ISSTH – Capítulo 319

Modo Noche

Capítulo 319: Una voz resonando desde los escombros.

Requiere algo de tiempo que cultivadores en Fundación Establecida atraviesen cincuenta kilómetros.

Mientras le esperaba, Meng Hao estuvo sentado meditando. Ahora había ganado más experiencia en la investigación del arte de la Entrega Justa. En cuanto al conocimiento con respecto al polvo celestial, no había necesidad de ser ansioso. Requeriría un progreso lento y firme. Al incrementar gradualmente la acumulación, tendría tiempo de estudiarlo de forma adecuada. De este modo, sería capaz de lentamente complementar los símbolos mágicos que fueran faltando.

En esos momentos estaba sentado con las piernas cruzadas, examinando su Núcleo Violeta mientras rotaba lentamente. En un parpadeo, enviaría un aura pulsante a través de su cuerpo, para seguidamente retirarla.

Era como un rayo: extender, retraer, un ciclo. Esto le permitía emitir un tipo de poder de base de cultivo completamente diferente y por mucho más formidable que el de la etapa Fundación Establecida.

“Maestro dijo que después de alcanzar la Formación del Núcleo, sería capaz de fusionar la Llama Siempreardiente con mi Núcleo. En ese momento sería capaz de utilizar mi llama alquímica personal…” Los ojos de Meng Hao brillaron. Conseguir eso requeriría por supuesto un esfuerzo meticuloso estando en meditación aislada.

No había estado todavía en las Tierras Negras por un año y, aun así, el tiempo que había usado recuperándose en meditación aislada le había llevado a una falta completa de concentración mental. Sin embargo, los temas de la tierra celestial, del arte de la Entrega Justa, encender su llama alquímica, y la bolsa privada de Ji Hongdong eran todo cosas que necesitaba distribuir en el tiempo ahora que estaba en la etapa Formación del Núcleo.

Debido a su preocupación de ser rastreado por el Clan Ji, estaba constantemente en guardia. En todo este tiempo, no había sido capaz de relajarse. Sin embargo, realmente tenía la picazón de por qué no había ido nadie del Clan Ji tras de él todavía.

Tomó su decisión. “Parece que necesito permanecer en meditación aislada por algo más de tiempo. Cuando haya logrado todo lo que necesito, puedo salir a buscar la planta medicinal final que necesito para crear la Píldora Núcleo de Oro Perfecto.”

Levantó su cabeza y dentro de sus ojos se pudo ver un brillo frío. Sus labios se retorcieron para crear una sonrisa significativa que parecía haber sido tocada por un aire demoníaca. Parecía estar llena de frigidez.

En ese momento, los cuatro cultivadores en Fundación Establecida estaban volando atravesando el aire hacia la baja montaña. Se acercaban sin vacilación y alcanzaron la grieta dentro de la montaña en solo un momento, saliendo después disparados hacia abajo.

El rostro de Huang Daxian estaba pálido y su corazón estaba lleno de miedo. Sin embargo, también tenía una idea. Apretando sus dientes, con la voz temblando, dijo en alto, “Sólo…. Solo bajad aquí…”

Los cultivadores en Fundación Establecida le miraron con u na intención asesina naciendo desde sus ojos. “Silencio!” dijo uno.

Los cuatro alcanzaron el fondo de la fisura en un instante. Miraron hacia la cueva inmortal y sus expresiones cambiaron para ponerse totalmente en vigilancia.

Esto era debido a que la puerta de la cueva inmortal de Meng Hao no estaba cerrado, sino que estaba totalmente abierta, permitiéndoles ver a Meng Hao sentado con las piernas cruzadas. Lentamente alzó su cabeza; su expresión era de completa calma.

Vestía una túnica verde ordinaria, pero considerando cómo de sorprendente era con su cabello blanco, inmediatamente causó que un intenso miedo profundizara en sus corazones.

Adicionalmente, su rostro parecía estar vacío de sangre. Eso, combinado con la frialdad de su mirada, hizo que la temperatura del área pareciera caer hasta más debajo de la congelación

Los cuatro cultivadores en Fundación Establecida jadearan. La apariencia de Meng Hao causó instantáneamente que se alzara dentro de ellos una sensación de crisis. Esto hacía que el hombre sentado en frente de ellos pareciera no ser un cultivador, sino una antigua bestia salvaje. Parecía como si su mirada fuera a ser suficiente para consumirlos por completo.

Empezó inmediatamente a caer un sudor frío por sus frentes. Sus bocas y lenguas estaban secas, mientras sus mentes parecían haberse quedado totalmente en blanco. Permanecieron allí plantados, sin mover un músculo.

Meng Hao no dijo nada. Un silencio mortal llenó la grieta de la montaña; ni si quiera se podía escuchar el sonido de una respiración.

El silencio se transformó gradualmente en una intensa presión, como si toda la montaña estuviera presionando sobre los corazones de todos los presentes. La sensación pareció situarlos al borde entre la vida y la muerte; la mirada de Meng Hao les llenó con la impresión profunda de que si se movían, morirían instantáneamente.

