HJC – Capítulo 269

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 269 – El verdadero significado de ser astuto

En verdad, Tianlei estaba pensando exactamente eso. Entre todos los Reyes Celestiales del Infierno Rojo Sangriento, era considerado uno de los pocos mejores. Sin embargo, él tenía un defecto. Esa era su arrogancia.

Cada vez que se enfrentaba a un oponente que era más débil que él, su actividad favorita era jugar con el enemigo antes de matarlos de una manera cruel. Incluso en el Infierno Rojo Sangriento, su personalidad era una que generaba odio. Actualmente, frente a un joven de unos veinte años como Zhou Weiqing, realmente no podía imaginarse que posiblemente podría perder. Agregado al hecho de que quería impresionar a los cuatro Grandes Ancianos, decidió luchar con una sola mano.

La sonrisa de Zhou Weiqing ni siquiera vaciló en lo más mínimo. Sin embargo, era Long Shiya quien estaba detrás de Zhou Weiqing, cuyas gordas mejillas comenzaron a temblar ya que tuvo que enfocar toda su concentración para no mostrar una amplia sonrisa.

De hecho, desde que Zhou Weiqing comenzó a negociar con sus oponentes y organizar la apuesta, Long Shiya había querido estallar en carcajadas.

Apenas ayer, cuando Zhou Weiqing se había reunido con el Emperador Demoníaco por segunda vez, había invitado a su propio maestro a discutir cómo podrían lidiar con el ataque del Infierno Rojo Sangriento. Sin lugar a dudas, todos tenían claro que el objetivo del Infierno Rojo Sangriento era exterminar completamente a la Secta Demonio Celestial, con el objetivo secundario de acabar con el Imperio Arco Celestial también. Bajo tal circunstancia, el número de potencias del Infierno Rojo Sangriento aquí sería definitivamente un gran número.

En un choque frontal directo, sus posibilidades de victoria eran demasiado pequeñas.

Sin embargo, esa pelea también era inevitable. Aun así, cómo podían manejarlo, incluso el Emperador Demoníaco Wu Yunyue no tenía idea.

Como tal, el papel de liderazgo cayó en las manos de Zhou Weiqing, y todo el plan fue construido por él.

Sin lugar a dudas, él estaba tendiendo una trampa al Infierno Rojo Sangriento. Sin embargo, esa trampa estaba completamente basada en su propio poder personal. Cualquiera que haya apostado alguna vez con Zhou Weiqing hubiese sabido cuál era el resultado de apostar con él.

Esa era la razón por la cual Long Shiya sintió ganas de reír tanto. Ver a su precioso discípulo soplando humo y preparando una trampa tan elaborada, y a los oponentes simplemente saltando de cabeza en ella.

La estrategia de Zhou Weiqing era en realidad muy simple y directa; debilitar gradualmente su fuerza. Continuaría haciéndolo, debilitándolos poco a poco hasta que ambos lados alcanzaran un nivel de poder similar, entonces… je je…

De hecho, ese tipo de sistema de apuestas y peleas de estilo de torneo era el mejor método para debilitar al enemigo lenta y constantemente. Más importante aún, la participación ilimitada se adaptaba exactamente a él. Con su Habilidad Devorar, ¿cómo podrían compararse sus capacidades de combate sostenido con las potencias ordinarias?

Mirando cómo ese Tianlei estaba despreciando a su precioso discípulo, el corazón de Long Shiya ya lo había marcado con la pena de muerte en esta pelea.

Por otro lado, los sentimientos de Wu Yunyue eran muy diferentes. Había escuchado muchas historias sobre Zhou Weiqing, pero esta era la primera vez que estaba trabajando junto a ese joven. Aunque todavía no estaba muy familiarizado con las alturas que la fuerza de Zhou Weiqing realmente habían alcanzado, al menos era capaz de permanecer parado hablando despreocupadamente a pesar de la disparidad en la fuerza entre ambos lados, incluso manipulando a sus oponentes para seguir sus pensamientos… eso era más que lo suficiente como para considerarlo un talento. Al menos, Wu Yunyue tenía que admitir que cuando aún estaba en la Etapa Rey Celestial, no habría podido dejar de lado su ego y sonreír obsequiosamente así. Podría decirse que Zhou Weiqing no parecía tener conciencia de sí mismo como una gran potencia.

Sin embargo, las personas así eran a menudo las más peligrosas. Después de todo, una potencia superior que estaba dispuesta a recurrir a todos los medios para llevar a cabo tareas… definitivamente eran mucho más complicada que cualquiera de sus pares.

Una leve sonrisa cruzó los labios de Zhou Weiqing. En contraste con la arrogancia de TianLei, dio la impresión de que estaba un poco asustado, incluso cuando se inclinó ligeramente ante su oponente.

