ISSTH – Capítulo 213

Modo Noche

Capítulo 213: Tierra Celestial del Destino Violeta.

Pasó el tiempo, pronto eran ya dos meses los que habían pasado. Meng Hao estaba ahora completamente acostumbrado a la vida en la Secta Destino Violeta. Debido al resultado del talento latente de primer grado, había podido disfrutar de algunos beneficios especiales, aunque no era algo tan sorprendente como otros podrían haber esperado para una persona algo importante.

De hecho, durante los dos meses, no había visto al anciano de pelo blanco. Ban Yunlai, por otro lado, venía a visitarle frecuentemente. Fue con su ayuda que Meng Hao llegó a comprender la Secta Destino Violeta muy rápidamente.

Había lecciones sobre las técnicas de alquimia todo los días, a las cuales Meng Hao casi siempre asistía. En mitad de los cientos que atendían, Meng Hao no destacaba en absoluto.

Diferentes miembros senior de la Secta darían sus lecciones; rotarían cada pocos días. Parecía que la forma de comprender las cosas de cada uno era ligeramente diferente. Al escucharles a todos ellos, Meng Hao rápidamente empezó a tener una mucho mejor comprensión de las técnicas de canalizado.

Adicionalmente, en lo referente al cultivo de las plantas medicinales, la Secta tenía un área especial para distribuir las plantas medicinales, muy similar a la forma en la que la Secta Confianza había distribuido las Piedras Espirituales. El propósito, por supuesto, era el de otorgar a los alquimistas aprendices una oportunidad de practicar la siembra.

Las diversas lecciones de los miembros senior de la Secta daban a todo este lugar una atmósfera muy tranquila. No había luchas a muerte. Meng Hao no podía evitar pensar que en la Secta Confianza todo había sido extremadamente diferente. Para él, este lugar era, de alguna manera, más un instituto de enseñanza superior que una Secta.

Cada mes, habría un sermón especial en cuanto a escrituras medicinales. Los oficiantes eran siempre maestros alquimistas veteranos. Todos y cada uno había ascendido desde el rango de alquimista aprendiz. Cuando se trataba de elaboración de píldoras, su habilidad no era de ningún modo poco profunda. Sus lecciones sobre alquimia no estaban siempre limitadas al tema de las plantas medicinales; algunas veces también hablaban sobre técnicas de elaboración. Meng Hao aprendió un montón después de escuchar unos cantos de esos sermones.

Adicionalmente a todo el estudio y a la siembra de plantas medicinales, los alquimistas aprendices también tenían una cuota mensual de catalizado que alcanzar. Cada mes se requería que se entregara la Secta una determinada cantidad de plantas medicinales catalizadas.

Esta era la vida de un alquimista aprendiz en la División Píldora del Este. Una vida que era un ciclo de nunca acabar.

En estos momentos, Meng Hao estaba sentado entre la multitud de alquimistas aprendices, escuchando a un hombre de mediana edad supuestamente discutiendo métodos de distinguir entre diversas plantas medicinales que podían ser fácilmente erróneamente identificadas. “Los alquimistas aprendices están envueltos en el desarrollo, catalizado y recolección de diversas plantas medicinales, así como en otras tareas relacionadas. En esencia, vuestro propósito es servir al gran sistema de alquimia instituido por nuestra Secta. En realidad, la manera más directa de servir a la Secta es la de asistir a los cerca de mil maestros alquimistas”.

Meng Hao suspiró. “Creo que unirme a la Secta Destino Violeta fue la decisión adecuada. En todo el Dominio Sur, este es el único lugar donde puedo estudiar verdadera alquimia. Además, sólo en la Secta Destino Violeta se producen verdaderos Grandes Maestros del Dao de la Alquimia! El Dao de Alquimia de la Secta Destino Violeta es tal que la fama de la división alquímica realmente excede al de la otra división. Todas las Sectas y Clanes del Dominio Sur reconocen esto”. Meng Hao estaba allí sentado pensativamente, con sus ojos brillando de anticipación.

Meng Hao suspiró. “Si quiero tener algún contacto con el Gran Maestro Píldora Demonio y conseguir su ayuda para eliminar mi veneno, tengo que ser un discípulo aquí!” Los ojos de Meng Hao brillaron con ambición.

Su verdadera meta al unirse a la Secta Destino Violeta era la de convertirse en un novicio del Gran Maestro Píldora Demonio y estudiar el más poderoso Dao de Alquimia de todo el Dominio Sur. Entonces crearía su propia rama de artes alquímicas. Después de todo, cualquier píldora medicinal que necesitara, la podría crear él mismo y no tendría que pasar por las grandes dificultades de adquirirlas por otros medios.

Estaba perdido en sus pensamientos cuando, repentinamente, el sonido de las campanas llenó el aire. El sonido se escuchó a través de todos los valles de la División Píldora del Este, causando que todo el mundo levantara sus cabezas inmediatamente. Incluso el maestro alquimista que daba la lección paró inmediatamente y levantó la mirada.

