ISSTH – Capítulo 210

Modo Noche

Capítulo 210: Uniéndose a la Secta Destino Violeta.

Meng Hao entró en el pabellón tranquilamente. No miró hacia los otros cuatro ni ellos le miraron a él. Se sentó en un lado.

No pasó mucho rato antes de que llegaran tres personas más. Estaban rodeados por el sonido de canciones y, aun así, no se podía ver ningún bailarín. Esto creaba un ambiente realmente extraño. Repentinamente, se escuchó una risa satisfecha mientras un anciano de rostro rojizo aparecía y se adelantaba hacia ellos. Se sentó en la silla de honor.

“Señoras y Señores, dejemos que la reunión secreta de hoy comience. No voy a repasar todas las reglas, estoy seguro de que no es vuestra primera vez participando como invitados en una reunión secreta. Compañeros Daoístas, empecemos”. Movió su manga y un Horno de Nueve Dragones apareció en el medio de todos los participantes. La niebla empezó a extenderse y Meng Hao miró al anciano.

Este hombre no era claramente el anciano que Meng Hao había visto en su primera reunión secreta. Sin embargo, la base de cultivo de Meng Hao no era la misma que había sido aquella vez. Con su Sentido Espiritual, podía decir que ese hombre no era siquiera real.

En realidad era una proyección!

“Estas reuniones secretas son realmente misteriosas”, pensó Meng Hao. “Debe de haber algunas fuerzas poderosas ocultas que las organizan. La reunión de aquella vez, en el territorio de la Secta Tamiz Negro, fue exactamente igual a esta”. Sacó una hoja de jade, la cual envió hacia el horno.

Todos los participantes hicieron lo mismo y, pronto, la niebla del horno dragón llenó el área, envolviendo a todos.

Empezaron a aparecer luces brillantes, las cuales Meng Hao empezó a investigar. Sus ojos empezaron a parpadear. La gran mayoría de las ofertas eran por fórmulas de píldoras y plantas medicinales.

“Debe de haber al menos una persona de la División Píldoras del Este aquí hoy, y no solo un maestro alquimista, sino un Lord Horno”. En los pasados días, Meng Hao había hecho algunas preguntas sobre la División Píldoras del Este y ahora sabía mucho más sobre ello.

Por ejemplo, los discípulos de la División Píldoras del Este empezaban como aprendices alquimistas. Con el tiempo, podrían volverse maestros alquimistas, después  Lores Horno. Superiores a estos Lores Horno estaban los Lores Horno violeta, quienes eran figuras muy importantes dentro del Dominio Sur.

Los Lores Horno Violeta eran automáticamente novicios del Gran Maestro Píldora Demonio, y debido a ello, podían recibir instrucciones directas de él. El único otro medio para convertirse en un novicio del Gran maestro Píldora Demonio era tener un origen especial y por tanto alcanzar el cielo de un solo salto por así decirlo.

Por ejemplo, el Ding Xin de aquellos años atrás, había sido un discípulo de la División Qi Violeta. Sin embargo, su talento para la elaboración de píldoras impresionó al Gran maestro Píldora Demonio y finalmente había sido seleccionado para convertirse en un novicio. Tristemente, antes de que hubiera podido empezar sus estudios, había sido enviado al Estado de Zhao y había fallecido a manos de Meng Hao.1

Después de eso, el único discípulo que el Gran Maestro Píldora Demonio había aceptado para ser un novicio fue Chu Yuyan. Sin embargo, su habilidad para elaborar píldoras estaba actualmente solo en el nivel de un Lord Horno. Ella estaba a bastante distancia de los Lores Horno Violeta.

Meng Hao se sentó allí pensativamente, observando los varios puntos de luz. Después de un tiempo, alcanzó a coger el punto brillante que contenía su información. Rápidamente lo llenó con algunos detalles más y después lo volvió a lanzar, quedando a la espera.

No pasó mucho tiempo antes de que un rayo de luz apareciera en frente de él.

“Tienes un amigo que quiera unirse a la División Píldora del Este e la Secta Destino Violeta y convertirse en un alquimista aprendiz? Necesitarás una recomendación para eso. Qué tienes para comerciar?”

Los ojos de Meng Hao brillaron. Ese era el propósito exacto por el que había elegido atender la reunión secreta de Ciudad Luna Violeta.

De acuerdo con las reglas de la Secta Destino Violeta, era simplemente imposible unirse aleatoriamente a la Secta. Sin embargo, como la enorme Secta que es, más dragones y serpientes se entremezclarían2. Por supuesto, habría algunas personas que romperían las reglas por interés propio. Y aparentemente, esta reunión secreta tenía la asistencia de un Lord Horno, seguramente debido a la reciente Subasta de Píldoras.

