ISSTH – Capítulo 287

Modo Noche

Capítulo 287: Creando algo desde la Nada.

Pasó un momento, y allí todavía había nueve escalones de piedra. Ni uno más ni uno menos.

Sin tener eso en cuenta, .nadie hizo un solo comentario. Esto fue debido a que… Meng Hao abrió su mano, saliendo la píldora medicinal transparente de dentro flotando por el aire en frente de él. Entonces… floreció con nueve luces de colores brillantes. La luz que salía desde la píldora, lentamente tomó la forma de una ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’!

La planta era vívida y como si tuviera vida y, en el instante en el que apareció, atrajo la atención de todos. Las miradas estaban llenas de incontables pensamientos. Asombro, sorpresa e incredulidad llenaban todas las mentes hasta que se quedaron completamente boquiabiertos.

La voz de An Zaihai rompió el silencio. “Eso es… crear algo desde la nada!!” Estaba jadeando mientras de nuevo se ponía en pie. Anteriormente, había supuesto que esto podía ocurrir, pero verlo con los propios ojos hizo que su mente se tambaleara y su corazón se agitara.

Normalmente nunca habría tenido tal ataque. Él era un alquimista, y la persecución terca era parte del Dao de la Alquimia. Él era del tipo de excéntrico que nunca revelaría sus emociones sin importar si estaba feliz o furioso. Pero a este respecto, sus sentimientos le dominaron.

“Un Gran Dao de la Alquimia. Regresar a la simplicidad de la naturaleza! Crear algo desde la nada!!” Mientras la voz de An Zaihai sonaba, todos observaron la pantalla mientras Meng Hao levantaba su pie hacia el primer escalón. Caminó lentamente subiendo los nueve escalones, después levantó su pie hacia el vacío. Mientras ascendía, apareció un décimo escalón. Caminó hacia delante. Mientras lo hacía, fueron apareciendo más escalones bajo sus pies.

La limitación en número había ya sido realmente sobrepasada; este era un ámbito que sobrepasaba por mucho al de Ye Feimu. La mayoría de la gente ni siquiera comprendía ese terreno; sin embargo, los ocho Lores Horno Violeta sí!

Su corazón temblaba, su mente vacilaba, Lin Hailong fue el segundo en ponerse en pie. Con un jadeo, dio; “Este… este es… Fang Mu no solo elaboró una píldora, elaboró una semilla! Una semilla de ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’!! La sorpresa llenaba sus ojos. “Es imposible… tomó como base un modelo ilusorio del Dao de la Alquimia y después elaboró una semilla real!!”

“Si tu plantas esta semilla, hay muchas probabilidades de que en unos cuantos años, una ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ crecerá. Pero… pero… los ingredientes que él usó eran todo ilusiones, no eran reales! Ese ámbito…. Es crear algo desde la nada!”

Después de que An Zaihai y Lin Hailong terminaran de hablar, reinó el silencio. Los maestros alquimistas se sentaron mudos en sus lugares. Los Lores Honor estaban respirando de forma dificultosa. Todas las personas que habían estado riéndose de él anteriormente, ahora sentías sus mentes dar vueltas, como si hubieran sido abofeteados por una enorme e invisible mano. La bofetada había aclarados sus mentes y al mismo tiempo las había hecho tambalear.

Después de que pasara el espacio de tiempo para dar unas cuantas respiraciones, apareció un increíble alboroto.

“Crear algo desde la nada? Fang Mu fue capaz de tomar algo que no existía realmente y usarlo para crear algo real? Qué nivel de habilidad en el Dao de la Alquimia representa eso? Es…”

“Es Ye Feimu el más fuerte? O es este Fang Mu aún mejor…?”

La gente de las Sectas visitantes era incapaz de discernir qué estaba pasando. Lo único que estaba abundantemente claro era que el pasmo que se veía en los rostros de los Lores Horno Violeta.

De todos ellos, únicamente Ye Yuntian tenía una expresión seria en su rostro. Tenía el ceño fruncido mientras miraba la pantalla de Meng Hao.

Una píldora medicinal que quitaba el aliento!

Los discípulos de las Sectas visitantes estaban atónitos por la escena que se desarrollaba en frente de ellos. La verdad sea dicha, ellos habían estado sorprendidos una y otra vez desde el momento en el que esta prueba de fuego había empezado. Sin embargo, este momento era el más sorprendente de todos!

Crear algo desde nada. Elaborar píldoras en una Tierra Celestial. Refinar las reglas de la alquimia. Convertir una ‘Planta de Cortina Perlada de Nueve Tesoros’ ilusoria en una semilla que podía ser plantada. Todas estas cosas causaron oleadas de agitación en sus mentes.

