ISSTH – Capítulo 216

Modo Noche

Capítulo 216: El Significado de Gran Maestro.

En el instante en el que el anciano se giró y miró a Meng Hao, sus ojos se llenaron con una luz intensa y dijo, “Te uniste a la División Píldora del Este con un medallón recomendación de un Lord Horno. Cuál es tu propósito aquí?!” Una presión misteriosa se centró sobre el cuerpo de Meng Hao.

Mientras el hombre decía esas palabras, dio un paso hacia delante.

Cuando el pie tocó el suelo, por todos lados vibraron imágenes fantasmales, como si el área hubiera sido separada del resto del mundo. Tal escena daba la sensación de que escapar era imposible.

Aun mientras las primeras palabras estaban todavía resonando, habló de nuevo, “He investigado a través de todos los cultivadores con el apellido Fang en todo el Estado de Aparición del Este. No pude encontrar ningún rastro tuyo en ningún lado. Como alguien de fuera del Estado de Aparición del Este, dime… por qué estás aquí?” Obviamente se suponía que era algún tipo de interrogatorio. Añadido a la demostración de poder, parecía como si nubes negras estuvieran agitándose hacia el camino de Meng Hao.

Por dentro, Meng Hao estaba calmado. Sin embargo, su rostro palideció visiblemente y se quedó plantado donde estaba, con el cuerpo temblando ligeramente. Su barbilla estaba quieta tercamente.

“Dí tu nombre real y revela tu propósito aquí! Esta es tu última oportunidad. Si rehúsas utilizar el sentido común, entonces no me culpes por ser implacable!” El anciano dio otro paso hacia delante. Cuando el pie descendió, el atronador sonido del rayo llenó el patio. Un viento fiero emergió y olas de presión salieron hacia fuera. Parecía como si las plantas medicinales del jardín estuvieran siendo catalizadas de una forma dañina; estaban creciendo oscuras y feas.

El rostro de Meng Hao se puso más pálido. Sin embargo, interiormente estaba tan tranquilo como siempre. La base de cultivo de este anciano estaba en la etapa Formación del Núcleo y sus palabras parecían ser frías e implacables. En realidad, estaba obviamente aparentando. Considerando el camino de cultivo de Meng Hao y el nivel de su experiencia y entrenamiento, cómo no podía darse cuenta?

Realmente había estado en la Secta Destino Violeta por la mayor parte de un año. En todo este tiempo, el hecho de que el anciano eligiera venir hoy a visitarle le decía bastante. Meng Hao solo tenía que pensar por un momento para entender con bastante certeza esta conclusión.

Obviamente, el día de la promoción se estaba acercando, y aunque Meng Hao no testaba cualificado para participar, su talento latente de primer grado había atraído bastante atención en la División Píldora del Este. Ese era todo el propósito de esa escena; el despliegue de poder era básicamente un tipo de aviso.

Todos estos pensamientos pasaron por la mente de Meng Hao en un instante. Él también pensó sobre cómo había cruzado el puente cadena para entrar en la secta y su corazón se tranquilizó. Tomó aire profundamente y continuó manteniendo su rostro pálido, unió sus manos y se inclinó respetuosamente hacia el anciano.

Con una expresión amarga, con voz suave dijo, “Señor, mi nombre real es Fang Mu, y no provengo del Estado de Aparición del Este. He ansiado por mucho tiempo el Dao de la Alquimia y eso es por lo que ansiaba unirme a la Secta Destino Violeta. No tengo ningún otro propósito que el de mi deseo entusiasta de estudiar la alquimia.”

“Desafortunadamente, la Secta Destino Violeta no acepta extranjeros, por lo que tuve que idear algún otro modo para conseguir el medallón recomendación de un Lord Horno. Para poder entrar en la Secta, no tuve más elección que la de usar un subterfugio. No tenía más opciones. Señor, si cree que este junior está en un error, entonces aceptaré cualquier castigo que la Secta considere adecuado”. Meng Hao se inclinó y mantuvo la inclinación, permaneciendo de esa forma sin levantarse.

Todo se quedó quieto. El anciano miró a Meng Hao. Hacía tiempo que había investigado a Meng Hao y sabía que había algunas cosas sobre él que no eran ciertas. Sin embargo, había cien mil alquimistas aprendices en la Secta. Muchos de ellos tenían cosas que no estaban bien. El hecho de que hubieran pasado por el Puente de la Verdad, sin embargo, era la evidencia de que no tenían intenciones enfermizas hacia la División Píldora del Este. Si tuvieran ese tipo de secretos, no habrían sido capaces de traspasar el puente.

Si Meng Hao fuera un alquimista aprendiz ordinario sin un talento latente de primer grado, entonces el anciano no le habría prestado la más mínima atención, y las cosas hubieran seguido su curso de manera natural. Sin embargo,  el talento latente de Meng Hao había atraído, además de la atención de este anciano, la atención de otros Lores Horno de la División Píldora del Este. Cuando la pregunta apareció en referencia a su cualificación para participar en el examen de promoción, fue contra todo lo acordado para conseguir un puesto para Meng Hao… lo cual había llevado a la actual escena.

