ISSTH – Capítulo 292

Modo Noche

Capítulo 292: Píldora Caldero Fang Mu

Unas mil píldoras medicinales rotaban juntas formando un caldero. El aroma medicinal llenaba el área. En un instante, todos empezaron a respirar dificultosamente, sacudidos por la visión del gigante caldero. Todo estaba en silencio.

Lin Hailong se puso en pie de un salto, mirando a Meng Hao, con los ojos brillando con una intensidad sin precedentes.

A su lado, An Zaihai, quien ya sabía la verdadera identidad del Gran maestro Píldora Caldero, no pudo evitar verse sacudido ante la visión del caldero formado por píldoras magistrales del noventa por ciento.

Los demás Lores Horno Violeta estaban atontados. Tantas píldoras magistrales del noventa por ciento, todas ellas marcadas con un símbolo de un caldero, indicaban claramente la identidad de Meng Hoa. En esos momentos, nadie sería lo suficientemente estúpido como para negar que él fuera el Píldora Caldero.

Si él no fuera el Píldora Caldero, cómo podía tener tantas píldoras magistrales del noventa por cien?

Si no era Píldora Caldero, entonces cómo podía haber creado tan sorprendentemente algo desde la nada dentro de la tercera región?

Pensando en todo lo que había ocurrido, y después de enfrentarse al caldero de píldoras flotando en mitad del aire, todos podían ver claramente que el famoso Gran Maestro Píldora Caldero no era otro que Fang Mu.

El rostro de Ye Yuntian estaba blanco mientras se tambaleaba unos cuantos pasos hacia atrás, jadeando. Sus ojos sobresalían de la incredulidad. Sabía que Ye Feimu no era el Gran Maestro Píldora Caldero, pero sin importar cuánto hubiera pensado sobre ello, nunca hubiera anticipado que Fang Mu pudiera ser el propietario de esa identidad misteriosa. De hecho, había mantenido otras especulaciones con respecto a la identidad del Gran Maestro Píldora Caldero y había persistido en sus conclusiones. Pero ahora, todo se había vuelto del revés. La mente de Ye Yuntian daba vueltas!

El nombre del Gran Maestro Píldora Caldero resonaba a través de todo el Dominio Sur, hasta tal punto que había sido incluido entre los otros tres Grandes Maestros. De hecho, mucha gente creía que el Gran Maestro Píldora Caldero en realidad era el cuarto Gran Maestro del Dominio Sur.

Tal identidad, tal conocimiento, era algo chocante, una resonante bofetada hacia el rostro de Ye Yuntian, hiriente, ardiente, causando que su mente se volviera confusa.

Pensó en lo que acababa de decir y en la pregunta que Fang Mu le había hecho con respecto a las cualificaciones. Ahora, las palabras que había dicho… hicieron que su rostro ardiera aún más fuerte. Estaba tan avergonzado que sentía como si quisiera encontrar un agujero en el que desaparecer.

Si el Gran Maestro Píldora Caldero no estaba cualificado para ser un Lord Horno Violeta, entonces, quién en el mundo lo estaba? Estaban cualificados siquiera los ocho Lores Horno Violeta…?

El cuerpo de Ye Feimu se agitó mientras su rostro se quedaba sin rastro de sangre. Tenía un aspecto tan gris que parecía como si estuviera muerto mientras miraba fijamente sin decir nada a Meng Hao y al gigante caldero de píldoras que flotaba en el aire. Su mente estaba vacía, como si hubiera incluso perdido la habilidad de pensar. Siempre había sabido que él no era el misterioso Píldora Caldero. Conforme cada vez más gente especulaba que era él, siempre había sentido que debía de decir la verdad, sin embargo, mantuvo su silencio.

Necesitaba que esa identidad le ayudara a impulsarle para convertirse en un Lord Horno violeta. Por tanto, cuando Chu Yuyan vino preguntándole sobre ello, no dijo nada, y por tanto, dio su aprobación implícita.

En realidad, él tenía una profunda admiración en su interior hacia el Gran Maestro Píldora Demonio. Por esto, .siempre se había sentido contrariado interiormente sobre este tema.

Ahora, estaba aturdido de averiguar que Fang Mu era el misterioso Gran Maestro Píldora Caldero, haciendo que su mente se quedara completamente vacía.

Chu Yuyan temblaba mientras su mente rotaba. Este desarrollo era simplemente imposible para ella de aceptar. Su imagen mental del Gran Maestro Píldora Caldero y la apariencia de Fang Mu nunca se habían superpuesto en su mente. De hecho, ella había creído que Ye Feimu era el Gran Maestro Píldora Caldero.

