ISSTH – Capítulo 318

Modo Noche

Capítulo 318: Tener Fe en Lord Quinto, Ganar la Vida Eterna!

“Lord Quinto lo sabe!”

“No lo sabe!”

“Arrrrrhhhh! Bien!” graznó el loro moviendo sus alas. “Sabrás cómo de poderoso es un antiguo pájaro celestial!” Los ojos del loro se volvieron verdes; su dignidad había sido cuestionada! Una luz multicolor salió repentinamente desde él, llenando toda la pequeña montaña en el espacio de una sola respiración.

Después, la luz regreso, como si hubiera recogido algo desde dentro de la montaña. La luz se reunió juntándose, transformándose en una pila de tierra negra del tamaño de un puño.

“Ves?” dijo el loro arrogantemente con su voz aguda. “El secreto de estas tierras de color negro se puede encontrar dentro de esta misma montaña. Esto fue refinado por mí, Lord Quinto, personalmente!”

A un lado, la gelatina de carne observaba asombrado, completamente quieto, como si acabara de ser iluminado. A pesar de su aparentemente repentina comprensión, sin embargo, rápidamente se puso más curioso.

“Qué demonios es esto?” dijo, poniendo los ojos en blanco mientras pensaba en las palabras de Meng Hao de hacía un momento y en la postura arrogante del loro. Repentinamente, se sintió muy entusiasmado y soltó, “Estás intentando usar esta basura para engañarnos, viejo pájaro! No tienes ni idea de lo que es todo esto!”

El loro miró con desprecio a la gelatina de carne. Esta vez, no reaccionó como lo había hecho hacia Meng Hao, causando que la gelatina de carne le mirara atontado.

Los ojos de Meng Hao brillaron mientras miraba atentamente la tierra, la cual en realidad era de un tono oscuro verde-amoratado. Solo con mirarlo, no vio nada inusual. De hecho, parecía bastante ordinario.

“Ni si quiera sabes de dónde ha salido ese montón de polvo, y aun así te atreves a clamar que eres omnisciente?” dijo Meng Hao serenamente. Parecía que el loro… no le gustaba ser provocado por las personas.

Aun a pesar de que la gelatina de carne había intentado este método hacía unos momentos y no tuvo efecto, Meng Hao decidió intentarlo una vez más.

Hasta cuando las palabras iban abandonando su boca, las coloridas plumas del loro se erizaron y una luz verde brilló desde dentro de sus ojos mientras un Qi blanco empezaba a salir desde la cima de su cabeza. Parecía que su dignidad había sido seriamente despreciada, algo que no podía aceptar en su arrogancia.

Aparentemente, podía ignorar lo que fuera que dijera la gelatina de carne, pero no podía ignorar la menor provocación que viniera de Meng Hao.

“Te atreves a menospreciar a Lord Quinto!?” chilló el loro furioso. “Lord Quinto es un antiguo pájaro celestial! No hay nada que no conozca! Montañas y Mares, Cielos, quién no conoce que, si tienes fe en el Lord Quinto, puedes alcanzar la vida eterna!? Escucha a Lord Quinto, compañero. Esto de aquí es tierra de Sentido Inmortal! Muchos años atrás, un todopoderoso miembro de la generación senior pintó un talismán en mitad de las estrellas. Lo lanzó hacia abajo con la intención de sellar este planeta en particular. Sin embargo, alguien más lo bloqueó, y conforme el talismán entraba en el planeta, ardió hasta convertirse en ceniza.

“Sin embargo, ese antiguo todopoderoso tenía una excesiva base de cultivo alta, y, por tanto, los símbolos mágicos que había pintado contenía habilidades divinas. Aun a pesar de que se volvió ceniza, todavía contiene el poder de un inmortal. La ceniza cayó en esta misma tierra. Eso es por lo que la tierra de este lugar es negra, debido a que la tierra de aquí contiene los restos del talismán quemado! Yo, un antiguo pájaro celestial, vi todo esto ocurrir hace muchísimos años. Cómo podría yo estar equivocado!?”