Finalmente, uno de los cuatro cultivadores en Fundación Establecida, el que tenía la base de cultivo más baja, no pudo aguantar la presión por más tiempo. Incapaz de permanecer allí, dejó salir un aullido y salió disparado hacia la boca de la grieta.

Conforme empezaba a volar, Meng Hao levantó el dedo de su mano derecha. “Baja la voz.”

Tres palabras, una frase, y se escuchó un grito miserable. Un cadáver cayó para aterrizar directamente en frente de los otros tres cultivadores en Fundación Establecida, causando que sus rostros se pusieran aún más blancas y sus cuerpos temblaran aún más fuerte.

El cadáver que acababa de caer tenía un agujero sangriento en su frente, desde el cual burbujeaba sangre fresca. Los ojos del cadáver estaban totalmente abiertos, claramente llenos de temor y desesperación.

La escena se transformó hacia una nueva presión, que causó que los restantes tres cultivadores en Fundación Establecida se llenaran con asombro. Aunque habían compartido de forma justa las muertes, sabían que no era algo fácil ser capaz de matar a un cultivador en Fundación Establecida. Todos ellos empezaron instantáneamente a temblar violentamente.

“Formación del Núcleo… Este tipo está sin duda en la etapa Formación del Núcleo!”

“Maldición, por qué tuvimos que provocar a un experto en Formación del Núcleo!?”

Los tres intercambiaron miradas llenas de amargura y desesperación.

Huang Daxian estaba temblando aún más duramente que ellos, con ansiedad llenando su rostro. Había supuesto que Meng Hao era poderoso, pero nunca hubiera esperado que fuera capaz de exterminar a un cultivador en Fundación Establecida media.

Pasó algún tiempo y los tres cultivadores en Fundación Establecida se pusieron tan aterrados y nerviosos que parecía como si sus corazones fueran a explotar. Verse forzados a esperar por tanto tiempo ante la amenaza de la muerte era algo que personas normales serían incapaces de aguantar.

Finalmente, otro de los tres restantes no pudo aguantarlo por más tiempo. Viendo que Meng Hao hacía tiempo que había cerrados sus ojos, el hombre de mediana edad apretó sus dientes y repentinamente subió volando por el aire. Al mismo tiempo, aplastó una hoja de jade, la cual causó que una niebla rodeara su cuerpo, incrementando explosivamente su velocidad. Mientras parecía estar a punto de conseguir escapar, Meng Hao no se movió; ni siquiera abrió sus ojos. Una expresión de entusiasmo apareció en el rostro del cultivador que escapaba, causando que los dos restantes vacilaran momentáneamente y consideraran seguirle.

Repentinamente, las rocas en ambos lados de la grieta de la montaña parecieron repentinamente aflojarse. Una vid de color violeta oscuro apareció repentinamente, emanando una intensa ferocidad. El final de la vid se dividía formando una boca sangrienta jadeante y dentada. El cultivador en Fundación Establecida dejó salir un sorprendido grito y fue instantáneamente tragado por completo por algo similar a una serpiente gigante. Después de tragarse al hombre, enormes cantidades de un fluido pegajoso cayó de la vid. Al mismo tiempo, aún más vides salieron desde las rocas de la montaña.

Había docenas de ellas, retorciéndose. Sellaron la boca de la grieta y después se estiraron apuntando en dirección de Huang Daxian y de los dos restantes cultivadores en Fundación Establecida.

El rostro de Huang Daxian estaba totalmente blanco y completamente boquiabierto.

Los dos cultivadores en Fundación Establecida estaban jadeando. La escena de hacía unos momentos se repetía en sus mentes y repentinamente tuvieron la intensa sensación de que en realidad estaban ya en el infierno.

“S-s-senior…. Perdóneme…” dijo el cultivador en el gran círculo de la Fundación Establecida, con su voz temblando mientras caía sobre sus rodillas y se inclinaba hacia Meng Hao.

“Senior, estaba equivocado, por favor, perdóneme”, dijo el otro cultivador en Fundación Establecida, también cayendo hacia el suelo e inclinándose.

Ambos estaban aterrados.

Meng Hao abrió lentamente sus ojos y les miró serenamente, así como a Huang Daxian. Hacía tiempo que se había dado cuenta de los tatuajes tótem de sus cuerpos. No eran los mismos que los de los cultivadores del Desierto Oeste, pero parecían ser capaces de moverse también fluidamente.

“Estáis aquí para solicitar píldoras medicinales?” preguntó Meng Hao. Levantó su mano y aparecieron dos píldoras medicinales en su mano. Eran de un azul oscuro y no emitían ninguna fragancia medicinal. De hecho, débilmente visible en la superficie de cada píldora estaba la imagen de un ciempiés feroz y retorciéndose.

Con solo una mirada era obvio que esas eran píldoras de veneno.