Con el orgullo de Tianlei, naturalmente no lanzaría un ataque contra Zhou Weiqing en ese momento. Si ni siquiera tenía esa cantidad de juicio, Zhou Weiqing debió de haber estado jugando todo este tiempo.

Tianlei dijo jovialmente: “Vamos, entonces.”

Antes de que él hubiese terminado su oración, Zhou Weiqing desapareció de su vista. Incluso mientras lo hacía, todavía estaba en la misma posición ligeramente inclinada en la que había estado.

A Zhou Weiqing le encantaba cuando sus enemigos lo subestimaban. Frente a tales enemigos, no sentía ninguna presión en lo absoluto.

Tianlei fue sorprendido por la repentina desaparición de Zhou Weiqing, pero después de todo era una potencia de la Etapa Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento, y se las arregló para reaccionar lo más rápido posible. Una gruesa ola de energías de Atributo Fuego mezcladas con el Aura de la Destrucción brotaron de su cuerpo, y todo su cuerpo pareció convertirse en una bola de fuego explosiva. Tal fuerza explosiva causó que su Energía Celestial tuviese el efecto de un ataque indiscriminado por todos lados.

Todos los demás de ambos lados ya se habían retirado muy lejos antes de que comenzara la pelea. Un choque entre Reyes Celestiales y superiores afectaría a un área grande, y nadie quería quedar atrapado en el fuego cruzado.

En el instante en que Tianlei estalló, su cuerpo se había girado. Según la lógica normal, cuando un oponente desaparecía frente a él, lo más probable era que reaparecieran detrás de él. Incluso en este punto, Tianlei todavía planeaba luchar con un solo brazo. Como tal, cuando se dio vuelta, su mano derecha se movió con un remolino de un dragón ardiente, retorciéndose y moviéndose alrededor de su cuerpo. Ese dragón de fuego protegería su cuerpo mientras tanto, y tan pronto como viera a Zhou Weiqing, podría ser usado para asestar un golpe fatal contra Zhou Weiqing.

Además, Tianlei se sintió gratamente sorprendido al sentir que realmente había golpeado a su joven enemigo incluso en medio de una vuelta.

La verdad era de hecho como tal. Las explosivas energías del Atributo Fuego que surgieron del cuerpo de Tianlei se estrellaron salvajemente contra Zhou Weiqing, que había aparecido detrás de él. Cuando Tianlei se dio vuelta para ver, incluso vio el impacto en la cara de Zhou Weiqing.

Sin lugar a dudas, con la personalidad de Tianlei, una expresión engreída cruzó instantáneamente su rostro.

Inconscientemente, Zhou Weiqing hizo una acción para protegerse, sus manos empujaron hacia adelante. Por el aspecto de las cosas, era como si estuviese medio queriendo resistirse, medio esperando a ser golpeado.

El dragón de fuego de Tianlei también se había estrellado sin detenerse. Aunque lo habían llamado una pelea de estilo torneo, con la relación actual entre ambos lados, matar a su oponente era, sin duda, el método más simple y directo, que también serviría para romper la moral del otro lado.

El dragón de fuego se estrelló contra el cuerpo de Zhou Weiqing sin la menor desviación, estallando con llamas brillantes.

Por otro lado, el Emperador Demoníaco había cerrado los ojos. No había imaginado que Zhou Weiqing sería tan débil. ¿No se suponía que ya estaba en la Etapa Rey Celestial? ¿Cómo podría ser capaz de esquivar un simple golpe subconsciente del oponente?

Sin embargo, en el momento en que cerró los ojos, de repente escuchó fuertes jadeos al unísono.

Las manos de Zhou Weiqing parecieron aterrizar suavemente en el cuerpo de Tianlei. La sorpresa en su rostro permaneció sin cambios, pero el cuerpo de Tianlei estaba congelado en su lugar, con sus ojos llenos de incredulidad absoluta.

¿Qué vio Tianlei? Había visto a Zhou Weiqing siendo golpeado por ambos ataques, totalmente sin ningún Equipo Consolidado. Sin embargo, luego había salido de las llamas, y sus palmas acababan de aterrizar en su propio pecho. Dado que sus propias llamas habían cubierto las palmas entrantes, Tianlei ni siquiera tuvo tiempo suficiente para reaccionar.

Una aterradora fuerza de succión brotó de la palma de Zhou Weiqing, y Tianlei sintió que su Núcleo Celestial se estremecía violentamente. Luego, toda su Energía Celestial pareció derramarse de su cuerpo en una inundación.

Además, Tianlei descubrió que su cuerpo era totalmente incapaz de moverse, y no podía liberarse, sin importar lo mucho que lo intentase. En ese instante, casi diez Grilletes de Viento aterrizaron en su cuerpo.