En ese momento, se habían olvidado de Chu Yuyan y YE Feimu. Todos los ojos estaban fijos como si estuvieran pegados en Meng Hao. Él era el centro de atención de todas las personas de allí.

Gordito estaba jadeando. Los ojos de Han Bei brillaban con  una luz extraña mientras miraba a Meng Hao. La expresión de Li Shiqi era la de estar fascinada. Nunca hubiera imaginado ella misma que el Alquimista Fang Mu fuera a elaborar una píldora como esa.

Chen Fan nunca había estado muy interesado en la Alquimia, pero jadeaba asombrado, con la admiración creciendo dentro de su corazón por Fang Mu.

El Patriarca Tamiz Violeta de la Secta Tamiz Negro rió. “ Desde hoy, el nombre del Alquimista Fang Mu será bien conocido por todos dentro del Dominio Sur”.

Los Sub-Patriarcas de los otros Clanes rieron y dijeron cosas similares. Cuando sus palabras entraron en los oídos de Ye Yuntian, su rostro se volvió algo molesto e inconscientemente, miró hacia su Maestro, Píldora Demonio. El rostro de Píldora Demonio estaba inexpresivo, lo que hizo que Ye Yuntian suspirara de alivio.

Volviendo su cabeza para mirar a los otros Lores Horno Violeta, dijo, “A menos que el Maestro realice una elección específica, entonces todos tienen una oportunidad. Fang Mu puede tener algunas habilidades únicas en la elaboración de píldoras, pero… la tendencia general está claramente favoreciendo que Feimu se convierta en el siguiente Lord Horno violeta!” Les dirigió una mirada significativa a aquellos de entre los Lores Horno Violeta con los que era cercano. Se sintió un poco más tranquilo después de eso, y cuando volvió a mirar a la pantalla de Meng Hao, su expresión era la misma de siempre. Su corazón, sin embargo, estaba lleno de rencor y una risa fría.

Meng Hao no tenía forma de saber lo que estaba ocurriendo en el mundo exterior. Sin embargo, desde el momento en el que había empezado a elaborar la píldora, había decidido realizar una gran escena. En ese momento, estaba subiendo por el camino de montaña. Delante de él solo estaba la nada, pero cada paso que él daba, más escalones de piedra aparecían para aguantarle.

El tiempo pasó. Los zumbidos de las conversaciones todavía llenaban el mundo exterior cuando Meng Hao paró en el escalón final de la tercera región. No estaba realmente seguro de cuántos pasos totales había atravesado. Si pensaba sobre ello, quizá fueran más de diez mil.

Meng Hao no le importaba en realidad el número específico; no era importante.

“Quién fue…?” pensó Chu Yuyan, respirando dificultosamente. Todavía no estaba seguro de quién había causado la chocante escena de hacía unos momentos. Fuera quien fuera, esa persona estaba en un camino diferente. A menos de que llegaran a la cima de la montaña, sería muy difícil de ver algo. En ese momento, la primera persona que vino a su mente fue, de nuevo, Ye Feimu.

Pero entonces, vaciló. Repentinamente, no estaba segura. Algo dentro de ella le estaba diciendo que probablemente no fuera Ye Feimu. Y desde su perspectiva. A parte de Ye Feimu, ninguno de los otros candidatos, incluyéndose a sí misma, podía haber hecho algo así.

Mientras pensaba, la determinación llenó sus ojos. Se giró y continuó hacia arriba.

El que tenía más conflictos en su interior no era otro que Ye Feimu. Estaba plantado en uno de los escalones de piedra, pensando por un buen rato.

“Quién fue? Qué píldora elaboró…? Yo elaboré una píldora medicinal, en la cumbre! No puedo creer que la decisión de alguien más con respecto al Dao de la Alquimia pueda sobrepasar a la mía. En la tercera región, definitivamente produje la mayor cantidad de escalones con la menor cantidad de píldoras medicinales! Yo solo elaboré una! Esta persona no puede haberme superado!”  El orgullo de Ye Feimu le causó dolor en el corazón, pero se desvaneció rápidamente. “Debo de estar en primer lugar!”

Sus ojos brillaban, corrió hacia delante, corriendo hacia el final de la tercera región. En su preparación para participar en esta prueba de fuego, el Lord Horno Violeta Ye Yuntian había en realidad violado el protocolo de la Secta al decirle en secreto y en detalle sobre su propia experiencia en la prueba de fuego para ascender.