Todos y cada uno de los alquimistas aprendices de la División Píldora del Este alzaron sus cabezas. Sus rostros estaban llenos de entusiasmo.

“Las campanas del Horno! Ha llegado el día de la Tierra Celestial Destino Violeta!”

“La última vez fue hace un año. No puedo creer que ya haya pasado todo un año. Finalmente podemos regresar a la Tierra Celestial!”

Mientras las voces entusiasmadas resonaban, los repiques de las campanas continuaron sonando. Los ojos de Meng Hao destellaron mientras alzaba la mirada hacia el aire, donde repentinamente apareció una forma ilusoria.

Era un enorme horno para píldoras de color violeta flotando en el aire, imponente hasta el extremo, de decenas de miles de metros de diámetro. Al lado de él, docenas de rayos de luz prismática salieron disparados desde los valles cercanos para sentarse con las piernas cruzadas alrededor de él, como si lo estuvieran guardando.

Al mismo tiempo, el brillo de los hechizos se entrelazó en el aire, como si toda el área estuviera siendo sellada. Una luz radiante llenaba el área, lanzando colores brillantes sobre el enorme horno de píldoras y sobre los cultivadores que flotaban cerca de él.

Se escuchó una voz arcaica, que parecía no salir de ningún lado. “Alquimistas aprendices, entrad en la Tierra Celestial. Cosechad nueve hojas maduras”. El enorme horno para píldoras empezó a brillar y, repentinamente, lo que parecían ser cien mil rayos de luz bajaron serpenteando. El medallón de identificación de alquimista aprendiz de Meng Hao empezó a brillar, al igual que el de todos los demás alquimistas aprendices.

Los hilos brillantes y los medallones parecían tener algún tipo de conexión. Uno de los hilos brillantes se aproximó a Meng Hao y entró en el medallón. Un poder suave pareció recoger a Meng Hao y llevarlo por el aire.

Desde los cien valles de alrededor, fueron levantados por el aire los cien mil alquimistas aprendices, llevados por esos hilos de luz. Se transformaron en rayos de luz prismática dirigidos hacia el gigantesco horno para píldoras.

El enorme horno para píldora parecía ser un abismo sin fondo, el cual les tragó instantáneamente a todos.

La visión de Meng Hao se puso borrosa por un momento. Cuando se aclaró su visión y vio lo que yacía en frente de él, jadeó. La escena era difícil de comprender. La expresión que apareció en el rostro de Meng Hao fue una de completo y absoluto asombro.

En frente de él, se extendían incontables campos de plantas medicinales. Este lugar era un mundo diferente; no había nubes en el cielo. Sin embargo, se podían ver nueve soles. Al lado de cada sol había una luna. Este lugar tenía nueve soles y nueve lunas.

Este increíble cielo era el lugar perfecto bajo el cual cultivar plantas. Todo ese mundo parecía estar bajo algún tipo de sellado; tan pronto como Meng Hao apareció dentro, le envolvió un indescriptible aroma medicinal. Era intoxicante.

La mayoría de los cien mil alquimistas aprendices habían estado aquí antes. Todos ellos estaban entusiasmados, pero pocos estaban tan sorprendidos y conmovidos como Meng Hao.

Lo que era aún más sorprendente para Meng Hao era que dentro de los interminables campos de plantas medicinales, había miles de árboles enormes, de más de trescientos metros de altura. Incluso había gigantes. Estos gigantes parecían ser los vestigios de un pasado antiguo. Cuidadosamente recorrían los campos, ocasionalmente dejando caer semillas de plantas.

Arriba en el cielo había varios cientos de carros de guerra, los cuales emitían un aura arcaica. Los carros eran enormes, y se superponían unos con otros para formar lo que parecían ser nubes que lanzaban sombras hacia determinadas áreas dentro del mundo.

Lejos en la distancia, Meng Hao podía ver otro tipo de árbol que parecía tener tres mil metros de altura. Su tronco era violeta, y su parte superior no tenía follaje denso, sino que tenía un enorme y solitario ojo. El ojo tenía docenas de metros de anchura, y miraba por el área atentamente. Mientras Meng Hao miraba alrededor más cuidadosamente, vio que había unos pocos cientos de árboles similares a este en medio de los campos plantas medicinales.

Meng Hao no estaba seguro de cuando, pero Bai Yunlai había aparecido a su lado. Con un suspiro emocionado, dijo, “La Tierra Celestial Destino Violeta es una Tierra Bendita de la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta! De acuerdo a las leyendas, este lugar fue una vez una Tierra Celestial de Inmortales. Siendo así, el Reverendo Este Violeta vino aquí para crear este jardín de plantas medicinales interminable. Hay algunas cosas creciendo aquí que están extintas en el mundo exterior. Cada cierto tiempo, los alquimistas aprendices son teletransportados aquí para cosechar plantas medicinales, lo cual nos da una buena oportunidad para practicar nuestra habilidad en identificación. Este es el único lugar en todo el Dominio Sur donde puedes ver tantos tipos de plantas diferentes! Son virtualmente interminables!”