Sin siquiera calcular la existencia de la Energía Santa, los niveles de energía de Zhou Weiqing ya estaban en el mismo nivel que los de Tianlei. En ese instante, con diez de esas habilidades de control apiladas una encima de la otra, ¿cómo podría Tianlei posiblemente liberarse en un corto período de tiempo? A medida que su Energía Celestial fluía fuera su cuerpo, las posibilidades de liberarse con su propia fuerza eran cada vez menores.

*Poof* Un suave sonido sonó cuando las manos de Zhou Weiqing se hundieron en el pecho de Tianlei. En el momento siguiente, su cuerpo fue enviado volando casi docenas de metros como una bala de cañón, antes de estrellarse contra el suelo, claramente muerto como un animal.

Zhou Weiqing se quedó allí, como totalmente aturdido, mirando sus manos en una expresión de absoluta incredulidad, con un toque de confusión mezclada allí.

Parecía estar en una pérdida total, sin saber lo que había sucedido; como si la victoria acabase de serle regalada sin previo aviso.

Un cambio tan abrupto, todas las potencias del Infierno Rojo Sangriento fueron atrapadas por sorpresa. Todo lo que vieron fue que Tianlei atacó a Zhou Weiqing, y en el momento siguiente, la pelea había terminado. Sin embargo, ninguno de ellos había visto que bajo la cubierta de la Energía Santa Astral, Zhou Weiqing había mantenido rápida y silenciosamente un Núcleo Celestial.

Los cuatro Grandes Ancianos del Infierno Rojo Sangriento también quedaron aturdidos. Aunque todos estaban en la Etapa Emperador Celestial, y habían estado observando la pelea de cerca, todos esos cambios habían sucedido demasiado rápido. Antes de que pudiesen reaccionar, la pelea había terminado. Por la forma en que se veía Zhou Weiqing, parecía que había sido un accidente.

Dos personas del Infierno Rojo Sangriento fueron y arrastraron el cadáver de Tianlei hacia atrás. Su pecho tenía un gran agujero, su corazón estaba completamente destrozado y su sangre estaba salpicada por todo su cuerpo. No había señales de vida en él.

Los cuatro Ancianos del Infierno Rojo Sangriento estaban enojados. Sabían que Tianlei había sido descuidado desde el principio. Aunque no estaban seguros de cómo había ganado Zhou Weiqing, si no hubiese sido por el descuido de Tianlei, no hubiese sido así.

El Tercer Anciano fue el más directo en su expresión. Le dio una patada al cuerpo de Tianlei, diciendo: “¡Inútil, para qué te necesitamos!”

El Primer Anciano se mofó antes de que el Tercer Anciano dejara de profanar el cadáver.

Zhou Weiqing parecía haberse dado cuenta de lo que había sucedido. Se dio la vuelta y dijo: “¡No sé lo que pasó! Todos, esto no es mi culpa. El mayor Tianlei era realmente fuerte, así que tuve que darlo todo. ¿Cómo se suponía que supiese que su defensa era tan ‘débil’? Ah, entiendo ahora, tal vez porque nací inmune al fuego, su ataque de fuego no me hizo mucho. El mayor Tianlei tampoco usó ningún Equipo Consolidado. Tuve suerte, tuve mucha suerte.”

¿Nacido con inmunidad al fuego? ¡Eso era correcto! ¿No nació inmune al Atributo Fuego?

Cuando se encontraban en la frontera norte, Zhou Weiqing había luchado contra una de las potencias de la Etapa Rey Celestial del Infierno Rojo Sangriento. Solo salió ileso debido a su inmunidad de Atributo Fuego. La gente del Infierno Rojo Sangriento sabía eso, pero nadie lo recordó hace un momento.

El Primer Anciano del Infierno Rojo Sangriento hizo una mueca. Aunque perder a un Rey Celestial no era tan importante para el Infierno Rojo Sangriento, se habían invertido muchos recursos en criar a alguien de ese calibre, y este idiota había perdido la vida incluso sin activar su Equipo Consolidado. El Primer Anciano estaba tan enojado como el Tercer Anciano. Si Tianlei lo hubiese dado todo desde el principio, dada la robustez de su Energía Celestial, aunque Zhou Weiqing fuese inmune al Atributo Fuego, aún podría resultar herido.

Zhou Weiqing dijo avergonzado: “En cualquier caso, hemos ganado la primera ronda. En la segunda ronda, es el turno del Infierno Rojo Sangriento de enviar a un competidor al escenario.”

El Primer Anciano del Infierno Rojo Sangriento frunció el ceño. La pérdida en el primer combate era una sorpresa, y agregó muchas variables a esa pelea, por lo que no podían permitirse perder la segunda ronda. Se volteó hacia el Segundo Anciano y dijo: “Ve.”

