ISSTH – Capítulo 306

Modo Noche

Capítulo 306: Matando a Ji!

Mientras las palabras de Ji Hongdong resonaban, el cielo encima de la cabeza de Meng Hao empezó a erigir con rayos. Un rayo tan grueso como un brazo cayó con una velocidad increíble, dirigiéndose directamente hacia Meng Hao.

El Núcleo Violeta dentro de él rotaba rápidamente, bullendo con un poder de base de cultivo ilimitada. Mientras rodeaba a Meng Hao, su mano derecha salió disparada  hacia arriba. Enormes cantidades de Qi Violeta aparecieron encima de él, transformándose en un escudo curvado.

Una explosión llenó el aire mientras los rayos se estampaban contra el escudo, causando que se rompiera en pedazos. Inmediatamente le siguieron un tercero, un cuarto, un quito escudo de rayos… parecía que un interminable número de escudos aparecieron para resistir los rayos. Pronto, los rayos eran tan gruesos como un dedo. Meng Hao escupió algo desde su boca y apareció la niebla de rayos. Inmediatamente engulló los rayos.

“Tiempo de terminar con esto!” dijo Ji Hongdong con una risa fría. Movió la campana de nuevo, haciendo que un sonara un repique. Inmediatamente, dentro de las nubes negras en el cielo encima de Meng Hao, tres rayos se entrelazaron, pareciendo estar a punto de explotar.

Un brillo apareció en los ojos de Meng Hao. Realmente había alcanzado una buena estimación de su verdadero poder de lucha; no tenía Qi de Núcleo, pero era definitivamente capaz de luchar contra alguien en la cima de la etapa inicial de la Formación del Núcleo.

Sin embargo, no sería capaz de asegurar la victoria; solo sería capaz de igualar los golpes. Meng Hao tendría la mano ganadora si estuviera luchando contra alguien que no fuera Ji Hongdong, ya que este poseía el linaje del Clan Ji.

Si él fuera en estos momentos a enfrentarse de nuevo contra el cultivador de máscara azul de las Tierras Negras, derrotarle habría sido algo sencillo.

La comprensión parpadeó dentro de él. “Si cultivara el Qi del Núcleo”, pensó, “o adquiriera un Núcleo Perfecto… entonces exterminar a alguien en la etapa inicial de Formación del Núcleo sería tan simple como girar mi mano!”

Serenamente miró hacia Ji  Hongdong y dijo, “estás en lo cierto. Es tiempo de acabar con esto”. Golpeó su bolsa privada  y apareció en su mano la máscara del color de la sangre.

La máscara del Legado del Inmortal de Sangre. El criterio mínimo para llevar esta máscara era el de tener una base de cultivo en la etapa Formación del Núcleo.

Encima de Meng Hao, los tres rayos se estaban condensando, preparándose para descender hacia él. Meng Hao deslizó la máscara sobre su rostro. Tan pronto como tocó su piel, un temblor recorrió su cuerpo.

Instantáneamente sintió un dolor indescriptible en su rostro, como si la máscara se estuviera adhiriendo permanentemente a su piel. Al mismo tiempo, todo en su campo de visión empezó a volverse del color rojo sangre.

Una maldad feroz apareció repentinamente en su mente, reemplazando su inteligencia. Una intención asesina que se hinchaba salió disparada, como si fuera algo atormentador.

Una palabra resonaba en su mente: “Matar… Matar… Matar…” parecía como si esto estuviera siendo dicho por un número innumerable de personas, algunos hombres, algunas mujeres, algunos viejos, algunos jóvenes. Incluso parecía haber voces de animales y plantes. Como si todas las cosas vivientes estuvieran hablando con esa sola palabra directamente en sus oídos.

El mundo en frente de él se fue volviendo cada vez más carmesí; después de una sola respiración, todo estaba completamente rojo!

Dentro de este mundo rojo, sintió cómo su base de cultivo explotaba repentinamente; todavía estaba en la etapa inicial de la Formación del Núcleo, pero en este instante, fue capaz de formar un Qi de Núcleo carmesí!

El Qi de Núcleo era increíblemente denso mientras aparecía encima de la cabeza de Meng Hao. Si lo estudiabas atentamente, serías capaz de ver que este Qi de núcleo no pertenecía a Meng Hao, sino a la máscara del Legado del Inmortal de Sangre!

Con la máscara en su rostro, Meng Hao parecía  totalmente extraño. Había incluso un aura demoníaca siniestra sobre él. Ji Hongdong miró hacia la máscara; no había rasgos faciales en ella, únicamente dos agujeros para los ojos, donde se podían ver los ojos rojos intensos de Meng Hao!

La rojez de sus ojos era la misma que la del Qi del Núcleo que flotaba encima de él.

Su túnica verde estaba ahora manchada con el color rojo; flotaba sobre él haciéndole parecer algún tipo de Demonio de Sangre!