Por ejemplo, Ye Feimu sabía que al final de la tercera región, era posible ver quién había pasado a través de la región, qué método habían usado para hacerlo y qué posición tenían garantizados por la Tierra Inmortal.

Con sus ojos llenos de terquedad, Ye Feimu corrió, jadeando.

Adicionalmente a Chu Yuyan y Ye Feimu, estaba también el anciano y el hombre de mediana edad. Estaban también acelerando hacia delante.

El tiempo pasó. La primera persona en alcanzar el final de la tercera región fue Chu Yuyan. Saltó a través del vacío creado por los escalones faltantes. Entonces, un temblor corrió a través de su cuerpo. Acababa de ver el peñasco marcando el principio de la cuarta región. Lo primero que entró en su visión no fue los requisitos para elaborar una píldora, sino el ranking de la región previa, el cual flotaba en el aire en frente del peñasco.

En tercer lugar, estaba su propio nombre, Chu Yuyan. Seguidamente estaba escrito el número 9.999!

Jadeó, después subió la mirada hacia el segundo lugar. Estaba allí el nombre de Ye Feimu, y el número era 10.000.

“Diez mil… realmente se merece ser llamado Gran Maestro Píldora Caldero. Diez mil peldaños marcan la perfección en la tercera región. Sin embargo… cómo es posible que solo esté situado en el segundo…” Miró fijamente al nombre por un momento, empezando de nuevo su corazón a latir. Lentamente, su mirada se elevó hasta  que vio el primer lugar en la lista. Instantáneamente, un estruendo llenó su cabeza, sus ojos brillaban con incredulidad.

“Cómo puede ser él…? Se quedó repentinamente indispuesta. El peldaño estaba emitiendo cantidades masivas de Qi Violeta, pero no se dio cuenta. Todo lo que podía hacer era mirar fijamente los rangos.

“Fang Mu!” murmuró Ye Feimu, su cuerpo temblaba ligeramente. Su s ojos llenos con incredulidad e incluso con algo más, vergüenza. Si hubiera sido Chu Yuyan quien le derrotara, podría haberlo aceptado. Pero en cambio, era alguien a quien había menospreciado completamente. Lo que es más, esa persona le había superado en la tercera región.

En cuanto a él concernía, esto era una completa humillación. En realidad, desde el momento en el que Fang Mu se había alzado como Lord Horno, había generado el disgusto de los otros Lores Horno. Esto era especialmente cierto en canto a Ye Feimu. No tenía nada más que desprecio por el modo en el que Fang Mu había recibido su ascenso.

Seguidamente, el cuerpo de Ye Feimu tembló y empezó a llenarse con ira. Esto era debido a que acababa de ver el número escrito después del nombre de Fang Mu. 10.

“Diez escalones de piedra… diez escalones de piedra…? Creé un juego perfecto de diez mil escalones de piedra! Cómo unos insignificantes diez escalones se pueden siquiera comparar! Qué píldora elaboró este Fang Mu?” Ye Feimu no iría tan lejos como para cuestionar la legitimidad de la prueba de fuego, pero interiormente, no podía aceptarlo.

En esos momentos, puso realmente todas las piezas en su lugar, dándose cuenta de por quién había venido la Tribulación de Píldoras.

Desde el peñasco salió Qi Violeta, pero Ye Feimu tuvo un sentimiento de ironía. Sus ojos se llenaron con una luz fría.

Meng Hao estaba plantado en frente del peñasco de la cuarta región, mirando al ranking. Su mano derecha se levantó, haciendo que la imagen se desvaneciera. Enormes cantidades de Qi Violeta emergieron, densas hasta el extremo. Aquellos que observaban desde el mundo exterior podían ver fácilmente la ilimitada extensión del Qi Violeta y cuánto excedía al de Chu Yuyan y Ye Feimu.

Pasaron varias horas, durante ese tiempo, este punto hizo que se impresionaran aún más todos los espectadores.

El horno para píldoras negro de Meng Hao absorbió el Qi Violeta, y mientras lo hacía, su color cambió lentamente. Ahora ya no era de tono negro, si no que estaba teñido de violeta. A primera vista, sería difícil de decir si era negro o violeta. Sin embargo, el horno para píldoras estaba ahora luchando la mitad de lo que lo había hecho antes, ya no lo hacía tan fieramente.

Aproximadamente una hora más tarde, el Qi Violeta se disipó. El texto apareció gradualmente en el peñasco, revelando los requerimientos para la región final.

Convertirse en aprendiz!

Ver estas palabras hizo que la visión de Meng Hao se volviera borrosa y se agitara. La montaña en frente de él ya no era una montaña. El cielo de encima…  ya no era el mismo cielo!!

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>