El Segundo Anciano asintió. No importaba si se tratase del Emperador Celestial Seis Supremo Long Shiya o el Emperador Demoníaco Wu Yunyue, no serían descuidados. Entre las potencias de la Etapa Emperador Celestial, esos dos habían sido famosos durante años, especialmente Long Shiya. Era nombrado El Más Poderoso debajo de la Etapa Dios Celestial, y su reputación no carecía de justificación. Entre los cuatro Ancianos del Infierno Rojo Sangriento, los Ancianos Primero y Segundo tenían la base de cultivo más alta. Por lo tanto, si enviaban al Segundo Anciano, incluso si no podían ganar contra Long Shiya, aún podrían lastimarlo gravemente, deshabilitándolo de regresar a la arena.

Desde el punto de vista del Primer Anciano, incluso si el Emperador Celestial Seis Supremo y el Emperador Demoníaco ganaran, mientras estuviesen heridos, sin dudas ganarían las siguientes cuatro rondas.

El Primer Anciano todavía estaba muy interesado en reclutar a las dos potencias de la Etapa Emperador Celestial. Si pudiesen reclutarlos con éxito, la fuerza del Infierno Rojo Sangriento sin duda volvería a crecer. En ese punto, ¿qué más tendrían que preocuparse de enfrentar al Palacio Extensión del Cielo?

Al ver salir al Segundo Anciano, Zhou Weiqing se retiró junto a Long Shiya y le susurró algo al oído. Luego se acercó al Emperador Demoníaco Wu Yunyue y le susurró algo.

Justo cuando todos pensaban que Long Shiya entraría en la arena, Zhou Weiqing volvió a entrar en la arena y dijo con una sonrisa: “Como el primer combate tuvo un resultado tan sorprendente, que terminó con la pérdida de uno de los suyos, hemos decidido que perderemos este combate como una disculpa.”

¿Perder? Cuando todos en el Infierno Rojo Sangriento escucharon la palabra, quedaron perplejos. Ya no podían entender cuál era su plan; ni siquiera podían decir lo que estaba pensando.

¿Simplemente estaban corriendo con el movimiento? No se puede olvidar que, la competencia dictaminaba que cualquiera podía volver a entrar al ruedo en cualquier ronda, por lo que no tenía sentido perder un partido a favor de otro. Esa pérdida significaría que le daban al Infierno Rojo Sangriento una victoria gratis.

Zhou Weiqing se rascó la cabeza, aparentemente inconsciente, y dijo: “Senior, ¿debemos seguir adelante y enviar a nuestros participantes para el tercer combate?”

El Segundo Anciano lo miró con una expresión perdida y asintió inconscientemente.

Zhou Weiqing explicó: “En este combate de siete rondas con la victoria final de cuatro, el tercer combate es dos contra dos, el cuarto combate uno contra uno, el quinto combate dos contra dos, y terminaremos con el sexto y séptimo combate uno contra uno decidiendo la victoria final. En este tercer combate, mi maestro y yo competiremos en un solo equipo. Al igual que el dicho ‘padre e hijo, luchamos juntos’.”

Long Shiya dio un paso adelante, llegando junto a Zhou Weiqing, y dijo: “¿Quién representará a tu lado?”

Todo eso había sucedido tan rápido que los Ancianos del Infierno Rojo Sangriento no podían procesar lo que había sucedido. ¿Habían ganado el segundo combate? A pesar de que todavía tenían que enfrentarse a Long Shiya en el tercer combate, para ellos, Zhou Weiqing no podía hacer mucho daño en lo absoluto; él no era una amenaza.

Sin embargo, para estar seguros, el Primer Anciano asintió con la cabeza hacia el Cuarto Anciano.

Con dos potencias de la Etapa Emperador Celestial contra Long Shiya y Zhou Weiqing, ante el Primer Anciano, a pesar de que Long Shiya era más fuerte que él, no saldría ileso de ese combate. Sin mencionar que el Segundo Anciano estaba casi en la cima de las potencias de los Emperadores Celestiales.

El Cuarto Anciano se acercó y se paró junto al Segundo Anciano. Ninguno estaba mirando a Zhou Weiqing, estaban enfocados completamente en Long Shiya. Lo saludaron con los puños cerrados. “Hemos escuchado mucho sobre ti.”

Long Shiya asintió. Era más viejo y mayor que cualquiera de los dos, por lo que dijo con calma: “No hay necesidad de bromas. Comencemos. Si quieres que me incline ante el Infierno Rojo Sangriento, tienes que mostrarme tu fuerza. Como dice el refrán, inténtalo duro o vete a casa. Al cooperar con Zhou Weiqing, el orgulloso Emperador Celestial Seis Supremo dejó caer indicios sobre la posibilidad de admitir la derrota. Era solo una posibilidad, por supuesto.

