ISSTH – Capítulo 183

Modo Noche

Capítulo 183: Cuanto tiempo hace que vimos ese tímido rostro?

La expresión de Meng Hao era la misma de siempre. No estaba emocionado en lo más mínimo. Miró tranquilamente al burlón Li y a Zhou Shanyue, que estaba plantado a su lado, con el rostro serio.

Chen Fan parecía furioso. Sabía que el Hermano Senior Li y Zhou Shanyue tenían una buena relación y que ninguno de ellos le gustaba nada. Era debido solo a su daga voladora que nunca le habían hecho nada a él.

Sin embargo, tener a Meng Hao a su lado le había causado innumerables dificultades con esta siniestra pareja.

“Si quieres luchar, qué tal vosotros dos contra mí?” dijo Chen Fan de forma fría.

“Como compañeros y miembros de Secta, no tenemos nada que aprender los unos de los otros”, rió Li. “Quiero ver si puedo aprender un movimiento o dos de este forastero. Hermano Junior Chen, no irás realmente a prevenir tal intercambio, verdad?”

Chen Fan dio un resoplido frío, agarrando a Meng Hao para irse. Meng Hao sonrió. Se encontró que toda la situación era graciosa. Sin embargo, Chen Fan parecía decidido a mantener a Meng Hao seguro, y no quería rechazar sus buenos deseos. Justo cuando iba a seguir a Chen Fan, la oscura voz de Zhou Shanyue se pudo escuchar.

“Si estás asustado, lo comprendemos”. Los discípulos de la Secta Espada Solitaria de alrededor rieron fuertemente. “Qué tal esto: Hermano Senior Li reducirá su poder al nivel de la etapa media de la Fundación Establecida. Eso haría las cosas justas. Realmente queremos ver qué magia tenéis los forasteros. Hermano Senior Chen, este asunto no tiene nada que ver contigo. No puedes mantenerle oculto detrás de ti siempre”.

Los Cultivadores de la Secta Espada Solitaria se mantenían siempre lejos de los forasteros. Muchos de ellos, aunque no querían burlarse del Hermano Senior Chen, se estaban entusiasmando al ver la escena que se estaba desarrollando en frente de ellos.

Chen Fan les ignoró, tirando continuamente de Meng Hao para irse. Sin embargo, escuchar las palabras de Zhou Shanyue hizo que Meng Hao se parara repentinamente sobre sus pies. Se giró y miró a Li y a Zhou Shanyue, forzando que apareciera una expresión enojada en su rostro.

“Ya que una batalla a muerte está fuera de discusión, necesitamos realizar una apuesta”, dijo, haciendo que su voz pareciera fuera de control.

Escuchar esto hizo que los Cultivadores de la Secta Espada Solitaria de alrededor estallaran en más risas. Muchos de ellos tenían bases de Cultivo más bajas que Meng Hao, pero eran discípulos de la Secta Espada Solitaria, la Secta número uno del Dominio Sur. Simplemente era natural para ellos sentirse algo superiores.

Zhou Shanyue se rió, junto con el Li de mediana edad.

“Excelente”, dijo Li.” Si paras de esconderte detrás del Hermano Junior Chen y accedes a luchar conmigo, entonces no hace ningún daño el realizar una pequeña apuesta. Tengo una valiosa espada así como varias decenas de miles de Piedras Espirituales” Riendo, golpeó su bolsa privada para sacar una espada de color azul celeste. El aura que emitía la espada no era espectacular, pero tampoco era ordinaria.

“Pequeño Hermano Junior…” dijo Chen Fan.

Estaba a punto de continuar hablando cuando Meng Hao, con los ojos inyectados en sangre, le interrumpió. Mirándoles dijo, “Unas pocas Piedras Espirituales y una espada no son suficientes para Meng Hao. Pon algo más sobre la mesa, señor, y entonces lucharé contra ti!” Su voz sonó alto. Las palabras que él había dicho, y la expresión en su rostro, era algo a lo que hacía tiempo se había acabado acostumbrando a usar. Se había enfrentado a muchas situaciones como esta en el Estado de Zhao. Además, tenía una lanza dorada sin usar en su bolsa del Cosmos…

La multitud alrededor de ellos rió fuertemente. Li Miró a Meng Hao, su expresión burlona se fue ensanchando.

“Muy bien”, dijo, “sea lo que sea que tú pongas como apuesta, señor, la igualaré en valor”.

A su lado, Zhou Shanyue rió. “No importa”, dijo él. “Sea lo que sea que tú saques, si el Hermano Senior Li lo iguala en valor, también lo haré yo!” Miró a Chen Fan profundamente, dentro de los ojos rotaba la intención asesina.

