HJC – Capítulo 32-2

Modo Noche

Capítulo 32-2: Oso Celestial Alma Helada (2)

“¡Que bestia celestial tan inteligente!” Shangguan Bing’er no pudo evitar gritar.

“Después de ser emboscado, todavía sabe cómo despejar el entorno para poder tener una visión sin obstrucciones, también impide que sus enemigos se cierren sobre él. No es de extrañar que el maestro dijese que las bestias celestiales de la etapa Zong tienen una inteligencia casi humana.”

Mientras hablaba, hubo un cambio rápido en el campo de batalla, una luz roja penetrante parecía cargar en el ciclón de viento y nieve, rompiendo salvajemente en el escudo de energía azul alrededor del Oso Celestial Alma Helada, haciendo que rugiera una vez más con rabia.

Zhou Weiqing notó que este resplandor rojo era otra flecha; disparada desde la dirección opuesta a la primera flecha. El enorme oso giró de inmediato, atraído por la flecha ya que era obviamente más fuerte que el primero.

Con un furioso aullido, el Oso Celestial Alma Helada golpeó sus patas en el suelo, haciendo que la nieve volara hacia arriba con una gran cantidad de luz azul voló en el cielo, deformándose en miles de picos de hielo y volando hacia la dirección de la flecha. El sonido agudo de los fragmentos que cortan el aire era como si cientos de arqueros estuvieran disparando al mismo tiempo.

En ese momento, un ciclón verde apareció sin aviso en el camino de las grandes cantidades de fragmentos de hielo. Desde el punto de vista de él, la fuerza del ciclón palideció definitivamente en comparación con la masa de fragmentos de hielo, pero su propósito no era bloquearlos y detenerlos, sino cambiar ligeramente su trayectoria. Este era el poder del atributo viento, era claramente de Hua Feng.

En ese momento, Mu En ya estaba a menos de cien metros del Oso Celestial Alma Helada, y una Joya Física que denotaba Fuerza y Agilidad brilló, con un gran arco negro en sus manos. Al instante siguiente, una flecha con una débil aura de oro que la rodeaba se unió también, encajada en la cuerda del arco. Justo cuando estaba a punto de dibujar el arco, una extraña visión apareció ante ellos.

Mu En no dibujó el arco directamente, sino que hizo una acción que dejó a Zhou Weiqing y Shangguan Bing’er desconcertados. Su mano derecha seguía tirando de la cuerda del arco, pero la mano izquierda que sostenía el arco no la mantenía en su lugar como de costumbre, sino que giró el arco entero en un giro de 360 grados.

La cuerda del arco era también de color negra, mientras hacía girar el cuerpo del arco, el arco entero fue dibujado al máximo por el giro. Zhou Weiqing pudo ver claramente que donde los dedos de Mu En sostenían la cuerda del arco, ya había sido retorcido en forma de espiral, con el eje de la flecha enredado en el medio.

Esta fue la primera vez que Zhou Weiqing o Shangguan Bing’er había visto un método tan extraño de tiro con arco. Después de todo, la cuerda del arco era generalmente extremadamente resistente, y girándola como él lo hacía, ¡¿Cuánta fuerza puso en los dedos?! Además, con la flecha enredada en la cuerda, cuando Mu En la soltara, Naturalmente tendría un movimiento giratorio mientras volaba ¿Cómo podría controlar su dirección entonces? Muchas preguntas invadieron sus mentes cuando Shangguan Bing’er y Zhou Weiqing se concentraron poniendo toda su atención en Mu En, mientras miraban ansiosamente para ver qué pasaría a continuación.

Justo como Mu En estaba dibujando su arco con su estilo único, desde las otras 4 direcciones llegó un flujo interminable de flechas hacia el Oso Celestial Alma Helada. Además, estaban dispuestas de modo que, justo cuando se estaba preparando para esquivar hacia una dirección particular, otra flecha lo golpearía desde la dirección opuesta. Esto lo hizo rodar en confusión momentáneamente, sin saber en qué dirección saltar.

Sin embargo, el Oso Celestial Alma Helada era después de todo una bestia en la etapa Zong con cierta inteligencia. Después de alguna vacilación, finalmente hizo su elección. Justo cuando estaba a punto de ignorar el resto y cargar hacia una dirección, el arco de Mu En sonó.