Zhou Weiqing parecía ansioso, siguió a su maestro y se mantuvo medio paso atrás. Todos los que miraban podían sentir que Zhou Weiqing tenía miedo de las dos potencias de la Etapa Emperador Celestial.

Long Shiya frunció el ceño y miró a Zhou Weiqing. “¿No puedes ser más inútil? ¿Te enseñé a ser así? No sé cómo podría ser tan ciego como para cogerte como aprendiz en ese momento.”

Zhou Weiqing parecía adulador. “¿No fue por mis seis Atributos Elementales, como tú?”

Al oírlo, el Primer Anciano del Infierno Rojo Sangriento sintió que ese joven era un poco ingenuo. Ya había expuesto su inmunidad al Atributo Fuego, y reveló el número de Atributos en su Joya Elemental en este momento. A pesar de que todos los luchadores del Infierno Rojo Sangriento ya lo sabían, él había revelado su singularidad tan casualmente a pesar de que estaban en un combate. ¿Eso no era ingenuo?

Como Zhou Weiqing estaba hablando con Long Shiya, ya había activado su Equipo Consolidado. Luces doradas y oscuras brillaron una tras otra. Poco después, las nueve piezas de su Conjunto Legendario Odio a la Tierra Sin Empuñadura fueron equipadas en su cuerpo, mostrando su nerviosismo aún más.

Sin embargo, el Segundo y Cuarto Ancianos lo siguieron. Zhou Weiqing no era nada de qué preocuparse, pero Long Shiya era diferente. Su título de Emperador Celestial Seis Supremo era demasiado famoso, por lo que los dos Ancianos no se atrevieron a ser descuidados. Ambos inmediatamente saltaron hacia atrás, desatando su propio Conjunto Legendario.

Con sus posiciones en el Infierno Rojo Sangriento, tenían el mejor equipo consolidado. Sin embargo, un buen Conjunto Legendario todavía era raro, y ambos conjuntos eran conjuntos de ocho piezas. Uno de esos no era fácil de encontrar, pero aún era bastante diferente del Conjunto Legendario Odio al Cielo Sin Empuñadura del Emperador Celestial Seis Supremo.

Después de que Zhou Weiqing equipara su conjunto, se escondió detrás de su maestro inmediatamente.

Al enfrentarse a dos potencias de la Etapa Emperador Celestial al mismo tiempo, ni siquiera Long Shiya podía permitirse ser descuidado. Desató su Conjunto Legendario de nueve piezas, y activó la Formación Seis Suprema.

Detrás de Long Shiya, Zhou Weiqing también activó su Formación de Luz Divina. Ambos comenzaron a brillar con luces de seis colores. A pesar de que los luchadores del Infierno Rojo Sangriento miraban con desprecio a Zhou Weiqing, era innegable que era impresionante ver que los dos resplandecían de manera tan deslumbrante.

¡Seis Joyas Elementales! Se sabía que ese talento único solo existía en Long Shiya y Zhou Weiqing.

El Primer Anciano del Infierno Rojo Sangriento negó con la cabeza. Pensó: “El talento de Zhou Weiqing no es malo; no es de extrañar que haya sido elegido por el Emperador Celestial Seis Supremo. Su actitud, sin embargo, es deficiente. No importa cuán bueno sea su talento, si no es lo suficientemente fuerte, no llegará a ser demasiado. Mientras ganemos la competencia hoy, o mejor aún si podemos herir gravemente a Long Shiya, seguramente podremos ganar.”

Incluso comenzó a relajarse. Después de todo, la actuación de Zhou Weiqing no era memorable.

Los Conjuntos Legendarios en el Segundo y Cuarto Ancianos eran de color rojo sangre. Era el verdadero color que mostrarían los conjuntos cuando terminasen de consolidarse.

Sus conjuntos de armaduras también eran idénticos. Después de todo, los planos de los Conjuntos Legendarios eran limitados incluso en la Tierras Santas.

Los conjuntos de ocho piezas aún no eran suficientes para cubrir sus cuerpos, pero la mayoría de sus cuerpos ya estaban cubiertos. Los Conjuntos Legendarios en sus cuerpos eran similares al Dragón Marino del Terror, estaban llenos de espinas, pero esos picos eran de color rojo fuego. Cada uno de ellos tenía una lanza roja como la sangre en sus manos. Cuando terminaron de ponerse las armaduras, levantaron las lanzas, señalando al Emperador Celestial Seis Supremo. La presión de las potencias de la Etapa Emperador Celestial brotó de ellos y se centró en el Emperador Celestial Seis Supremo.

