dragones. Luego nos dirigiremos directamente al Imperio Arco Celestial. Es hora de salvar a mis padres.”

Finalmente se abrió paso hasta convertirse en un Rey Celestial y consolidó su Núcleo Astral. Zhou Weiqing estaba tremendamente seguro de sus posibilidades de rescatar a sus padres. Cuanto antes los salvara, antes podría relajarse.

Mientras charlaba, tiró de Shangguan Bing’er hacia el cielo y comenzó a volar hacia adelante. Dado su nivel actual de cultivo, ya no necesitaba depender de los caballos. Volar no consumía demasiada energía, y ni siquiera necesitaban que Bing’er usara sus Alas del Dios del Viento.

Una suave brisa los rozó a los dos. Cuando se elevaron en el aire, comenzaron a apresurarse hacia el oeste. Para evitar que otros los notaran, Zhou Weiqing incluso convocó algunas nubes para cubrirlos. Volaron hacia adelante sobre las nubes, casi como Inmortales o Dioses.

A pesar de que Shangguan Bing’er ya había experimentado cuán poderoso se había vuelto Zhou Weiqing mientras viajaban en el Vehículo del Emperador del Mar, una vez más se quedó atónita mientras volaban. El viento parecía haberse convertido en su sirviente, apoyándolos, empujándolos e incluso cubriéndolos y protegiéndolos. El viento parecía haberse convertido en parte del cuerpo de Zhou Weiqing, e incluso en lo alto del aire todavía podían ver claramente cuán rápido viajaban a juzgar por la tierra que tenían debajo.

Pasaron solo unos días desde los mares orientales hasta el Imperio Zhongtian. Unos días más después de eso, vieron la Isla Joya Celestial y el Palacio Extensión del Cielo aparecer en el horizonte lejano.

Dado el cultivo de Zhou Weiqing, podría haber llevado a Shangguan Bing’er directamente. Ahora había muy pocas personas, incluso en el Palacio Extensión del Cielo, que pudiesen detenerlo. Eso podría provocar algunas peleas, pero no causaría ningún problema real.

Sin embargo, Zhou Weiqing no hizo eso. Por alguna razón, después de que su nivel había aumentado, su mentalidad entera parecía haber cambiado también En pocas palabras, se había vuelto mucho más pacífico y más tranquilo. Su espíritu se había elevado, lo que le permitió alcanzar un nuevo nivel. Comparado con el anterior, en lugar de volverse más arrogante, en realidad se volvió mucho más reservado.

Shangguan Bing’er había notado eso más. Si Zhou Weiqing que brillaba previamente como una espada deslumbrantemente afilada, ahora era como una espada atesorada escondida dentro de la vaina.

Los dos aterrizaron fuera de la Ciudad Zhongtian, siguiendo los pilares celestiales hacia arriba. La cara de Shangguan Bing’er era más efectiva que cualquier escrito de paso. ¡Todos conocían a las tres hermanas Shangguan! Además, el mismo Zhou Weiqing tenía un mandamiento judicial, por lo que no tuvieron impedimentos cuando llegaron a la Isla Joya Celestial.

Tan pronto como llegaron a la isla, los dos se sorprendieron. Ahora había dos personas esperándolos allí. Eran la madre y el padre de las tres hermanas Shangguan, el Segundo Maestro del Palacio Shangguan Tianyue y su esposa Tang Xian.

Sin embargo, parecía que Shangguan Tianyue aún no había recuperado completamente el corazón de su esposa. Tang Xian estaba de pie a cuatro o cinco metros de él, pero cuando vio a Shangguan Bing’er se lanzó como una ráfaga de viento y tiró de su hija en sus brazos.

Cuando los padres tenían muchos hijos, incluso cuando se esforzaban por ser justos, no podían ser completamente imparciales. Sin lugar a dudas, de las tres hermanas Shangguan, Tang Xian adoraba a Bing’er al máximo, ya que había visto a Bing’er tan importante como su propia vida durante muchos años. De lo contrario, ella no habría ido a esperar allí junto a Shangguan Tianyue tan pronto como escuchara las noticias.

