HJC – Capítulo 261-1

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Infernal Marcos!

Capítulo 261-1 – Posesión del Dios Demonio, ¿Hiriendo a Tianyue? (1)

La luz roja-púrpura brilló una vez y desapareció. En el instante siguiente, un gran símbolo morado apareció en la cabeza de Shangguan Tianyue, y el efecto de Posesión del Dragón de Luz Sagrada fue disipado.

Tal ataque era aparentemente simple, sin embargo, el efecto era notablemente diferente. ¿Por qué era eso así? Tang Xian, Shangguan Bing’er y Zhan LingTian solo podían mirar en estado de shock con las mandíbulas abiertas. No podían entender lo que en realidad le había sucedido a la Dama Dragón Demoníaca que Zhou Weiqing había convocado para romper la defensa de la Habilidad Dios Celestial.

Solo Shangguan Tianyang pudo ver algo de eso. Después del golpe, el cuerpo de la Dama Dragón Demoníaca instantáneamente se volvió ilusorio una vez más, desapareciendo lentamente en el aire. Era indudable que con el único golpe de su Sello del Dragón Silencioso, ya había desatado todo su poder. Sin embargo, esa no era la clave. La clave crítica estaba en la poderosa aura de Atributo Demoníaco que Zhou Weiqing había emitido. No solo disuadió a Shangguan Tianyue, sino que también incrementó el poder de la Dama Dragón Demoníaca en ese instante.

¿Una habilidad para impulsar otra habilidad? Además, estaba impulsando a una ya poderosa que casi había entrado en la Etapa Dios Celestial. ¿Qué clase de poder increíblemente aterrador de Atributo Demoníaco se requería para hacer eso?

Justo cuando la audiencia se sorprendió, las alas detrás de la espalda de Zhou Weiqing se movieron bruscamente. Todo su cuerpo se lanzó hacia Shangguan Tianyue como un cohete. Mientras volaba en el aire, rayo tras rayo de luz dorada continuaban apareciendo alrededor de su cuerpo. Desde el comienzo de la pelea hasta ahora, finalmente había convocado su Equipo Consolidado.

Ese pequeño bribón era demasiado astuto. Ese fue el pensamiento único compartido entre toda la audiencia.

Anteriormente, no había utilizado ningún Equipo Consolidado en lo absoluto, y sin duda era porque temía que, si usaba alguno, le daría a Shangguan Tianyue una excusa para usar el suyo también. Ahora que Shangguan Tianyue fue sellado temporalmente por su Sello del Dragón Silencioso, y no podía usar su Equipo Consolidado o sus Habilidades Almacenadas, ya no dudó en convocarlo todo y se impulsó al máximo.

Eso no era lo único. La gigantesca figura ilusoria gris detrás de la espalda de Zhou Weiqing también había cargado con él. Mientras lo perseguía en el aire, de alguna manera se combó en un ataque de luz gris, directamente en el cuerpo de Zhou Weiqing. En ese instante, todo el cuerpo de Zhou Weiqing, incluso su Conjunto Legendario, se convirtieron de un color gris cristalino, brillante y translúcido.

Sus Martillos Legendarios Duales se alzaron, golpeando directamente hacia la cabeza de Shangguan Tianyue. Al mismo tiempo, rayo tras rayo de luz descendía alrededor de Shangguan Tianyue sin pausa alguna.

Retraso Absoluto. Grilletes de Viento. Maldición de la Condenación. Colapso espacial. Todas se centraban en el control y la restricción, así como en las poderosas habilidades de un solo objetivo. Se podría decir que en ese mismo momento, Zhou Weiqing era equivalente a seis o siete poderosos Reyes Celestiales que desataban todas sus habilidades simultáneamente, la  velocidad de convocación de habilidades era tan alta que solo podía suspirar en admiración. Incluso Shangguan Tianyue tuvo que admitirse a sí mismo que no podía lograr eso.

En ese momento, el cuerpo de Shangguan Tianyue se volvió ‘multicolor’, cada color representaba varias restricciones, aumentadas, lo que le hacía ser incapaz de esquivar cualquier cosa a pesar de tener todo el poder de un Emperador Celestial. Al final, solo pudo levantar los brazos con fuerza, haciendo circular su Energía Celestial con todas sus fuerzas en un intento de bloquear los ataques de Zhou Weiqing.

Los ojos de Zhou Weiqing se habían vuelto grises y nublados, llenando toda el área con un aura demoníaca helada, causando que la temperatura cayera al menos varias docenas de grados.

*BOOOOM*

Los Martillo Legendarios Duales se estrellaron directamente contra Shangguan Tianyue, sin ningún tipo de florituras. Para sorpresa de todos, incluso con el poderoso físico de Shangguan Tianyue y la espesa Energía Celestial, en realidad fue enviado volando por los golpes de martillo de Zhou Weiqing.