Antes de que los dos cultivadores en Fundación Establecida pudieran responder a su pregunta, Meng Hao movió su manga y las dos píldoras salieron disparadas como rayos hacia sus bocas. No tuvieron tiempo de reaccionar; las píldoras golpearon sus dientes y después entraron por sus gargantas, en un parpadeo se habían disuelto.

Los rostros de los dos hombres cambiaron inmediatamente. Sin embargo, no hicieron nada para resistirse. Solo podían dejar salir suspiros amargos; sabían que al menos, se les permitiría vivir un poco más.

“Pensad que esta píldora es un castigo”, dijo Meng Hao serenamente. “Quiero que vosotros dos os llevéis a Huang Daxian y busquéis por alrededor tierra que tiene una apariencia como esta. Cuanto más encontréis, más rápido eliminaré el veneno. De hecho, si encontráis suficiente, incluso os daré algunas píldoras medicinales.” Miró hacia Huang Daxian por un momento.

Huang Daxian se quedó sorprendido. Después expresó en voz alta su consentimiento.

Meng Hao movió su manga, enviando un poco de la tierra de color verde-violeta disparada hacia cada uno de ellos tres. Después, la cueva inmortal se cerró con un golpe. Los tentáculos que cerraban la fisura se retiraron y todo volvió a la normalidad. Con sonrisas amargas, los dos cultivadores en Fundación Establecida dejaron salir suspiros silenciosos. No estaban seguros de qué propiedades extraordinarias tenía esa tierra que les había dado el poderoso hombre de la cueva. Sin embargo, a ellos les parecía que se habían cruzado con un poco de suerte. Sus ojos brillaron mientras intercambiaban una mirada, saliendo después disparados desde la cueva, llevándose con ellos a Huang Daxian de forma educada.

De acuerdo a los requerimientos de Meng Hao, fueron buscando esa tierra.

El tiempo fue pasando. Pronto había trascurrido medio mes. Durante ese tiempo, Meng Hao se había vuelto mucho más familiar con el arte de la Entrega Justa. El poder del arte era difícil de vislumbrar. Era similar a ser capaz de tocar algo y hacerlo que se volviera demoníaco; sin embargo, en vez de usar la palabra “tocar” usaba la palabra ‘entrega’!”

Entregar Demonismo a cualquier cosa viviente, y usarla. También contenía la palabra “justa”, la cual era la opuesta a “maldad”. Y aun así, el mismo arte era claramente muy agresivo y opresivo. Parecía que… recibir la Entrega Justa de un Sellador de Demonios daba al beneficiario algún tipo de aprobación oficial!

Lo que es más, cada vez que Meng Hao rotaba su base de cultivo, podía sentir una débil aura apareciendo en la existencia. Parecía que si él quería… podía usar esta aura para realizar la Entrega Justa y realizar una transformación Demoníaca.

El demonio resultante no tendría espíritu, solo un aura involuntaria; sin embargo, Meng Hao sería capaz de controlarlo.  Sería una sensación extraña, similar a la proyección astral sobre la que Meng Hao había leído en los textos antiguos de la Sexta Destino Violeta.

“Forzar a que cualquier criatura se convierta en demoníaca…” los ojos de Meng Hao brillaron con una luz misteriosa. Levantó su mano y observó su dedo. Después de pensar por un momento, bajó su dedo apuntando contra el suelo de la cueva inmortal.

“Entrega Justa!” dijo él. Inmediatamente se extendieron imágenes fantasmales por toda la cueva inmortal. Inmediatamente fue capaz de sentir un aura dentro de Lacueva inmortal, liberada desde la baja montaña.

Esta aura era extraña y llena de variaciones. Meng Hao sintió que no podía saber claramente qué era. Sin embargo, no le tomó mucho tiempo comprender qué era eso… Qi Demoníaco de todas las cosas!

Sus ojos parpadearon mientras enviaba su Sentido Espiritual hacia el aura. Un estruendo llenó su mente y, repentinamente, su campo de visión se expandió rápidamente: era ahora capaz de ver todo en 150-200 kilómetros alrededor de esa baja montaña.

Al concentrarse en la fusión de su Sentido Espiritual y del Qi Demoníaco, podía sentir todo en el área. Justo cuando iba a retirar su visión, repentinamente vio algo al noroeste, que parecía ser un campo de escombros. Ordinariamente, no lo habría notado, pero en este estado único, repentinamente escuchó una voz saliendo desde los escombros.

Una voz arcaica y triste emergió repentinamente. “cielos de Ji que no mueren; Yo no muerto… Cielos de Ji… Habéis estado conteniéndome ya treinta mil años, pero todavía me niego a poner un pie en la Tarima de Entrega de Inmortalidad!” Mientras su voz resonaba, repentinamente dijo, “Quién eres tú!?” Meng Hao sintió como si la mirada de alguien tan poderoso como los Cielos hubiera caído repentinamente sobre él.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>