Después de escuchar todo esto, las pupilas de Meng Hao se contrajeron y su corazón tembló.

Un cultivador que sostenía un gran poder suficiente para pintar símbolos mágicos entre las estrellas y los usó para sellar todo un planeta… Antes de los eventos de la Cueva del Renacer, Meng Hao no habría creído fácilmente que tal cosa pudiera ser cierta. Pero después de ver a Choumen Tai, tenía ahora una mayor comprensión de tales temas.

Justo ahora, respiró profundamente mientras miraba al encendido loro, estando ya entre un setenta y un ochenta por ciento convencido de lo que estaba diciendo.

“Alguna todopoderosa persona capaz de pintar un sello que puede sellar todo un planeta, eso es simplemente asombroso”, pensó él. “Pero que alguien interfiriera con eso, lo quemara y que causara que la ceniza creara las Tierras Negras… bueno, quién sería?” En ese momento, la palabra Ji estaba flotando por su mente.

“Puede ser difícil de distinguir ilusiones de la realidad”, dijo Meng Hao serenamente. “Esa es una bonita historia, peor quién sabe si es cierta o no?” En realidad, Meng Hao estaba casi totalmente convencido ya, pero no permitió que su rostro mostrara el cambio de expresión.

El loro parecía aún más enfurecido. Voló por la cueva inmortal haciendo círculos alrededor mirando a Meng Hao. Después, abrió su boca y escupió una luz verde clara brillante que salió disparada hacia Meng Hao.

Ocurrió tan rápido que Meng Hao no tuvo tiempo de esquivar. La luz verde entró en él por su frente, transformándose en información que se grabó por sí misma en su mente.

La información consistía en unos pocos cientos de letras. Eran complejas, pero después de examinarlas, Meng Hao se dio cuerna de que era una técnica de visión.

“Usa esta técnica y mira de nuevo! Esta técnica celestial ha sido grabada en ti, no hay necesidad de comprensión o estudio, simplemente úsala!” El loro miró a Meng Hao, aparentemente sin desear descansar hasta que Meng Hao creyera lo que él había dicho.

Meng Hao cerró sus ojos. Cuando los abrió, la pupila de su ojo derecho se había contraído. Mientras lo hacía sintió que el poder de su base de cultivo estaba siendo emitida hacia fuera repentinamente a través de su ojo derecho.

En un instante, sintió que su base de cultivo se marchitaba, haciendo que Meng Hao se sintiera bastante alarmado. Repentinamente, un hilo de energía espiritual inmortal de dentro de su cuerpo fue directo hacia su ojo derecho, fusionándose con él.

Sintió un dolor atravesando su ojo derecho y las lágrimas saliendo por él. Su visión se volvió borrosa, pero después se aclaró. Ahora, el mundo que estaba viendo a través de su ojo derecho parecía muy diferente, aunque era difícil de describir exactamente cómo.

Bajó la mirada hacia el montón de tierra de color violeta y verde.

Incluso desde el primer vistazo, la mente de Meng Hao se vio sacudida. Lentamente, pulsos de un aura de color dorado se volvieron visibles, flotando desde la tierra y solidificándose en el aire para formar débilmente unos símbolos mágicos. Esos símbolos, por supuesto, eran de color dorado; lo que es más, emitían una presión intensa que solo Meng Hao era capaz de sentir.

Bajo la influencia de la presión, los símbolos mágicos parecieron transformarse en personas pequeñitas. Todos ellos flotaron allí en frente de Meng Hao, y parecían estar pintando algo.

Solo había un poco de presión, pero esto hizo que la mente se llenara de un estruendo mientras su Sentido Espiritual se volvía inestable. Repentinamente cerró sus ojos, cortando la visión y por tanto finalizando la técnica. Aun así, su rostro siguió pálido, tomándole un tiempo recuperar sus sentidos. Cuando abrió sus ojos, su ojo derecho estaba lleno de venas de sangre.

“Bueno, lo sentiste?” preguntó el loro arrogantemente. “Lord Quinto lo sabe todo. No es nada más que un montón de polvo con unos cuantos símbolos mágicos en ellos. Si hubieras encontrado la ceniza creada por el Talismán del verdadero inmortal de ese año, no habrías permanecido con la mente en blanco. Podrías haber acabado muerto!”

“Tú lo sabes, la tierra como esta está por toda esta tierra de color negro. No puedes decir que haya tan enorme montón, pero aun así hay bastante. La gente como tú que puede ya ver el poder del talismán inmortal, bueno, digamos que eres tan raro como las plumas de un fénix o los cuernos de un unicornio. Si no fuera por el hecho de que esta área está contenida, no habría permanecido hasta ahora.”

“Si esta tierra fuera sacada de este terreno, entonces se volvería inútil. Oh, y déjame que te diga otro secreto. Si posees la suficiente suerte y fortuna, puedes recolectar más tierra como esta, y entonces puedes ganar conocimientos con respecto a algunas de las habilidades divinas contenidas en los símbolos mágicos de ese senior todopoderoso. Ahora, por favor, repite después de mí en voz alta: Tener fe en el Lord Quinto, es ganar la vida eterna! Cuando el Lord Quinto aparece, quién se atreve a causar conflictos! Muchos años atrás, incontables personas cantaron esas mismas líneas!” Miró hacia el Meng Hao pálido aún con más vanidad, aparentemente, cada vez estaba más convencido de cómo de poderoso era.

Meng Hao ignoró al loro. “Un aura tan poderosa…. específicamente considerando este pequeño montón de tierra. Y todavía, contiene un poder tan chocante. Y pensar que hay más de este polvo por todas las Tierras Negras…” Empezó a respirar intensamente y sus ojos brillaron.

Repentinamente pensó en las palabras del Jade Demonio Sellado.

“Un Inmortal de la Novena Montaña; la cumbre de las pinceladas; símbolos mágicos de todas las criaturas; colapso de los Cielos… El poder está fusionado con esta tierra, transformado en destrucción, y lleno de fuerza vital Demoníaca. Esta tierra… puede ser usada para cultivar… el arte de la Entrega Justa!”

Los ojos de Meng Hao brillaron. El método de cultivar el arte de la Entrega Justa ya existía en su mente. Durante el tiempo en el que se centró en curar sus lesiones, no había tenido tiempo de trabajar en el entendimiento, pero habiendo visto este montón de tierra, repentinamente se encontró perdido en sus pensamientos.

El tiempo fue pasando. Pronto, había ya transcurrido medio mes. El loro y la gelatina de carne habían desaparecido por algún lugar y no estaban ya en la cueva inmortal. Los intercambios entre esos dos viejos enemigos envolvían normalmente a la gelatina de carne provocando al loro de algún modo. Sin embargo, el loro era siempre capaz de responder con solo unas pocas palabras que enviarían a la gelatina de carne encogiéndose en sí mismo.

Meng Hao se concentró en el arte de la Entrega Justa. Ocasionalmente usaría la técnica de visión para examinar la tierra; cada se encontraba con alguna falta en algún aspecto del entendimiento. Mientras continuaba estudiándolo, algunas veces sacaría la bolsa privada de Ji Hongdong. El símbolo de sellado mágico todavía estaba allí, pero se iba debilitando cada vez más. Después de unos cuantos intentos de romperlo, Meng Hao tuvo la sensación de que no pasaría mucho tiempo antes de que fuera capaz de abrir la bolsa.

El tiempo pasó lentamente. Aparte de su investigación, pasó su tiempo pensando. No consumió la Píldora Extravagante que el Maestro le había dado. Era cierto que podía extender la longevidad, pero lo más importante era que podía ser usada para suprimir al Lirio de Resurrección.

Solo podía consumir tres en su vida, y no deseaba desperdiciar esas oportunidades.

En cuanto a la Píldora Primordial de Reposición Celestial, también podía extender la longevidad, pero solo tenía una. En ese momento, no tenía suficientes Piedras Espirituales para duplicarla y conseguir una copia, por lo que después de pensarlo por un momento, la volvió a guardar. En ese momento, estaba completamente recuperado; su longevidad se había acortado significativamente, pero no estaba en una urgencia extrema.

Por ahora, lo que más le preocupaba era la Tribulación Celestial que ocurriría con su Núcleo Perfecto de Oro. Justo en esos momentos, tenía todos los ingredientes que necesitaba para confeccionar la Píldora de Núcleo Perfecto, excepto por una planta.

La planta que necesitaba no era extremadamente rara: Meng Hao suponía que incluso en las Tierras Negras, sería capaz de al menos conseguir una.

Sin embargo, después de pensar por bastante tiempo sobre la Tribulación Celestial, Meng Hao todavía no tenía idea de cómo lidiar con ella, a parte por supuesto de la gelatina de carne.

En un día en particular, después de ganar un poco de comprensión con respecto a la tierra celestial, la mente de Meng Hao se agitó repentinamente. Envió su Sentido Espiritual a unos cincuenta kilómetros de su cueva inmortal. Allí, podía ver a Huang Daxian, muy cautelosamente liderando a un grupo de sombríos y de aspecto malevolentes cultivadores en Fundación Establecida en su dirección.

“Seniors,” dijo en voz baja, “allí delante, los cuatro seréis capaz de ver el lugar donde ese tipo está”. Su nariz estaba sangrando y su rostro hinchado, incluso parecía que le faltaban unos cuantos dientes. Su expresión era muy desalentada.

“Corta el rollo”, dijo uno de los cuatro cultivadores en Fundación Establecida con un resoplido frío. “Sigue mostrando el camino!”

“Realmente quiero ver si este tipo verdaderamente tiene las habilidades súper humanas que tú clamas!” dijo otro. “Y entonces allí están las supuestas píldoras medicinales!”

Los ojos de los cuatro cultivadores brillaban con avaricia. Entre los cuatro, uno estaba sorprendentemente en el gran círculo de la Fundación Establecida. Los otros tres estaban en la etapa media de la Fundación Establecida. Esos cuatro mantenían su influencia sobre la región con puño de hierro y eran bien conocidos. Sus cuerpos estaban adornados con lo que podía ser denominados tatuajes de tótem, muy similares a aquellos de los cultivadores del Desierto Oeste, aunque no eran totalmente iguales.

Ellos cuatro intercambiaron mirada y empezaron a conversar en tono susurrante.

“Bueno, necesitaremos ser cuidadosos. Con tantas píldoras medicinales, no debe de ser una persona ordinaria. Aseguraos de no dañar su bolsa privada antes de que muera, de otro modo, este viaje habría sido en vano.”

“Cierto. Atacamos todos a la vez y acabaremos con él. No le deis oportunidad de destruir su propia bolsa privada antes de eso1”

Huang Daxian parecía furioso, pero no se atrevió a decir ninguna otra cosa que no fuera balbucear mostrando estar de acuerdo con ellos.

Meng Hao retiró su Sentido Espiritual. Huang Daxian estaba marcado con su Sentido Espiritual, por tanto, Meng Hao estaba al tanto de todas sus actividades, incluyendo el desastre que había atraído sobre él mismo debido a la píldora medicinal y a cómo había sido capturado.

Si él quisiera, Meng Hao podría simplemente exterminarlos a todos ellos. Sin embargo, después de pensar sobre el polvo celestial que contenía los símbolos talismánicos celestiales, cambió de opinión y permitió que Huang Daxian los llevara hacia allí.

“Necesito suficiente polvo celestial. Cuanto más mejor. Eso incrementará mi habilidad para conseguir una comprensión total”. Meng Hao cerró sus ojos.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>