Era un sonido muy peculiar, no era el silbido habitual de una flecha que volaba, sino un *Wuuu Wuuu* como el rugido de un ciclón. Zhou Weiqing pudo ver claramente que lo que Mu En lanzó no era sólo una flecha, sino una bola de luz negra, el sonido parecía aumentar a medida que avanza.

*¡BANG! *

El Oso Celestial Alma Helada que estaba a punto de cargar fue golpeado por la masa de la luz negra y lo que sucedió a continuación, causó que la mandíbula de Zhou Weiqing cayera.

Anteriormente, las innumerables flechas que habían volado de todas las cuatro direcciones, disparadas por los otros miembros de la unidad del arco celestial, no había logrado ni siquiera hacer que el Oso Celestial Alma Helada se moviera una pulgada. Sin embargo, la flecha de Mu En causó que retrocediera unos cuantos pasos, el brillante escudo azul que lo rodeaba se debilitó notablemente. Cuando la explosión se aclaró, la atención del oso fue indudablemente atraída por Mu En.

¡Efecto explosivo! Ese fue el efecto explosivo, aunque claramente fue muchas veces más débil que el efecto explosivo de arco Overlord, Zhou Weiqing estaba muy familiarizado con él y se dio cuenta de ello en un abrir y cerrar de ojos.

¡Rooaarr!

El Oso Celestial Alma Helada dio un rugido enojado, sus dos patas delanteras golpearon hacia abajo una vez más causando un enorme sonido explosivo. Como una ola enojada, la nieve se estrelló contra Mu En, Zhou Weiqing pudo ver claramente que había un rastro de sangre donde Mu En había golpeado al Oso Celestial Alma Helada. ¿La flecha del Maestro realmente la hirió?

Después de que Mu En disparó esa flecha, se había movido al instante. Su estatura era corta y delgada, moviéndose con tanta agilidad en la nieve, parecía como un mono de nieve, de repente había desaparecido en medio de la nieve; Incluso Zhou Weiqing y Shangguan Bing’er que tenían sus ojos entrenados no sabían cómo desapareció.

El ataque del Oso Celestial Alma Helada naturalmente no aterrizó en Mu En, sin embargo, su ataque exitoso había enfureció a la bestia celestial, una luz brillante y enojada brilló de sus helados ojos azules. Su gran cuerpo parecía encogerse un poco hacia abajo, luego en el instante siguiente, saltó; su cuerpo enorme parecía desdibujarse en una sombra mientras que cerraba la brecha de 100 yardas en un instante; a medida que pasaba, los árboles sobrevivientes que no habían sido destruidos por los ataques anteriores fueron volados en pedazos. Cuando terminó su carga, enderezó su cuerpo, sus patas llenas de una fuerte luz azul antes de que se estrellara contra el suelo una vez más.

Una sorprendente escena una vez más entró en los ojos de Shangguan Bing’er y Zhou Weiqing. Así como el Oso Celestial Alma Helada se estrelló contra el suelo con un enorme sonido rugiente, un número incalculable de fragmentos de hielo enormes volaron en el aire desde el suelo en un radio de 50 yardas de su cuerpo.

Los fragmentos de hielo tenían al menos 3 metros de largo, relucientes y afilados en los extremos. Sin lugar a dudas, cualquier criatura en ese radio tendría su cuerpo atravesado por los fragmentos que se elevaban.

Obviamente, el Oso Celestial del Alma Helada también había perdido la pista de Mu En, pero su zancada había cerrado instantáneamente la brecha y lo llevó a donde Mu En había estado antes de que lanzara su ataque de área de efecto, el objetivo era matar al furtivo Mu En con una sola huelga.

¡Tal poder! Zhou Weiqing pensó para sí mismo, mientras que Shangguan Bing’er tenía que agarrarse a su propia boca para evitar que gritar de sorpresa.

Cuando la inmensa fuerza del oso brotó, un aura increíblemente aterradora llenó el área con Los resplandecientes y brillantes fragmentos de hielo sobresaliendo del suelo. Sin embargo, Mu En aún no se encontraba en ninguna parte y estaba claro que no había sido golpeado por el ataque.