Si las hierbas medicinales pudieran ser vendidas por beneficio, entonces por qué no podría serlo un puesto en la Secta para un alquimista aprendiz? Después de todo, en la Secta Destino Violeta, había aproximadamente cien mil alquimistas aprendices. Un puesto realmente no se notaría nada.

Meng Hao no respondió inmediatamente. Esperó durante el tiempo que le toma a dos barras de incienso en arder. No llegaron más respuestas a su solicitud, por lo que empezó a negociar con la persona que le había enviado el mensaje. Se tantearon mutuamente para confirmar la legitimidad de cada uno. Meng Hao estaba familiarizado con este proceso.

No le tomó mucho tiempo el que los dos llegaran a un acuerdo. Meng Hao comerció con algunas de las plantas medicinales que había adquirido en la cueva inmortal del Patriarca Confianza a cambio de un puesto como alquimista aprendiz. Cuando el trato estuvo completo, Meng Hao tuvo una nueva hoja de jade en su mano.

Era de un verde oscuro, con la imagen de un horno de píldoras grabado en su superficie.

Pronto, la reunión secreta llegó a su fin. La niebla se disipó y, uno tras otro, desaparecieron los participantes en rayos de luz. Cuando Meng Hao atravesó la salida brillante, se encontró a sí mismo en una esquina remota de la Ciudad Luna Violeta. Bajó su cabeza y seguidamente desapareció en la noche.

Tres días después, al pie de la Secta Destino Violeta, apareció Meng Hao, todavía aparentando ser un escolar de dieciséis o diecisiete años de edad. Tenía una expresión nerviosa en su rostro mientras entregaba respetuosamente la hoja de jade de color verde oscuro hacia un hombre corpulento de mediana edad.

El hombre vestía una túnica Daoísta y tenía un bigote fino. Parecía estar en el octavo nivel de Condensación Qi. Moró a Meng Hao y entonces miró a la hoja de jade.

“Ya que tienes esta hoja de jade de recomendación, es posible que te unas a la Secta Destino violeta como un alquimista aprendiz. Sin embargo, todos los alquimistas aprendices deben de cruzar el ‘Paso de la Verdad’. Incluyéndote, hay tres personas hoy que desean unirse a la Secta. Si cualquiera de vosotros tiene intenciones siniestras, entonces encontrareis vuestra muerte en el Puente de la Verdad”. Movió su manga y empezó a caminar.

Meng Hao le siguió por la base de la montaña, la que tenía forma de un horno de píldoras. Encima estaba la imponente estatua del Reverendo Este Violeta. Meng Hao y el hombre de mediana edad caminaron por algún tiempo, hasta que estuvieron a mitad de subir la montaña. Justo delante había un puente de cadenas, el cual se movía de un lado hacia otro. Las nubes iban a la deriva arriba y abajo, haciendo que la imagen del Reverendo Este Violeta apenas fuera visible. Detrás de la estatua gigante estaba la cima de una montaña, rodeada por nieblas y nubes rotando.

Debajo del puente había un abismo profundo. Caer en el abismo significaba una muerte segura para cualquiera que no pudiera usar su base de cultivo.

No muy lejos del puente estaba plantado un cultivador de unos treinta años de edad, con una expresión atónita en su rostro. Detrás de él había dos jóvenes, un chico y una chica, quienes lanzaban miradas nerviosas al puente de cadenas. Claramente, estaban tan asustados que sus cueros cabelludos se habían entumecido.

El cultivador corpulento llevó a Meng Hao con ellos y después bostezó.

“Vosotros tres debéis cruzar el puente”, dijo él. “Si no hay falsedad en vuestro corazón, entonces alcanzareis el otro lado de modo seguro. Con esto, seréis alquimistas aprendices de la Secta Destino Violeta. Sin embargo, albergáis falsedad, entonces moriréis. A través de los años, muchos jóvenes han perecido antes de alcanzar el otro lado”. Habiendo finalizado su discurso, el hombre ignoró a Meng Hao y a los demás completamente.

El cultivador inexpresivo cerró sus ojos.

Meng Hao miró hacia el puente de cadenas. Sin dudarlo, caminó directo hacia él. Detrás de él, el joven apretó sus dientes y le siguió.

Tan pronto como Meng Hao puso un pie en el puente, éste empezó a balancearse. Tomó aire profundamente y caminó alejándose de la montaña horno de píldoras. Casi a medio camino, azotó un fuerte viendo, pasando silbando y haciendo que el puente se balanceara aún más fuerte. En ese momento, se pudo escuchar un suave suspiro. El sonido atravesó los oídos de Meng Hao y e hizo que su mente se tambaleara.

Su cabeza se llenó de distracciones. Contenían información sobre las diversas razones por las que quería unirse a la Secta Destino Violeta. Emergieron fuera de su control, como si en ese momento, cualquiera pudiera leer sus pensamientos.

