HJC – Capítulo 6-3

Modo Noche

Capítulo 6 – Sacrificio Turmalina, Ojo de gato Alejandrita (3)

Tan pronto como empezó a correr, Zhou Weiqing rápidamente se dio cuenta del cambio en su cuerpo. A diferencia de antes, parecía como si su cuerpo fuese diez veces más ligero, y cada paso que daba era de 5-6 metros. Los dolores en su cuerpo por correr del día anterior habían desaparecido por completo.

Zhou Weiqing recordó entonces el verdadero origen de todo lo que pasó anoche, y gimió para sus adentros: ‘Oh no’ había dejado el manual de la Técnica Deidad Inmortal en la tienda cuando salió hace un momento.

Sin embargo, su consternación fue reemplazada rápidamente por felicidad, cuando él pensó para sí mismo: ‘¿He dominado la técnica Deidad Inmortal?’ En este punto, ya había salió corriendo del campamento del ejército, y corrió en una sola dirección. Al mismo tiempo, centró su atención en su punto de acupuntura de la clavícula.

Zhou Weiqing se dio cuenta de una cosa, su punto de acupuntura de la clavícula parecía haberse convertido en algo parecido a un remolino, pero no era como el de ayer, el cual tomaba su energía, en su lugar, ahora estaba tomando la del mundo exterior; Era verdaderamente único y sorprendente.

Cuando él se concentró en el remolino, Zhou Weiqing inmediatamente sintió el poder de succión de energía fortalecerse y hebras de energía fría fluía imparablemente en su cuerpo desde el medio ambiente, por fin entrando en su Dantian. También se dio cuenta rápidamente de los otros cambios en su cuerpo.

Cuando él se centró en el punto de acupuntura de la clavícula, otros 3 puntos de acupuntura también le dieron una sensación similar.

Primero estaban los ubicados en ambas muñecas, aunque Zhou Weiqing no había memorizado por completo la Técnica Deidad Inmortal, había pasado por las primeras páginas muchas veces y recordó claramente que éste era el segundo punto de la acupuntura de la muerte en la primera sección,  el punto de acupuntura Taiyuan, que cuando se centra interrumpiría los Cien meridianos, causando lesiones internas. Punto de acupuntura Taiyuan es similar a los puntos de acupuntura de la clavícula, siendo un doble punto, cada uno en una muñeca.

Además del punto de acupuntura Taiyuan, estaban también los puntos de la rodilla externa, el Punto ZhuSanLi y el SanYinJiao en los tobillos. Estos 4 grandes puntos de acupuntura de la Muerte ahora eran similares a sus puntos de acupuntura de la clavícula, cada uno habiendo generado un remolino que atraía constantemente la energía de los alrededores.

Zhou Weiqing sabía que todo esto se debía a la contribución de la perla negra, y fue gracias a ello que fue capaz de penetrar los cuatro puntos de acupuntura de la Muerte. De un solo golpe, casi había completado toda la primera sección de la Técnica Deidad Inmortal, sin un solo punto restante al cual ir. Su Energía Celestial también se había disparado hasta la impresionante cuarta etapa.

Este tipo tenía los nervios bastante gruesos, hace un tiempo aún estaba lleno de pesar y dolor por lastimar Shangguan Bing’er, y ahora él estaba lleno de entusiasmo por el cultivo exitoso de la Técnica Deidad Inmortal.

 ‘Cuarta etapa de Energía Celestial, ¿Eso no significaría que he despertado mis joyas de energía?’

Zhou Weiqing rápidamente se dio cuenta de las implicaciones, y miró sus muñecas. Tan pronto como lo hizo, al instante dejó de correr, levantando las manos en frente de él, gritando locamente en voz alta.

“¡Haha! ¡Wahahaha! ¡Joyas Celestiales! ¡Por fin tengo mis Joyas Celestiales, soy un Maestro de Joyas Celestiales! ¡¡Wahaha, ahora quien se puede decir que soy una basura!!” Este ataque de risa desenfrenada le hizo casi escupir saliva alrededor. Años de sentimientos reprimidos fueron puestos en libertad de inmediato, y no podía dejar de expresar la alegría que sentía.

En la muñeca derecha de Zhou Weiqing había una perla blanca, brillante y translúcida, como si fuera un cristal de hielo. No habían impurezas en absoluto; Era como el jade puro de un Maestro de Joyas Celestiales, pero era diferente de la Joya Dragón Celestial de Shangguan Bing’er, y en cambio se asimilaba al Jade helado, que le dio un impulso de fuerza pura.