Una temible ola de energía barrió la arena. En comparación con el primer combate entre Zhou Weiqing y Tianlei, este combate era evidentemente más emocionante.

Tan pronto como se liberó la presión de los dos Emperadores Celestiales del Infierno Rojo Sangriento, se solidificaron. Sorprendentemente, el espacio detrás de ellos se volvió rojo y se centró en ellos.

La fuerza destructiva fusionada con la Energía de la Destrucción estaba hirviendo bajo la cobertura de las llamas. A través de las lanzas en sus manos, incluso podrían enfocar su presión en un rayo que dirigían completamente a Long Shiya. Debido a eso, Zhou Weiqing, quien se escondía detrás de Long Shiya, no necesitaba soportar nada.

Como era de esperar del Emperador Celestial Seis Supremo, incluso cuando enfrentaba la presión de dos potencias de la Etapa Emperador Celestial, aún no se inmutó. En sus manos, los Martillos Octagonales fueron cruzados frente a él, defendiéndose de la presión de los dos fuertes enemigos por su cuenta. Incluso la grasa de Long Shiya brillaba con luz de seis colores.

Ambas partes esperaban pacientemente la oportunidad de atacar. En su nivel, la presión era incluso más peligrosa que atacar a los oponentes. Tan pronto como el otro lado tuviese su debilidad expuesta, la batalla probablemente terminaría en muy poco tiempo.

Aguantando la presión de dos oponentes fuertes, Long Shiya no se inmutó. Por el contrario, la luz de seis colores se hizo aún más fuerte, sus ojos que estaban ocultos detrás de capas de grasa brillaban intensamente, y su cuerpo se movía minuciosamente alrededor.

El Segundo y Cuarto Ancianos estaban haciendo lo mismo, seguían cambiando sus ángulos para tratar de afectar a su enemigo en un intento de influir en él para mostrar su punto débil.

Con respecto a la fuerza de Long Shiya, el Primer Anciano estaba asombrado. Ahora estaba seguro de que no podría manejar la base de cultivo de Long Shiya. Si no fuese por esta situación de dos contra dos, sería casi imposible reclamar la victoria sobre él.

¡Aunque Long Shiya estaba en la posición defensiva, estaba desviando los ataques de dos personas por su cuenta! Zhou Weiqing no ayudó a su maestro en lo absoluto. Sin embargo, él no estaba en desventaja en lo absoluto. Defender no era nada; si le dieran una oportunidad, podría darse la vuelta e ir a la ofensiva en cualquier momento.

El Segundo y Cuarto Ancianos entendieron eso. Sería casi imposible encontrar la debilidad de Long Shiya con solo la presión. Ambos intercambiaron miradas. En el momento siguiente, gritaron al mismo tiempo y se lanzaron hacia Long Shiya, sus cuerpos se convirtieron en relámpagos de color sangre.

Fueron rápidos. Las luces rojas de color sangre destellaron y aparecieron frente a Long Shiya.

Long Shiya rugió, “¡Ábranse!” Los Martillos Octagonales atacaron al mismo tiempo contra sus dos oponentes.

En su nivel, las habilidades no eran de gran ayuda. Con la gruesa capa de poder celestial defensivo, las habilidades normales no eran en lo absoluto efectivas. Las que podrían ser efectivas eran las Imágenes de Habilidades Celestiales. Sin embargo, una vez que esas habilidades fuesen emitidas, la presión del usuario casi definitivamente flaquearía, exponiendo los puntos débiles, por lo que era mejor no usarlas.

A veces, cuanto más alto era el nivel de las batallas, más fácil se ponía. Por ejemplo, lo que estaba sucediendo actualmente era así. Eso era puramente un choque de energía; no hubo florituras para presenciar entre los luchadores, era todo una demostración de fuerza y ​​consumo de energía.

Después de un boom, las dos luces de color sangre se separaron y Long Shiya quedó suspendido en el aire. Tosió sangre, que de inmediato comenzó a arder con llamas negras y desapareció. Ese era el poder de la Destrucción.

Sin embargo, los dos Ancianos también resultaron heridos. También estaban en el aire, tosiendo sangre. Su condición no era mucho mejor que la de Long Shiya.

Su ataque fue solo un ataque de prueba, pero no esperaban que Long Shiya usara toda su fuerza tan pronto como atacasen. Cuando se dieron cuenta de lo que hacía Long Shiya, ya era demasiado tarde para preparar completamente un ataque total. Su fuerza sumada era definitivamente más poderosa que la de Long Shiya. Sin embargo, en esta situación, no habían ganado el intercambio. Por el contrario, ambos bandos parecían haber resultado heridos, aunque parecía que la lesión de Long Shiya era más pesada.