Pero ahora, enfrentándose al caldero de píldoras medicinales, viendo la tranquilidad y serenidad en Meng Hao y escuchar sus palabras resonando en sus oídos, su rostro estaba lleno de incredulidad y vacío.

Ella no podía comprender cómo el Fang Mu que siempre le había irritado desde el primer día que le había visto hacía años, era en realidad Píldora Caldero, a quien ella estimaba mucho en secreto. No había modo de que Chu Yuyan aceptara esto; ella solo podía quedarse mirando fijamente  de forma incómoda.

Ahora, las expresiones de todos los Lores Horno que habían apoyado a Ye Feimu cambiaron, llenos de incredulidad. El Gran Maestro Píldora Caldero era mucho más importante que sus ordinarias relaciones con Ye Feimu.

Apoyar a Ye Feimu no era similar a apoyar al Gran Maestro Píldora Caldero. En los corazones de los maestros alquimistas de la División Píldora del Este, el Gran Maestro Píldora Demonio ocupaba un lugar reverencial similar al de Píldora Demonio.

Por tanto, .aunque habían apoyado a Ye Feimu, las cosas ahora habían cambiado en un instante. Ahora que la identidad de Fang Mu se había revelado, sus palabras resonaron en el aire como un trueno, resonando en las mentes de los Lores Horno hasta el punto de explotar.

Todos los Lores Honro miraban fijamente en silencio, respirando con dificultad, sus rostros estaban llenos de una sorpresa aguda.

Nadie habló, pero en las mentes de todos zumbaban ideas similares.

“Por tanto, Lord Horno Fang Mu es el verdadero Gran Maestro Píldora Caldero…”

“Tantas píldoras magistrales del noventa por cien. Únicamente el Gran Maestro Píldora Caldero podría elaborar tantas. Fang Mu… realmente es el Gran Maestro Píldora Caldero!!”

Adicionalmente a los miembros de la División Píldora del Este, los cultivadores de las Sectas externas tenían todos expresiones de incredulidad en sus rostros.

El Patriarca Tamiz Violeta de la Secta Tamiz negro miraba fijamente en shock. Repentinamente, recordó cuando Fang Mu había elaborado píldoras para ellos en la Secta, y entonces se dio cuenta de por qué habían sido tan efectivas. Fang Mu no era un ordinario Lord Horno, él era… el Gran Maestro Píldora Caldero!

La estrecha boca de Han Bei estaba ahora totalmente abierta, como si no pudiera respirar. Miró de forma estúpida a Meng Hao; la reputación del Gran Maestro Píldora Caldero era simplemente demasiado grande. Resonaba como un trueno en sus oídos! Y ahora resultaba que después de todo, Fang Mu era el Gran Maestro Píldora Caldero!

Gordito estaba jadeando mientras su expresión era la de una intensa admiración.

En cuanto a Chen Fan, Li Daoyi y Li Shiqi, así como al respecto de los otros discípulos de las Sectas visitantes, simplemente miraban fijamente, con sus mentes sacudiéndose debido a la revelación de la identidad de Fang Mu.

Incluso los sub-Patriarcas estaban allí mirándole pensativamente, sus ojos brillaban con extrañas expresiones. Podían muy bien imaginar cómo después de este día, el nombre del Gran Maestro Píldora Caldero ocuparía todo el Dominio Sur.

Cuando esto ocurriera, Fang Mu… podía no ser el sol en el cielo sobre el Dominio Sur, pero ciertamente sería casi ilustre!

“Lord Horno violeta Ye”, dijo Meng Hao serenamente, mirando al Ye Yuntian de rostro pálido directamente a los ojos, “es mi estatus suficiente ahora?”

Ye Yuntian quería decir algo, pero considerando que Fang Mu era el Gran Maestro Píldora Caldero, todas las palabras se quedaban atascadas en su garganta. Cómo podía tener la cara de decir algo?

“Yo apoyo a Lord Fang Mu!” dijo An Zaihai repentinamente. A su lado, Lin Hailong no vaciló ni un momento. Inmediatamente repitió las palabras de An Zaihai. Después fue la mujer de mediana edad. Seguidamente, todos los Lores Horno Violeta que habían apoyado a Ye Feimu suspiraron interiormente y después dieron voz a su apoyo a Fang MU.

Después de eso, fueron los Lores Horno. Cerca del noventa por cien de los cerca de cien Lores Horno soltaron palabras de apoyo.

“Yo apoyo al Gran Maestro Píldora Caldero!”

“Yo apoyo al Lord Horno Fang Mu!”

Sus voces resonaron, formando capa tras capa, transformándose en una cacofonía que llenó el aire.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>