ISSTH – Capítulo 284

Modo Noche

Capítulo 284: Tres personas; Tres Daos de Alquimia

Para el tiempo en el que Chu Yuyan y Ye Feimu estaban en mitad de la creación de sus píldoras medicinales de la etapa Fundación Establecida, Meng Hao había ya finalizado la Píldora Espiritualización y había empezado a trabajar en la píldora medicinal Alma Naciente.

Las Píldoras Medicinales para incrementar la base de cultivo durante la etapa Alma Naciente estaban hechas de plantas medicinales raras que no eran vistas a menudo en el mundo. No había demasiadas píldoras como esas en el Dominio Sur; para cuatro o cinco personas de una sola Secta poseer una, sería considerado algo más allá de lo increíble.

No eran píldoras que pudieran ser producidas en masa; un lote podía tener tres o quizá cinco. Por tanto, eran bastante caras. Tales píldoras no eran comunes ni si quiera en la Secta Destino Violeta.

Cuando considerabas que un cultivador en Alma naciente que practicara ejercicios de respiración podía absorber toda la energía del Cielo y la Tierra dentro de un radio de tres kilómetros de una sola inspiración, es fácil de imaginar cómo de importantes podían ser las píldoras medicinales para ellos. Si poseyeran tales píldoras, todo estaría bien. Si no las tenían, la única opción restante sería tomarlas por la fuerza.

Sin embargo, en lo relativo a las píldoras medicinales para cultivadores en Alma Naciente, el tipo más dificultoso de elaborar, así como el más valioso, eran las píldoras que alargan la longevidad!

El valor de tales píldoras es extremado alto; el tiempo de vida que no excediera a los mil años, no sería un desafío para los Cielos. El único modo de vivir superando los mil años, desafiando a los Cielos, era separando el Espíritu. De otro modo, uno podía simplemente malgastarlo todo muriendo.

De toas las píldoras medicinales de la etapa Alma Naciente, las más básicas eran las píldoras curativas, y tales píldoras eran las más sencillas de elaborar.

Generalmente tendrían una efectividad normal; sin embargo, sin importar el modo en el que las miraras, tales píldoras debían de ser consideradas de la etapa Alma Naciente. Meng Hao decidió elaborar simplemente ese tipo de píldora medicinal simple para la etapa Alma Naciente. Por lo que a él le concernía, esta no era hacer trampas, sino que era  usar el método más simple para pasar esta parte de la prueba. No quería gastar un montón de energía mental para elaborar una píldora única.

Por tanto, varios días después, emergió una de las más comunes píldoras curativas para la etapa Alma Naciente. Meng Hao sujetaba las píldoras de las cuatro etapas en su mano y entonces las presionó contra el peñasco. El peñasco empezó a temblar y entonces apareció una fisura que serpenteó por el mismo centro del peñasco, tendría medio pie de anchura.

Casi parecía que el peñasco no estuviera muy satisfecho con las píldoras medicinales de Meng Hao. Sin embargo, había alcanzado los requisitos; cada píldora contenía cinco de los diez millones de variaciones de plantas medicinales, aunque la mayoría de ellas habían sido ocultadas por Meng Hao usando una técnica solo para ese propósito.

Miró a la fisura y después aclaró su garganta. Sabía que estaba siendo observado por otros; con un poco de timidez y una expresión avergonzada, bajó su cabeza y caminó por la grieta. Girando su cuerpo para pasar de lado, y ejerciendo un poco de esfuerzo, fue apenas capaz de deslizarse por ella. Entonces, con una expresión solemne y dignificada, y sin la más mínima incomodidad, continuó recorriendo los escalones que subían por la montaña, hacia la tercera región.

Cuando los espectadores en el mundo exterior vieron esto, los maestros alquimistas de la División Píldora del Este pudieron ser vistos realizando sonrisas amargas. Aquellos que estaban relativamente familiarizados con Fang Mu parecían un poco avergonzados. Usando tal método para pasar esa parte de la prueba era realmente un poco monstruoso.

Esto era especialmente cierto después de ver la seriedad con la que Chu Yuyan y Ye Feimu persistían en sus trabajos. La actitud de Meng Hao levantó inmediatamente el desprecio de aquellos a los que no les gustaba demasiado desde el principio. Unos cuantos de los ocho Lores Horno Violeta también fruncieron el ceño.

Sin embargo, sin importar nada de esto, Meng Hao era el primero en poder pasar la segunda región. Uniendo sus manos detrás de su espalda, caminó de forma casual dentro de la tercera región, pareciendo exactamente como si estuviera dando un paseo y observando el paisaje.

Uno de los Lores Horno Violeta,  un hombre de mediana edad llamado Ye Yuntian, dijo, “Fang Mu no parece estar tomándose las cosas muy seriamente. Con tal carácter tan inferior, claramente no es adecuado para convertirse en  un Lord Horno Violeta”. Su voz era serena y parecía cargar un peso de autoridad.

An Zaihai rió y dijo, “No necesariamente. No hay ninguna regla contra usar el método más simple para avanzar”.