Repentinamente, un rugido llenó el aire, junto con una voz arcaica. Las diversas conversaciones de los alquimistas aprendices cesaron totalmente.

“Tenéis un mes para cosechar al menos nueve plantas medicinales maduras. Solo podéis cosechar plantas que reconozcáis, y debéis de estar familiarizados con sus hábitos y características. En un mes, entregareis toda vuestra cosecha, así como una hoja de jade describiendo lo que encontrasteis. Este será uno de los criterios de evaluación para ascender a Maestro alquimista. Ahora, podéis comenzar”. Tan pronto como la voz finalizó de hablar, los cien mil alquimistas aprendices dieron un suspiro colectivo, después se dispersaron.

Bai Yunlai no siguió a Meng Hao, sino que se dirigió en cambio a través de una ruta merodeando hacia otra localización. Los ojos de Meng Hao brillaron, reluciendo con entusiasmo. En sus últimos días había estado leyendo devotamente pergaminos de plantas medicinales. Había leído varias veces sobre las cien mil variedades de plantas medicinales, y aunque no las había memorizado todavía todas ellas, conocía unas cuantas. Ahora, sería capaz de probar su conocimiento. Su cuerpo se iluminó mientras salía disparado hacia la distancia.

Mientras los cien mil alquimistas aprendices se dispersaban en todas direcciones, encima de ellos en el cielo, en una de las lunas rotatorias,  aparecieron ocho figuras.

“Veis a ese chico? Ese es Fang Mu, el que examiné hace dos meses y encontré que tenía un talento latente de primer grado”.

“El talento latente de primer grado es bastante raro. Hemos examinado la planta marchita que trajiste y definitivamente no es falsa. Debido a su talento latente, su energía espiritual es extremadamente adecuada para el desarrollo de plantas medicinales”.

“Él es solo un vástago ahora. Vamos a ver cuántas plantas medicinales logra cosechar. Si tiene talento para identificar plantas medicinales, entonces quizá deberíamos de considerar incluirle en el siguiente examen de promoción”.

Mientras las figuras dentro de la luna se enzarzaban en su discusión, Meng Hao caminó lejos de los grupos de otros alquimistas aprendices, saliendo hacia los campos de plantas medicinales. Dio cada paso prudentemente, llevando cuidado de no pisar ninguna planta. Mantuvo su cabeza bajada, mirando hacia todas direcciones.

“Esa es…. Hierba Devastadora de Espíritu. Recuerdo su descripción de los pergaminos. Sin embargo, por qué tiene más follaje en el lado derecho…? Oh, cierto, es un híbrido. El lado derecho es realmente un retoño injertado… Esta es una hoja Rayo Elegante, su forma es como la de una mujer y se balancea de un lado hacia otro de una manera encantadora… Cuando se usa medicinalmente, se pueden elaborar con ella píldoras adecuadas para la etapa inicial Fundación Establecida”.

Meng Hao siguió caminando, identificando gradualmente diversas plantas medicinales e intentando recordar toda la información que había leído sobre ellas en los pergaminos. Cuanto más lo intentaba, más fácil se volvía. Un sentimiento de placer le llenó gradualmente en su interior.

Esta sensación era diferente a cuando había hecho un avance en base de cultivo. Sin embargo, ser capaz de dominar una rama de conocimiento que había sido previamente elusiva, le llenó con un sentido de profunda confianza.

Esto era Cultivarse a sí mismo!

Por lo que Meng Hao podía decir, su habilidad para identificar todas las diferentes plantas medicinales era un tipo de talento natural…

Meng Hao caminó más y más lejos. Cada vez que veía una planta medicinal adecuada para cosechar, inmediatamente la cogía. Al mismo tiempo, grabaría una descripción y otra información en la hoja de jade que le habían dado.

Continuó corroborando lo que había estudiado recientemente; era como un pez en el agua. Olvidó todo excepto las plantas medicinales en frente de él. Su alquimia estaba avanzando a saltos agigantados en esta Tierra Celestial.

Mientras tanto, fuera, en el Dominio Sur, el nombre de Meng Hao había causado que comenzara una enorme búsqueda entre las grandes Sectas y Clanes. En los últimos días, todo el mundo estaba buscándole. Pronto, el nombre de Meng Hao llegó a ser conocido por cada vez más cultivadores.

Por supuesto, la Secta Destino Violeta era una de las Sectas participantes en la gran búsqueda. Sin embargo, nadie fue capaz de encontrar la menor pista de Meng Hao. Era como si se hubiera desvanecido completamente.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>