En la muñeca izquierda, había una extraña y única joya. Era totalmente de color azul oscuro, pero en la parte superior había una brillante marca que brillaba en blanco y parecía moverse cuando Zhou Weiqing movía sus muñecas, siempre asegurándose de que la marca blanca siempre se enfrentaba a la cima. En comparación con cuando Shangguan Bing’er vio la Gema Ojo de gato color rojo-rosado, lo que Zhou Weiqing vio fue de una gema azul oscuro, parecido al ojo de un gato, y dentro de las marcas brillantes había un rastro color grisáceo.

 ‘¿Qué tipo de atributo es esta Joya Elemental? ¿Podría ser del atributo espacial?’ Zhou Weiqing sabía que las gemas ojo de gato por lo general significaban el atributo espacial, sin embargo no poseía un diverso conocimiento sobre las diversas joyas como Shangguan Bing’er, pero, al menos, sabía que las gemas ojo de gato generalmente no eran por lo de este color. Por otra parte, el almirante Zhou era del atributo oscuridad; siendo su hijo, él debería haber heredado ese atributo, pero ¿Por qué tenía esta extraña gema ojo de ojo?

 ‘Por desgracia, no soy capaz de volver y preguntarle a Shangguan Bing’er. Parece que mi plan para unirme al ejército no se ha logrado, mejor me voy en primer lugar. En cuanto a Shangguan Bing’er, cuando sea más fuerte en el futuro, voy a encontrar una manera de compensarle por lo que le hice. Después de todo, yo también soy un Maestro de Joyas Celestiales ahora, quién sabe, ¿Quizás la próxima vez, podríamos estar juntos? Heh, heh.’

A medida que esos pensamientos atravesaban su mente, Zhou Weiqing se llenó de pesar al instante, el cuerpo de Shangguan Bing’er estaba tan magullado, ‘¡Lo que le he hecho fácilmente se podría ganar el odio del hombre y de Dios!’ Mientras se regañaba a sí mismo, él también pensó astutamente: ‘Qué pena, si hubiese estado despierto para experimentar eso….’

Así como Zhou Weiqing estaba a punto de moverse de nuevo, de repente sintió una sensación de frío en la parte posterior de su cuello, sintió un dolor agudo, y todo su cuerpo se congeló en el acto.

“Pequeño Gordito Zhou, ¿Maltrataste mi cuerpo y ahora quieres huir?” Una voz llena de ira y odio causo que Zhou Weiqing temblara de miedo. Rápidamente levantó las manos en señal de rendición, “No voy a correr, definitivamente no estoy corriendo. Comandante del Batallón, hablemos de las cosas, no seas tan rápida como para tomar medidas, ¡Permítanme explicarle!”

Shangguan Bing’er dio la vuelta por detrás de Zhou Weiqing, la flecha en la mano apuntando a la garganta de Zhou Weiqing. A pesar de que todavía estaba despeinado, su cuerpo ahora estaba cubierto por el uniforme del ejército que Zhou Weiqing había lavado ayer.

Shangguan Bing’er era, después de todo, un Maestro de Joyas Celestiales, y su cuerpo es mucho más fuerte que cualquier humano común. Si una chica normal fuera objeto de abusos como lo sucedido ayer, incluso si ella no murió, habría estado en cama durante al menos mes y medio. Sin embargo, Shangguan Bing’er se vio impulsada por dos Joyas Celestiales, después de recuperarse por un corto tiempo, había restaurado un poco de energía celestial y fue capaz de moverse. Viendo que Zhou Weiqing estaba a punto de escapar, ¿Cómo podía contenerse? Rápidamente tomó la ropa restante en la tienda para cubrirse antes de perseguirlo.

Cuando vio a Zhou Weiqing, ese hombre tenía las manos levantadas, murmurando alegremente por sí mismo, y Shangguan Bing’er también había dudado un tiempo cuando vio a sus muñecas de nuevo, y por eso ella llego tarde a someter a ese bribón.

“Muéstrame tu mano izquierda.” Dijo Shangguan Bing’er con frialdad. Sus ojos, una vez bellos y apacibles, ahora tenían rastros de sangre en su interior, y se llenaron de una luz de helada furia. Si no fuera por el hecho de que la joya en su mano izquierda fue tan impactante para ella, probablemente ya lo hubiera apuñalado con la flecha.

  • Axelrod111

    puedo apostar lo que sea, pero se (por alguna razón) que lo disfruto >:D

  • David Avalos

    y eso que ni siquiera estamos en el 10 cap