“Eso es cierto, Hermano Senior An”, respondió Ye Yuntian con una sonrisa. “Ahora, sin embargo, tengo mucha curiosidad por ver qué tipo de decisión tomará en la tercera región”.

Momentos después emergieron más candidatos desde la segunda región. Únicamente Chu Yuyan y Ye Feimu permanecían. Un total de cinco personas avanzaron. Los otros dos fueron incapaces de completar píldoras medicinales con el ochenta por ciento de fuerza medicinal, por lo que ambos declararon su rendición.

Ahora, únicamente permanecían ocho de las diez pantallas originales encima del horno para píldoras en el mundo exterior.

Cuando Meng Hao alcanzó el peñasco marcando la tercera región, el Qi Violeta apareció. Era solo un pequeño hilacho y duró solo por el espacio de unas tres respiraciones. Había acabado exitoso, pero la aprobación de la Tierra Celestial no era enorme.

Después de que el hilacho de Qi Violeta entrara en el horno para píldoras, Meng Hao miró al peñasco, después se sentó con las piernas cruzadas en frente de él. Le tomó un momento borrar el último rastro de agotamiento dentro de él hasta que final se llenó de energía.

La píldora final de Che Yuyan emergió, y cuando lo hizo, .su rostro estaba pálido. Había sido extremadamente difícil para ella elaborar la cuarta píldora. En cuanto a las creaciones originales, ella había persistido hasta la píldora de la Fundación Establecida; en cuanto a las de la Formación del Núcleo y Alma Naciente, había sido incapaz de crear nuevas versiones de tales píldoras. En cambio, había seleccionado las píldoras más difíciles de las fórmulas que ella conocía para elaborar las dos píldoras finales.

Eliminando el sudor de su frente, observó a la fisura de tres metros que dividía el peñasco en frente de ella. Con una sonrisa de autosuficiencia en su rostro, avanzó.

Después de ella, Ye Feimu finalizó su elaboración de píldoras. Similar a Chu Yuyan, había sido incapaz de realizar creaciones originales para las cuatro variedades de píldoras. Había acabado exitoso en realizar una píldora original para la etapa Formación del Núcleo, pero en cuanto a la de la etapa Alma Naciente, no pudo proceder. Sin tener otra opción, creó la píldora para la etapa Alma Naciente más dificultosa y de alto nivel que él pudo pensar. Le tomó diez intentos antes de finalmente lograrlo.

Todo había ocurrido relativamente rápido, debido a que todo se movía muy rápidamente dentro del mundo de la Tierra Celestial. Estando en el exterior, le habría tomado un año la elaboración de las cuatro píldoras que había realizado.

Ye Feimu tomó aire profundamente mientras observaba una grieta de seis metros de anchura abriendo el peñasco en frente de él. Una expresión orgullosa llenó sus ojos mientras avanzaba.

Se estaba volviendo realmente aparente para los observadores cuál de los diversos candidatos estaba por encima de los demás. El zumbido de las discusiones se escuchó mientras empezaban a hablar sobre la chocante visión de la grieta creada por Ye Feimu.

Mientras Chu Yuyan y los demás alcanzaban el peñasco que marcaba la tercera región, un denso Qi Violeta emergió hacia ellos. El Qi Violeta que emergió para Chu Yuyan permaneció por el tiempo que tarda un palo de incienso en arder antes de disiparse. El más chocante fue Ye Feimu. Permaneció por el tiempo que tardan dos palos de incienso en arder; lo que es más, su horno para píldoras se había vuelto ya de un violeta ligero!

En sus diversos respectivos caminos, los hornos para píldoras de los otros candidatos absorbieron el Qi Violeta. Después de ello, empezaron a concentrarse en el peñasco. Aparecieron ceños fruncidos; la prueba de la tercera región era aún más difícil que las de las dos primeras.

Meng Hao terminó su meditación. Abrió sus ojos y brillaban intensamente. Se había recuperado completamente, sus ojos brillaban mientras examinaba el texto en el peñasco en frente de él. Una expresión pensativa aparecía en su rostro.

Delante del peñasco no había escalones de piedra. El camino de escalones parecía finalizar justo allí, siendo solo visibles nubes.

“Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros…” los ojos de Meng Hao se entornaron mientras miraba al grabado en el peñasco. Representaba un tipo de planta medicinal con nueve flores en ella, cada una de ellas de un color diferente. “Las ‘Planta Cortina Perlada de Tres Tesoros’ son comunes. Las ‘Plantas Cortina Perlada de Seis Tesoros’ son poco comunes. En cuanto a las ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’… ni siquiera son raramente vistas! Cada flor contiene diferentes propiedades medicinales. Los nueve pétalos trabajan en armonía los unos con los otros. Esta sola planta medicinal puede ser usada en un millar de fórmulas para píldoras… Las fórmulas usadas y la cualidad de las píldoras medicinales elaboradas determinarán cuantos peldaños aparecerán…” Meng Hao cerró sus ojos un momento para pensar.

En los demás caminos, los otros candidatos estaban enfrentándose exactamente a la misma prueba.

Chu Yuyan dirigió su mano derecha hacia el peñasco. Inmediatamente apareció una luz parpadeante brillante y la ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ se materializó en frente de ella.

