ISSTH – Capítulo 87

Modo Noche

“Meng Hao…” el Patriarca Confianza apretó sus dientes. Se sentía bastante agraviado y aún más arrepentido. Si hubiera sabido que las cosas se tornarían de este modo, le habría dicho algunas cosas más agradables a Meng Hao.

Cómo podría haber imaginado que Meng Hao pudiera ser tan cruel? Olvidando su crueldad, tenía una bolsa del Cosmos! Olvidemos su bolsa del Cosmos, ha entrado en el décimo nivel de Condensación Qi!

La escena que se estaba desarrollando delante de él le hacía querer llorar, excepto que no tenía lágrimas para hacerlo. Le rechinaron los dientes mientras que iba sintiendo una mayor inquietud en su corazón. Recordaba los requerimientos del Jade de Sellado de Demonio; sólo podía llevarlo y usarlo alguien que hubiera alcanzado el treceavo nivel de Condensación Qi. Cuando estos antiguos bastardos se lo habían contado aquel día, su corazón se había llenado de alegría. Había creído que él podría prevenir que el legado de la Secta Demonio Sellado continuara en futuras generaciones. Pero ahora, que había visto a Meng Hao pasando hacia el nivel onceavo, su corazón temblante corazón se llenaba de ansiedad.

Desafortunadamente para él, no había nada que pudiera hacer aparte de apretar sus dientes y continuar absorbiendo tanta energía espiritual como le fuera posible. Necesitaba conseguir más que la que conseguía Meng Hao y hacerlo de una forma más rápida. Necesitaba que la brújula de Feng Shui en frente de él fuera completamente reparada y prevenir que Meng Hao avanzara más lejos.

La energía espiritual que era succionada desde el suelo y absorbida dentro de la brújula de Feng Shui era de un color rojo brillante. Parecía como si estuviera succionando algo de la misma tierra mientras que pasaba por ella.

“Maldición, Meng Hao. Todo lo que hice fue darte una Piedra Espiritual de grado bajo y no eliminar tu veneno. No has ido ya muy lejos? Todavía soy tu Patriarca después de todo.” El Patriarca confianza se sentía profundamente agraviado.

En cuanto a Meng Hao, un rugido llenó todo su cuerpo. Con el veinte por ciento de la energía espiritual de las lámparas siendo absorbida por él, su cuerpo estaba temblando, lo sentía mientras iba cambiando. El cambio estaba ocurriendo en su Mar Central. Se hacía más grande y, mientras lo hacía, sus canales Qi se hacían más gruesos. Una explosión sonó en su cabeza y sintió la sensación de avanzar a otro nivel.

El undécimo nivel de Condensación Qi!

Su Mar Central se expandió hasta cubrir todo su cuerpo. Este tipo de Mar Central era realmente imposible para alguien en la etapa de Condensación Qi. Su majestuosidad le aseguraría un futuro de crecimiento sin final y  de poder de lucha.

Sería mucho más difícil para Meng Hao el alcanzar la Fundación Establecida con semejante Mar Central…. Si lo lograba, entonces sería el doble de poderoso que alguien en su misma etapa!

El undécimo nivel de Condensación Qi no refinaba el cuerpo, sino el Mar Central!

La extensión de su Mar Central causó que el cuerpo de Meng Hao se llenara de un sonido atronador. Energía Espiritual tan inagotable como un mar le llenaba. Las olas del Mar Central rompían y batían ilimitadamente.

Meng Hao abrió sus ojos y tomó aire profundamente. El sonido de la inspiración fue como el estallido de un trueno. Se plantó, sus ojos brillaban con persistencia. Dio otro paso adelante, el segundo, después el tercero!

Ahora estaba directamente junto a las siete lámparas de aceite, bastante cerca como para tocarlas. Estaba absorbiendo el treinta por cien de su energía espiritual.

Treinta por cien podía no sonar como una gran cantidad, pero sería imposible para Meng Hao conseguirlo si no fuera por las habilidades del décimo nivel de Condensación Qi. Esta era la etapa de Condensación Qi que podía robar la suerte de los Cielos después de todo.

“Meng Hao, todavía no has terminado…” El Patriarca Confianza observó a Meng Hao dar los tres pasos adelante. Su ansiedad se incrementó aún más. Si Meng Hao alcanzaba el nivel doceavo, estaría a solo un paso de ser capaz de usar el Jade de Sellado de Demonio.

“Muchas gracias por su ayuda, Patriarca,” dijo Meng Hao calmadamente. “Terminaré pronto.” Cerró sus ojos y empezó a absorber aún más energía espiritual dentro de su cuerpo. Sue cuerpo se agitó mientras que entraba en el duodécimo nivel de Condensación Qi.