El pie derecho de Zhou Weiqing pisó fuerte en el suelo, todo su cuerpo se lanzó hacia el cuerpo volador de Shanguan Tianyue en una persecución implacable. Al mismo tiempo, su pierna derecha se movió en el aire en el aire dejando figuras ilusorias, y más de un centenar de perlas de energía cristalina aparecieron por todo Shangguan Tianyue. En el instante siguiente, todas se pegaron sobre él, explotando con una aterradora explosión.

¡Eso no era tan simple como simples Perlas Relampagueantes! Todas y cada una de las perlas brillaban con azul, negro y gris. Era Relámpago del Dios Demonio Oscuro que no había usado durante mucho tiempo. En el pasado, había usado ese Relámpago del Dios Demonio Oscuro para derrotar a la Pequeña Demonia Shen por primera vez, cuando solo estaba en la Etapa de tres Joyas. Actualmente, más de un centenar de esas perlas habían aparecido, y con su cultivo en la Etapa Rey Celestial, uno podría imaginarse el poder combinado de esos Relámpagos del Dios Demonio Oscuro.

El cuerpo de Shangguan Tianyue aún volaba en el aire, emitiendo un gruñido sordo. Su ropa ya estaba rasgada en muchas áreas, y los actuales Martillos Legendarios Duales de Zhou Weiqing estaban otra vez alcanzándole, golpeando su pecho una vez más.

*PENG*

Esta vez, Shangguan Tianyue se estrelló directamente contra el suelo. Los campos de entrenamiento existían en otro pequeño plano espacial, pero aun así, su figura alta y grande fue incrustada en el suelo. Una bocanda de sangre brotó de su boca.

“¡Tianyue!” Gritó Tang Xian tristemente. Ya no le importaba ninguna regla, corriendo hacia él en un instante. Mientras estaba en el aire, no se olvidó de dar una patada salvaje a Zhou Weiqing, que acababa de completar su ataque.

Naturalmente, Zhou Weiqing no esquivó, incluso movió deliberadamente sus martillos, permitiendo que su suegra lo patease en el pecho. Con su defensa demencial, ¿cómo podría esa patada incluso herirlo?

Tang Xian no tuvo tiempo de preocuparse por Zhou Weiqing, ya había llegado a Shangguan Tianyue. En ese momento, su rostro estaba pálido, el dolor en sus ojos era claro a pesar de las lágrimas que fluían.

Shangguan Bing’er solo podía estar allí, aturdida tontamente, sus manos cubriendo su boca con horror.

Todo había sucedido demasiado rápido. Desde el momento en que Zhou Weiqing había dado una advertencia, hasta Shangguan Tianyue cayendo al suelo herido de gravedad. Todo había sucedido en apenas el tiempo que tomaba dar algunas respiraciones.

La mano de Tang Xian acariciaba el pecho de Shangguan Tianyue donde se había hundido ligeramente. Girando la cabeza para mirar a Zhou Weiqing salvajemente, gruñó: “Bastardo, cómo pudiste tratar a tu suegro así, golpearlo tan brutalmente. Tú…”

Zhou Weiqing dijo con una mirada inocente en su rostro: “¿No es eso lo que me enseñaste? Cuando te conocí por primera vez, me dijiste que aprendiese tantas habilidades de control como pudiese. Anteriormente, también me dijiste que golpeara al suegro. Temía que si no me esforzaba, no permitirías que Xue’er, Fei’er y Bing’er se casaran conmigo. ¡No me puedes culpar por esto!”

Tang Xian instantáneamente se quedó sin palabras. Desde que Shangguan Tianyue fue herido tan seriamente, no se molestó en preocuparse por Zhou Weiqing por más tiempo. Girando hacia atrás, ella cuidadosamente sacó a Shangguan Tianyue del agujero en el que estaba atrapado.

Sintiendo la calidez y dulzura de Tang Xian, además de lo cuidadosa que estaba siendo, el rostro pálido de Shangguan Tianyue le escurrió con fuerza una sonrisa. “Xian’er, estoy bien. Perdí la calma, es solo que nunca esperé que perdería ante ese pequeño mocoso. Ese mocoso Weiqing, para poder tener ese poder a una edad tan temprana, parece que podemos tranquilizarnos al dejarle a nuestras hijas. No lo culpes, lo que dijo es correcto… usted fue quien le pidió que me golpeara. Ahora, ¿se ha calmado tu enojo? Todos estos años, sabes que realmente quería pedirte perdón, arrepentirme sinceramente frente a ti. Sin embargo, nunca me diste la oportunidad…”

“No hables más. ¿Cómo están tus heridas?” Los ojos de Tang Xian tenían una mirada complicada, pero era indiscutible, la mayoría de sus sentimientos eran de preocupación e inquietud.