“Madre…” La voz de Shangguan Bing’er quedó atrapada en su garganta mientras se arrojaba a los brazos de su madre como un gorrión bebé.

Shangguan Tianyue se mantuvo a un lado, mirándolos con ojos llenos de calidez y gratificación. Luego se volteó para mirar a Zhou Weiqing.

“No esperaba que tuvieses éxito después de un poco más de un año. ¿Eh?” Los ojos de Shangguan Tianyue se iluminaron, y la forma en que miró a Zhou Weiqing cambió un poco.

Zhou Weiqing dijo con curiosidad: “Mi suegro, ¿cómo sabías que completé la misión?”

Shangguan Tianyue no respondió. En cambio, su mirada se volvió cada vez más atónita mientras miraba a Zhou Weiqing. “Niño, tu cultivo…”

Shangguan Tianyue sintió como si Zhou Weiqing no fuese más que una persona común. El niño ni siquiera parecía ser un Maestro de Joyas Celestiales, y ni siquiera parecía tener ondas de Energía Celestial que emanaran de su cuerpo. ¿Pero cómo podría ser una persona común? Si lo fuese, ¿cómo podría haber ascendido con tanta facilidad y calma la imponente Isla Joya Celestial? Si él no perdió su cultivación, entonces… la respuesta tenía que ser exactamente lo contrario.

Shangguan Tianyue era un Emperador Celestial, después de todo. Si incluso él no podía ver el verdadero nivel de Zhou Weiqing, ¿cómo podría no sorprenderse?

Zhou Weiqing se rió. “Tuve la suerte de romper. Suegro, ya no puedes negarte a reconocerme como tu yerno, ¿verdad?” Mientras hablaba, Zhou Weiqing se adelantó, su cuerpo levantándose del suelo por un breve momento antes de volver a bajar. Poder volar físicamente era una de las características de un Rey Celestial.

Una luz asombrada brilló a través de los ojos de Shangguan Tianyue, pero él no siguió esa línea de preguntas. ”Vámonos. Vamos a ir a visitar a mi hermano mayor. Xian’er, toma a Bing’er y que tenga un poco de descanso.” El claramente estaba satisfecho con su hija, pero ¿para ese yerno? Hmph. Ese maldito mocoso logró robar a mis tres hijas. ‘Cansancio’ no es un problema para él.

Los ojos de Shangguan Bing’er estaban bastante enrojecidos. Se giró para mirar a Zhou Weiqing, mientras Tang Xian decía infelizmente: “Chica tonta, ¿crees que él te va a abandonar? Hmph. Zhou Weiqing, hijo de puta, no vayas a ningún lado. No he terminado de resolver cuentas contigo.”

Había pasado mucho tiempo desde que había visto a su suegra. Cuando la escuchó decir ‘resolver cuentas’, no pudo evitar mirar.

Tang Xian hizo algo completamente inesperado. Ella soltó las manos de Bing’er, y luego cargó contra Zhou Weiqing. Extendió su mano derecha, su palma se transformó instantáneamente en rojo fuego mientras golpeaba hacia el pecho de Zhou Weiqing.

Tang Xian nunca había sido una mujer apacible. De lo contrario, ella no se habría ido durante tantos años debido a las actitudes playboy de Shangguan Tianyue. Las tres hermanas Shangguan le habían mentido, sin atreverse a decirle que las tres se habían enamorado de Zhou Weiqing. Esa era la razón por la que nunca se había mostrado a sí misma. Por desgracia, al final el papel no pudo sofocar el fuego. Las tres hermanas Shangguan se habían acercado más y más a Zhou Weiqing, mientras que Shangguan Tianyang y su hermano ya habían comenzado a prepararse para sus ceremonias de boda. No podían ocultar todo eso de Tang Xian, ¿verdad?

 

Descarga: