LHP – Capítulo 129

Modo Noche

Capítulo 129 – Jade Verde del Sur

 

Como de costumbre, el Casa Comercial Tianyu estaba bulliciosa y grandes flujos de clientes entraban y salían continuamente. Con sus manos detrás de su espalda, Zhang Xuan entró.

–Viejo maestro, la oficina de Lord Ling está justo en frente…

Después de caminar una distancia, Sun Qiang señaló hacia el frente.

Zhang Xuan levantó la cabeza y un salón decorado con extravagancia apareció ante él. Había dos leones de jade verdes frente a la puerta. Eran increíbles y exudaban majestuosidad.

Los ojos de los leones de piedra estaban completamente negros y llenos de espíritu, lo que hacía que parecieran reales. Con una sola mirada, uno no pudo evitar sentirse intimidado.

–He oído que Lord Ling había invitado especialmente a un artesano de 6-mo para crear este par de leones de piedra. El material utilizado es el ‘Jade Verde del Sur’ el mejor jade en el Reino de Tianxuan. Además, dado que fue elaborado por un artesano de 6-mo, solo uno de estos leones vale varios millones.

Los ojos de Sun Qiang brillaron con pasión ardiente.

Muchas personas adineradas colocan objetos valiosos delante de sus puertas para mostrar su riqueza y prestigio. Al mismo tiempo, sirve como un símbolo auspicioso para que entre la fortuna. Parecía que incluso este Ling Tianyu no pudo escapar de esta tradición.

–¿Varios millones?– Zhang Xuan estaba sorprendido.

Anteriormente, Zhang Xuan pensó que podría considerarse bastante rico con un solo millón en su poder. Al escuchar las palabras de Sun Qiang, se dio cuenta de que no era más que un mendigo para aquellos que eran realmente ricos.

–Viejo maestro, ¿por qué no entro primero para informar su llegada a Lord Ling para que lo reciba?– Sun Qiang miró por encima.

En su perspectiva, a pesar de que la riqueza de Lord Ling Tianyu podía rivalizar con un tesoro nacional entero, su posición seguía estando por debajo de la de un Maestro Titular.

Un Maestro Titular era una figura poderosa a la que incluso el emperador Shen Zhui no se atrevió a ofender, sin mencionar que Ling Tianyu, a pesar de su riqueza, era solo un comerciante.

–¡No hay necesidad de eso!– Zhang Xuan agitó sus manos –Simplemente tomaré una mirada casual.

Paseando lentamente, Zhang Xuan se acercó a los dos imponentes leones de piedra y lo tocó.

Fresco y suave al tacto, fue una sensación extremadamente cómoda. Estaba claro que era jade de alta calidad.

Sus dedos se retrajeron justo después del contacto. Zhang Xuan siguió mirando, tocando los objetos aquí y allá. Solo después de un largo período de tiempo regresó con las manos a la espalda.

Al mirar a su Viejo Maestro, quien actuaba como un mísero campestre que nunca había visto el mundo, Sun Qiang estaba lleno de dudas.

–¡Tomemos asiento allí!

Haciendo caso omiso de la expresión extraña que la otra parte le dio, Zhang Xuan se rió entre dientes.

Hubo un buen número de lugares de descanso en la Casa Comercial Tianyu. Había uno cerca y al tomar asiento, Zhang Xuan pidió una tetera.

Sun Qiang estaba parado al lado, completamente confundido con la situación.

Su Viejo Maestro dijo que quería buscar a Lord Ling, pero al llegar, se negó a entrar e incluso le impidió anunciar su llegada. En cambio, eligió sentarse aquí para tomar el té. ¿Qué estaba haciendo?

–¿Tienes curiosidad de por qué elegí no entrar a la sala para encontrarme con el Lord Ling del que hablaste?– Al ver a través de sus pensamientos, Zhang Xuan sonrió débilmente.

–¡Tu sirviente no se atreve a especular sobre los pensamientos del viejo maestro!

A pesar de que sus pensamientos fueron expuestos, Sun Qiang no se atrevió a confesarlo.

–No hay necesidad de estar nervioso, solo di lo que sea que tengas en mente– Sabiendo que la otra parte se estaba conteniendo debido a su identidad como Maestro Titular, Zhang Xuan dijo.

–Yo… solo lo encuentro extraño… El viejo maestro es un Maestro Titular, él no te rechazaría si fueras a exigir conocerlo…– Sun Qiang no pudo evitar decir.

–Si tuviera que revelar mi identidad, él no me rechazaría y tampoco se atrevería. Sin embargo, ¡¿puede creer usted que… incluso sin revelar mi identidad, puedo hacer que venga a mí por su propia cuenta?!– Zhang Xuan dijo.

¡Qué broma! ¡Revelar mi propia identidad para encontrarme con un comerciante no es adecuado para el estado de un Maestro Titular!

Un impacto sorprendente solo podría lograrse si la otra parte voluntariamente atropelló y descubrió su identidad a través de varias especulaciones.