“Qué objeto mático es este?” dijo Ji Hongdong, con su expresión cambiando. Una sensación intensa de peligro apareció dentro de él tan pronto como Meng Hao se puso la máscara. Realmente no había experimentado muchas cosas en la vida, por lo que  esta sensación hizo que todo su cuerpo temblara. Sin pensarlo, hizo sonar la campana en su mano una vez más. Encima de Meng Hao, los tres rayos salieron disparados hacia abajo.

Meng Hao rió. La sonrisa que produjo esta carcajada estaba oscurecida por la máscara, pero la risa misma era áspera. Empezó a levantar su mano derecha hacia los tres rayos que se acercaban. Su mano se cerró en  un puño y, mientras lo hacía, el Qi del Núcleo carmesí encima de él se transformó en un puño enorme. Un estruendo retumbó por el aire mientras salía disparado hacia los tres rayos.

La explosión resultante sacudió el cielo y al tierra. Los tres rayos colapsaron en pedazos. El cielo en encima incluso tembló.

El rostro de  Ji Hongdong se deprimió y sus ojos se llenaron con venas de sangre. La campana en su mano sonó repentinamente mientras tosía una masiva bocanada de sangre. Su expresión se volvió fiera y dejó salir un aullido agudo. “Deja que la voluntad de los Cielos descienda! Juicio por Tribulación!”

Mientras sus palabras resonaban,  las nubes en el cielo encima de Meng Hao se duplicaron, capa a capa. Dentro de esa gruesa negrura, nueve rayos aparecieron, que parecían condensar la volunta de los Cielos mientras se preparaban para golpear.

Un aura que parecía suficientemente poderosa como para destruir todas las cosas vivas se extendió repentinamente. Una expresión de consternación apareció en el rostro de Xu Qing, quien estaba plantada en la distancia.

Fue en ese momento exacto sin embargo, que habló Meng Hao.

Su voz era ronca y extrañamente mesmerizante.

“Sin un rostro…” Meng Hao solo dijo esas tres palabras de la habilidad divina del Legado del Inmortal de Sangre. Sin un rostro, una sola palabra, las llamas de la guerra unificadas; nubes desgarradas, una lluvia sangrienta, mares que cubren el cielo; Captura los dioses, avance de las tropas, el fuego consume las torres; forja todos los espíritus y los linajes de los nueve poderes asesinos!

Esas palabras en realidad contenían las nueve habilidades divinas del Inmortal de Sangre; solo cuando llevaba la máscara podían ser utilizadas. Justo ahora, una sorprendente técnica mágica del Clan de Antigua Muerte, no visto por decenas de miles de años, repentinamente apareció en la mano extendida de Meng Hao.

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, la cantidad masiva de Qi del Núcleo encima de su cabeza empezó a extenderse, transformándose en un rostro enorme. El rostro no tenía rastro alguno, excepto por dos ojos; no era otra cosa que un mar rojo!

El ojo izquierdo además estaba completamente rojo; sorprendentemente, dentro de la posición del ojo derecho… estaba Meng Hao!

Tan pronto como el enorme rostro apareció, salió disparado hacia los nueve rayos que descendían.

Todo se sacudió; aunque este lugar no fuera real, todavía podía verse agitado por una locura frenética. Los nueve rayos  se rompieron inmediatamente en pedazos. Las nubes negras del cielo empezaron a desintegrarse y el rostro se estampó contra el Cielo de espíritu castigador, que pronto colapsó.

Esta mágica sin rostro se transformó en un rostro gigante, con un ojo izquierdo abstruso y con Meng Hao en el derecho, sin más rastro. Esto hizo que el cuero cabelludo de Ji Hongdong se erizara mientras le llenaba con una sensación intensa de muerte que inundó su cuerpo.

“Tú…” Ji Hongdong estaba a punto de continuar hablando, pero sus palabras se quedaron en su garganta. Esto fue debido a que en este momento, la magia sin rostro, transformada en ese enorme rostro, apareció repentinamente directamente en frente de él. Meng Hao, posicionado en el ojo derecho, levantó su mano y agarró a Ji Hongdong por el cuello.

Su agarra cortó las palabras de Ji Hongdong, haciendo que la expresión del joven se retorciera. Quería luchar, pero repentinamente se encontró con que su base de cultivo estaba suprimida; no tenía modo de defenderse.

Sus ojos se llenaron con terror y un intenso temor; podía sentir la intención asesina de Meng Hao. Su ferocidad no tenía igual, y aún así… simplemente no podía creer que en estas tierras del Cielo Sur, alguien se fuera a atrever a matar a alguien del linaje del Clan Ji.

Este concepto estaba profundamente enraizado en su corazón. Era algo que había existido dentro de él desde muy pequeño. En ese momento, él estaba en crisis, pero el temor desapareció rápidamente, únicamente para ser reemplazado con seriedad. Miró a Meng Hao y una sonrisa sarcástica apareció en su rostro.

No podía hablar, pero sus ojos decían las siguientes palabras: “Te atreves a matarme?” El mensaje fue inmediatamente transmitido al interior de Meng Hao.