En ese momento exacto sin embargo, el aura que llevaba la habilidad de transformación de la gelatina de carne se sublevó repentinamente. Inmediatamente acalló esas distracciones. Repentinamente, Meng Hao sintió una mirada invisible descendiendo sobre él desde la estatua del Reverendo Este Violeta, inspeccionándole.

Su corazón tembló. Mientras las otras distracciones fueron acalladas, intentó fuertemente continuar pensando en su deseo de estudiar la elaboración de píldoras, así como en sus ganas de unirse a la Secta Destino Violeta.

La mirada invisible recorrió a  Meng Hao por el espacio de unas diez respiraciones. Después se movió hacia las dos personas jóvenes detrás de él.

Meng Hao continuó hacia delante, con su rostro pálido. Detrás de él, se escuchó un grito. Nada le había pasado a la joven mujer, pero el hombre joven cayó repentinamente del puente de cadenas, cayendo en picado.

Repentinamente, el poder de la Fundación Establecida inicial emergió del hombre joven. Tan pronto como lo hizo, su cuerpo tembló repentinamente. Una expresión de terror brilló en sus ojos mientras su base de cultivo se desvanecía repentinamente. No era nada más que un mortal, que caía hacia el abismo.

Meng Hao succionó aire profundamente, con una expresión que era al mismo tiempo de determinación y de miedo. Continuó hacia delante, apretando su mandíbula. La mirada le recorrió un total de nueve veces. Cada vez, permanecía en él más y más tiempo. Finalmente, alcanzó la estatua del Reverendo Este Violeta. Puso un pié en la montaña que formaba la puerta principal de la Secta Destino Violeta. Lo había logrado.

En frente de él había un anciano vistiendo un traje negro. Un fuerte aroma de plantas medicinales salía desde él.

Miró serenamente a Meng Hao por un momento y después asintió. Generalmente hablando, la gente no podía cruzar el Puente de la Verdad si albergaban motivos secretos. El puente de cadenas parecía ser ordinario en naturaleza. Sin embargo, era un método que la División Píldoras del Este había usado por años para probar a los discípulos. Si pasaban la prueba, entonces podían unirse a la Secta.

“Expón tu nombre.”

“Fang Mu”, respondió Meng Hao nerviosamente uniendo sus manos.3

“Soy el guardia de honor del distrito de hierbas medicinales de la División Píldora del Este, Xu Chen”, dijo el anciano serenamente. “También soy el supervisor de los nuevos alquimistas aprendices. Eres afortunado de ser capaz de unirte a la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta. Los alquimistas aprendices son la fundación de la División Píldora del Este. Casa uno de los Lores Horno fueron promocionados desde el rango de maestros alquimistas, quienes a su vez empezaron como alquimistas aprendices. En el futuro, quizá puedas convertirte en un estimado Lord Horno. Eso dependerá de tu buena fortuna y talento latente.

La joven mujer finalmente se acercó por el puente. Temblaba mientras se plantó al lado de Meng Hao. Su rostro estaba totalmente blanco.

“Vamos, habiendo alcanzado este punto, podéis considerar esta Secta vuestro hogar”. El anciano sonrió amablemente y después movió su manga. Un viento suave recogió a Meng Hao y a la joven mujer mientras el anciano volaba con ellos hacia otro lugar.

Los caminos de viento serpenteaban por las montañas de alrededor mientras ellos volaban por ellos. Mirando alrededor, Meng Hao solo podía ver cadenas de montañas interminables, así como incontables valles llenos de edificios ricamente ornamentados. Toda la escena parecía celestial en naturaleza.

“Este lugar…” pensó Meng Hao, “es la secta donde Fang Mu residirá por una buena temporada…” Sus ojos brillaban intensamente mientras observaba todo el paisaje.

De repente, una expresión extraña llenó sus ojos. Acababa de notar que en un valle había un espacio vacío entre edificios. Clavado en el lado de la montaña había una lanza de hierro.

Esa lanza de hierro parecía muy familiar….

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Ding Xin hizo su aparición en el Capítulo 64 y fue finalmente asesinado en el Capítulo 67.

2.- Esta expresión significa que acaban mezclándose la buena gente con la mala.

3.- Fang Mu en chino es 方木 fāng mù – Fang es un apellido cuya representación tiene diferentes significados, algunas de las cuales son “cuadrado” y “dirección”. Mu significa “madera” o “árbol”.

  • Ryuusei

    ¿De donde conocerá esa lanza? XD

  • Ryuusei

    ¿De donde conocerá esa lanza? XD

  • Ryuusei

    ¿De donde conocerá esa lanza? XD

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-

  • Gracias por el capitulo c:
    pd: jejeje bonitos recuerdos trae esa lanza

  • Gracias por el capitulo c:
    pd: jejeje bonitos recuerdos trae esa lanza

  • Gracias por el capitulo c:
    pd: jejeje bonitos recuerdos trae esa lanza

  • gracias por el cap papus

  • gracias por el cap papus

  • gracias por el cap papus