–¿Sin revelar tu identidad?– Sun Qiang no pensó que lo que dijo Zhang Xuan fuera posible –Eso debería ser imposible. Lord Ling es solo un comerciante, pero teniendo en cuenta que es capaz de abrir una empresa comercial tan grande, debe tener un respaldo poderoso. De hecho, la nobleza y las figuras influyentes quizás ni siquiera puedan conocerlo. Por favor. ¿Cómo puedes conocerlo sin revelar tu identidad?

Para poder abrir una gran empresa comercial en la capital, donde cada pulgada de tierra equivale al oro, debe ser respaldado por la familia real. A pesar de que él es solo un comerciante, no es una persona que debemos subestimar.

Si revelara su identidad, la otra parte definitivamente tocaría. Pero sin hacerlo… ¿por qué haría un esfuerzo por darle la bienvenida? Si Lord Ling fuera así de despreocupado, no habría sido capaz de construir este imperio comercial suyo.

Aunque Sun Qiang era dueño de una tienda de esta ciudad comercial, sabía que su posición no era suficiente para llamar la atención del señor.

–¡Jeje!

Riendo suavemente, Zhang Xuan levantó su copa con elegancia –Ya sea que me creas o no, lo haré aparecer obedientemente ante mí hoy. Sin embargo, antes de eso, debes seguir todas mis órdenes, ¡y no desobedecer en lo más mínimo!

–¡Sí!– Al presenciar la confianza abrumadora del viejo maestro, a pesar de que Sun Qiang permaneció lleno de dudas, no pudo evitar asentir con la cabeza y aceptarlo.

–Bien. Derriba la cabeza del león de piedra a la izquierda para mí– Zhang Xuan dijo.

–¿Qué?

Sun Qiang se tambaleó, casi desmayándose en el acto.

Pensó que el viejo maestro pensaría en algún plan increíble. Sin embargo… ¿esto?

Lord Ling valoraba mucho a los leones de piedra, que valían millones. Si golpeara esa cabeza, la que ¡está sobre su cuello sería golpeada poco después!

–Viejo maestro, no quiero morir todavía…

Sun Qiang estaba al borde de las lágrimas.

–Estoy aquí, no morirás tan fácilmente. ¡Descansa tranquilo!– Zhang Xuan agitó sus manos para guiarlo.

–…– La boca de Sun Qiang se crispó.

Por supuesto, no moriré tan fácilmente, primero me harían pagar por ello. ¿Cómo podían dejarme salir tan fácilmente simplemente matándome? Pero… incluso si no me mataran, me lisiaría por lo menos.

–¿Por qué? ¿Te atreves a desobedecer las palabras de tu Viejo Maestro?

Zhang Xuan frunció el ceño y la autoridad emanaba de él.

Ya estaba acostumbrado a ser maestro y ahora, junto con su cara ligeramente marchita y amarilla, mostraba una disposición imponente.

–Yo…

–Descansa tranquilo, si derribas la cabeza del león, te ayudaré a superar el Luchador 3-dan cuando volvamos más tarde. Conmigo aquí, no habrá ningún problema. No solo Tianyu no te culpará a ti. Él incluso te dará las gracias y te enviará regalos.

Sabiendo que la otra parte temía a Lord Ling, era realmente absurdo que Sun Qiang hiciera tal cosa. Por lo tanto, Zhang Xuan agitó su mano majestuosamente y le prometió algunos beneficios primero.

–Er… ¡Está bien!

Con la promesa y recordando el hecho de que su Viejo Maestro es Maestro Titular, sin importar cuán increíble fuera Lord Ling, el señor probablemente no se atrevería a ser demasiado audaz. Después de dudar un momento más, Sun Qiang apretó las mandíbulas y endureció su determinación.

Él había estado atrapado en el reino Luchador 3-dan por mucho tiempo. Había intentado todo tipo de métodos pero fue en vano. Pensó que nunca sería capaz de dar un paso más. Ahora que se le había presentado una oportunidad, haría cualquier cosa para agarrarse a ella.

Esa fue precisamente la razón por la que no dudó mucho cuando la otra parte lo invitó a ser su mayordomo.

Con la determinación de un soldado marchando hacia su muerte, se dio la vuelta y se acercó al león de piedra que estaba a la izquierda. El zhenqi en el cuerpo de Sun Qiang se elevó y una poderosa aura brotó de él.

A pesar de parecer gordo y débil, poseía una fuerza increíble. El viento agitó junto a su puño y con una fuerza increíble, ¡lo golpeó directamente!

Uno no tendría que ser considerado como un experto en el reino de Zhenqi para aún llegar a una fuerza de 450 kg en su pináculo. A pesar de que este león de jade estaba hecho de un material resistente, cuando el poderoso puño aterrizó, se desmoronó como un vidrio frágil con una resonancia crujiente.

* ¡Kacha! *

La cabeza del león de piedra que valía millones cayó al suelo y se rompió en fragmentos.

 

Descarga:
<