Wang Fanming estuvo quieto por un momento. Después, miró a Meng Hao y dijo serenamente, “Una vez que te unes a la División Píldora del Este, no puedes nunca renunciar, ni en el resto de tu vida. Puedes estar de acuerdo con esto?”

Meng Hao finalmente se plantó recto. Mirando al anciano con determinación en su rostro, habló con una voz firme: “Es una gran amabilidad por parte de la Secta el enseñarme sobre el Dao de la Alquimia. Mientras que la Secta no me expulse, nunca renunciaré a ella!”

En realidad, después de vivir en la Secta Destino Violeta por la mayor parte de un año, ser parte de la División Píldora del Este y estudiar la alquimia, había realmente ampliado la visión de Meng Hao. En cuanto él pudiera estar aquí y estudiar alquimia, no dejaría la Secta.

El anciano miró a Meng Hao con profundidad. “No me importa tu origen. Si tú dices que eres Fang Mu, entonces eres Fang Mu. Sin embargo, si alguna vez traicionas la Secta, te quitaré tu Dao de Alquimia. Si fuera incapaz de hacerlo, habría otros alquimistas en la División Píldora del Este que podrían hacerlo”. Movió su manga y salió un medallón disparado hacia Meng Hao.

Aterrizó en la mano de Meng Hao brillando misteriosamente, radiando frialdad.

“Dentro de un mes, puedes atender el examen para ascender a maestro alquimista. Sólo un candidato será seleccionado. Si eres o no seleccionado dependerá de tu suerte”. Con eso, Wang Fanming se giró y salió volando, desapareciendo en un parpadeo.

Como había dicho, no le importaba el origen de Meng Hao. Había mucha gente en la Secta Destino Violeta que tenía orígenes misteriosos. Aun entre los Lores Horno había personas que previamente habían sido miembros de otras Sectas, o incluso que habían sido enemigos en el mundo exterior y se habían unido a la División Píldora del Este para esconderse.

En realidad, el mismo Wang Fanming no pertenecía al Estado de Aparición del Este. Solo fue debido a diversas circunstancias que había terminado por ser un cultivador en la División Píldoras del Este.

Esta era la tradición dentro de la División Píldoras del Este, una tradición creada por alguien que mantenía gran prestigio y respeto universal en la Secta Destino Violeta: el Gran Maestro Píldora Demonio.

El Gran Maestro Píldora Demonio había soltado las siguientes palabras en cuanto a la División Píldora del Este: “Uno debe tener una gran visión cuando atraviesa el gran camino del Dao de la Alquimia. Cualquier alquimista cualificado puede convertirse en un cultivador de la División Píldora del Este. El único requisito es que no albergue malas intenciones, ni tenga la ambición temeraria de los lobos salvajes”.

Debido a esto, las tradiciones de la División Píldora del Este de la Secta Destino Violeta habían existido desde hacía mucho tiempo. Desafortunadamente, esto también había llevado a circunstancias en las que los discípulos abandonaron la Secta. A pesar de eso, las técnicas de la División Píldora del Este nunca habían sido reveladas. Muchos extranjeros se preguntaban sobre este misterio, e incluso a por qué aquellos que abandonaron la Secta eran tan sentimentales después de eso.

En realidad, desde tiempos inmemoriales, todos los discípulos que abandonaron la Secta, finalmente acabaron volviendo. Excepto dos. Esos dos habían sacudido el Dominio Sur y eran las únicas dos otras personas que, como Píldora Demonio, se habían convertido en Grandes Maestros del Dao de la Alquimia!

Ambos habían sido novicios del Gran Maestro Píldora Demonio. Finalmente, habían logrado nuevas ideas e innovaciones. Sin importar lo que los forasteros pensaran, esos dos nunca creyeron que su habilidad pudiera superar la de su Maestro.

La razón por la que se habían vuelto famosos, y la razón por la que nunca habían regresado a la Secta, era debido a las palabras del Gran Maestro Píldora Demonio, palabras que continuaban transmitiéndose hasta ese mismo día.

“Por el camino del Dao de la Alquimia, si cien flores florecen, quién tiene el derecho de permitir que solo la Peonía Mundana exista? No pueden la peonía menor y la orquídea coexistir? Por tanto, eso es el nacimiento de un jardín de flores. Si el jardín de plantas medicinales solo contuviera una única planta medicinal, cómo podría existir el Dao de la Alquimia?1

“Si aquellos que heredan mi Dao de la Alquimia están llenos de ambiciones como lobos salvajes, les arrebataré el Dao de la Alquimia. Sin embargo, quien pueda depurar lo viejo para traer algo nuevo, podrá trazar un camino nuevo, esa persona puede establecer su propia escuela de pensamiento. Si tiene la capacidad de soportar el peso del título Gran Maestro, entonces no tiene nada que ver conmigo. En ese caso, no hay necesidad de discutir un retorno hacia mí”.