El Segundo y Cuarto Ancianos no se detuvieron. Sus cuerpos dieron media vuelta en el aire y se lanzaron hacia Long Shiya por segunda vez. Esta vez, cambiaron su estrategia. Controlaron las Lanzas de Sangre para atravesar el aire, proyectando luz y sombra sobre Long Shiya.

El Conjunto Legendario Odio al Cielo Sin Empuñadura de Long Shiya aumentaba mucho su fuerza. Si solo estuviesen comparando la fuerza pura, Long Shiya podría compensar fácilmente la diferencia entre él y las dos potencias con su fuerza abrumadora. Por eso, el Segundo Anciano y el Cuarto Anciano eligieron atacar con sus habilidades desde el principio.

La luz de seis colores envolvió el cuerpo de Long Shiya, y su rostro era sombrío. Frente al ataque del Segundo y Cuarto Ancianos, tomó una decisión inesperada.

Él se volteó y cargó. Abandonando la dirección desde la cual el Segundo Anciano estaba atacando, blandió sus Martillos de Flor de Ciruelo Octagonales y se lanzó contra el Cuarto Anciano. Al mismo tiempo, la luz de seis colores alrededor de su cuerpo se expandieron bruscamente, impregnando el aire y causando que todos los tipos de Energías se volviesen violentas, opacando la luz color sangre del Cuarto Anciano.

En solo una ronda de intercambios, el Emperador Celestial Seis Supremo había elegido un ataque que era ganar o perderlo todo.

¿Cómo puede ser?‘ El Primer Anciano del Infierno Rojo Sangriento miró con incredulidad y gritó: “¡Cuarto, ten cuidado!”

Long Shiya era realmente fuerte. Con él poniendo todos sus huevos en una canasta, el Cuarto Anciano tendría dificultades para desviar el ataque. Sin embargo, elegir eso significaría que también había abandonado su defensa. El Segundo Anciano, que era más fuerte que el Cuarto Anciano, atacaba desde otro ángulo. Cuando surgían oportunidades como esa, ¡el Segundo Anciano no las abandonaría!

Eso significaría que, al final, Long Shiya podría no ser capaz de matar al Cuarto Anciano, pero definitivamente sería mutilado por el ataque del Segundo Anciano. ¿Quién elegiría estrategias como esa? Long Shiya lo hizo. Podría ser porque era inesperado que eligió hacerlo.

El Cuarto Anciano sintió una repentina intimidación y entró en pánico. La base de cultivo de Long Shiya era mucho más alta que la suya, después de todo. Además, en esa situación de ‘todo o nada’, la fuerza de Long Shiya podría incluso forzar a las potencias de la Etapa Dios Celestial a retroceder unos pasos.

Sin dudarlo, el Cuarto Anciano abandonó su ofensiva. Recuperó su Lanza de Sangre y liberó toda su Energía Celestial para su defensa. Todo lo que tenía que hacer era soportar esa ronda de ataques de Long Shiya. Mientras viviera, podría ganar esa pelea.

Por otro lado, el Segundo Anciano no descansaba tranquilo. Su propio camarada estaba en problemas, lo que le obligó a usar todo su poder. Él cargó contra el Emperador Celestial Seis Supremo a toda velocidad. Cuanto más rápida sea su acción, menos tiempo tendrá que soportar el Cuarto Anciano los ataques.

En ese momento, el Segundo Anciano de repente se encontró frente a una cara sonriente. Una silueta apareció entre él y Long Shiya. Era Zhou Weiqing, que se había mantenido oculto desde que comenzó la batalla.

El Segundo Anciano no reaccionó mucho a la aparición de Zhou Weiqing. Para él, el bloqueo de Zhou Weiqing era cortejar a la muerte. A lo sumo podría ser una molestia por una fracción de segundo, pero no lo suficiente como para detener por completo su ataque hacia el Emperador Celestial Seis Supremo.

Zhou Weiqing golpeó el Martillo justo frente a él. Inmediatamente, una enorme silueta negra apareció frente a él, bloqueando el ataque del Segundo Anciano. Era el Ángel del infierno.

El Ángel del Infierno no se detuvo una vez que fue convocado. Cuando la Lanza de Sangre del Segundo Anciano perforó su cuerpo, Ángel del Infierno se autodestruyó de inmediato.

Debido a la fuerte explosión, el cuerpo del Segundo Anciano se detuvo por un momento, y en ese momento, un par de enormes alas brotaron desde la espalda de Zhou Weiqing. Todo su cuerpo se revolvió en el aire mientras arrojaba su Martillo contra la cabeza del Segundo Anciano.

