ISSTH – Capítulo 114

Modo Noche

Chu Yuyan empezó lentamente a recitar el método secreto de la Secta Destino Violeta. “Qi Violeta del Este, Cultiva los Nueve Qis Violeta del Cielo y la Tierra, una el método que viene desde el Este, comprender la salida del sol y de la luna, transformar la voluntad de tu corazón, observa la luminosidad…”

Viendo a Meng Hao sentado allí, aparentemente perdido en sus pensamientos, dijo las palabras lentamente. En su corazón, sonreía fríamente.

“Él seguramente supondrá que no voy simplemente detrás de un conjunto de ropa. Pero le tengo atrapado. Él quiere abrir su bolsa privada tanto como yo. Definitivamente no usará ese momento para únicamente sacar un conjunto de ropa para mí. Sacará algún objeto mágico o alguna píldora medicinal. Aun así, sin importar lo que saque, mientras que aprenda el Qi Violeta de la técnica Oeste, entonces estará atrapado!” algo de duda apareció por su rostro mientras que lentamente repetía la nemotecnia.

Esta, por supuesto, no era la técnica Qi Violeta del Este, sino la secreta nemotecnia desarrollada después por la Secta Destino Violeta, llamada Qi Violeta del Oeste. Ni siquiera Wang Tengfei sabía sobre ella. Únicamente era enseñada a miembros especiales de la Secta, y su propósito era el de proveer poder espiritual y fuerza vital a un Elegido!

Cada Elegido de la Secta Destino Violeta tenía la oportunidad de seleccionar a alguien para practicar el Qi Violeta del Oeste. Un Anciano de la secta participaría para evitar que la otra persona se resistiera, así como para mantenerlos estables. Después de realizar la técnica correctamente, esta persona se convertiría en un tipo de clon del Elegido, del cual, el Elegido sería capaz de absorber su Base de Cultivo y la fuerza vital junto con el Qi Violeta del Este.

Era debido a la combinación de los dos artes que la Secta Destino Violeta ocupaba su actual posición en el Dominio Sur.

Chu Yuyan no había utilizado todavía el poder del Destino Violeta del Este en nadie. Pero no había más opción ahora que la de usar esta técnica.

A pesar de su poder, había algunos efectos secundarios potencialmente peligrosos. Normalmente, Ancianos de Secta observarían, preparados para otorgar asistencia ante cualquier contratiempo.

“Si no tienes problemas con la primera nemotecnia, entonces te daré un poco de sangre,” dijo Chu Yuyan calmadamente. “Es imposible de ver el sol, y sin la visión del sol o la luna, es difícil absorber Qi Violeta. Aun así, hay algo en mi sangre, lo cual te ayudará a usar la técnica.”

Meng Hao miró hacia Chu Yuyan, con sus ojos parpadeando pensativo. Por dentro, él estaba riendo fríamente; antes incluso de que ella hubiera completado la nemotecnia, había adivinado que ella tenía intenciones enfermizas. Lo único de lo que no estaba seguro era de cual era exactamente el proceso que planeaba usar.

Habiendo escuchado la primera nemotecnia, tuvo una débil pista. La principal razón por la que le estaba enseñando este método de Cultivo era debido a que si le permitía abrir su bolsa privada, podría al final dañarle de alguna forma.

De pronto se plantó, se acercó y se puso en cuclillas en frente de ella. Le cogió su pelo y acercó su cabeza a la de él. Ella intentó soltarse, pero simplemente no era tan fuerte como lo era él. Además, su cuerpo se exponía más mientras intentaba resistirse.

“Meng Hao, qué estás haciendo?!” gritó, cambiando su expresión. De pronto, los nervios llenaron su corazón y su cuerpo empezó a temblar. Sus labios estaban a solo una pulgada de los de él. Incluso podía oler su aliento. Sus manos la sujetaban desde encima de su cabeza como una pinza de hierro, ella era incapaz de moverse atrás.

“No necesitas darme nada de tu sangre, la tomaré yo mismo.” Puso la cabeza de ella hacia un lado y después, de forma ruda mordió en su hombro, mordiendo profundamente en la carne.

Su cuerpo tembló mientras por sus ojos emitió un odio violento.

Él estaba tan cerca de ella que podía sentir su calor. Desde lejos, podrían parecer una pareja abrazándose.