Los cultivadores en la cima de la montaña en el mundo exterior, incluyendo los representantes de las otras Sectas y Clanes, estaban todos prestando mucha atención a la escena increíble que estaba tomando lugar dentro de la prueba de fuego.

El Lord Horno Violeta Ye Yuntian abrió serenamente su boca y dijo, “Las pruebas de la tercera región son al mismo tiempo elaboración de píldoras y toma de decisiones. Cuántas píldoras pueden ser elaboradas para crear mágicamente un conjunto de escalones perfecto? Esa es la clave.” Desde el principio hasta el final, su mirada nunca dejó la pantalla de Ye Feimu.

Sus palabras hicieron que los rostros de muchos de los maestros alquimistas se llenaran de asombro. Uno tras otro, empezaron todos a concentrar su atención en las diversas pantallas.

Chu Yuyan miró a la planta que flotaba en frente de ella. Una expresión pensativa brillaba en sus ojos similares a fénix.

“El Dao de la Alquimia es como el Gran Dao del Cultivo”, pensó ella. “Vegetaciones y plantas crecen dentro del Cielo y la Tierra. Sin embargo, el Cielo y la Tierra no están vivos. Elaborar píldoras… es como refinar los Cielos y transformar la Tierra, encontrando un destello de vida dentro y convirtiéndolo en una píldora medicinal. Por tanto, la elaboración de píldoras… es la búsqueda de vida, un modo de encontrar ese destello que no existe dentro del Cielo y la Tierra!”

“Nueve es el número máximo; por tanto, haré nueve píldoras, y cada píldora contendrá ocho flores. Lo que es más, cada píldora contendrá las propiedades medicinales de la flor faltante” Las nueve píldoras formarán un ciclo que abrirá el camino hacia los Cielos!” los ojos de Chu Yuyan brillaban con determinación ahora que había tomado su decisión. Inmediatamente se puso a trabajar en la elaboración.

Después de pensar por varias horas, una expresión seria llenó el rostro de Ye Feimu y tomó aire profundamente. Sus ojos se entornaron mientras movía su manga; una ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ apareció en frente de él y empezaba a elaborar.

“Si voy a elaborar una píldora, aré solo una”, pensó él. “Contendrá las propiedades medicinales de las nueve flores, así como la de una píldora medicinal adicional! Lo que elaboraré no será el número nueve, sino el número diez! Elaboraré una píldora que contenga una propiedad medicinal que la ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ no tenga. Así manteniendo mi identidad, esta décima propiedad medicinal no tendrá precedentes!”

Era difícil de decir qué estaban pensando en cuanto al Dao de la Alquimia conforme más avanzaban. Entre ellos dos, una usaba el Dao de la Alquimia para refinar la vida hasta la cumbre. El otro combinaba todas las variaciones complejas para crear algo único.

En ese momento, sus habilidades en el Dao de la Alquimia eran claramente visibles para los espectadores de la cima de la montaña, causando bastante revuelo. Todos, incluyendo los representantes de las Sectas externas empezaron a pensar profundamente sobre los procesos.

Después de que Chu Yuyan y Ye Feimu tomaran sus decisiones, los ocho Lores Horno Violeta asintieron alabándoles.

El rostro del Gran Maestro Píldora Demonio, sin embargo era ilegible, haciendo que todo el mundo se preguntara qué pantalla estaba observando…

Fue en ese momento en el que Meng Hao abrió sus ojos, que brillaban en esos momentos con una luz extraña. Levantó su mano y empujó contra el peñasco. Apareció la ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ junto con su horno para píldoras. No empezó inmediatamente a elaborar, sino que se quedó mirando fijamente a la planta medicinal, con sus ojos brillando.

Dentro de su mente revoloteaban incontables fórmulas para píldoras. Su habilidad con las plantas y la vegetación estaba en todo su apogeo también. La ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ rotaba en su mente mientras mentalmente empezaba a organizar las diversas propiedades medicinales y cómo funcionarían juntas.

Sin embargo, Meng Hao rápidamente dedición limpiar su mente. Miró a la planta medicinal y entonces sus ojos empezaron a brillar aún más intensamente. Parecía… interesado. Su comportamiento ahora era enormemente diferente a la desgana que había demostrado en la segunda región.

“Voy a elaborar diez píldoras”, pensó él. “Nueve píldoras menores y una píldora maestra. Nueve es el número máximo, representando la fuerza. Mi cuerpo es el horno para píldoras y mi corazón es la fórmula de la píldora. Refinar los Cielos, refinar la Tierra, refinar los cambios del Tiempo. Elaborar una píldora que… contenga la esencia de la simplicidad de la naturaleza!” Una expresión al mismo tiempo profunda e intensa brilló en sus ojos. Si estuviera en cualquier otro lugar, no demostraría tal aptitud hacia la elaboración de píldoras. Pero dentro de esta prueba de fuego de la Secta Destino Violeta, su interés se había visto atrapado. No ocultaría por más tiempo su verdadero ser; demostraría totalmente su habilidad en el Dao de la Alquimia.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>