Eso creó otra explosión. Era como si un trueno hubiese sucedido en el aire. El cuerpo de Zhou Weiqing fue arrojado hacia atrás y dio un salto mortal varias veces antes de poder equilibrarse.

El Segundo Anciano tampoco estaba en buena forma. Había sido golpeado hacia el cielo a la fuerza. Parecía que ya no le era posible salvar al Cuarto Anciano.

Todos los encubrimientos que se hicieron antes conducían a este punto. Esa era también la primera pelea de Zhou Weiqing contra una potencia Emperador Celestial completamente armada después de que se había vuelto más fuerte.

En general, Zhou Weiqing podría ser aún más débil, pero su poderoso físico y defensa anulaban el daño que de otro modo habría sufrido. Después de todo, el Segundo Anciano había usado toda su fuerza en el ataque en ese momento. A pesar de que fue afectado por Ángel del Infierno, el poder que contenía era difícil de aguantar, ¡incluso para un Emperador Celestial de Nivel Bajo!

Como Zhou Weiqing había interceptado con éxito al Segundo Anciano, el choque en el otro lado finalmente sucedió.

¡Poof!

Una neblina de sangre estalló en el aire cuando el cuerpo del Cuarto Anciano se hizo añicos, desapareciendo en la nada.

Retrocediendo apenas un momento antes, mientras el Cuarto Anciano se había estado preparando para defenderse del ataque del Emperador Celestial Seis Supremo, una silueta púrpura apareció detrás de él sigilosamente. Como Long Shiya había captado toda su atención, el Cuarto Anciano no se dio cuenta.

La silueta se convirtió en un rayo de luz que envolvió al Cuarto Anciano. Cuando el ataque de Long Shiya llegó en el momento siguiente, el Cuarto Anciano ya no tenía ni siquiera un trozo de trapo para defenderse.

El ataque de Long Shiya podría no ser capaz de matar a una potencia de la Etapa Emperador Celestial con máxima defensa, pero sin su Equipo Consolidado y sus Habilidades Almacenadas, con lo que podría defenderse el Cuarto Anciano.

¿La silueta de púrpura no era la Dama Dragón Demoniaca? Por supuesto, no solo fue convocada; antes de que comenzara el combate, estaba escondida. En el momento crucial cuando Zhou Weiqing estaba interceptando al Segundo Anciano, fue enviada a la arena con la Gema de Teletransportación Espacial.

La elección de Long Shiya del ataque aparentemente suicida se estableció desde el principio, ¿no era así? Todo lo que sucedía estaba dentro de las expectativas de Zhou Weiqing.

Una potencia de la Etapa Emperador Celestial fue asesinada así, y la diferencia entre el nivel de poder de ambos lados se cerró inmediatamente.

La Dama Dragón Demoníaca no desapareció de inmediato. Cuando el cuerpo del Cuarto Anciano se hizo añicos, la Dama Dragón Demoníaca se convirtió en innumerables haces de luz color púrpura, cayendo sobre las potencias del Infierno Rojo Sangriento. Cada rayo llevaba un Sello de Dragón Silencioso. Siempre que un solo rayo golpee, sería suficiente para los Equipos Consolidados de la Habilidades Almacenadas fuesen deshabilitadas.

Después de que el Emperador Celestial Seis Supremo masacró al Cuarto Anciano, su cuerpo resplandeció brillantemente con su luz de seis colores y lanzó flechas hacia las potencias del Infierno Rojo Sangriento, intercaladas entre los rayos del Sello del Dragón Silencioso

¿Qué era el engaño? Zhou Weiqing se lo mostró a todos con sus acciones. Por supuesto, no era solo el comienzo de su engaño.

En la dirección en que el Segundo Anciano fue arrojado, se encontraba el Emperador Demoníaco Wu Yunyue y los seis Reyes Celestiales de la Secta Demonio Celestial.

Tan pronto como el Segundo Anciano se estrelló en el suelo, el Cambio Demoníaco del Emperador Demoníaco ya había sido completado. Estaba equipado con un Conjunto Legendario completo de Nivel Dios. Espada del Dios Celestial, su ataque más fuerte, apuntaba al Segundo Anciano.

¿Qué competencia? ¿Qué apuesta? Todas las adulaciones y toques de rendición habían sido parte de un plan. Con tantas potencias del Infierno Rojo Sangriento, si los enemigos decidían atacarlo, lo único que Zhou Weiqing podía hacer era intentar huir. Sin embargo, si algunos de ellos pudiesen ser eliminados de la imagen, sería una historia completamente diferente.

 

_______________________________________________________________________

Maestro Demoniaco! Por fin hiciste tu aparición en la novela! Muchas gracias!

Este capítulo contiene las partes 1-2-3 así que están los dos patrocinados que faltaban y el que les debía de ayer.

Descarga:
<