Meng Hao resopló. Sus ojos recorrieron a su alrededor como si deseara irse corriendo. “Hablas enserio?!” dijo él, con su voz sonando forzada.

“Estás en la Secta Espada Solitaria ahora”, dijo Zhou Shanyue sinceramente. “Crees que realmente pensaríamos en mentir?”

Chen Fan agarró el brazo de Meng Hao y estaba a punto de decir algo.

Temblando, Meng Hao le miró y dijo, “Hermano Senior Chen, puedes por favor, prestarme tu daga voladora?”

Chen Fan miró a Meng Hao por un buen rato. Finalmente, levantó su mano y apareció la daga voladora negra, una hoja que podía desatar el poder de la etapa de Formación del Núcleo!

Esta daga era extremadamente importante para Chen Fan. Si la perdía, su posición dentro de la Secta se volvería inmediatamente inestable. Las repercusiones serían terribles. Sin embargo, solo le tomó el tiempo de varias respiraciones para decidirse y ponerla en la mano de Meng Hao.

Esta muestra de afección de hermandad, hizo que Meng Hao mirara con respeto a Chen Fan. Un sentimiento cálido llenó todo su cuerpo, creando un recuerdo que existiría por el resto de su vida.

“Hermano Junior”, dijo Chen Fan, con sus ojos brillando con valor, “si realmente vas a luchar, entonces hazlo con un corazón despreocupado. Si pierdes, no pasa nada. No es un gran problema. Y si ganas, entonces ganar será algo bueno!” Aunque no tenía mucha fe de que Meng Hao pudiera ganar, este era su estilo.

Todo estaba quieto alrededor de ellos mientras la multitud miraba fijamente a la daga voladora negra en las manos de Meng Hao.

El silencio solo duró por un momento antes de que el zumbido de las conversaciones llenara el aire.

“Esa es la daga voladora de Formación del Núcleo del Patriarca Zhou!!”

“Ese es el símbolo de los Siete Hijos de la Espada Solitaria, y el Hermano Senior Chen está realmente dándosela a un extranjero para usarla como apuesta…”

“Esa apuesta es increíble!!”

Los ojos de los discípulos de alrededor brillaron intensamente, y más que unos pocos sacaron hojas de jade de transmisión para notificar a otros compañeros discípulos lo que estaba ocurriendo.

“Esto es lo que apuesto yo. Ahora es vuestro turno. Sin apuesta, no hay lucha!” la voz de Meng Hao era resuelta, mientras sus ojos brillaban con una expresión de ‘hazlo o muere’. Para los espectadores, sin embargo, parecía que su serenidad era forzada, y que estaba simplemente intentado lanzar un farol hacia Zhou y Li para que le dejaran solo.

El cuerpo de Zhou Shanyue tembló mientras miraba la daga negra en la mano de Meng Hao. Jadeó, al igual que Li. Intercambiaron miradas entusiastas y asombradas.

Nunca hubieran imaginado que Chen Fan fuera realmente a sacar la daga voladora y darla a su Hermano Junior para usarla como premio en la apuesta.

“Si no tenéis nada con lo que apostar, entonces no podéis culparme por no participar”, repitió Meng Hao, preparándose para entregar la daga voladora de nuevo al Hermano Senior Chen. Obviamente, Zhou Shanyue no podía permitir que esto ocurriera. Su mano salió disparada y golpeó en la parte superior de su túnica para revelar un colgante de jade colgando de su cuello.

“Esto es un jade salvavidas que forjó mi padre con la sangre de su base de Cultivo. No tiene poder de ataque, pero puede aguantar un ataque de alguien de la Etapa Alma Naciente! Si tú ganas, entonces es tuyo. Incluso te daré algo de mi sangre de mi base de Cultivo para que la uses para refinarlo! Yo, Zhou, nunca retiro mi palabra!” Su tono de voz podía cortar clavos y rebanar hierro. Mientras sonaba, Chen Fan, junto con el resto de espectadores, jadeó. Chen Fan miró fijamente al jade salvavidas. Era un tesoro que su maestro había entregado a su hijo para protegerle. En términos de valor, definitivamente excedía al de su daga voladora.

Meng Hao puso una expresión de completo shock. Empezó a respirar dificultosamente, haciendo que Zhou Shanyue riera fríamente, con sus ojos brillando fríamente.

Con una voz aparentemente forzada, Meng Hao dijo, “Eso no es suficiente. Dijisteis que los dos igualaríais el valor de lo que yo sacara!”

Escuchando esto, el Li de mediana edad rió sinceramente. Miró fríamente a Meng Hao y después le dio al Chen Fan de rostro pálido una mirada siniestra. En ese momento, estaba convencido de lo que hacer. Conocía a Chen Fan y su personalidad. No haría nada retorcido, por lo que claramente esa expresión revelaba sus verdaderos sentimientos.