Debido a esto, había tres alquimistas denominados Gran Maestro. En realidad, aunque el Dao de la alquimia en el Dominio Sur solo tenía un verdadero Gran Maestro!

Píldora Demonio!

Meng Hao observó a Wang Fanming irse mientras sus ojos brillaban con una luz misteriosa. Nunca hubiera pensado que sería capaz de asegurarse un lugar en el examen de promoción tan rápidamente. Miró hacia abajo, pensativamente, a la hoja de jade que sujetaba en su mano. Sus ojos brillaban, lanzó su Sentido Espiritual dentro. Su mente repentinamente se agitó.

En su cabeza aparecieron las palabras:

Escritura de Alquimia!

Se sentó con las piernas cruzadas en el patio, sujetando la hoja de jade con la mano. Cerró sus ojos y se sumergió en la Escritura de Alquimia que había aparecido en su cabeza. No fue hasta que el sol empezó a alzarse en la mañana siguiente que él abrió lentamente sus ojos. Tomó aire profundamente y miró hacia los distantes picos de montañas. Sus ojos estaban llenos de reverencia. Se sentó allí tranquilamente durante bastante rato.

Esta llamada Escritura de Alquimia no era de hecho realmente una escritura. En realidad, era  una grabación de los eventos que habían ocurrido en la División Píldora del Este en los miles de años desde que el Gran Maestro Píldora Demonio se alzó con tanta fama.

Había muchas historias grabadas, por ejemplo, los orígenes de los otros dos Grandes Maestros Alquimistas del Dominio Sur, así como las diversas frases del Gran Maestro Píldora Demonio. Después de examinar toda la Escritura de Alquimia, apareció una imagen en su mente de una figura permaneciendo en la cima del Dao de la Alquimia.

Ahora comprendía por qué Wang Fanming había sido tan rápido en desechar el tema de su pasado oculto.

Meng Hao apartó lentamente la hoja de jade. Dio unas cuantas respiraciones profundas, y después empezó su cultivo diario como alquimista aprendiz.

El tiempo pasó lentamente. Pronto, había pasado un mes. Las noticias sobre el examen para alquimistas aprendices con diez años de experiencia se extendieron como la pólvora a través de la División Píldora del Este. Rápidamente se convirtieron en el único tema de conversación entre los alquimistas aprendices.

Cerca del ochenta por ciento de los alquimistas aprendices tenían diez años o más de experiencia. Sin embargo, no todos podrían participar en el examen de promoción. Solo había treinta mil puestos disponibles para el registro.

Cuando llegó el día de la prueba, toda la División Píldora del Este bullía con ruido y entusiasmo. Las campanas del horno sonaron, y apareció un enorme horno para píldoras de nuevo en el aire. Decenas de miles de rayos de luz alcanzaron a los aprendices alquimistas, los cuales hervían de entusiasmo. Meng Hao estaba entre ellos que salieron disparados hacia el horno para píldoras.

En un parpadeo, treinta mil personas se desvanecieron. Cuando reaparecieron, no estaban en la Tierra Celestial de los campos de plantas medicinales. En cambio, estaban en una plaza pública enorme pavimentada de piedra. En el medio de la plaza había un gigantesco horno para píldoras verde azulado. El olor medicinal salía desde él, llenando la plaza con nieblas medicinales y nubes.

En la enorme plaza habían preparadas treinta mil mesas de trabajo. En la superficie de cada mesa de trabajo había una hoja de jade negra. Mientras los treinta mil participantes llegaban, no había ni ruido ni jaleo. Todos miraban nerviosos hacia el horno para píldoras, el cuál estaba rodeado de ocho ancianos, sentados con las piernas cruzadas.

Uno de ellos era Wang Fanming.

La multitud miró hacia los ocho hombres, los cuales abrieron lentamente los ojos. Miraron a todo el mundo con una expresión amable y suave.

“En el examen de promoción de la División Píldora del Este, una persona será seleccionada entre vosotros para practicar el Cultivo del Dao de la Alquimia! El examen consiste en dos rondas. La primera ronda es una ronda eliminatoria, que será superada únicamente por diez participantes. La segunda ronda es la ronda final, de la que solo emergerá un maestro alquimista!

“Cien mil plantas medicinales. Un millón de variaciones. Vuestra tarea es hacer una lista silenciosa de ellas. Escribid tantas como podáis recordar! En frente de vosotros hay treinta mil puestos de trabajo. Por favor, organizaros vosotros mismos entre ellas y prepararos para el comienzo!”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>

  • Gracias por el capitulo

  • Gracias por el capitulo

  • Gracias por el capitulo

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-

  • hernan fontela

    Gracias por el capitulo-