Un momento después, Meng Hao aflojó su agarre y se levantó de nuevo. No le dio ningún vistazo más, regresó a su sitio y se sentó a meditar. La sangre de ella caía por su lateral de su rostro. Cerró sus ojos y empezó a practicar de acuerdo con la nemotecnia que Chu Yuyan le había enseñado.

Le tomó un momento a Chu Yuyan asentar su respiración agitada y recuperar su compostura. Miró fijamente llena de odio a Meng Hao.

“Sólo espera hasta que termines de practicar esta técnica,” pensó. “Succionaré toda tu base de cultivo y después te partiré en pedazos. Usaré tu propia energía para activar la marca de mi cuerpo. Entonces la Secta Destino Violeta será capaz de encontrarme.” Apretó sus dientes hasta que parecía que se fueran a partir, prometiéndose a devolver en diez veces todos los insultos que Meng Hao le había hecho aguantar hoy. Esto era especialmente cierto en cuanto al dolor de su hombro y las marcas del mordisco. Era algo que simplemente no podía aceptar.

Pasó el tiempo, pasaron varias horas. Los ojos de Meng Hao se abrieron de golpe. Dentro de sus pupilas, apareció un poco del color violeta. Cuando ella lo vio, Chu Yuyan se sintió un poco mejor.

“La segunda nemotecnia,” dijo Meng Hao como si nada.

Sin dudarlo, Chu Yuyan empezó a decirle la segunda nemotecnia. “Qi Violeta, regresa al lago, tiñendo los bordes del Pilar Dao, Nueve rotaciones en tres capas, una marca de un Dragón Violeta…”

Pasó más tiempo, aún más que la última vez. Chu Yuyan estaba empezando a sentirse un poco dudosa.

“Allí en la Secta, la persona seleccionada para practicar el Qi Violeta del Oeste por el Hermano Li sólo necesitó deshoras para finalizar bajo la mirada de un Anciano. Por qué está yendo Meng Hao tan lento?”

Sus dudas continuaron por otras cuatro horas. Finalmente, Meng Hao abrió sus ojos. El brillo violeta era aún más fuerte. Cuando ella vio esto, Chu Yuyan dejó salir un suspiro de alivio.

“Él debe de tener un bastante ordinario talento latente, por eso le debe de costar más el Cultivo.” Seguidamente, le dijo la tercera nemotecnia.

Meng Hao pensó por un momento en silencio. Después cerró sus ojos y empezó a meditar. Esta vez le tomó más tiempo aún. Dos días completos pasaron antes de que finalizara. Aun así, cuando sus ojos se abrieron, sus pupilas parecían ser completamente violetas y sus ojos brillaban con el mismo color.

De hecho, todo su cuerpo parecía emitir un débil brillo violeta.

Chu Yuyan estaba un poco preocupada al principio. Pero viendo el abundante color violeta dentro de sus ojos, su base de cultivo pareció retorcerse vigorosamente. Su mente estaba ahora decidida.

“Ahora, hay únicamente un paso más,” pensó ella, “y cuando esto finalice, estará acabado!” sus ojos parpadeaban ligeramente, y después dijo, “Ahora, practicaremos el cultivo juntos. Cuando combinemos nuestro poder, la bolsa privada se abrirá. Necesitas prestar mucha atención a cuando esto ocurra; no puedes aflojar. El momento se perderá y no podrás alcanzar dentro de la bolsa privada, no habrá una segunda oportunidad.” Mientras hablaba,  su aborrecimiento parecía ir saliendo y asentándose dentro de su cuerpo. Levantó sus manos.

“Solo aguanta un poco más,” pensó ella, riendo fríamente para sí misma, “y entonces todo habrá terminado.”

El rostro de Meng Hao estaba inexpresivo. Miraba fríamente a Chu Yuyan, sus pupilas violetas parpadearon. Sacó la bolsa del Cosmos y la puso a su lado. Levantó sus manos y puso sus palmas contra las de las suyas. De pronto, ambas bases de cultivo, que hacía unos momentos había estado suprimida, empezaron a bullir.

La reacción se hizo más fuerte, y un Qi blanco empezó a alzarse desde sus cuerpos. Perlas de sudor cayeron por sus rostros. Mientras esto ocurría, Meng Hao podía claramente sentir el poder espiritual de color violeta en su cuerpo siendo llamado por algo. Empezó a correr hacia sus manos y a Chu Yuyan. El brillo violeta en sus ojos empezó a desvanecerse.