“Yo, Li, no tengo ningún tesoro valioso como el Hermano Junior Zhou. Sin embargo, tengo algunas Piedras Espirituales ahorradas. Compañeros discípulos, si me permitís tomar prestadas algunas Piedras Espirituales, será para vuestro beneficio. Las regresaré con una piedra adicional por cada cien que me deis”. Rió de nuevo, observando mientras cientos de Cultivadores de alrededor le saludaban respetuosamente. Unos cuantos de ellos volaron hacia él, seguidos cada vez de más.

“Sin problema, Hermano Senior Li. Por supuesto que podemos ayudarle”.

“Hahaha! No tengo una gran cantidad de Piedras Espirituales, solo unas cuantas miles, mis ahorros por los pasados años. Si las necesitas, Hermano Senior Li, entonces son suyas”.

“No se preocupe, Hermano Senior Li. Definitivamente podemos ayudarle”.

Las voces de cientos de Cultivadores llenaba el aire. Todos ellos sacaron Piedras Espirituales, en cantidades que aumentaron a cientos de miles. Pronto habían logrado amontonar un grupo de varias decenas de miles de Piedras Espirituales.

“Estas Piedras Espirituales no se pueden comparar en valor al valioso tesoro del Hermano Junior Zhou. Bueno, bien. No intentaré aprovecharme de ti. Tengo algunos objetos mágicos en mi bolsa privada que valen unas decenas de miles de Piedras Espirituales. En total, su valor es de unas 500.000!” Movió su manga y entonces salió disparado por el aire, transformándose en un rayo de luz que se dirigió directamente a la Arena de Batalla. Entre los entusiasmados gritos de los Cultivadores de alrededor, aterrizó en el medio de la arena y se giró a mirar fijamente a Meng Hao.

Chen Fan miró a Meng Hao con una sonrisa forzada. Iba a darle algún consejo cuando Meng Hao puso la daga voladora en el suelo y salió volando por el aire hacia la Arena de Batalla.

Nadie hizo un movimiento para pararlo.

Conforme entraba, los Cultivadores de alrededor estiraron sus cuellos para observar. El Li de mediana edad estaba allí plantado de una forma arrogante. Presionó con su dedo en el espacio entre sus cejas. Inmediatamente, su base de cultivo bajó desde la etapa final de la Fundación Establecida hasta la etapa media de Fundación Establecida, como si tuviera seis Pilares Dao.

“Li no es del tipo de persona que abuse de ti”, dijo él sacando mandíbula, “por lo que solo usaré el poder de la etapa media de Fundación Establecida. Bajo ninguna circunstancia usaré el poder de la Fundación Establecida final”.

“Realmente, no hay necesidad de eso”, murmuró Meng Hao. Se plantó en la Arena de Batalla, su expresión era muy diferente a la de antes. No había nada falso en su expresión ahora. Sonrió, y dentro de esa sonrisa había felicidad, así como un poco de timidez.

La gente de alrededor no estaba familiarizada con esta timidez, pero la gente de la Secta Destino Violeta, que había comerciado con él años antes en el Estado de Zhao la conocería bien. Haría que sus cueros cabelludos hormiguearan si le vieran. Pensarían estar ellos mismos en algún tipo de pesadilla, lo más probable que es entraran una cólera furiosa.

“Dentro de poco, te haré comerte tus palabras…” dijo Meng Hao tímidamente. Parecía ser el joven escolar que estuvo plantado en el Monte Daqing hace años. Parecía algo avergonzado mientras daba un paso hacia delante.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

  • jajajajajaja nunca nada bueno puede pasarle a los que se topen con esa sonrisa..

    [..]pero la gente de la Secta Destino Violeta, que había comerciado con él años antes en el Estado de Zhao la conocería bien. (Creo que acá es “la reconocería bien”..? No estoy seguro. También puede ser “la reconocerían bien”..)

  • jajajajajaja nunca nada bueno puede pasarle a los que se topen con esa sonrisa..

    [..]pero la gente de la Secta Destino Violeta, que había comerciado con él años antes en el Estado de Zhao la conocería bien. (Creo que acá es “la reconocería bien”..? No estoy seguro. También puede ser “la reconocerían bien”..)

  • jajajajajaja nunca nada bueno puede pasarle a los que se topen con esa sonrisa..

    [..]pero la gente de la Secta Destino Violeta, que había comerciado con él años antes en el Estado de Zhao la conocería bien. (Creo que acá es “la reconocería bien”..? No estoy seguro. También puede ser “la reconocerían bien”..)