HJC – Capítulo 266-2

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 266-2 – ¡Despierten! ¡Funcionarios Arco Celestial! (2)

La Armada de los Ciervos de la Nieve se consideraban los tres primeros en todo el Imperio WanShou, y uno podría imaginar su fuerza. La Caballería Pesada Inigualable había competido con ellos antes, y realmente necesitaban dos o más soldados de la Caballería Pesada Inigualable para tratar con un solo soldado de la Caballería Pesada de la Tribu de los Ciervos de la Nieve. Quizás, en términos de fuerza pura, ambos lados estaban bastante iguales. Sin embargo, en términos de técnicas de combate de caballería, los soldados de la Caballería Pesada de los Ciervos de la Nieve eran mucho más fuertes que los soldados de Caballería Pesada Inigualable.

En la actualidad, esos tres mil quinientos soldados de Caballería Pesada estaban alineados en una sola formación de una sola fila, avanzando lentamente hacia la línea del frente.

Entre cada dos soldados de la Caballería Pesada, había aproximadamente cinco metros de espacio. Ese espacio no estaba vacío, ya que cinco soldados de Infantería Pesada ocupaban el espacio vacío. Detrás de esos soldados de infantería pesada, habría cinco de los Arqueros del Batallón de Arqueros Poderosos.

Los soldados del Imperio Kalise ya estaban en un lío, incluso cuando los Soldados Inigualables avanzaron lentamente como uno solo. Menos aún los soldados de Kalise, incluso los soldados de Bai Da estarían en apuros para formar una defensa adecuada contra ellos. Incluso si fuesen en circunstancias normales, frente a una tropa de élite como esas fuerzas del Imperio Arco Celestial, ¿podrían resistir?

Desde la distancia, se podía ver una gran cantidad de soldados que salían del campo en llamas en un aturdimiento. En ese momento, se escuchó un grito agudo.

Los batallones de Arqueros Poderosos y los Arqueros  Inigualables de arriba habían comenzado la matanza.

Tierra y aire, el cruce de flechas perfectamente enfocado en todas las figuras enemigas que se podían ver, perforándolas instantáneamente.

El terror en los corazones de los Soldados de los Imperios Kalise y Bai Da era inimaginable. En ese choque directo en el campo de batalla, Ming Yu solo había enviado a casi tres regimientos de soldados. Por supuesto, esos tres Regimientos eran los mejores guerreros de élite de todo el Imperio Arco Celestial.

Además de ellos, toda la demás caballería ligera y pesada, y los arqueros, se habían dividido en dos grupos antes de que siquiera se moviesen, tomando una ruta larga para flanquear a los enemigos.

Todos habían sido preparados con monturas, y los soldados de la Caballería Pesada incluso habían aprovechado la oportunidad anoche para recorrer una larga distancia. El objetivo de Ming Yu era claro; en esta batalla, no solo quería una victoria, quería una victoria aplastante, matar a todos los enemigos.

En verdad, tan pronto como el campamento de los Imperio Kalise y Bai Da ardió, ya no hubo más suspenso acerca de la victoria de esa batalla. La fuerza total del ejército de las fuerzas de Kalise y Bai Da combinadas era de alrededor de doscientas mil personas, pero ahora estaban completamente rodeadas por los ciento cincuenta mil poderosos soldados del Imperio Arco Celestial. La suerte estaba echada, y el resultado ya era una conclusión inevitable.

Dentro de la Ciudad Arco Celestial. En frente del Palacio Real.

Bañados en las energías divinas, uno por uno los oficiales del Imperio Arco Celestial se despertaron lentamente del sueño profundo en el que los había colocado el Sello del Destino Negado.

La suave calidez de las energías divinas nutría y enriquecía sus cuerpos, causando que sintieran una comodidad indescriptible. Cuando abrieron los ojos, se sorprendieron al ver que estaban en un mundo extraño, dorado y brillante. Debido a que la luz dorada era demasiado poderosa, no pudieron ver claramente lo que estaba afuera.

El paso del tiempo de esos pocos años… para ellos fue como el sueño de Nanke. En un instante, acababan de ver que el Almirante Zhou usaba el Sello del Destino Negado y se sacrificaba a sí mismo. En el instante siguiente, acababan de despertarse de repente.