No rogó por piedad, no dijo alguna palabra para congraciarse. En este momento de vida o muerte, no podía olvidar la dignidad y la nobleza del linaje del Clan Ji. Levantó su mejilla y miró fríamente a Meng Hao.

Meng Hao se quedó en silencio por un momento, después, de forma ronca dijo, “realmente… no quería matarte…” La rojez en su ojo empezó a desvanecerse, siendo reemplazado en cambio con eso que era Meng Hao.

Al escuchar esto, una sonrisa fría pasó por los labios de Ji Hongdong. Repentinamente, la mano derecha de Meng Hao se tensó. Un sonido de una pequeña explosión se pudo escuchar y los ojos de Ji Hongdong se abrieron totalmente. Su cuello fue aplastado totalmente; el poder del Inmortal de Sangre que cruzaba por la mano de Meng Hao, entró repentinamente en el cuerpo de Ji Hongdong. Tembló y su cuerpo empezó inmediatamente a arrugarse. Toda la sangre de su cuerpo se concentró en su frente, donde apareció una marca de sangre, condensándose en un conjunto del linaje del Clan Ji, que repentinamente salió volando por el aire!

La sangre se fundió en la frente de la máscara que Meng Hao llevaba. La máscara ondeó, como si estuviera entusiasmada. Meng Hao aflojó su agarre, dejando caer los restos de Ji Hongdong.

Cerró sus ojos, después levantó su mano derecha para remover la máscara. Cuando lo hizo, se reveló cómo de pálido estaba el rostro de Meng Hao. El poder de la máscara era sorprendente. Si el Sentido Espiritual de Meng Hao no fuera tan poderoso como era, entonces nunca hubiera sido capaz de mantener el control de su propia mente.

En el corto periodo en le que había mantenido el poder de la máscara, se había dado cuenta de que había perdido la mitad de un ciclo de sesenta años de longevidad.

El precio de llevar la máscara era extremadamente alto.

Meng Hao se giró hacia Xu Qing, con su rostro pálido. Mordió su propio labio, seguidamente dijo suavemente, “estamos seguros ahora. Nadie sabrá tu secreto”.

Xu Qing miró fijamente a Meng Hao, con sus ojos llenos de lágrimas. Ella era una persona simple, pero sabía el precio que Meng Hao había pagado para proteger su secreto.

Había matado a un miembro del Clan Ji, y esto había provocado una gran calamidad. Con tal de no implicar a su Secta, la había abandonado… Ahora no tenía más elección que la de convertirse en u n solitario. Nunca sería capaz de regresar al Dominio Sur, ni sería capaz de esconderse del Clan Ji.

Lo que es más, él era únicamente un cultivador en Formación del Núcleo…

Xu Qing se mordió su propio labio, pero no pudo aguantar las lágrimas. Recorrieron su rostro y aun así, nunca tocaron el suelo; Meng Hao levantó su mano para eliminarlas.

“No llores”, dijo él sonriendo. “Hay un largo camino hacia delante. Quién sabe cuándo nos volveremos a encontrar”. Su rostro estaba pálido mientras sonreía, lo cual solo sirvió para imprimir estas palabras profundamente en el corazón de Xu Qing.

“Me voy ahora”, continuó él. Este lugar se desmoronará pronto”. Miró intensamente en los ojos de ella, sabiendo que después de que se girara para marcharse, estarían tan separados como si uno estuviera vivo y el otro muerto. Incluso si salía con vida, quién sabía cuántos años pasarían antes de que pudiera regresar.

Cuando fuera capaz de regresar, quién sabe si la bella mujer que estaba en pie delante de él seguiría siendo la misma de antes.

Pero Meng Hao no tenía arrepentimiento. Ji Hongdong tenía que morir. Ya fuera por Xu Qing o por sí mismo, únicamente la muerte de Ji Hongdong podía asegurar que podían continuar con su vida.

Incluso si escondía el cuerpo de Ji Hongdong dentro de la máscara del color de la sangre, Meng Hao sabía que no serviría de nada contra el poder del Clan Ji. De hecho, las consecuencias podían ser aún más severas.

Quizá había un tercer camino que podía recorrer; desafortunadamente, las cosas habían ocurrido demasiado rápidamente; y no había sido capaz de averiguar cuál podría haber sido ese tercer camino. En cuanto a intentar matar usando la identidad de Meng Hao, y después seguir viviendo de forma normal como Fang Mu, intentar eso mostraría que en realidad no comprendía el poder terrorífico del Clan Ji. Ese era su juicio basado en todo lo que había experimentado.

Si hubiera intentado hacer eso, entonces habría un noventa por ciento de probabilidad de que toda la Secta Destino Violeta fuera succionada por la destrucción. Esa era una elección que había rehusado hacer.

Meng Hao se giró, y mientras lo hacía, repentinamente se dio cuenta de que alguien estaba abrazándole desde atrás. Se sentía suave y cálido.

“Te esperaré”, dijo Xu Qing. Su voz cargaba persistencia. Sin importar sus vidas pasada, presente o futura, estarían juntos por siempre.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>