En este momento, Meng Hao  sintió repentinamente aflojarse un poco la fuerza supresora en su base de Cultivo. Un fino hilo de poder espiritual apareció de pronto. Sin dudarlo, Meng Hao lo envió directamente a la bolsa del Cosmos. Brilló y algo emergió.

“Qi Violeta del Este y del Oeste, enlazaos!” gritó Chu Yuyan, ignorando lo que hubiera emergido desde la bolsa del Cosmos. Sus ojos brillaron intensamente.

Fue en este momento cuando el poder de la base de cultivo de Meng Hao fue corriendo hacia Chu Yuyan, que, de repente, sintió como su propia energía se agitaba… en el espacio de dos suspiros, fue como si la base de cultivo de Meng Hao hubiera desaparecido completamente. Ella era incapaz de absorber más de él.

“Tenía una base de Cultivo de Fundación Establecida, es imposible que solo haya podido absorber este poco… Esto es…” Su expresión cambió mientras que miraba a Meng Hao. Él miró hacia ella con una sonrisa de burla. En este momento, no había el menor rastro de color violeta en sus ojos.

Cuando ella vio esto, el corazón de Chu Yuyan dio tumbos, y su rostro se retorció con una expresión de incredulidad. Se arrastró hacia atrás.

“Tú…”

“Muchas gracias, Compañera Daoísta Chu,” dijo serenamente. Levantó su mano y el objeto que había emergido de la bolsa del Cosmos voló hacia su mano.

Era una piedra de cristal. No era un ordinario cristal, sino una de las tres extra grandes Piedras Espirituales que quedaban en su bolsa!

Su rostro empalideció mientras que se presionaba a sí misma contra el muro de piedra. Su corazón batía fuerte, incapaz de figurarse por qué el Qi Violeta del Este había fallado. Ella le había sentido definitivamente su base de Cultivo al usar la técnica. Y el color violeta en sus ojos no podía ser imitado. Si lo fuera, su propia base de Cultivo no podía haber empezado a bullir, ni podría haber absorbido la poca cantidad que había tomado.

Su cuerpo empezó a temblar. El plan lo acababa de realizar en el acto, y tenía sus debilidades. Había apostado  y estaba segura de que le había atrapado. Una vez atrapado, no había forma de que hubiera sido capaz de escaparse.

Aún así, quedaban los hechos. El corazón de Chu Yuyan temblaba. Mientras miraba a Meng Hao, ella cayó en la cuenta de cómo de impredecible él era. Este sentimiento se fue haciendo cada vez más fuerte.

Si todo fuera eso, entonces no sería un problema complicado. Pero entonces vio la gran piedra espiritual que Meng Hao sujetaba en su mano. Sus pupilas se contrajeron. Miró más de cerca y entonces empezó a jadear, con una expresión de incredulidad cubriendo su rostro.

“Eso es…. Una Piedra Espiritual de grado ultra-alto!”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo Siguiente>>>

  • hernan fontela

    Gracias

  • hernan fontela

    Gracias

  • hernan fontela

    Gracias

  • Ahh amigo me tenias sufriendo, gracias por el cap. 😀

  • Ahh amigo me tenias sufriendo, gracias por el cap. 😀

  • Ahh amigo me tenias sufriendo, gracias por el cap. 😀

  • Gracias por el cap.!!!

  • Gracias por el cap.!!!

  • Gracias por el cap.!!!

  • grax por el cap 🙂

  • grax por el cap 🙂

  • grax por el cap 🙂

  • Gracias por el capítulo!

  • Gracias por el capítulo!

  • Gracias por el capítulo!

  • Gracias, cuando habrán más? 🙂

    • Buenas
      Iba a aprovechar la Semana Santa para poner más capítulos… pero al final no he podido ponerme a traducir…. en cama con gripe.

      Espero estar mejor en un par de dias y poder ponerme de nuevo con las traducciones.

  • Gracias, cuando habrán más? 🙂

    • Buenas
      Iba a aprovechar la Semana Santa para poner más capítulos… pero al final no he podido ponerme a traducir…. en cama con gripe.

      Espero estar mejor en un par de dias y poder ponerme de nuevo con las traducciones.

  • Gracias, cuando habrán más? 🙂

    • Buenas
      Iba a aprovechar la Semana Santa para poner más capítulos… pero al final no he podido ponerme a traducir…. en cama con gripe.

      Espero estar mejor en un par de dias y poder ponerme de nuevo con las traducciones.