Al igual que el Oso Celestial Alma Helada había golpeado con ese golpe poderoso, los otros miembros de la unidad del arco celestial una vez más comenzaron su asalto. Esta vez, todos ellos atacaron de golpe, luces rojas y sombras oscuras que volaban de todas las direcciones hacia la bestia enojada. Sus objetivos estaban todos en sus ojos y oídos. Sin duda, en sus actuales niveles de fuerza, estos dos puntos débiles eran la única forma en que posiblemente podían derribar el Oso Celestial Alma Helada.

Otro rugido enojado resonó desde el Oso Celestial Alma Helada, ya que Intentó hacer girar su cuerpo. Sin embargo, estas flechas parecían tener ojos, no importa cuán rápidamente se movía y esquivaba, parecían estar siguiendo al objetivo para aterrizar en sus ojos y oídos. A pesar de tener el escudo de energía, los ataques todavía restringieron su visión y la audición.

En ese momento, otro * Wuu Wuu * sonó una vez más y como si aprovechara la oportunidad, una masa de luz negra se estrelló contra las “partes” inferiores del oso. Una enorme explosión resonó una vez más, e incluso con el enorme cuerpo de Oso Celestial Alma Helada, no tuvo más remedio que retroceder.

Hace un tiempo, el Oso Celestial Alma Helada aún rugía furiosamente, pero cuando esta flecha golpeó, fue instantáneamente silenciado, sus ojos abultados le hizo parecer tener una acción muy humana al cubrirse sus partes privadas con las manos. Su boca estaba abierta, pero era como si algo estuviera atorado en su interior, era incapaz de hacer un sonido.

Shangguan Bing’er, que estaba en los brazos de Zhou Weiqing, emitió un ligero humph, sonrojándose ligeramente mientras volteaba la cabeza sin querer mirar. Zhou Weiqing, por otro lado, estaba mirando la escena con los ojos abultados como el oso, confundido. De repente se había dado cuenta de que los miembros de la Unidad del Arco Celestial habían insistido en atacar los ojos y los oídos del oso como una finta, haciendo que pusiera más énfasis en defender su cabeza, todo en preparación para esta flecha de Mu En.

En realidad, golpear un punto débil como… Las partes privadas del oso… Tal lugar… Incluso si la flecha fue bloqueada por ese escudo, el impacto explosivo por sí solo le daría a la Oso Celestial Alma Helada algo en qué pensar. Abusador… Pícaro… Vulgar… ¡Realmente le disparó a esa zona!

Repentinamente, Zhou Weiqing sintió que algo en su pecho se movía y una cabecita peluda salió, dando un grito descontento. Naturalmente, era el pequeño tigre blanco, Fat Cat.

El pequeño había estado realmente sediento de sueño estos días, todavía no comía nada y había estado durmiendo profundamente dentro de la camisa de Zhou Weiqing todo esto mientras corría durante 20 días seguidos, causando que Zhou Weiqing casi se olvidase de él. Cuando había estado abrazando a Shangguan Bing’er, naturalmente había aplastado a la pobre criatura, haciendo que despertara ahora y sacara la cabeza para proclamar su descontento. Sus lindas patas aparecieron, agarrándose al hombro de Zhou Weiqing, mientras se abría camino hacia el hombro. Cuando se dejó caer cómodamente sobre el hombro, vio la extraña mirada del Oso Celestial Alma Helada usando sus patas para cubrir sus partes íntimas, incapaz de gritar.

Lo extraño era que, incluso los ataques de los miembros de la unidad del arco celestial se habían detenido y hubo un extraño silencio en el bosque.

“¡¡Aooouuuuu!!”

Un extraño grito de lobo resonó por su boca. Para un oso gritar como un lobo, uno sólo podía imaginar en cuánto dolor estaba.

El Oso Celestial Alma Helada estaba realmente con mucho dolor. Después de endurecerse por un momento, dio un grito miserable y en el momento siguiente, sus originales ojos azules helados se tornaron de color rojo sangre, un aura berserker pareció brotar de su cuerpo, mezclado con una luz verde azul, como si una fuente estuviese soplando de repente. Su cuerpo era como un enorme tornado, rompiendo todo a su alcance. A pesar de que Zhou Weiqing y Shangguan Bing’er estaban a más de 200 metros de distancia, todavía podían sentir la amenaza a sus vidas y el aura que parecía estar acercándose.