Desde tiempos antiguos, nadie había entrado en….. el doceavo nivel de Condensación Qi.

El instante en el que lo hizo, Meng Hao sintió un severo dolor en su mente. Su Sentido Espiritual no fue a ningún lado, sino que sintió como si su mente se estuviera dividiendo en dos. Ahora sentía… algo como un torrente dentro de su mente.

Esto era… el Mar de Percepción!

En tiempos modernos, los Cultivadores que avanzaban desde la Condensación Qi hacia la Fundación Establecida, formarían un Mar de Percepción desde la nada. Normalmente, este tipo de Mar de Percepción no sería muy grande. No tenía nada que ver con el talento latente, sino con el método que se usara. Obviamente, cuanto mayor el Mar de Percepción, mayor el poder que podría manejar, y más ilimitado sería el Sentido Espiritual del Cultivador.

En tiempos antiguos, los Cultivadores preferían avanzar hacia la Fundación Establecida en el doceavo nivel de Condensación Qi. Esto es debido a que el doceavo nivel es cuando el Mar de Percepción se abre. Al practicar el Cultivo de esta manera, el Mar de Percepción sería de lejos mucho más poderoso que los de otros en la etapa de Fundación Establecida.

En el moderno mundo de Cultivo, Meng Hao era el primer Cultivador que había entrado en el doceavo nivel de Condensación Qi. Si las noticias de este hecho se expandieran, agitarían a todo el Mundo del Cultivo.

En este momento, el Patriarca Confianza estaba agitado. Miraba atontado a Meng Hao, era capaz de observar sin obstáculos mientras Meng Hao, previamente en el noveno nivel de Condensación Qi, ahora se elevaba al doceavo. No sabía qué decir.

“…En tiempos antiguos,” murmuró, “las leyendas dicen que el Gran Círculo de Condensación Qi podía ser completado en el treceavo nivel. Pero incluso en tiempos antiguos, tal cosa era raramente contemplada. Se decía que el treceavo nivel de Condensación Qi estaba relacionado con la suerte del cielo, y… que podía cambiar el talento latente de un Cultivador! No cambiaría mucho, pero el talento latente nace de los Cielos, por lo que el menor de los cambios sería definitivamente un desafío hacia los Cielos.

“No recuerdo cómo hace tantos años esos viejos bastardos de la Secta Demonio Sellado alardeaban de la increíble suerte que yo tenía… pero comparado a mí, este chico es el afortunado. Maldita sea, que afortunado! Cómo podía yo haber provocado tal reacción!”

Mientras el Patriarca Confianza hablaba, Meng Hao abrió sus ojos. Brillaban con una profunda luz. Sintió el dolor de la división dentro de la cabeza, pero dentro de ese dolor, también podía sentir una claridad sin precedentes.

El mundo parecía diferente cuando lo miraba, aunque no podía decir qué cosas particularmente no eran las mismas. Era como si todo brillara con un resplandor que nunca hubiera notado antes.

En ese momento, el enorme poder de succión parecía estar en el filo de disiparse, como si su cuerpo supiera que había alcanzado su límite de absorción.

Pronto, la cantidad de energía espiritual que iba absorbiendo desde las lámparas de aceite se puso a bajar, desde el treinta por ciento al veinte, después al diez.

Esto hizo que Meng Hao frunciera el ceño. Podía decir que su Base de Cultivo no había alcanzado su punto más alto… podía sentir que había otra capa más allá de la actual. Podía sentir el Gran Círculo de Condensación Qi.

Era un poderoso sentimiento, pero el poder de succión se fue haciendo cada vez más débil, parecía como si el siguiente nivel fuera a estar cerrado para siempre para él.

“Haha, es como yo decía,” rió el Patriarca Confianza, con sus ojos brillando. “El treceavo nivel de Condensación Qi era raro incluso en tiempos antiguos. Es similar a algo de leyenda que puedes decir básicamente que no existe. El doceavo nivel es el límite. Meng Hao, no hay necesidad de intentar ir más allá. Rápido, hazte atrás. No te pongas en medio de mi plan maestro. Si lo haces, entonces simplemente espera hasta que salga de aquí y vea cómo limpio el suelo contigo! Necesitas un escarmiento, pequeño bastardo!” Aun a pesar de que Meng Hao había succionado algo de la energía espiritual, realmente no había sido mucha. Todavía quedaba suficiente para completar su plan maestro. Y si Meng Hao no alcanzaba el treceavo nivel, entonces no había forma de que él tuviera el talento latente requerido para usar el Jade de Sellado de Demonio.

“Parece que la suerte de este chico no es tan asombrosa después de todo,” dijo el Patriarca Confianza complacientemente. Pero entonces, los ojos de Meng Hao parpadearon. Tenía una personalidad terca. Ahora que había alcanzado el doceavo nivel de Condensación Qi y había dado un vistazo al siguiente nivel, haría todo lo posible para avanzar.

Este poder de succión se está debilitando… Cómo puedo continuar añadiendo energía espiritual…” La mente de Meng Hao daba vueltas entre miles de posibilidades hasta que finalmente sus ojos empezaron a brillar y golpeó su bolsa privada. Las dos espadas de madera aparecieron.

Las miró, entonces apretó sus dientes e hizo que una de ellas volara hacia él mismo. El Patriarca Confianza observaba esto asombrado mientras la espada cortaba a Meng Hao. Pronto, unas diez heridas abiertas cubrieron su cuerpo.

Meng Hao apretó su mandíbula mientras la espada realizaba marcas sangrantes en su cuerpo. Sus ojos brillaban con determinación. Mientras la sangre salía desde las heridas, Meng Hao sintió el poder espiritual en su cuerpo saliendo al mismo tiempo.

Esto era exactamente lo que él quería!

Mientras la energía espiritual salía de su cuerpo, el poder de succión de dentro de él, de pronto tembló, después se hizo gradualmente más fuerte. Mientras esto pasaba, la mente de Meng Hao estaba enfocada. Tomando control de la segunda espada, envió las dos espadas volando a su alrededor, cortando su cuerpo con una herida tras otra. En un parpadeo, cerca de cien cortes cubrían su carne.

Las heridas hacían que el poder físico de su cuerpo entrara en acción y, al mismo tiempo, causaba que el poder de succión dentro de él se hiciera cada vez más y más poderoso.

El Patriarca Confianza estaba simplemente atontado. No podía nunca imaginar, ni en sus sueños más salvajes que Meng Hao fuera a usar tal método. Cuando vio la multitud  de  heridas sangrientas y la determinación en los ojos de Meng Hao, le dio una sensación profunda de cómo de cruel podía ser Meng Hao. Si se podía tratar a sí mismo con tal crueldad, cómo de cruel podría tratar a los demás?!

Cuantas más heridas le cubrían, mayor era la succión. La cantidad de energía espiritual que él desviaba de las lámparas saltó desde el diez por ciento al cuarenta. Y aún así, aunque la energía espiritual entraba en su cuerpo, no conseguía avanzar al siguiente nivel.

Después de que algún tiempo pasara, Meng Hao rió. Con una fría sonrisa, levantó su mano derecha, haciendo que una de las espadas de madera silbara a su alrededor y volara hacia su pecho. La clavó a través de él, haciendo salir fuentes de sangre. La sangre salía en spray por su boca. Instantáneamente, el poder espiritual de su cuerpo bajó en un gran porcentaje. Esto, a cambio, hizo que el poder de succión aumentara en grandes porcentajes.

Por ahora, estaba absorbiendo el cincuenta por ciento de la energía espiritual proveniente de las siete lámparas de aceite.

Se escuchó una explosión. Lleno de inagotable energía espiritual, Meng Hao lanzó todo lo que tenía a la barrera entre los niveles. La sangre salía a chorros por su boca y las espadas de madera cortaron a través de su cuerpo. La energía espiritual de las siete lámparas surgía; por ahora, Meng Hao estaba recibiendo el setenta por ciento de ella!

Fue de esta forma que Meng Hao lanzó su ataque desde el duodécimo nivel de Condensación Qi hacia el treceavo.

El tiempo pasó. Más heridas aparecieron en su cuerpo como producto de la crueldad de Meng Hao. Pronto, su cuerpo empezó a temblar y su visión se hizo borrosa. Estaba absorbiendo el noventa por ciento de la energía espiritual de las siete lámparas de aceite. Era como si estuviera bañándose en una gruesa y pura energía espiritual.

“Vas a matarte tú mismo….” El Patriarca Confianza observaba la escena, su respiración se agitaba. La terquedad de Meng Hao le hizo tambalearse.

“Me volveré poderoso! No hay otra razón. Debo volverme poderoso!” Meng Hao empezó a perder la conciencia, pero su terquedad no se lo permitía. A pesar de su actual condición, nunca pensaría en rendirse. Continuó murmurando para sí mismo, que él, debía, volverse, poderoso!

Meng Hao DEBE avanzar hacia el treceavo nivel de Condensación Qi.

“Este es su Dao…” el Patriarca Confianza dio un respiro profundo, finalmente comprendiendo.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>