Di Lingfeng miró a su alrededor, su mirada todavía estaba bastante confundida. Al ver a todos sus funcionarios del gobierno allí, todavía recuperándose, estaba bastante aturdido, incapaz de hablar.

Sus emociones aún estaban en el punto en que el Almirante Zhou decidía resueltamente liberar el Sello del Destino Negado. La tristeza y el dolor se elevaron en su corazón, y él murmuró: “Todo es mi culpa… este Emperador es demasiado inútil. Almirante… Gran Hermano…”

Inconscientemente, Di Lingfeng miró a su alrededor en busca del Almirante Zhou, pero todo lo que vio fue la luz dorada de alrededor.

Ling Zihan también se había despertado en este punto, mirando con asombro la luz dorada que los rodeaba. “¿Podría ser que, ya hemos ascendido a los cielos? Esto no se ve como el infierno, ¿verdad? Shui Niu, Shui Niu, ¿dónde estás?” Las últimas palabras, literalmente las gritaba en voz alta.

Pensando en cómo su marido había elegido utilizar el Sello del Destino Negado para preservar la última cadena de esperanza del Imperio Arco Celestial, los ojos de Ling Zihan brotaron con lágrimas.

“Cuñada, cálmate primero. ¡La situación no parece correcta!” Di Lingfeng se adelantó rápidamente para apoyar a Ling Zihan, que casi se había caído en su prisa por ir a buscar al Almirante Zhou.

Di Lingfeng era, después de todo, un Emperador, y se calmó mucho más rápido que cualquier persona común. Acababa de pellizcarse salvajemente, el dolor le decía que todavía estaban vivos. Aunque estaban rodeados por ese brillo dorado, mientras miraba a su alrededor, ¡todavía era su familiar salón del palacio!

Justo en ese momento, la luz dorada que lo rodeaba se desvaneció lentamente, revelando los cielos negros nocturnos. Los oficiales del Imperio Arco Celestial miraron hacia el cielo involuntariamente, y lo primero que les llegó a los ojos fue una hermosa diosa con un vestido blanco, flotando en el aire. Era Tian’er.

Cabello plateado, ojos morados, brillando con luz dorada. ¿No era esto una diosa que descendía de los cielos? Además, esa deslumbrante luz dorada se estaba retirando en su dirección.

En ese momento, ninguno de los funcionarios del Imperio Arco Celestial pudieron evitar mirarla, aturdidos.

¿’Ella nos rescató? Ni hablar de los funcionarios, incluso Di Lingfeng casi se arrodilló en reverencia al sentir la espesa aura divina de Tian’er.

En ese momento, sonó una voz enérgica y resonante. “No te arrodilles.” En el aire, seis luces de colores aparecieron de repente, y el Emperador Celestial Seis Supremo Long Shiya apareció junto a Tian’er, apoyándola. Sin sus Habilidades activas, el cultivo actual de Tian’er no era suficiente para que ella volara.

Debía saberse que el Maestro Joyas Celestiales más fuerte del Imperio Arco Celestial original era el Almirante Zhou. Antes de usar el Sello del Destino Negado, su cultivo acababa de atravesar la Etapa de nueve Joyas. Como tal, los oficiales del Imperio Arco Celestial nunca habían visto a una potencia volar por su propio poder. En ese instante, no sabían si la situación actual era buena o no.

Di Lingfeng todavía se consideraba bastante tranquilo, su mirada rápidamente encontró al Almirante Zhou. Sin embargo, actualmente el Almirante Zhou estaba en el abrazo de alguien, y ambos estaban rodeados por una brillante luz astral. Claramente, eso no era algo en lo que pudiesen interferir.

“¿Puedo preguntar quién es el Senior?” Di Lingfeng le preguntó respetuosamente a Long Shiya.

La razón por la cual Long Shiya les pidió que no se arrodillaran era naturalmente debido a Tian’er. Si un suegro y la suegra se arrodillaran y rindieran homenaje a su nuera, ¿no causaría una situación incómoda en el futuro?

Long Shiya se rió de buena gana mientras apoyaba a Tian’er al suelo para que aterrizara frente a ellos. “Ninguno de ustedes debe estar tan ansioso, no hay nada de qué preocuparse. Soy el Maestro del Pequeño Zhou Weiqing, y estoy aquí junto a él para ayudarlo a salvar al Imperio Arco Celestial.”