Shangguan Tianyue negó con la cabeza, sosteniendo sus manos. “Mis lesiones no son importantes para mí en lo absoluto. Xian’er, ¿sabes? Esos años que me dejaste, estaba en mucho más dolor del que tengo ahora… todos los días, sufriendo. Fue solo hasta que regresaste que mejoré. Sin embargo, aún seguiste ignorándome, y seguí sufriendo todos los días. Si no me perdonas, me quedaré aquí y me negaré a recibir tratamiento. Bien podría morir ahora. Realmente no puedo soportar esa tortura emocional y mental por más tiempo. ¡Realmente echo de menos a mí amable y cariñosa Xian’er!”

Mientras hablaba hasta ese punto, Shangguan Tianyue comenzó a llorar amargamente. Tal mayor, en realidad estaba llorando con tanta amargura y, a veces, todavía tosía sangre.

“Te perdono, te perdono, no te ignoraré más. Tianyue, no me asustes.” Tang Xian se aferró a Shangguan Tianyue con fuerza, las emociones que había mantenido embotelladas durante tanto tiempo finalmente explotaron.

En ese punto, Shangguan Bing’er finalmente salió de su ensoñación, y estaba a punto de cargar para examinar las heridas de su padre, pero Zhou Weiqing la agarró.

“Déjame ir.” Dijo Shangguan Bing’er enojada.

Sin embargo, Zhou Weiqing simplemente la agarró con fuerza, dándole un gesto de silencio mientras le guiñaba el ojo.

Shangguan Bing’er se sorprendió momentáneamente. Aunque estaba extremadamente preocupada por las heridas de su padre, cuando vio el guiño de Zhou Weiqing, su mente de repente se aclaró. ¡En efecto! No importa cuán imprudente fuese el Pequeño Gordito, ¡él no lastimaría a su padre! Podría ser… ¿había alguna trama secreta?

En el momento en que ella estaba pensando eso, Zhou Weiqing había recurrido a Shangguan Tianyang. Al mirar el incienso de sándalo que no se había quemado hasta la mitad, sonrió levemente y dijo: “Tío, creo que no hay necesidad de continuar con esta competencia, ¿verdad? Creo que debería tener la victoria.”

Una sonrisa también cruzó la cara de Shangguan Tianyang, y él asintió con la cabeza, diciendo: “Una chica tiene que casarse eventualmente, ya que ya he dicho esas palabras, definitivamente voy a sostener mi parte. Hoy, arreglemos los asuntos de los esponsales.”

De pie junto a Shangguan Tianyang, Zhan LingTian no pudo decir nada para detenerlo. Mirando a Zhou Weiqing, sus ojos se llenaron de incredulidad. No fue hace mucho tiempo cuando estaba muy por encima de Zhou Weiqing, y había sentido una fuerte sensación de superioridad. Sin embargo… ¿ahora? Zhou Weiqing ya no estaba ni siquiera en el mismo nivel que él.

Solo el hecho de que había llegado a la Etapa Rey Celestial era bastante impactante, pero ahora incluso había usado sus poderes de la Etapa Rey Celestial para derrotar a un Emperador Celestial Shangguan Tianyue en combate real. Aunque también había recurrido a algunos trucos para hacerlo, por ejemplo manipulando a Shangguan Tianyue para que no usara su Conjunto Legendario, pero el poder y la fuerza que había mostrado eran obvios para todos. ¿Qué más podría decir? ¿Podría incluso decir que se merecía más a Shangguan Xue’er?

Aunque Zhan LingTian era extremadamente orgulloso, su personalidad era honesta y recta, un hombre de verdad. Él no hablaría de esa manera fuera de su carácter, y solo pudo suspirar internamente mientras bajaba la cabeza. Sabía que finalmente había perdido para siempre contra ese hombre frente a él.

Al escuchar las palabras de Shangguan Tianyang, se inclinó respetuosamente. “Gracias tío por cumplir nuestros deseos.”

Shangguan Tianyang miró a la pareja de Shangguan Tianyue antes de decir con un movimiento de sus mangas. “Vamos, vayamos a otro lugar para hablar.”

En un destello de luz, con la ayuda de Shangguan Tianyang, el resto desapareció de los campos de entrenamiento. Por supuesto, eso no incluía a Shangguan Tianyue y Tang Xian.

Cuando regresaron a la gran sala de reuniones, Zhan LingTian no los siguió, sino que se fue silenciosamente. En ese punto, solo quedaban tres restantes, Shangguan Tianyang, Zhou Weiqing y Bing’er.

 

 

Descarga: