ISSTH – Capítulo 316

Modo Noche

Capítulo 316: La Virtud de Meng Hao

“Uh… Compañero Daoísta…” Huang Daxian no podía hacer que su corazón parara de latir fuerte. Su rostro estaba blanco y mientras temblaba, puso una sonrisa benevolente en su rostro. Sin pensar más en ello, empezó a alejarse.

“Haha, saludos… Qué afortunada coincidencia que nos hallamos encontrado. Compañero Daoísta, si quiere usted vivir aquí, bueno, no hay problema… no hay problema.” Con su cuerpo sacudiéndose, Huang Daxian inmediatamente hizo por irse.

Sin embargo, conforme lo hacía, los tranquilos ojos de Meng Hao le recorrieron, yendo a parar a sus pies. Un temblor recorrió a través del cuerpo de Huang Daxian. No se atrevió a moverse ni una pulgada. Gotas de un sudor frío empezaron a formarse en su frente y después a caer por su rostro pálido. Parecía casi como si tan pronto como la mirada de Meng Hao hubiera llegado a sus pies, repentinamente hubieran dejado de pertenecerle por más tiempo.

Finalmente, la mirada de Meng Hao se alzó y miró a Huang Daxian a los ojos. El cerebro de Huang Daxian se sintió como si estuviera convulsionando, como si su alma hubiera huido de su cuerpo. Se sintió completamente inmerso en una intensa sensación de terror.

“Fundación Establecida… Esto es definitivamente la Fundación Establecida…” La persona más poderosa que Huang Daxian se había encontrado en toda su vida fue una en la etapa Fundación Establecida. El terror que sintió debido a que Meng Hao era casi inescrutable; hizo que pensara en la más poderosa persona a la que había visto nunca.

Antes de que Meng Hao dijera ni una sola palabra, un sonido de un golpe se pudo escuchar mientras Huang Daxian caía sobre sus rodillas, con su rostro lívido sin sangre.

“Senior, por favor, perdone mi vida. Señor, hablé imprudentemente antes, me equivoqué. Senior, es usted un gran hombre y verdaderamente magnánimo. Por favor, perdone mi vida…” La apariencia de Huang Daxian era la de la máxima súplica. La parte de la espalda de su ropa estaba ya empapada de un sudor frío.

Meng Hao vaciló por un momento. No había necesidad de causar problemas a este pequeño cultivador en Condensación Qi. Lo que es más, si la cueva inmortal pertenecía en realidad a este hombre, entonces significaba realmente que la había robado.

Tan pronto como Huang Daxian vio su vacilación, inmediatamente se llenó aún más de terror.

“Quiere matarme!” pensó ´él. “Estoy acabado. Acabado! He oído hablar de estos cultivadores en Fundación Establecida. Ellos matan a gente todo el tiempo, e incluso he escuchado que algunos de ellos tienen el hábito de comer carne humana cruda…” Conforme pensaba esto, la visión de Huang Daxian empezó a ponerse borrosa. Su corazón estaba lleno de resentimiento e indignación. Repentinamente se dio cuenta que preferiría permanecer atrapado en el lugar del que acababa de escapar que estar aquí. Al menos, allí su vida no estaba en peligro. Pero ahora…

Repentinamente Huang Daxian se sobresaltó. No quería morir y, por tanto, diversas ideas empezaron a aparecer en su mente. Justo cuando parecía que Meng Hao estaba a punto de decir algo, Huang Daxian dejó salir un grito y dijo, “Eeee? Es esta realmente mi cueva inmortal? Qué extraño, parece que la energía espiritual de aquí es mucho más densa! Lo que es más, todo está brillante y translúcido; realmente da la sensación de ser un lugar de descanso de un inmortal!”

“Senior, realmente es usted una persona asombrosa! Mire, esta cueva inmortal solía ser ordinaria, pero después de que estuviera usted viviendo en ella, su presencia le ha dado un brillo elegante. Es como algún tipo de tierra maravillosa celestial!” Escuchar las palabras de Huang Daxian hizo que Meng Hao se quedara boquiabierto.

Que se quedara boquiabierto hizo que el espíritu de Huang Daxian aumentar. Parecía que había logrado alcanzar una oportunidad para sobrevivir. Por tanto, fue con todo esto aún con más gusto.

“Después de ver esta cueva inmortal, no creo que yo pudiera permanecer tranquilo!” Miró alrededor a la extremadamente ordinaria cueva inmortal como si estuviera viendo algún tipo de milagro. Sus ojos estaban llenos de pasión y reverencia. “Ahora comprendo repentinamente lo que he estado echando en falta, lo cual no es nada más que su insistente persistencia en cultivo, señor, así como su temperamento transcendental que da nacimiento a tal dignidad impresionante.

“Señor, realmente tiene el aire de un ser transcendental. Realmente no puedo evitar inclinarme ante usted en mi corazón. Con cada inclinación, mi entusiasmo se escapa furiosamente de control, e incluso mi base de cultivo da saltos de alegría!” Cuanto más hablaba, más excitado se volvía Huang Daxian, incluso le cayó baba por la boca. Parecía no estar escatimando esfuerzos para congraciarse con Meng hao.

Meng Hao le miró fijamente, atontado, y de nuevo vaciló por un momento. Finalmente, su rostro empezó a enrojecerse.

“Estaba pensando”, soltó Huang Daxian, “quizá esto esa la voluntad del Cielo. La voluntad del Cielo ha hecho que senior aparezca aquí. Señor, no tengo otra petición que la de simplemente ser capaz de estar en pie en frente de usted y de ser tocado por su Qi Inmortal. Senior, le ruego que me conceda esta simple petición.” Brillantes lágrimas cayeron por sus mejillas mientras miraba seriamente a Meng Hao, pareciendo fervientemente esperanzado.

Todas sus palabras habían causado que el cuero cabelludo de Meng Hao se entumeciera. Siempre había pensado que había aprendido bastante sobre adulación cuando estaba en la Secta Confianza, y que estaba más que acostumbrado a esto. Sin embargo, repentinamente se dio cuenta de que había en el mundo gente mucho más capaz que él.

Una de esas personas existía aquí, en las Tierras negras… Desafortunadamente, tales palabras eran inútiles para Meng hao. Miró hacia el cultivador que estaba en frente de él con su expresión solemne.

La solemnidad causó inmediatamente que el corazón de Huang Daxian temblara una vez más. Abrazándose a sí mismo, habló de nuevo.

“Senior, usted tiene otra virtud, su mayor virtud, y esa es, que cuando llega el momento de la verdad, usted no es influenciado por la adulación. Todas las palabras de adulación son como una ligera brisa golpeando una montaña. Si usted se enfada, se enfada. Es usted eficiente y decisivo. Verdaderamente es usted un gran héroe, una figura elevada”.

En este punto, Meng Hao no pudo aguantar más. Rio, y el reír hizo que se aflojara algo la presión que había estado recayendo sobre él debido a todos los eventos de la Cueva del Renacer.

Interrumpiendo el discurso con el que le lamía el culo Huang Daxian, Meng hao dijo, “Muy bien. Estoy acostumbrado al silencio. Ya que esta cueva inmortal te pertenece a ti, no la ocuparé gratis. Sea lo que necesites, te lo conseguiré como alquiler”.

La cabeza de Huang Daxian estaba empapada con sudor, pero finalmente, se sintió algo relajado interiormente. Con tal de salvar su propia insignificante vida, había usado todo el poder mental que podía reunir; escuchó las palabras de hacía un momento de Meng Hao, cómo podía el hablar sobre cualquier tipo de requerimiento?

“Senior, ya que usted le ha tomado el gusto a esta cueva inmortal, cómo podría yo pedir nada? Señor, no hay necesidad, de verdad. por favor, viva aquí sin ninguna duda.”

Meng Hao miró a Huang Daxian por un momento, murmurando para sí mismo por un momento. De lo que tenía más falta ahora era de Piedras Espirituales. Golpeó su bolsa privada para sacar una Píldora de Condensación Qi que no estaba marcada como una píldora caldero.

Esta era una Píldora de Condensación Qi que había elaborado hacía mucho tiempo y tenía una fuerza medicinal ordinaria. Era una del tipo de las que había elaborado antes de volverse famoso y, realmente, no le quedaban muchas en su bolsa privada.

Mientras sacaba la píldora, Meng Hao sintió que no era demasiado para ofrecer. Estaba a punto de devolverla y sacar algo más cuando repentinamente escuchó un jadeo entrecortado.

Los ojos de Huang Daxian se ensancharon totalmente y estaba respirando pesadamente. Miraba fijamente a la píldora medicinal en manos de Meng Hao, sus ojos llenos con intensa anticipación. Su cuerpo tembló, no por miedo, sino por entusiasmo.

Par él, la píldora medicinal parecía estar brillando y ser bella, rolliza hasta el extremo. Su aparición llenó instantáneamente toda la cueva inmortal con una espesa energía espiritual.

La energía espiritual envolvía la cueva inmortal, causando inmediatamente que todos los poros de su cuerpo se abrieran; su base de cultivo pareció inmediatamente crecer, causando que la mente de Huang Daxian diera vueltas.

“Medicinal… esa es una píldora medicinal!!” Su boca y su lengua estaban secas y parecía haber perdido sus facultades, como si en cualquier momento fuera a arremeter hacia delante y tratar de arrebatarle la píldora a Meng hao.

En toda su vida, solo había sido lo suficientemente afortunado para consumir una píldora medicinal. Eso fue hacía mucho, cuando estaba con su Maestro. Al recibir una lesión seria, él y su maestro habían huido. En su lecho de muerte, su Maestro le había legado una píldora medicinal oscura y con bultos.

Esa píldora medicinal había sido muy valiosa para su Maestro. También había sido la primera píldora medicinal que Huang Daxian había comido alguna vez, de hecho, fue la única que tomó.

Sin embargo, esa píldora no tenía absolutamente ningún modo de compararse a la que estaba mirando justo ahora. Una era la Tierra, la otra era el Cielo!

Las Tierras Negras estaban desoladas y los cultivadores vivían vidas arduas. No era fácil que crecieran plantas medicinales y virtualmente no había alquimistas, por tanto, era extremadamente difícil hacerse con alguna píldora medicinal. Lo aún más relevante era la polarización de las Tierras Negras. Una mitad era parte del Dominio Sur, la otra mitad era del Desierto Oeste. Los cultivadores de aquí nunca habían siquiera visto una píldora medicinal o, como Huang Daxian, habían llegado a ver una o dos en sus vidas.

Generalmente hablando, los cultivadores aquí dependían en elixires medicinales, que eran creados al aplastar repetidamente píldoras medicinales hasta que formaban un líquido. Tales elixires medicinales no eran increíblemente efectivos, sino que eran algo sin lo que los cultivadores de las Tierras Negras podían vivir.

“Senior, va usted… va usted a darme esa píldora medicinal?” preguntó Huang Daxian, con su voz temblando. Miraba fijamente a la píldora, jadeando.

Los ojos de Meng Hao brillaron. Había estado en las Tierras Negras por siete meses, pero no había muchos tratos con el mundo exterior. Había visto mucho mientras viajaba y había llegado a comprender un poco; sin embargo, sus pensamientos con respecto al valor de los objetos estaban todavía basado en su temporada en el Dominio Sur.

Ahora, lo comprendía todo. Movió su mano, enviando la píldora medicinal volando hacia las manos de Huang Daxian.

“Una píldora medicinal para alquilar tu cueva inmortal por un periodo de tiempo”, dijo Meng Hao serenamente.

Huang Daxian cogió la píldora medicinal como si fuera algún tipo de tesoro. Miró hacia Meng Hao, con su rostro lleno de una intensa veneración. Se inclinó profundamente, después recordó cómo había dicho Meng Hao que valoraba el silencio, repentinamente estaba preocupado de que Meng Hao pudiera cambiar de idea. Rápidamente se marchó, saliendo apresuradamente de la cueva inmortal. Cuando estaba lejos de la corta montaña, tomó aire profundamente, sus ojos brillaban con el entusiasmo que había estado conteniendo hacía unos momentos.

“Me ha tocado la lotería!” pensó él. “Esta píldora medicinal… es un milagro!” Se alejó corriendo, preparándose, no para consumir la píldora, sino para aplastarla y convertirla en un elixir medicinal, el cual podría ser usado durante bastante tiempo.

Meng Hao estaba sentado con las piernas cruzadas en la cueva inmortal. Sus ojos llenos de seriedad. Su experiencia con el cultivador en Condensación Qi le había ayudado a darse cuenta de cómo de escasos eran los recursos para los empobrecidos cultivadores de las Tierras Negras.

“Todavía tengo bastantes píldoras medicinales en mi bolsa privada.” Pensó Meng Hao. “La mayoría están marcadas con un caldero, pero puedo borrar eso. Considerando mi falta de Piedras Espirituales, necesito ser cuidadoso. No hay alquimistas en las Tierras Negras, por lo que una súbita aparición de píldoras medicinales levantaría las sospechas”. Continuó pensando sobre ese asunto por un rato. Había dejado un poco de su Sentido Espiritual en el cultivador en condensación Qi; si el hombre intentaba conspirar contra él, inmediatamente podría activar el Sentido Espiritual y matarle.

Finalmente, Meng Hao cerró sus ojos y se concentró de nuevo en tratar sus heridas. En cuanto al daño a su longevidad, Meng Hao no estaba demasiado preocupado sobre ello. Ese problema sería fácilmente resuelto, ya fuera con la Píldora Extravagante o la Píldora Primordial de Reposición Celestial, una de las tres grandes píldoras del antiguo Dao de la alquimia.1

El tiempo pasó y, finalmente, las heridas de Meng Hao estaban totalmente curadas. Abrió sus ojos, los cuales brillaron mientras sacaba el espejo de cobre desde su bolsa privada.

“Al alcanzar la Formación de Núcleo, el espíritu dentro de este espejo de cobre debería despertar”. Miró al espejo, el cual había adquirido hacía años atrás en la Secta Confianza; había estado con él todo el tiempo hasta este día.

Ahora, era el momento de que el espíritu de dentro despertara!

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1 La Píldora Extravagante es uno de los regalos que le dio el Gran maestro Píldora Demonio en el capítulo 294. De acuerdo a Píldora Demonio, podía suprimir al Lirio de Resurrección por cien años, incrementar su longevidad por cien años y facilitar el progreso de la base de cultivo. La Píldora Primordial de Reposición Celestial es la píldora introducida por Chen Jiaxi en la lucha de alquimia en el capítulo 253, y que después analizó Meng Hao en el capítulo 265. Puede extender la longevidad.