Una frase tan simple de Long Shiya, pero todo el cuerpo de Di Lingfeng tembló mientras quedaba totalmente aturdido.

Era real… ¿estaban realmente aquí para rescatarlos?

Los ojos de Ling Zihan se ensancharon, mientras las lágrimas brotaban. “Weiqing, mi pequeño gordito, ¿dónde está mi pequeño gordito? Señor, ¿dónde está Weiqing?”

Long Shiya señaló hacia el cielo mientras decía: “Ahí, ¿no está allí? Él actualmente está salvando a su padre. Eres la madre de Weiqing ¿verdad? Has dado a luz a un hijo increíble.”

La edad de Long Shiya era más que suficiente para que él fuese el abuelo de Ling Zihan, pero debido a su relación con Zhou Weiqing, la trataba como a una de la misma generación. Por supuesto, el Emperador Celestial Seis Supremo nunca se había preocupado realmente por tales cosas.

Todas sus miradas simultáneamente se voltearon hacia la bola resplandeciente en el cielo. Ling Zihan inconscientemente apretó sus puños, mordiéndose los labios. ¡Esos eran los dos hombres más importantes en su vida!

Justo en ese momento, tres figuras se precipitaron a altas velocidades. Casi en un instante, aparecieron a su lado.

Al ver a las tres, la expresión de Tian’er cambió ligeramente, pero se recuperó rápidamente. Esas tres que habían llegado tan rápido, ¿no eran las tres Hermanas Shangguan?

Al ver a las tres Hermanas Shangguan, Ling Zihan se sorprendió. Naturalmente, podía reconocer a Shangguan Bing’er, pero al ver a tres de ellas de repente, ¿cómo podría no ser cogida por sorpresa?

Shangguan Bing’er hizo un gesto de asentimiento a sus dos hermanas, haciéndolas avanzar con una reverencia respetuosa, diciendo: “Saludos, Majestad, Saludos, tía.”

Di Lingfeng también se sorprendió, estupefacto. ¡Shangguan Bing’er había sido la esperanza del Imperio Arco Celestial! Sin embargo, ¿cómo era que había tres de ella frente a él en este momento?

Ling Zihan miró a una y luego a la otra, y era realmente incapaz de ver la diferencia entre ellas.

Shangguan Bing’er rápidamente dijo: “Tía, soy Bing’er. Estas son mis hermanas mayores, Shangguan Xue’er y Shangguan Fei’er.”

“Ohh, ohh, muy bien. Muy bien, niña. ¿Cuánto tiempo ha pasado?”

Ling Zihan hizo la pregunta que también ardía en el corazón de Di Lingfeng.

Shangguan Bing’er suspiró débilmente, diciendo: “Su Majestad, Tía, desde que el Imperio Arco Celestial fue atacado hasta ahora, han pasado tres años. Todos ustedes han sido Sellados en el Sello del Destino Negado todo este tiempo. Bajo el liderazgo de Weiqing, finalmente hemos reunido el poder suficiente para contraatacar en el Imperio Arco Celestial. Nuestros ejércitos ahora están lanzando su ataque contra la Ciudad Arco Celestial para recuperarla. Creo que dentro de los próximos días, habremos recuperado nuestro Imperio una vez más.”

“¿Tú… lo que dijiste es real?” Di Lingfeng miró a Shangguan Bing’er con agitación. Apenas podía creer que todo eso fuese real. ¡Simplemente se sintió como unos momentos, había estado en total desesperación, el emperador de un Imperio muerto!

Shangguan Bing’er asintió con seriedad, diciendo: “Es real. Podrán verlo pronto.”

En ese momento, la bola brillante de luz astral en los cielos comenzó a descender lentamente, aterrizando en frente de todos ellos. Instantáneamente, su conversación se detuvo, mientras sus miradas se enfocaban en esa bola de luz.

La luz se desvaneció lentamente, y Zhou Weiqing lentamente relajó el brazo que sostenía a su padre, dando un paso atrás. Actualmente, su corazón estaba lleno de emociones.

Él había hecho todo lo que posiblemente podría haber hecho. Si su padre podía sobrevivir o no… ¡Ese era el último momento de la verdad!

La luz astral retrocedió y disminuyó, revelando lentamente el cuerpo del Almirante Zhou. En su cara digna, los músculos temblaban ligeramente.

 

Descarga:
<